Archivo de etiquetas de 'rover'

El proyecto Rover

El Roverismo es una práctica del escultismo que se basa en la realización de distintos Proyectos, generalmente de Servicio. Desde el ingreso a la rama el Rover puede participar en un Equipo Fijo que generalmente se ordena a partir de un Servicio Social determinado, en Equipos Transitorios generalmente orientados a partir de un Servicio Rover específico o en un Servicio de Clan decidido por la Asamblea donde todos los miembros están involucrados.

Mediante la participación y el desarrollo de la progresión va adquiriendo conocimientos para diseñar y ejecutar Proyectos, lo que se cristaliza en la obtención de las Insignias y en el pasaje de Rover Escudero a Rover Caballero. A partir del aprender – haciendo adquiere experticia para obtener las Insignias que lo habilitan a diseñar y ejecutar Proyectos personalmente o a partir de un Equipo transitorio que al constituirse lo tendrá como Rover Piloto (compañero).

El tipo de Roverismo que realizamos, siguiendo las indicaciones de MD Forestier, se trata de  una práctica realista a diferencia de una parlamentarista. En el Roverismo realista se parte de Ver y Juzgar una determinada situación para Actuar sobre la misma lo que implica una tarea concreta en el sentido de establecer una diferencia ante la situación planteada que se convierte en diagnóstico; en el caso del Roverismo parlamentarista el Actuar no está asegurado en tanto se trata de una práctica centrada en el Ver y el Juzgar lo que suele convertir la situación en un ejercicio intelectual con visos de escolarización del escultismo, de allí su caracterización como “parlamentario”.

Los proyectos Rovers no son la planificación de la rama, pero forman parte de ella en tanto los Organismos participan en la aprobación de los mismos, la Carta de Clan brinda orientaciones y establece las pautas que deben cumplirse para que un proyecto pueda ser presentado y aceptado; finalmente todos ellos serán articulados dentro de la Planificación general de la rama

Conviene diferenciar distintos Proyectos con los que nos podemos encontrar en la rama, ya que si bien podremos utilizar esquemas generales para su desarrollo cada uno de ellos tiene características distintas. Nombraremos en primer lugar las Travesías, que como explicamos con anterioridad pueden ser de exploración, salud comunitaria, promoción comunitaria, etc.

Gran parte de ellas combina la aventura Rover con el Servicio, sea que algunas de ellas funciones como descubrimiento (tiempo de ver) previo a definir acciones a realizar, o como cristalización de distintas acciones en un tiempo acotado. El Servicio Rover también debe proyectar sean estos para la ayuda /asistencia de la comunidad, o en función del desarrollo de esta. El Servicio Social también debe Proyectarse máxime teniendo en cuenta que generalmente lo realiza un equipo permanente lo que exige una planificación minuciosa y secuenciada en el tiempo.

Quien transita la rama Rover tiene que aprender cómo se elabora un proyecto y adecuar esos conocimientos a la actividad que quiere realizar, ya que si no adquiere habilidades de diseño la experiencia de fracaso o de trabajo mediocre será casi inevitable, y no es seguro pensar que luego de esto rápidamente tengan ganas de proyectar(se) nuevamente. Hay un viejo dicho en el movimiento scout que dice “los proyectos se llevan en la mente y en el corazón hasta que se ejecutan” , por ello para un Rover es muy importante disponer de los elementos mínimos que permitan planificar y poder lograr una buena ejecución… no sea cosa que tengamos miles de ideas en la mente y en el corazón para que queden allí, y al no ser realizadas las actividades soñadas nunca suceden ni sucederán por lo tanto no existirá ese granito de aporte a la transformación social que muchas veces aporta el Roverismo a la comunidad.

            Para facilitar el proceso de planificación de un proyecto podemos utilizar la siguiente guía práctica, que es solo eso… una guía que debe ser adecuada acorde a lo que queremos realizar:
1.      Denominación del proyecto.

