Archivo de etiquetas de 'sistema de programas'

Scouts de Australia revisa sus programas para no continuar perdiendo membresía

Que algunas asociaciones pierden más asociados que agua una cañería vieja es vox populi pero rara vez nos encontramos con una declaración pública y una rebelión contra el conformismo tan clara como la que han hecho los Scouts de Australia:

Scouts de Australia comparan entre poblacion del pais y membresia

En 1979 Australia contaba con una población de 14 millones de habitantes; la asociación, fundada en 1958, tenía 114.500 Scouts censados. En 1990 el país tenía 17 millones de habitantes y los Scouts de Australia habían perdido más de 20.000 asociados. A día de hoy Australia tiene casi el doble de habitantes que en 1979 pero los Scouts de Australia apenas son la tercera parte que hace treinta años.

Continuar leyendo ‘Scouts de Australia revisa sus programas para no continuar perdiendo membresía’

Juego, expresión y ficción… ejes de la construcción de la subjetividad del niño en el escultismo

scoutball

1, 2, 3… 110 0bjetivos

Antoine de Saint Exúpery en su excelente libro “El Principito” hace referencia al  “contador de estrellas”, que cuenta, cuenta y cuenta como manera de controlarlas y con la ilusión de poseerlas.  ¿Cómo se puede pensar ser dueño de ellas?  El dirigente de Programa de Jóvenes que se desprende de los manuales participa del movimiento scout también contando, no estrellas sino objetivos en un sistema imaginario que apunta a generarle la sensación de   que se puede controlar el comportamiento a través de  “objetivos actitudinales”. Una grilla se convierte  en un dispositivo que en nombre de “la persona que queremos” establece una maquinaria de control de conductas que aplasta la constitución de la singularidad del sujeto con relación a la Ley (la lectura del recientemente publicado libro “El dispositivo de la persona” del filósofo italiano Roberto Espósito les permitirá profundizar sobre el tema ). El corazón del dispositivo de poder se produce a partir del descentramiento del lugar que ocupaba la Ley Scout hacia el conjunto de postulados que aparecen en “la persona que queremos”, que se multiplica y traslada cual telaraña, a la grilla de  “objetivos actitudinales” donde cada grupo de edad tendrá su paquete de objetivos/comportamientos,  produciéndose en acto la eliminación de la distancia entre el Ideal del ser ( planteado en la Ley Scout  ) y la realidad cotidiana reducida a un conjunto de conductas esperables y contables  marcando fuertemente una línea biopolítica que dudosamente podría considerarse afirmativa… el paradigma del programa no ataca los problemas de época, más bien es parte de ellos ya que obedece al paradigma  del niño cuantificado, fetichizado, sujetado pero no sujeto.

Continuar leyendo ‘Juego, expresión y ficción… ejes de la construcción de la subjetividad del niño en el escultismo’

El vuelo de la paloma

paloma

Qué bien volaría – piensa la paloma – si no

hubiese aire para oponerme una resistencia!”

    Imanuel Kant

 

 

 

 

A modo de introducción:

A nadie se le ocurriría discutir el vuelo de la paloma, la importancia de sus movimientos, el valor de su juego, la belleza de su planear. El técnico podrá hablar de cómo son sus alas, de los distintos tipos de plumaje, de su forma de reproducción y crecimiento, de aquello que posibilita su conducta alimentaria y social… y para hablar de esto en ningún momento se hace necesario nombrar al aire, aquello que no se ve pero que posibilita lo anterior. Después de todo, si el aire no estuviera no podríamos hablar del vuelo de la paloma, ni de su forma de reproducción, ni de su plumaje… el aire posibilita el vuelo y por lo tanto la existencia de la paloma.

