Archivo de etiquetas de 'scouts de palestina'

Porqué Scouts de Palestina no es miembro de pleno derecho de la Organización Mundial del Movimiento Scout

Scouts de Palestina esperando la Flotilla de la Libertad

2010, Rovers de la Asociación Scouts de Palestina esperan la Flotilla de la Libertad.

Con la Conferencia Scout Mundial apunto de comenzar, y tras la reciente polémica que se ha generado en el World Scout Youth Forum respecto al voto de la delegación Scout de Palestina, conviene aclarar algunos aspectos.

En primer lugar creo que conviene aclarar, antes de que nadie interprete parcialmente mis palabras, que me siento profundamente pro palestino y que me parece que el trato que los gobernantes de Israel han dado al pueblo palestino es no solo injusto, si no humillante e indigno.

No entraré en los detalles de la polémica. Pero si hay que conocer los antecedentes para poder hacer un correcto análisis de la situación.

En la Conferencia Scout Mundial de 1996 la Organización Scout de Palestina adquirió su actual estatus como miembro SIN plenos derechos, observador, ante la OMMS, por cierto, con un elevado y apasionado apoyo por parte del entonces presidente de la Organización Scout de Israel.

Durante los tres últimos años el Comité Scout Mundial ha estado preparando la revisión de los aspectos relacionados con los requisitos de membresía (por cierto, que afectan no solo a Palestina, si no, a otras organizaciones que pudieran pretender adquirir nuevos estatus, y que serán tratados en la Conferencia). En el caso de Palestina, en concreto, el anterior Secretario General, Luc Panissod ya tuvo conversaciones con ellos al respecto en la anterior Conferencia Mundial, y al parecer el Comité Scout Mundial está a la espera de recibir una nueva solicitud de membresía revisada por parte de Palestina para revisar su estatus.

En este sentido la resolución 1/1996 de la Conferencia Scout Mundial es clara al respecto. En el caso de Palestina, únicamente podrá ser modificado en el caso de que el estatus político del país cambiase y la propia Organización Scout Palestina presentase una nueva solicitud de membresía en base a los requisitos que marca la normativa de la OMMS. Cosa que no ha ocurrido aún.

Con esta situación queda claro que por mucho que a los delegados del WSYF, de la Conferencia, o incluso a mi mismo nos encantase la idea de que los Scouts de Palestina tuviesen todos los derechos de cualquier otra Organización Scout Nacional, no está en manos ni del WSYF, ni del Comité Scout Mundial -y lamentablemente tampoco en mis manos- otorgar este nuevo estatus.

Palestina tiene que presentar una nueva solicitud de membresía para que el caso pueda ser revisado de acuerdo a las normas de membresía de la Constitución Scout Mundial. Actualmente nadie esta bloqueando esa membresía de pleno derecho, ya que no hay ninguna solicitud presentada (veremos si alguien trata de bloquearla el día que la presenten) por lo que esa es la razón actual de que Scouts de Palestina no sea miembro de pleno derecho.

Independientemente de la simpatía, solidaridad y cercanía que sintamos algunos con Palestina, los palestinos y con Scouts de Palestina (y creedme, en mi caso es enorme); independientemente del temor -seguramente falso, pero extendido entre sus filas- que tenga Scouts de Israel, sobre la posible penetración de un grupo terrorista como Hamas en las filas de Scouts de Palestina, lo importante en este caso, y que debemos tomarnos muy seriamente, es que el escultismo debe siempre ser una fuerza de paz y tratar de buscar los puntos de acercamiento. Y también, y no es una cosa menor, que no debemos banalizar un conflicto tan serio y con tantas implicaciones como el conflicto palestino-israelí. Puede ser fatal para las posibilidades de acercamiento y también para nuestra imagen como organización.

A todos aquellos delegados -o no- del Foro Mundial de la Juventud Scout que han apoyado a Palestina, daros las gracias. Gracias por vuestros sentimientos de justicia y solidaridad. Pero también pediros seriedad y rigor en este aspecto.

Estoy seguro, algún día lo veremos, de que Palestina tendrá plenos derechos, no solo en la OMMS, si no allá donde deba tenerlos y dejará de verse subyugada por un grupo terrorista propio como es Hamas y un gobierno vecino, como es el de Israel, que ha causado muerte, humillación, pobreza e injusticia.

Ese día los scouts de Israel serán -tengo pleno convencimiento- los primeros que acogerán a sus hermanos palestinos para ir de la mano hacia un mundo mejor. Hasta entonces, tratemos, si queremos ser serios, de tratar estos asuntos con la suficiente calma, cercanía y cariño para nuestros hermanos palestinos, invitándoles a seguir los pasos necesarios para su nueva membresía.

Gaza, una guerra muy cercana

artistas palestinos convierten el humo de los disparos en arte

artistas palestinos convierten el humo de los disparos en arte

Hace varias semanas que quiero escribir esta entrada pero la verdad es que me cuesta. Todos hemos visto las terribles imágenes de la guerra en Gaza, todos hemos oído sobre el número de heridos, de muertos… A mi esta guerra eterna me coge de cerca, de muy cerca y por eso me cuesta aún escribir sobre ella.

Mi primer encuentro con este conflicto tuvo lugar en 1995. Ese año participé en la organización de un proyecto internacional de Scouts de España: el Campamento 3 Culturas, sobre el tema de la tolerancia y la educación intercultural. En un ambiente sano de puro escultismo nos encontramos con adolescentes, Scouts y no Scouts, de España, de Palestina, de Israel, y de Marruecos. Éramos musulmanes, cristianos manoritas, judíos, agnósticos y católicos. Éramos españoles, marroquíes, israelíes, argentinos y apátridas. Si, apátridas pues los Scouts palestinos que asistieron llevaban pasaporte israelí sobre el que estaba escrito que el poseedor del pasaporte no era ciudadano israelí.

Parte de los participantes del Campamento 3 Culturas de ruta por Sierra Nevada

Parte de los participantes del Campamento 3 Culturas de ruta por Sierra Nevada

Fueron días de mucha emoción y de mucha sorpresa. Desde el primer día los jóvenes descubrieron que eran más las cosas que los unían que los que les separaban. Se cayeron muchas ideas preconcebidas sobre lo que es un musulmán, un europeo, un judío o un palestino y en aquellos días surgieron amistades que aún permanecen casi veinte años después. Pero pese al buen ambiente del campamento, a la excelente relación que forjamos entre nosotros, todos éramos conscientes que afuera el conflicto continuaba. Con salir fuera del campamento te dabas cuenta: aparcados a unos centenares de metros, allí, en mitad de la sierra, en una carretera que sólo llevaba al campamento y a un chiringuito, los coches de alta gama del Mossad, presentes para supervisar la seguridad de los israelíes asistentes.

Continuar leyendo ‘Gaza, una guerra muy cercana’