Archivo de etiquetas de 'proyecto rover'

Las dimensiones del Proyecto de Vida Rover

  

Guy de Larigaudie. Rover Legendario de la Ruta de SdeF

Proyectar es lanzar hacia delante, pero sin descuidar lo que tenemos por detrás… nuestras determinaciones materiales, sociales y esencialmente las conformadas por la historia de nuestros afectos han dejado huella en nosotros mismos y, si bien por un lado nos han permitido llegar a este punto de nuestra vida, por otro también construyeron algunos obstáculos. La historicidad de cada vida es un dato que no puede ignorarse.

Algunos jóvenes cuentan con que los padres o familiares han deseado algo para ello, lo que en les permite seguir esa dirección o elegir otra; el problema mayor es cuando ese deseo no se ha puesto en juego por distintas circunstancias de la vida, generalmente cuando las necesidades básicas se han convertido en tiranas produciendo que el único deseo de los padres sea que los hijos vivan. Esto último no es una exageración, basta conocer las cifras de pobreza en nuestra América Latina que afecta mayoritariamente a los niños y jóvenes, para darnos cuentas que si el escultismo no se prepara para alojar y ayudar a la construcción de sentidos de quienes ha vivido al margen, el propio movimiento pierde significación que el propio Baden Powell había señalado como objetivo principal.
            La construcción del proyecto vital de un Rover está doblemente condicionada, por un lado, un pasado que es imposible de cambiar, por otro un futuro que de acuerdo con lo que se plantee deberán generarse las condiciones para su posibilidad. El Proyecto Vital expresa las elecciones fundamentales de la persona, su forma de estar en el mundo, en ese sentido le permite al Rover anticipar, decidir y actuar en función de los fines propuestos.

  J. Nuttin[1] decía que “el hombre mas que simplemente adaptarse al mundo, busca adaptar al mundo a sus proyectos” y que “el proyecto de futuro introduce una cierta unidad en el conjunto de actividades que forman parte de él. Así la suma enorme de comportamientos realizados, por ejemplo, en la preparación de una carrera y la realización progresiva de un proyecto en la vida social, forma cierta unidad de conducta y de motivación. Cada segmento de comportamiento que se inserta en esta perspectiva de vida no es más que artificialmente aislado del proyecto de conjunto del que forma parte”.

Teniendo en cuenta lo expresado por Nuttin, se nos aclara el por qué consideramos la Travesía, el Campamento en Soledad, el Servicio Rover y el Servicio Social como aquellos elementos centrales que desde el Roverismo le permiten al joven la construcción de un Plan Vital. También nos sirve para entender que el Proyecto del Clan esta expresado en la Carta de Clan donde la comunidad Rover expresa sus orientaciones principales para el despliegue de la vida personal y grupal, lo que implica que la misma no puede ser estática sino dinámica y revisada cada cierto tiempo, en tanto debe acompañar a su vez a las distintas conformaciones que tendrá la comunidad de acuerdo con el ingreso y egreso de jóvenes.

 Tal como lo plantea D´Angelo[2] “el Proyecto de Vida enmarca las direcciones principales de despliegue de la vida personal o grupal, en el conjunto de las contradicciones de sus relaciones reales y de sus elaboraciones concientes e inconcientes, en el contexto material, sociocultural y en las diferentes esferas de su actividad social. Podríamos considerarla como una categoría de la praxis social – personal, en tanto revela la materialización del sentido de vida en direcciones concretas y alternativas de acción individual y colectivas

Pensemos en el recorrido que un Rover realiza por la rama. Si en un primer momento en los equipos transitorios el joven Escudero explora a través de la participación en Travesías y Servicios distintas opciones que le abren un conocimiento experiencial de distintos aspectos de la vida, organizadas generalmente por los Rovers Caballeros (última etapa), cuando sea Caballero organizará Travesías y Servicios en los que podrán conformarse (o no) equipos transitorios donde escuderos y novicios obtendrán experiencias que los ayudaran a ir construyendo el rumbo de su propio Proyecto Vital. Como vemos existe una clara progresión para la construcción del Plan de Vida que es acompañada por el Clan en su conjunto y la oferta de programa cristalizada en la obtención de distintas Insignias que irán marcando los logros dentro del proceso.