2.      Naturaleza del proyecto.

3.      Especificación operacional de las actividades y tareas a realizar.

4.      Métodos y técnicas a utilizar.

5.      Determinación de los plazos o calendario de actividades.

6.      Determinación de los recursos necesarios.

7.      Cálculo de los costos de ejecución y elaboración del presupuesto.

8.      Estructura organizativa y de gestión del proyecto.

9.      Indicadores de evaluación del proyecto.

10.  Factores externos condicionantes o pre-requisitos para el logro de los efectos e impacto del proyecto.

            Los sistemas de preguntas a los que vienen acostumbrados de las ramas anteriores, son un buen recurso para ir respondiendo cada uno de los puntos de lo que sería el cuerpo del proyecto, he aquí la base con la que podremos ir completando los diez puntos necesarios para la planificación

¿Qué?Se quiere hacerNaturaleza del Proyecto
¿Por qué?Se quiere hacerOrigen y fundamentación
¿Para qué?Se quiere hacerObjetivos, propósitos
¿Cuánto?Se quiere hacerMetas
¿Dónde?Se quiere hacerLocalización física (ubicación en el espacio)
Cobertura espacial
¿Cómo?Se va a hacerActividades y tareas
Métodos y técnicas
¿Cuándo?Se va a hacerCalendarización o cronograma (ubicación en el tiempo)
¿A quiénes?Va dirigidoDestinatarios o beneficiarios
¿Quiénes?Lo van a hacerRecursos humanos
¿Con qué?Se va a hacerRecursos materiales
Se va a costearRecursos financieros

Vayamos a su desarrollo…

1Denominación del proyecto:

Se trata de ponerle un nombre que permita identificar el proyecto e indicar el marco institucional desde el cual se realizará.
En la denominación debe hacerse referencia a los actores institucionales responsables de la ejecución del Proyecto: el Clan, Un Equipo Permanente, un Equipo Transitorio o u Proyecto Rover Personal
No confundir el título del proyecto con el enunciado de un problema, ni considerar el título como solución de un problema.

 2Naturaleza del proyecto:

Se utiliza para explicar la naturaleza de un proyecto, son conjuntos de datos que hacen a la esencia de este.
Consta de dos partes:
A.        Descripción del proyecto (qué se quiere hacer):Descripción amplia, definiendo y caracterizando la idea central de lo que se pretende realizar
B.        Fundamentación o justificación (por qué se hace):En la fundamentación hay que presentar los criterios y las razones que justifican la realización del mismo.

3-Especificación operacional de las actividades y tareas a realizar:

            Se debe indicar de manera precisa y concreta cuáles son las actividades que hay que ejecutar para alcanzar las metas y objetivos establecidos.

            Debe explicarse la forma en que se organizan, suceden, complementan y coordinan las diferentes tareas, de modo tal que el encadenamiento de las mismas no sufra desajustes graves que influyan negativamente en la realización del proyecto.

4-Métodos y técnicas a utilizar:

            Consiste en un pequeño detalle de que metodología y técnicas se utilizarán para realizar las distintas actividades que conforman el desarrollo del proyecto.

5-Determinación de los plazos o calendario de actividades:

            Determinar la duración de cada una de las actividades. Esto se conoce con el nombre de “Calendarización del proyecto”.

6-Determinación de los recursos necesarios para cada una de las actividades que hacen al proyecto:

Recursos/ActividadHumanosMaterialesTécnicosFinancieros
1.   
   
   
2.       
3.       
4.          
n.



·         Humanos: Especificar la cantidad de personas y las funciones a realizar, indicando quién es el responsable de qué y cómo está distribuido el trabajo.
·         Materiales: Herramientas, equipos, instrumentos, infraestructura física, etc.
·         Técnicos: Alternativas técnicas y tecnología a utilizar
·         Financieros: Estimación de los fondos y su fuente de obtención.    

7-Cálculo de los costos de ejecución y elaboración del presupuesto:

El presupuesto comprende los siguientes rubros principales:

  • Comidas – transporte
  • alojamiento – camping – salón
  • Material y equipo
  • Gastos de funcionamiento (electricidad, agua, luz, etc.)
  • Imprevistos
  • Beneficios (puede obtenerse además de los beneficios sociales, beneficios monetarios)

Un estudio de costos incluye:

  • Costos directos (relacionados directamente con la prestación del servicio)
  • Costos indirectos (ejemplo gastos de impresión)
  • Costos fijos (Ej. : gastos de alquiler de un local)
  • Costos variables (Varían con el nivel de prestación de servicio)
  • Costos de capital (costo de las inversiones realizadas)
  • Costos corrientes (son aquellos que pierden su valor una vez que el gasto se ha efectuado)

8-Estructura organizativa y de gestión del proyecto:

Conviene ubicar en el proyecto los siguientes ítems:

