Archivo de etiquetas de 'felicidad'

Notas sobre felicidad y roverismo

Foto campamento “los Molinos” pagina BPSA

“Nuestra vida no tiene sentido sin amor, justicia y paz. Ni el dinero, el placer o la fama hacen la felicidad.”
“Rema tu propia Canoa”Canción tradicional de la rama

En 1971 el P. Carlos Alberto Corujo – Tigre Cantor– escribió y puso música a la canción “Rema Tu Propia Canoa”, orientada a motivar la existencia de Rovers de Partida en la Región ya que los Jóvenes Dirigentes de la USCA de la Región Bahía Blanca en gran parte veían cortada su progresión al pasar a trabajar en los grupos como Rovers en servicio lo que permitió un gran crecimiento pero ya era tiempo de apostarle a la posibilidad de que todos los muchachos culminen su progresión en el Roversimo antes de dirigir en los grupos.

Seguramente jamás pensó que esa canción motivadora de la región se convertiría en un Himno del Roverismo argentino y trascendería las fronteras de nuestro país en un tiempo donde no existía la comunicación actual y las canciones sólo se transmitían en los encuentros scouts. Como dice el querido Tito Cimarotsti –Oso Laborioso– más allá de que nuestro país se encontraba convulsionado, para los jóvenes “era una época de grandes sueños y esperanzas, creíamos en un mundo nuevo con valores fundados en el amor y la justicia, que generaría posibilidades para todos nosotros” 

Desde mi punto de vista “Rema tu propia Canoa” representa de una manera genial la esencia del Roverismo, casi como un mantra que habría que repetir siempre, en tanto condensa el Ideario de la Ruta, la mirada que los “Trotamundos” utilizan para descubrir el mundo y actuar en él, brindando en sus estrofas de forma sencilla, grandes definiciones: la ruta es un camino hacia la Felicidad cuyas llaves son tomar la vida como un Gran juego en servicio a los demás, siendo el sentido más pleno del roverismo, la construcción de un mundo de justicia y paz dejando expresado claramente que el éxito del que se trata es el desarrollo humano, no apunta a metas individualista de obtención de dinero, placer o fama que pueden operar como derivas del sujeto

Si quieren buscar una orientación para la Felicidad, la canción es una brújula perfecta en un concepto que, como el amor, siempre resulta esquivo a definiciones produciéndose entre otras cosas su degradación o aparición del lado de la perversidad. Baden Powell sigue las ideas de Jeremy Bentham (creador del utilitarismo ingles) de allí que para él la felicidad es un efecto de un carácter formado mas la práctica de la ciudadanía activa, pasando a configurarse como concepto político en tanto que es de interés de la comunidad que la mayoría de sus miembros sean felices… y vaya si es un concepto político que en las últimas semanas rompió récords en un debate sobre la felicidad en el marxismo y el capitalismo entablado entre el psicoanalista y filósofo esloveno Slavoj Zizek y el Psicólogo Jungiano Peterson Jordan Peterson, siendo considerado “el debate del siglo”

La felicidad es un revólver caliente 
La Felicidad es efecto de otra cosa. Como afecto conviene desmitificarla e indagar sobre ella de forma más profunda como son sus primarias relaciones con el odio. Tal como señalaba San Agustín respecto de la mirada de odio del hermano mayor ante la cara de satisfacción del Bebe al tomar del pecho materno, siendo lo que le provoca un estado de felicidad  el pellizco que él mismo puede darle para que llore luego de haber mamado al no soportar su cara de una satisfacción que él mismo no tiene. En el llamado “debate del siglo” Zizek pone como ejemplo un chiste checoslovaco para hacer notar esta relación que es más común de lo que los humanos queremos admitir; dice lo siguiente: Dios se le aparece a un campesino y le Dice que le va a conceder un deseo, pero que tenga en cuenta que de lo que él reciba su vecino obtendrá el doble; el campesino le pide a Dios que le quite un ojo. Como vemos el campesino checoslovaco está lejos de lo que Baden Powell proponía en su último mensaje “la verdadera manera de obtener felicidad, es haciendo felices a los demás”

Una medida de hasta qué punto el escultismo sirve o sirvió de algo en la vida de una persona es conocer qué la hace feliz. Que los scouts creamos en la posibilidad de que una humanidad mejor es posible (y que apostemos a ello) no implica negar lo que somos y lo que la historia nos enseña sobre nosotros. La mayoría de las personas cuando no son felices culpan a otro, y nuestra sociedad en los últimos tiempos ha reforzado la idea de que somos perjudicados por alguien, que vivimos una especie de fiesta que debemos pagar… Baden Powell no opina lo mismo y responsabiliza a cada uno “la felicidad es el resultado de un trabajo activo, mas que el gustar pasivamente del placer”.

 La lógica del prejuicio es utilizada cotidianamente por el capitalismo para demonizar a quienes atentan contra el sistema económico de explotación y acumulación del capital… de la misma manera que en Checoslovaquia si no llovía era culpa del comunismo, en Argentina nos están diciendo cotidianamente que uno de los candidatos de las próximas elecciones es el responsable de lo que ha pasado en estos últimos tres años y medio (cuando no gobernó) y también es responsable de lo que pasará en el futuro y cualquier opinión que cuestione la ideología del gobierno será  “kirchnerista” (equivalente al comunista de los checoslovacos). Solamente escribir esto, en esta lógica del prejuicio, me ubica como Kirchnerista (sin importar si lo soy o no) … y no solo a mí sino al propio BP y su idea de felicidad.