Es la identidad del Clan el campo propicio para la elaboración del Plan Vital. D´Angelo[3] plantea que en el Proyecto de Vida se articulan distintas dimensiones articuladas a la historia personal del joven, que están expresadas en el siguiente cuadro

Teniendo en cuenta lo expresado en el cuadro, el trabajo del Rover se orienta a poder lograr autoconocimiento en las distintas dismensiones para que, a partir de ellas pueda realizar la programación de tareas dentro de su Plan de Vida, esto implica por un lado realizar una valoración para con posterioridad trazar sus metas

[1] Nuttin, Joseph.- Problemes de motivation humaine. Psychologie des besoins fondamentaux et de projects d’avenir. Revue international de synthese cientifique. Vol. C‑11. Milano. 1967[2] [2] Ovidio D´Angelo Hernández. Biblioteca FLACSO, “Autorealización personal y espiritualidad en las condiciones complejas de la sociedad contemporánea”
[3] Op.cit

El proyecto Rover

El Roverismo es una práctica del escultismo que se basa en la realización de distintos Proyectos, generalmente de Servicio. Desde el ingreso a la rama el Rover puede participar en un Equipo Fijo que generalmente se ordena a partir de un Servicio Social determinado, en Equipos Transitorios generalmente orientados a partir de un Servicio Rover específico o en un Servicio de Clan decidido por la Asamblea donde todos los miembros están involucrados.

Mediante la participación y el desarrollo de la progresión va adquiriendo conocimientos para diseñar y ejecutar Proyectos, lo que se cristaliza en la obtención de las Insignias y en el pasaje de Rover Escudero a Rover Caballero. A partir del aprender – haciendo adquiere experticia para obtener las Insignias que lo habilitan a diseñar y ejecutar Proyectos personalmente o a partir de un Equipo transitorio que al constituirse lo tendrá como Rover Piloto (compañero).

El tipo de Roverismo que realizamos, siguiendo las indicaciones de MD Forestier, se trata de  una práctica realista a diferencia de una parlamentarista. En el Roverismo realista se parte de Ver y Juzgar una determinada situación para Actuar sobre la misma lo que implica una tarea concreta en el sentido de establecer una diferencia ante la situación planteada que se convierte en diagnóstico; en el caso del Roverismo parlamentarista el Actuar no está asegurado en tanto se trata de una práctica centrada en el Ver y el Juzgar lo que suele convertir la situación en un ejercicio intelectual con visos de escolarización del escultismo, de allí su caracterización como “parlamentario”.

Los proyectos Rovers no son la planificación de la rama, pero forman parte de ella en tanto los Organismos participan en la aprobación de los mismos, la Carta de Clan brinda orientaciones y establece las pautas que deben cumplirse para que un proyecto pueda ser presentado y aceptado; finalmente todos ellos serán articulados dentro de la Planificación general de la rama

Conviene diferenciar distintos Proyectos con los que nos podemos encontrar en la rama, ya que si bien podremos utilizar esquemas generales para su desarrollo cada uno de ellos tiene características distintas. Nombraremos en primer lugar las Travesías, que como explicamos con anterioridad pueden ser de exploración, salud comunitaria, promoción comunitaria, etc.

Gran parte de ellas combina la aventura Rover con el Servicio, sea que algunas de ellas funciones como descubrimiento (tiempo de ver) previo a definir acciones a realizar, o como cristalización de distintas acciones en un tiempo acotado. El Servicio Rover también debe proyectar sean estos para la ayuda /asistencia de la comunidad, o en función del desarrollo de esta. El Servicio Social también debe Proyectarse máxime teniendo en cuenta que generalmente lo realiza un equipo permanente lo que exige una planificación minuciosa y secuenciada en el tiempo.