  • Organigrama: donde aparezca señalado el proyecto dentro de la organización ejecutante y cómo se inserta en la misma
  • Manual de procedimientos: en el que se indica cómo desempeñar el trabajo y cuáles son las normas y procedimientos de carácter técnico que se han de seguir para llevar a cabo las tareas (especialmente en proyectos de largo tiempo como en el caso de los Servicios Sociales)
  • Funciones que cumplen las personas en el proyecto: Quién es responsable y de qué es responsable
  • Relaciones e interacciones entre los integrantes del proyecto: Niveles de autoridad y jerarquía
  • Modalidades y mecanismos de coordinación
  • Sistemas de evaluación interna y seguimiento
  • Canales de información
  • Organización funcional

9-Indicadores de evaluación del proyecto:

            Son los instrumentos que permiten comprobar empíricamente y con cierta objetividad la progresión hacia las metas propuestas. Deben reunir determinadas condiciones:

  • Independencia: No conviene usar el mismo indicador para medir diferentes metas y objetivos
  • Verificabilidad
  • Validez: Deben medir lo que realmente pretender medir y no otra cosa
  • Accesibilidad: Que los datos se puedan obtener fácilmente

10-Factores externos condicionantes o pre-requisitos para el logro de los efectos e impacto del proyecto:

            Factores que están fuera del control del proyecto, pero deben producirse para que el proyecto tenga éxito y logre el efecto e impacto propuesto.

            Estas serían las condiciones básicas para la planificación de cualquier tipo de Proyecto Rover. Pueden incluirse estas u otras que se consideren en la Carta de Clan ya que para la buena convivencia hacen falta algunas reglas claras y comunes que por un lado eviten los conflictos y por otro busquen garantizar un mínimo de calidad en los Proyectos que se ejecutarán.

La travesía en los Rovers

Por Roverismo no quiero decir vagabundear sin finalidad;lo que quiero decir es hallar uno su camino por senderoscon objetivo definidoteniendo la idea de las dificultades y peligros que se va a encontrar en él”Baden Powell


               En nuestra contemporaneidad la vida se presenta a los jóvenes al menos de dos maneras. Están aquellos donde todo sucede en la infoesfera prescindiendo del cuerpo para las relaciones entre las personas (redes virtuales), donde el mundo es observado a través de vidrios en distintas ventanas, espectadores de distintas películas con el agregado de que la realidad no es producto de la experiencia sino construida a partir de un relato que realizan otros que nos señalan cómo debemos pensar lo que vemos… de hecho no son imágenes mudas sino parecidas a los cuadros de las viejas historietas donde el “globito” lleno de palabras nos dice qué debemos ver y pensar…  si a esto le agregamos las ventanas del auto, del colectivo (bus), la escuela y la propia casa en un conjunto de recorridos rutinarios donde no hay posibilidad de novedad, pocas veces nos damos cuenta de que nunca en la historia de la humanidad las personas hemos estado aisladas de esta forma, con la mayoría de las personas que creen todo lo contrario gracias a la ilusión que genera la “conectividad” de la red. También está la vida de los “otros jóvenes” …  los “caídos del sistema”, habitantes de un no-lugar social plagado de excesos donde si se siente al cuerpo, es a condición de martirizarlo e incluso perderlo en los excesos.

            ¿Qué ofrece el Roverismo a los jóvenes? Para quienes la vida es como un viaje en auto donde el cuerpo está anestesiado de las sensaciones de lo que ocurre fuera del habitáculo; y para quienes el cuerpo mismo es escenario de batalla de excesos que hacen soportable la marginalidad y la falta de sentido de la vida; la Ruta ofrecerá a ambos la travesía como posibilidad de un viaje, un peregrinaje, donde el cuerpo vuelva a ser el lugar donde suceden las cosas, constituyéndose en la frontera natural entre el medio ambiente y los otros… cuerpo vivo que siente el viento, suda, se queda sin aire al pedalear o subir la montaña; que hace silencio para escuchar otros ruidos, interpelado por otros cuerpos ya no virtuales sino de carne y hueso, deseantes o aplastados, que viven un sueño o una pesadilla.