Esto que parece un simple juego de frases y de palabras nos posibilita decir otras cosas: A nadie, hoy en día, se le ocurre  discutir la importancia del juego y de los proyectos en la oferta educativa que brinda el Movimiento Scout pero, no podemos correr el riesgo de olvidarnos del “aire”, y esto ocurre cuando un diseño de Programa se olvida de qué es lo que sostiene y posibilita que cumplamos con los objetivos que nos proponemos. En los tiempos postmodernos los especialistas suelen caer en la “ilusión tecnicista” quien considera que el “aire” es algo accesorio, solamente producto de un “tradicionalismo” que debería ser eliminado porque no tiene mucho sentido en la época actual. ¿Qué es lo que termina ocurriendo?… se construyen teorías basadas en cómo nos gustaría que funcionen los grupos y no en cómo funcionan los grupos en la realidad, y para peor se olvidan de qué es aquello que sostiene el funcionamiento de los grupos. Después de todo, a decir de Anzieu, “la ilusión tecnicista es creer que el vínculo técnico podrá algún día desembarazarse de sus escorias fantasmáticas [1]” [2] siendo que para cualquier especialista en trabajo grupal está harto demostrado que “cuando un grupo funciona eficazmente es una Representación Imaginaria la que le permite encontrar la solidaridad y eficacia. No hay grupo sin lo Imaginario”, cabe aclarar que no se trata de cualquier representación imaginaria, y por supuesto, el tema será desarrollado en páginas posteriores.

Continuar leyendo ‘El vuelo de la paloma’

Efectos de torsión en los conceptos básicos del escultismo (III) Escultismo y ciudadanía

memoria

Más scouts ¿mejores ciudadanos?

Cuando disfrutaba del escultismo como beneficiario y en mis primeros tiempos de dirigente, ni se me habría ocurrido plantear en una discusión entre pares el concepto de “ciudadanía” como central en la Misión del movimiento scout. Esto ocurría porque además de los juegos y la técnica, era muy común en el grupo scout que los que en ese tiempo eran Raiders o Rovers- además de su participación en el movimiento scout, participaramos en centros de estudiantes- otras ONGs, partidos políticos, etc.; por lo que no existía una escisión entre escultismo y ciudadanía, sino todo lo contrario, existía una relación profunda que así era entendida por nosotros y nuestros dirigentes. A la hora del debate, de la charla, o simplemente de un mate cocido compartido el tema que surgía siempre es que no se podía ser scout los sábados y el resto de la semana hacer cosas diferentes a lo que decíamos ser, por eso todos veíamos muy bien cuando los beneficiarios e incluso lo propios dirigentes se comprometían en lo social y lo político.

Continuar leyendo ‘Efectos de torsión en los conceptos básicos del escultismo (III) Escultismo y ciudadanía’

Efectos de torsión en los conceptos básicos del escultismo (II). Educación por protocolos

protocolo

¿Qué es un protocolo?

Generalmente se entiende por protocolo a una serie de formularios detallados que son usados para un ensayo clínico o científico. El Protocolo es una especie de Plan detallado en el que se especifican, por ejemplo, determinadas conductas a los fines de poder “objetivar” la presencia o ausencia de las mismas. Esto permite entre otras cosas la “cuantificación”, que sería una especie de “objetivación” de las conductas de una persona respecto a lo que el protocolo indica.

Podríamos decir – y no nos equivocamos en ello – que los objetivos educativos del MACPRO son un Protocolo, ya que en él figuran una serie de conductas establecidas arbitrariamente que son consideradas por quienes lo diseñaron como aquellas que son “esperables” para un grupo de edad determinado; por lo tanto la ausencia de una de esas “conductas esperables” implica que debe trabajarse para obtenerla. Si una persona alcanza las conductas “protocolizadas” se considera que la misma ha cumplido con los objetivos que el Movimiento Scout se propone lograr con los niños y jóvenes.

Continuar leyendo ‘Efectos de torsión en los conceptos básicos del escultismo (II). Educación por protocolos’

Efectos de torsión en los conceptos básicos del escultismo (I)

torsion

Para el desarrollo de este artículo, voy utilizar como disparador algunas palabras pronunciadas por el ex Secretario de la OSI el 1 de abril de 2006 ante la Asamblea de la ASMAC (Asociación Scouts de Mexico) en el contexto de la presentación y discusión para la implementación de MACPRO en el país hermano. GGE decía:

La diferencia básica está en perseguir objetivos en vez de hacer una curricula de retos; ya no preestablecer actividades por los adultos y mejor diseñarlos con los jóvenes. El problema no es el programa sino el tipo de dirigente que el movimiento exige…

Continuar leyendo ‘Efectos de torsión en los conceptos básicos del escultismo (I)’