Quien transita la rama Rover tiene que aprender cómo se elabora un proyecto y adecuar esos conocimientos a la actividad que quiere realizar, ya que si no adquiere habilidades de diseño la experiencia de fracaso o de trabajo mediocre será casi inevitable, y no es seguro pensar que luego de esto rápidamente tengan ganas de proyectar(se) nuevamente. Hay un viejo dicho en el movimiento scout que dice “los proyectos se llevan en la mente y en el corazón hasta que se ejecutan” , por ello para un Rover es muy importante disponer de los elementos mínimos que permitan planificar y poder lograr una buena ejecución… no sea cosa que tengamos miles de ideas en la mente y en el corazón para que queden allí, y al no ser realizadas las actividades soñadas nunca suceden ni sucederán por lo tanto no existirá ese granito de aporte a la transformación social que muchas veces aporta el Roverismo a la comunidad.

            Para facilitar el proceso de planificación de un proyecto podemos utilizar la siguiente guía práctica, que es solo eso… una guía que debe ser adecuada acorde a lo que queremos realizar:
1.      Denominación del proyecto.

2.      Naturaleza del proyecto.

3.      Especificación operacional de las actividades y tareas a realizar.

4.      Métodos y técnicas a utilizar.

5.      Determinación de los plazos o calendario de actividades.

6.      Determinación de los recursos necesarios.

7.      Cálculo de los costos de ejecución y elaboración del presupuesto.

8.      Estructura organizativa y de gestión del proyecto.

9.      Indicadores de evaluación del proyecto.

10.  Factores externos condicionantes o pre-requisitos para el logro de los efectos e impacto del proyecto.

            Los sistemas de preguntas a los que vienen acostumbrados de las ramas anteriores, son un buen recurso para ir respondiendo cada uno de los puntos de lo que sería el cuerpo del proyecto, he aquí la base con la que podremos ir completando los diez puntos necesarios para la planificación

¿Qué?Se quiere hacerNaturaleza del Proyecto
¿Por qué?Se quiere hacerOrigen y fundamentación
¿Para qué?Se quiere hacerObjetivos, propósitos
¿Cuánto?Se quiere hacerMetas
¿Dónde?Se quiere hacerLocalización física (ubicación en el espacio)
Cobertura espacial
¿Cómo?Se va a hacerActividades y tareas
Métodos y técnicas
¿Cuándo?Se va a hacerCalendarización o cronograma (ubicación en el tiempo)
¿A quiénes?Va dirigidoDestinatarios o beneficiarios
¿Quiénes?Lo van a hacerRecursos humanos
¿Con qué?Se va a hacerRecursos materiales
Se va a costearRecursos financieros

Vayamos a su desarrollo…

1Denominación del proyecto:

Se trata de ponerle un nombre que permita identificar el proyecto e indicar el marco institucional desde el cual se realizará.
En la denominación debe hacerse referencia a los actores institucionales responsables de la ejecución del Proyecto: el Clan, Un Equipo Permanente, un Equipo Transitorio o u Proyecto Rover Personal
No confundir el título del proyecto con el enunciado de un problema, ni considerar el título como solución de un problema.

 2Naturaleza del proyecto:

Se utiliza para explicar la naturaleza de un proyecto, son conjuntos de datos que hacen a la esencia de este.
Consta de dos partes:
A.        Descripción del proyecto (qué se quiere hacer):Descripción amplia, definiendo y caracterizando la idea central de lo que se pretende realizar
B.        Fundamentación o justificación (por qué se hace):En la fundamentación hay que presentar los criterios y las razones que justifican la realización del mismo.

3-Especificación operacional de las actividades y tareas a realizar:

            Se debe indicar de manera precisa y concreta cuáles son las actividades que hay que ejecutar para alcanzar las metas y objetivos establecidos.