            La Travesía Rover no transita por autopistas sino por caminos vecinales, senderos, incluso huellas. Cuando trazamos el mapa nos encontramos con la invitación a sorprendernos en cada momento con lugares del camino donde podremos ver y abrigar imágenes, sonidos, experiencias, haciendo uso pleno de cada uno de los sentidos y afectos. En la Travesía Rover algunas veces el encuentro con los otros es contingente, sea en el lugar donde nos aprovisionamos o en el patio que amablemente nos prestan para armar la carpa (después de todo algo de la historia de la rama comienza con un joven que acampó en el jardín de BP). La Travesía Rover vivida en el silencio de la marcha nos brinda en cada parada el espacio de la palabra con los otros permitiendo descubrirlos y descubrirnos en una conversación o simplemente mediante un gesto, como el ofrecimiento hospitalario de un mate o una torta-frita por quienes tienen casi nada para ellos mismos, imposible de rechazar un gesto de verdadera y digna humanidad de quienes dan de lo poco que tienen al peregrino… el partido de futbol con los pibes en medio del monte, en esa escuelita que tendrá una pequeña biblioteca gracias a que el Clan decidió juntar libros y llevarlos a quienes más lo necesita será un recuerdo imborrable para unos y otros. Solo la experiencia enseña a los Rovers, lo demás son solo palabras que se pierden luego que se escriben en la red virtual o se pronuncian enfáticamente en la universidad suponiendo mágicamente que porque lo decimos las cosas suceden. En el Roverismo realista hacemos que las cosas sucedan.      

              Los Rovers Scouts deben tener claro que la Travesía es una experiencia personal vivida con otros, no hay Travesía sin encuentro con el otro y los otros. Tampoco en colectivo (camión) coche – cama… se tratará de tomar la mochila, una loneta como vivac, el mapa que indica el camino soñado, comenzar a sentir los latidos del corazón en la marcha con el Equipo o el Clan hasta que el cansancio obligue al silencio invitando a la reflexión. La Travesía Rover nos lleva por caminos imaginados y nos desafía a resolver situaciones inimaginadas.

            En la película “Diarios en motocicleta” podemos encontrar un testimonio de lo que es diseñar un camino abierto a la contingencia del encuentro, que nunca será sin consecuencias para quienes lo transiten. Desde los 60 a esta parte la figura del mochilero o trotamundos como aquel que toma su mochila y parte de la ciudad hacia nuevos lugares ha asumido distintas formas, algunas de ellas desde el ideal social como la construcción de comunidades o servicios de ayuda en lugares lejanos; otras en las vías del escapismo y aislamiento donde muchos jóvenes queriéndose despegar de los “males del mundo” realizan verdaderos circuitos de consumo de drogas naturales (ayahuasca, hongos, etc) en búsqueda de una espiritualidad desencarnada, anestesiando el cuerpo como en la red virtual, intoxicándose en búsqueda de una visión o iluminación (o para ser más preciso alucinación) donde paradójicamente el Ego se infla cada vez más aunque se afirme lo contrario ¿cómo es esto?… El consumo de drogas es una experiencia profundamente Narcisista, aunque se consuma con otros lo que produce es desentenderse de la relación con los otros. Pensemos que en nuestra época la noción misma de espiritualidad ha sido vaciada de sentido en sintonía a los malestares de la época, de esa manera se la entiende sin cuerpo, fuera del mundo, alejada de la propuesta de un Roverismo que desde sus inicios indica como horizonte el sentir nuestro cuerpo y el cuerpo de los otros a partir de su presencia que nos interpela, humanizándonos no solo a través de la construcción de un Ideal sino en acciones concretas donde (nos) mostramos quienes -al decir de Rodolfo Kush- estamos siendo. No hay espiritualidad sin cuerpo, sólo en el otro distinto-de-mí algo de una verdad puede encontrarse.

            MD Forestier en su libro “Escultismo ruta de Libertad” plantea una Ruta transitada desde la posición del estudioso de la naturaleza y las relaciones del mundo de la cultura con ella, va más allá de la posición del naturalista del siglo XIX, indicando que el camino es la “geografía humana”, aquella que explora la naturaleza y las relaciones de los hombres con ella y entre ellos, con el medio ambiente y el trabajo, la producción, la explotación de la tierra y de quienes habitan en ella. La travesía no es una sola ya que este encuentro en la naturaleza y con otros puede ser transitado de distintas maneras, señalaremos algunas de ellas no porque exista una clasificación sino porque es necesario tener una mirada panorámica que permita a los Rovers tener un punto de partida para pensar cuál será su próxima travesía. Recordemos que para la obtención de la Insignia de Exploración el Rover debe realizar una travesía de cuatro días consecutivos o dos travesías de 48 horas.

