Archivo de etiquetas de 'programa educativo'

El Gestor del Programa

Texto de la serie “de la Formación del Carácter a la Corrosión del Carácter

“El trabajo de equipo sale del territorio de la tragedia
para representar las relaciones humanas como una farsa”

Richard Sennet.

Una palabra que ha ganado cada vez más lugar en las Organizaciones es la de “gestión” merece la pena dedicarse un poco a ella. Generalmente se entiende por “Gestor” a quien lleva a cabo alguna cosa, como la administración de una empresa u organización. El termino no deja de ser pariente cercano de “Gesta” lo que nos lleva al terreno de lo épico y heroico. Por más que se le quiera quitar referencias a los modos de liderazgo que algunos consideran perimidos en esta época, el Gestor encarna la figura del héroe en la subjetividad neoliberal. A partir de esta posición tenemos la “Gestión” de la organización, los “organismos de gestión” pero vaciados de cualquier componente valoral… la referencia épica y heroica solo queda en la arqueología del lenguaje y el dirigente afirmado en sus valores, deja su lugar al gestor del Proceso… ¿educativo?

Continuar leyendo ‘El Gestor del Programa’

Escultismo soft… escultismo clásico

Muchos de los productos que se ofrecen en el mercado  –como el café- cambian algunos de sus ingredientes en función de las imágenes y los discursos sociales asumiendo una nueva presentación que se ofrece a la venta: “Café soft… el sabor para éstos tiempos”.

un café

Como siempre, la novedad suele atraer a algunos consumidores que por un tiempo prueban el producto,  a algunos les gusta y a otro no… éstos últimos se dan cuenta que algo del sabor ha cambiado; o es más liviano, o es más fuerte… y buscan en otras marcas el gusto perdido. Para no perder clientes, la empresa ofrece nuevamente al mercado al viejo producto: “Café clásico… el sabor para todos los tiempos” 

Obviamente si me dedicara a la publicidad no me iría muy bien… pero el ejemplo sirve para repensar los destinos del movimiento scout en nuestra época. Scouts de Argentina, desde la unificación de la ex ASA y la ex USCA ha implementado un nuevo Programa -conveniado con la OSI- con una serie de cambios metodológicos. El slogan utilizado fue el de “Renovación Pedagógica”. Luego de éste proceso realizado desde las cúpulas, muchos se han detenido a pensar si el nuevo “sabor del café” no termina produciendo otra cosa que ya no es el café…

Quizás no sea malo preguntarnos algunas cosas en una época de fragmentación creciente del Movimiento Scout. ¿Qué está ocurriendo a nivel local y a nivel internacional? ¿Cómo nos posicionamos ante la problemática de nuestra sociedad y ante nuestra Misión Histórica? ¿De qué manera los cambios que se plantean no refuerzan el problema cultural?. ¿En qué sentido se hacen necesarias las innovaciones; como re-actualización  del método o como re-novacíon del método?

Continuar leyendo ‘Escultismo soft… escultismo clásico’

Juego, expresión y ficción… ejes de la construcción de la subjetividad del niño en el escultismo

scoutball

1, 2, 3… 110 0bjetivos

Antoine de Saint Exúpery en su excelente libro “El Principito” hace referencia al  “contador de estrellas”, que cuenta, cuenta y cuenta como manera de controlarlas y con la ilusión de poseerlas.  ¿Cómo se puede pensar ser dueño de ellas?  El dirigente de Programa de Jóvenes que se desprende de los manuales participa del movimiento scout también contando, no estrellas sino objetivos en un sistema imaginario que apunta a generarle la sensación de   que se puede controlar el comportamiento a través de  “objetivos actitudinales”. Una grilla se convierte  en un dispositivo que en nombre de “la persona que queremos” establece una maquinaria de control de conductas que aplasta la constitución de la singularidad del sujeto con relación a la Ley (la lectura del recientemente publicado libro “El dispositivo de la persona” del filósofo italiano Roberto Espósito les permitirá profundizar sobre el tema ). El corazón del dispositivo de poder se produce a partir del descentramiento del lugar que ocupaba la Ley Scout hacia el conjunto de postulados que aparecen en “la persona que queremos”, que se multiplica y traslada cual telaraña, a la grilla de  “objetivos actitudinales” donde cada grupo de edad tendrá su paquete de objetivos/comportamientos,  produciéndose en acto la eliminación de la distancia entre el Ideal del ser ( planteado en la Ley Scout  ) y la realidad cotidiana reducida a un conjunto de conductas esperables y contables  marcando fuertemente una línea biopolítica que dudosamente podría considerarse afirmativa… el paradigma del programa no ataca los problemas de época, más bien es parte de ellos ya que obedece al paradigma  del niño cuantificado, fetichizado, sujetado pero no sujeto.

Continuar leyendo ‘Juego, expresión y ficción… ejes de la construcción de la subjetividad del niño en el escultismo’

El vuelo de la paloma

paloma

Qué bien volaría – piensa la paloma – si no

hubiese aire para oponerme una resistencia!”

    Imanuel Kant

 

 

 

 

A modo de introducción:

A nadie se le ocurriría discutir el vuelo de la paloma, la importancia de sus movimientos, el valor de su juego, la belleza de su planear. El técnico podrá hablar de cómo son sus alas, de los distintos tipos de plumaje, de su forma de reproducción y crecimiento, de aquello que posibilita su conducta alimentaria y social… y para hablar de esto en ningún momento se hace necesario nombrar al aire, aquello que no se ve pero que posibilita lo anterior. Después de todo, si el aire no estuviera no podríamos hablar del vuelo de la paloma, ni de su forma de reproducción, ni de su plumaje… el aire posibilita el vuelo y por lo tanto la existencia de la paloma.

Esto que parece un simple juego de frases y de palabras nos posibilita decir otras cosas: A nadie, hoy en día, se le ocurre  discutir la importancia del juego y de los proyectos en la oferta educativa que brinda el Movimiento Scout pero, no podemos correr el riesgo de olvidarnos del “aire”, y esto ocurre cuando un diseño de Programa se olvida de qué es lo que sostiene y posibilita que cumplamos con los objetivos que nos proponemos. En los tiempos postmodernos los especialistas suelen caer en la “ilusión tecnicista” quien considera que el “aire” es algo accesorio, solamente producto de un “tradicionalismo” que debería ser eliminado porque no tiene mucho sentido en la época actual. ¿Qué es lo que termina ocurriendo?… se construyen teorías basadas en cómo nos gustaría que funcionen los grupos y no en cómo funcionan los grupos en la realidad, y para peor se olvidan de qué es aquello que sostiene el funcionamiento de los grupos. Después de todo, a decir de Anzieu, “la ilusión tecnicista es creer que el vínculo técnico podrá algún día desembarazarse de sus escorias fantasmáticas [1]” [2] siendo que para cualquier especialista en trabajo grupal está harto demostrado que “cuando un grupo funciona eficazmente es una Representación Imaginaria la que le permite encontrar la solidaridad y eficacia. No hay grupo sin lo Imaginario”, cabe aclarar que no se trata de cualquier representación imaginaria, y por supuesto, el tema será desarrollado en páginas posteriores.

Continuar leyendo ‘El vuelo de la paloma’