            Debe explicarse la forma en que se organizan, suceden, complementan y coordinan las diferentes tareas, de modo tal que el encadenamiento de las mismas no sufra desajustes graves que influyan negativamente en la realización del proyecto.

4-Métodos y técnicas a utilizar:

            Consiste en un pequeño detalle de que metodología y técnicas se utilizarán para realizar las distintas actividades que conforman el desarrollo del proyecto.

5-Determinación de los plazos o calendario de actividades:

            Determinar la duración de cada una de las actividades. Esto se conoce con el nombre de “Calendarización del proyecto”.

6-Determinación de los recursos necesarios para cada una de las actividades que hacen al proyecto:

Recursos/ActividadHumanosMaterialesTécnicosFinancieros
1.   
   
   
2.       
3.       
4.          
n.



·         Humanos: Especificar la cantidad de personas y las funciones a realizar, indicando quién es el responsable de qué y cómo está distribuido el trabajo.
·         Materiales: Herramientas, equipos, instrumentos, infraestructura física, etc.
·         Técnicos: Alternativas técnicas y tecnología a utilizar
·         Financieros: Estimación de los fondos y su fuente de obtención.    

7-Cálculo de los costos de ejecución y elaboración del presupuesto:

El presupuesto comprende los siguientes rubros principales:

  • Comidas – transporte
  • alojamiento – camping – salón
  • Material y equipo
  • Gastos de funcionamiento (electricidad, agua, luz, etc.)
  • Imprevistos
  • Beneficios (puede obtenerse además de los beneficios sociales, beneficios monetarios)

Un estudio de costos incluye:

  • Costos directos (relacionados directamente con la prestación del servicio)
  • Costos indirectos (ejemplo gastos de impresión)
  • Costos fijos (Ej. : gastos de alquiler de un local)
  • Costos variables (Varían con el nivel de prestación de servicio)
  • Costos de capital (costo de las inversiones realizadas)
  • Costos corrientes (son aquellos que pierden su valor una vez que el gasto se ha efectuado)

8-Estructura organizativa y de gestión del proyecto:

Conviene ubicar en el proyecto los siguientes ítems:

  • Organigrama: donde aparezca señalado el proyecto dentro de la organización ejecutante y cómo se inserta en la misma
  • Manual de procedimientos: en el que se indica cómo desempeñar el trabajo y cuáles son las normas y procedimientos de carácter técnico que se han de seguir para llevar a cabo las tareas (especialmente en proyectos de largo tiempo como en el caso de los Servicios Sociales)
  • Funciones que cumplen las personas en el proyecto: Quién es responsable y de qué es responsable
  • Relaciones e interacciones entre los integrantes del proyecto: Niveles de autoridad y jerarquía
  • Modalidades y mecanismos de coordinación
  • Sistemas de evaluación interna y seguimiento
  • Canales de información
  • Organización funcional

9-Indicadores de evaluación del proyecto:

            Son los instrumentos que permiten comprobar empíricamente y con cierta objetividad la progresión hacia las metas propuestas. Deben reunir determinadas condiciones:

  • Independencia: No conviene usar el mismo indicador para medir diferentes metas y objetivos
  • Verificabilidad
  • Validez: Deben medir lo que realmente pretender medir y no otra cosa
  • Accesibilidad: Que los datos se puedan obtener fácilmente

10-Factores externos condicionantes o pre-requisitos para el logro de los efectos e impacto del proyecto:

            Factores que están fuera del control del proyecto, pero deben producirse para que el proyecto tenga éxito y logre el efecto e impacto propuesto.

            Estas serían las condiciones básicas para la planificación de cualquier tipo de Proyecto Rover. Pueden incluirse estas u otras que se consideren en la Carta de Clan ya que para la buena convivencia hacen falta algunas reglas claras y comunes que por un lado eviten los conflictos y por otro busquen garantizar un mínimo de calidad en los Proyectos que se ejecutarán.