Travesía de exploración:

                       Es la más conocida. Un Rover, Equipo o Clan se plantea una travesía para explorar determinado lugar, esto implica una marcha de unos días con distintas paradas donde recogerán datos en función de los objetivos planteados.

            Se puede explorar para clasificar la flora y la fauna de un determinado lugar con objetivos proteccionistas, esto implica el relevamiento de información considerando el contacto con los lugareños y las problemáticas del lugar.

            Se puede explorar para conocer la situación ambiental de un lugar, lo que implica recolectar información, muestras, o realizar relevamientos en contacto con los lugareños.

            Se puede explorar para determinar cuál es la situación sanitaria de un lugar, las necesidades de las comunidades que lo habitan, y esto se realizara por relevamiento y contacto con los lugareños

            Se puede explorar para determinar cuál es la situación educativa de un lugar, dificultades y las necesidades de capacitación, lo que es imposible de hacer sin la participación de la gente del lugar

Travesía de salud comunitaria:

            Requiere de manejo de información previa del lugar o de contactos en el área. Se puede realizar una travesía sanitaria para capacitar en conocimientos básicos para la prevención de enfermedades o distintas problemáticas de salud donde la prevención ocupe un rol importante. De acuerdo con la zona del país que se trate tenemos distintos problemas endémicos como por ejemplo dengue, mal de chagas-mazza, hanta virus, síndrome urémico hemolítico. Respecto a las condiciones que previenen enfermedades de acuerdo con la zona se podrá trabajar sobre tratamiento del agua para consumo, diarrea estival, enfermedades de transmisión sexual, etc.

Travesía educativa:

            Requiere de manejo de información previa del lugar o de contactos en el área. En una travesía educativa se pueden realizar una serie de capacitaciones definidas previamente en los distintos lugares a los que nos dirigimos. La creatividad del Equipo o el Clan hará la diferencia, por ejemplo, un recorrido por escuelas rurales montando un pequeño teatro de títeres para trabajar una temática específica (valores, prevención, etc) a partir de una obra es una hermosa posibilidad… seguramente quien lee esto pensará ¡están locos! Pero ¿Qué es la base de un teatrito sino una loneta con un cuadrado cortado en el medio que se coloca tensa, sostenida por medio de unos palos o parantes? ¿Acaso llevar unos títeres de tela en la mochila ocupa tanto espacio?… La idea de la travesía es la aventura, el encuentro con los otros, pero también el desarrollo de la creatividad en lo que quiere hacerse.

Travesía de promoción comunitaria:

            Requiere de manejo de información previa del lugar o de contactos en el área. Se puede realizar una travesía de promoción comunitaria donde se capacite en participación comunitaria, participación juvenil, realización de diagnósticos participativos

Otras:

            La lista de posibilidades no se agota fácilmente, lo que se debe tener en cuenta que para ser considerada Travesía los requisitos son la marcha, el tiempo acotado y las actividades en las distintas paradas en el camino. En algunas de ellas la marcha es previa a una tarea que se va a realizar; una vez realizada se comparte, se come, se duerme para al otro día continuar la marcha y realizar la misma tarea en otro lugar, en ese sentido se diferencia del servicio Rover en tanto articula aventura y servicio en un corto tiempo. A la manera del peregrinaje se van realizando acciones mientras se recorre el camino.

            Explorar, descubrir el mundo se convierte en un gran juego de observación donde cada detalle de lo que vemos es un indicio o signo que generalmente es pasado por alto por cualquier otra persona, pero no por los Rovers. El encuentro con el otro nos pone en contacto con las historias narradas por sus protagonistas, las que vienen de generaciones anteriores, historias contadas por los ancestros en la misma tierra o de migrantes buscando cumplir sueños. Cuando ingresemos a la casa de alguien observamos el lugar, miramos los objetos y preguntamos sobre ellos… de la misma que en nuestra casa no es cualquier cosa la que tenemos en nuestros muebles o paredes, en la casa de quienes visitemos encontraremos en los objetos una fuente de historias que esperan ser contadas, ellas ayudarán a que podamos mirar el mundo de otra manera. La historia y sus historias hacen que la Travesía Rover nos enseñe a transitar un mundo donde lo importante es el encuentro. Finalizamos con un breve extracto de cuento del escritor Mario Ortiz que a partir de una piedra que dejó en su patio, nos a pensar cómo debemos mirar aquello que encontramos en la ruta

