Archivo de etiquetas de 'motivación'

La pequeña biblioteca scout de “Gato Legendario”. Vol. 8

Pues ya me tenéis aquí otra semana con un nuevo título de mi colección.

En esta ocasión se trata de un compendio de ‘Juegos de Scouts’, recopilados por el fundador en los albores del Movimiento, en 1910.

En su “Escultismo para muchachos” ya había detallado gran cantidad de ellos. Y lo hizo por un motivo evidente que explicó con claridad en ese mismo texto:
El Escultismo está diseñado para atraer al muchacho, para proponerle aventura y emoción, formándole de una manera indirecta.

El esquema del mismo es tan sencillo como genial:

Primero: despertar el interés el día anterior con una breve historia motivadora referente a la materia que se quiera tratar, preferentemente en un ambiente acogedor y si se puede a la luz de una hoguera, utilizando la voz y la expresividad para realzar el relato.

Segundo: al día siguiente una demostración práctica, no demasiado compleja, para que los chicos vayan asimilando el concepto, y dejándoles que sean ellos mismos los que traten de resolver el problema planteado. Con los errores es como más se aprende y sólo se consigue dejando que sean ellos mismos los que realicen la labor. Eso sí…con los datos justos, a pequeños sorbos.

Tercero: Los juegos y competiciones que pongan en acción lo aprendido para hacerlo divertido y fijar los conocimientos. Estimula el aprendizaje con su competitividad innata.

Este esquema genial es prácticamente la mitad de lo que un Scouter debe saber para conseguir que su Tropa funcione. La otra mitad es saber utilizar correctamente el Sistema de Patrullas.

El libro que os traigo hoy propone una buena variedad de juegos divididos por materias.

Es imprescindible hacer hincapié en que el libro se escribió en los albores del siglo XX, y desde la mentalidad de un militar inglés. Ello es especialmente evidente en algunas de las representaciones del final del libro, donde algunas expresiones pueden verse hoy en día como ofensivas o directamente racistas.

Recordemos que BP trata de estimular el patriotismo y el orgullo de los muchachos británicos, a quienes originariamente va dirigido el libro, y que en aquella época existía una sensación de superioridad ante los diversos pueblos.

En todo caso, esta sensación se verá matizada después en muchos de sus escritos, pues el fundador muestra en numerosas ocasiones su admiración por multitud de pueblos y culturas poseedoras de virtudes que él considera dignas de remarcar. El escultismo aún no había adquirido su carácter universal, pero en los siguientes años evolucionaría en esa línea.

Espero que os guste. Aquí tenéis el enlace correspondiente para su descarga. https://1drv.ms/b/s!AsruWrhnMAn_gWtTo-L1rSn6riWT

Escultismo y la cultura del esfuerzo

Siempre he pensado que un Grupo Scout debería ser un Laboratorio de felicidad donde se crearan experiencias positivas sobre la vida y no unos talleres extraescolares donde de vez en cuando se sale a la naturaleza, se montan algunas tiendas y se califica a los Scouts con unos u otros progresos. Este Laboratorio necesitaría de unos técnicos expertos en la creación de ambientes y no la degeneración de los mismos.

marcha de pioneros

En este Laboratorio no deberíamos confundir esfuerzo con capricho, decirle a alguien que puede conseguir todo aquello que se proponga es un arma de doble filo si está bien encaminado pues basado en supuestos de la psicología positiva y en la propia Ley Scout podemos soñar, luchar por lo que somos e incluso pensar que la palabra imposible no existe, pero esto no hace que nuestro camino no esté ausente de trabajo y esfuerzo pues por el mero hecho de desear las cosas no se consiguen.

¡¡Desterremos de nuestros Grupos Scouts la moda del “yo lo valgo”!!

Como el escultismo no es ajeno a la sociedad que lo amamanta aunque intente cambiar la propia dirección de la misma se ve influido por unos preceptos nada favorables. Educar no es fácil y transmitir a nuestros Scouts la idea de que el esfuerzo es necesario para su formación es en realidad un metaobjetivo, no palpable y en ocasiones un poco utópico viendo nuestro ritmo de trabajo habitual: dos horas semanales.

Esquivar el esfuerzo es buscar el placer inmediato aunque este lleve aparejado valores contrarios a nuestro movimiento: egoísmo y pereza, y lo que es peor, a la larga fracaso.

Continuar leyendo ‘Escultismo y la cultura del esfuerzo’