La dinámica del prejuicio provoca felicidad desresponsabilizando al sujeto e invitándolo a gozar morbosamente de cualquier cosa que perjudique al responsable señalado causa de su infelicidad (algo similar utilizo el nazismo con los judíos como explicación de la debacle económica del país, convirtiéndose uno de los pueblos más cultos en el autor de la tragedia humana más recordada). Actualmente los medios de comunicación apuntan a la relación de la felicidad con la derrota del rival que ellos señalan, sabiendo que fogonean un afecto primario, estructural, que impacta en el lazo social  ¿Acaso nunca vieron a alguien feliz porque por un penal inexistente ganó su equipo de fútbol? ¿o porque en el River – Boca una patada del jugador de nuestro equipo deja fuera de juego al del otro que podría marcar un gol por su habilidad? ¿acaso los cánticos de las tribunas de forma obscena no hacen referencia al sometimiento del otro? 

La felicidad es un indicador que nos muestra quienes somos realmente, que es distinto de quienes creemos ser. Podemos darnos cuenta que la felicidad de la que se trata en el escultismo no es primaria, sino secundaria en tanto que por su dirección al otro de la buena manera (no desde la rivalidad imaginaria cuya fórmula es “o yo, o el otro”, se liga a un Ideal de buen – vivir, justicia (social) y paz.

Por la idea de prejuicio el sujeto y la comunidad se desresponsabilizan de sus decisiones y destino (la felicidad que no tenemos es porque el otro nos la quita) siendo esto inherente al narcisismo, de allí que en el capitalismo de nuestra época se impone la idea de que si otro es feliz o accede a un derecho, es porque a mí me están quitando algo… y cuando se elije un gobierno que verdaderamente nos quita a casi todos (el casi es porque no le quita a los grandes intereses económicos transnacionales) generando que nuestro salario se vea reducido a más de la mitad o que perdamos el empleo por la debacle industrial… aún así, esta idea narcisista de la felicidad mas que ser conmovida por la realidad de la pérdida económica e incluso de derechos básicos, es reforzada, volviéndose a culpar a quienes en otro momento pudieron salir de la miseria o acceder a algunas cosas que “no les corresponde” por lo que el resultado de nuestra desgracia es para pagar lo que en un momento dado tenía el otro sin darnos cuenta que porque el otro tenía estos acceso toda la economía funcionaba generando empleo… seguimos siendo el hermano mayor que observa al bebe tomando la teta y aún sabiendo que después de que lo pellizquemos en su cuna vamos a recibir un golpe por ello, elegimos el pellizco y el golpe porque lo que verdaderamente nos hace felices primariamente es la infelicidad del otro, aunque duela el cachetazo

Que las personas se alegren y disfruten de esta supuesta “derrota del enemigo” tiene como efecto que los discapacitados dejan de percibir pensiones para poder vivir o tener la atención básica, que los abuelos estén destinados a morir porque no pueden comprar sus remedios, que los chicos del campo se queden sin educación por cerrar las escuelas, etc. De esta manera su felicidad tiene un costo altísimo para muchas personas, pero como de esto es mejor no hacerse cargo en tanto inconfesable, aparece la voluntad de justificación para tratar de evitar quedar en evidencia consigo mismo respecto de la propia calidad humana, de que no se ha logrado sobrepasar el propio narcisismo (egoísmo) aunque muchos hayan elegido dirigir niños y jóvenes en el movimiento transmitiendo de esta manera su visión de mundo cargada con sus propias frustraciones, prejuicios e ideología. Gran parte de los dirigentes que tienen esta idea de “felicidad” son los que toman solo uno de sus dos aspectos, al que BP hace referencia cuando dice que “la verdad es que no hay que posponer la felicidad para el futuro y hay que gozar de la vida todo el tiempo” remitiendo esta (y otras frases) al disfrute de la naturaleza y la vida de campamento como gozo personal.

El tema es que Baden Powell además de señalar la “carnaza”(o carnada) donde aparece la felicidad como gozo personal que se desprende de la vida al aire libre, el disfrute de la naturaleza, etc… siempre planteará la relación al otro “La felicidad es como la radio. Es una especie de amor que aumenta en proporción de lo que da; de allí que la felicidad esta al alcance de todos, aún de los mas pobres” “la felicidad la tiene el que sirve a Dios a través de su prójimo”La felicidad en el escultismo tiene estos dos aspectos (1) el gozo personal de la naturaleza (2) la creación de un mundo mas vivible, justo, donde todos puedan ser felices…nuevamente los invito a pensar ¿Qué los hace felices a Uds? ¿que hace felices a los Rovers?… si primero reflexionamos los adultos sobre este tema, más sencillo será colaborar con el proceso de reflexión necesaria que deben realizar los Rovers para que juntar tapitas por un hospital no sea el mismo gesto que en un lobato, sino que se invita a pensar por qué hay que juntar tapitas para un hospital publico cuando la salud es un derecho. La canción “Rema tu propia canoa” siempre será una referencia válida para pensar el camino a la felicidad y para preguntarnos ¿qué nos hace felices?

Trucos de campamento: No busques la felicidad en el éxito de tu programa

Los grandes campamentos son motivo de alegria, de vivencias inolvidables, de convivencia intensa… Pero también son los causantes de muchos dolores de cabeza para los responsables. Estrés, nervios, cosas que esperabas que salieran de una forma y salen de otra.

Por eso, antes de agarrar la mochila y salir de casa recuerda que lo mas importante este campamento es pasarlo bien. No busques la felicidad en el éxito de tu programa. Las actividades son un medio y no el fin.

Que tus chavales se lo pasen bien,
que aprendan (con eso disfrutan),
que practiquen técnicas (mas disfrute),
que convivan (todavía mas disfrute).

La felicidad es contagiosa, si tu sonríes a diario. Si ves los problemas como escollos que hay que superar y no como barrancos imposibles de franquear entonces el campamento será el mejor de vuestras vidas.