                “Tengo en mis manos una piedra de canto rodado que encontré en Sierra de la Ventana.  Su interior seco y compacto permanece imperturbable acaso desde la extinción de los últimos grandes reptiles, sin recibir el sol que iluminó la aparición de los primeros cazadores nómades y sus pinturas rupestres, la construcción de la gran pirámide, el ascenso y caída de Roma, el nacimiento de Jesús, los trovadores y Shakespeare, las correrías de los tehuelches por la meseta patagónica, la Revolución de Mayo, las esperanzas y desdichas de esta ciudad que está sobre un mar que no es un mar sino, apenas, una entrada de ría de barro pegajoso y gris.”

De Mario Ortiz. Cuadernos de Lengua y Literatura. Volumen IX “Pequeño tratado de geología doméstica”

El Congreso Rover. Espacio de transformación social

Lautaro y sus compañeros llegaron a Sierra de la Ventana lugar donde se realizaría el I Congreso Nacional Rover luego de muchos años. La experiencia de encuentro sería distinta, al menos para los dirigentes viejos que lo largo de las décadas habían perdido la referencia de para qué se hace un Congreso. Lo sucedido no era casual ya que por distintas circunstancias socio-políticas como la Dictadura Cívico-militar que había tomado el poder y había diezmado una generación de jóvenes de los cuales muchos habían sido scouts, no había sido sin consecuencias para los Programas Asociativos que buscaron disminuir el compromiso social de sus miembros.

Luego de llegar al lugar, un hermoso camping que se encuentra justo frente a la Iglesia de Villa La Arcadia, después de anotarse se dirigieron hasta el salón donde se realizarían dos de las tres grandes actividades: La muestra y el Congreso. La organización del evento les habían solicitado preparar un póster con alguna acción realizada por el Clan que consideraran sería bueno compartir con los demás Rovers. Ellos habían decidido mostrar el “Banco de Medicamentos del barrio Tierras Argentinas”, asentamiento que había surgido a partir de la nueva “conurbanización” de la ciudad de Bahía Blanca.

Continuar leyendo ‘El Congreso Rover. Espacio de transformación social’

¿Quién marca la agenda de los Rovers?

Vivimos en un mundo que se caracteriza por su complejidad, en especial en estos tiempos donde la tecnología está en el cénit de la civilización. El escultismo debe redoblar su sencillez en el encuentro con lo cotidiano, con su comunidad, con las comunidades.

Varias veces hemos escuchado en nuestro país, Argentina, que un diario le “marca la agenda al gobierno”, que la Televisión es capaz de generar una enorme campaña de inseguridad como velar la inseguridad real, que a partir de un hecho de corrupción un gobierno pasa a ser todo corrupto, y que otro que rebalsa de actos de corrupción son “errores de carga”.

Si los medios de comunicación tienen tanto poder sobre cada uno de nosotros ¿qué pensar de los jóvenes que viven conectados consumiendo “información” donde ya no importa si es verdadera o no? A eso se lo denominó Posverdad y quiere decir más o menos que no importa si lo que se dice tiene asidero o no en la realidad, sino que es verdadero en tanto despierta emoción, empatía y como tal lo convierte en certidumbre. Quien maneja los medios o las palabras para provocar esa emoción en el otro, es capaz de producir en el otro esa verdad-mentirosa que se vive como cierta.

Continuar leyendo ‘¿Quién marca la agenda de los Rovers?’

¡América Sin Fronteras!

El 25 de Diciembre del 2013 comenzó mi viaje hacia el II Moot Scout Interamericano en Brasil, un sueño hecho realidad y el broche de oro para cerrar todo un ciclo como participante en el Movimiento Scout.
moot2014_1
Largo viaje en bus desde Chile hasta Porto Alegre, soportando el calor de cada parada, trámites aduaneros y algunas complicaciones mecánicas, fueron olvidadas en el mismo instante que me vi con mochila al hombro ingresando al Colegio Anchieta para registrarme en el II Moot Scout Interamericano y tomar el bus rumbo a Cachoeirinha, la Ruta de la Tiera (Rota Terra) fue el lugar escogido de entre otras 3 opciones de Rutas (Por do Sol, Serra y Aqua). El inicio de una aventura de la que siempre me vi seguro de asistir de la manera que fuera.

Continuar leyendo ‘¡América Sin Fronteras!’

Diez manos para echarte una mano, planteando los extrajobs de forma distinta

Diez manos para echarte una mano

Diez manos para echarte una mano


Continuar leyendo ‘Diez manos para echarte una mano, planteando los extrajobs de forma distinta’

Servir! La Roca del Consejo estrena corresponsalía en Guatemala

Servir!
Hola amigos…
bueno escribo mi primer articulo para presentarme.
Soy scout del grupo 5 “San Jorge” de Guatemala.
Pertenezco a la rama de Clan de Rovers.

Foto de mi clan de Rovers; "Caballeros y Damas de San Jorge"

Foto de mi clan de Rovers; “Caballeros y Damas de San Jorge”

Pues viendo que en el blog casi no hay mucha información de lo que somos los scout en Centro América, pues va a ser de lo mejor contarles por este medio las actividades que tengamos por acá, y que yo pueda asistir.

Continuar leyendo ‘Servir! La Roca del Consejo estrena corresponsalía en Guatemala’

TransGuadalupana Rover 2013: El Roverismo también se hace en bici

Si bien BP dejó claro que el rover rema su propia canoa, y que la vida es una travesía por el río de la vida, también es cierto que el roverismo puede vivir su experiencia en ruta de formas diversas… entre ellas en bicicleta.

transguadalupana rover 2013

Hace unas semanas, 18 rovers y algunos scouters que ejercieron como guías y en labores de apoyo, realizaron la denominada TransGuadalupana Rover 2013, una ruta en bicicleta que discurre entre las localidades de Villanueva de la Serena (provincia de Badajoz) y Guadalupe (provincia de Cáceres), corazón espiritual de Extremadura. Fueron tres jornadas de mucho esfuerzo, pero sobre todo de convivencia, solidaridad, diversión, y mucho espíritu scout.

Continuar leyendo ‘TransGuadalupana Rover 2013: El Roverismo también se hace en bici’

Scouts en movimiento en la Via Recreativa- Jalisco

El pasado domingo 13 de noviembre 2011 la cita fue en la glorieta de la minerva en Guadalajara Jalisco uniformados y con bicicleta, patines o patineta para rodar en la Via Recreativa.

La convocatoria se lanzo por facebook para impulsar a los scouts de Jalisco a salir y seguir siendo un movimiento en movimiento además de ser embajadores en Pro del uso de la bicicleta y de la Vía recreativa. Desde temprano los distintos grupos y secciones empezaron a reunirse hasta que se tomo la foto oficial, y dimos el banderazo de salida rumbo a la rectoría de la UDG. Asi que en gran caravana salimos dirigidos por el presidente de provincia Víctor Acuña seguido por una bandida de lobatos con ganas de velocidad, unos caminantes en una formación de bicicletas y patinetas donde se impulsaban entre ellos complicado pero interesante.

En esta ocasión no hubo mucha participación de Rovers pues al mismo tiempo se realizaba el foro de jóvenes, pero los scouters de las distintas secciones que asistieron se encargaban de cuidar los tramos y ver que nadie quedara rezagado.

La VIA RECREATIVA es un evento cultural que se realiza en la ciudad de Guadalajara y municipios colindantes como Zapopan donde se cierran algunas calles principales de la ciudad para que ciclistas de todas las edades puedan circular sin ningún riesgo. Estas vías además cuentan con el apoyo de voluntarios que están haciendo su servicio social de la universidad así que son ellos los responsables de cuidar los cruces para que no haya riesgo ni para ciclistas ni automovilistas

Combatir el cambio climático: El escultismo marca la diferencia

Simon Maddrell tenía 20 años y era uno de los catorce rovers, Venture Scouts, que viajaron a Kenia desde Reino Unido como voluntarios. Su misión era construir diques y tanques de agua para permitir el abastecimiento doméstico.

Durante la parte teórica de su trabajo, le presentaron a Joshua, un agricultor keniata que había desarrollado un método de conservación de agua en zonas afectadas por la sequía. Junto a él, decidieron recaudar 14.500 libras y construir un dique, seis presas en el río y 30 tanques de agua. En menos de dos años, consiguieron 32.500 libras para construir tres diques, seis presas y 60 tanques de agua
Continuar leyendo ‘Combatir el cambio climático: El escultismo marca la diferencia’