Archivo de etiquetas de 'Escultismo'

Dos pequeños salvajes… un relato autobiográfico de “El Jefe”

¿”El Jefe”? … Te refieres a B-P, claro…”

Pues NO. Esta vez os quiero contar algo respecto a uno de esos personajes poco conocidos por la mayoría de scouts y que sin embargo tuvieron gran influencia en el origen del Movimiento. Me refiero a Ernest Seton….o “El Jefe” (”The Chief”), que es como muchos le conocían (además de por su totem- ‘Black Wolf’-, claro).

Este verano, aprovechando los días de relax, he sacado por fin el tiempo necesario para engancharme en uno de esos libros que llevaba siglos queriendo leer:

“Dos pequeños salvajes” (‘Two Little Savages’).

Hace algún tiempo que me hice con los 6 volúmenes de lo que los norteamericanos conocen como “La Biblioteca de Pionerismo y Arte de los Bosques” (‘The Library of Pioneering and Woodcraft’), compuesta por:

I. Rolf en el bosque (‘Rolf in the Woods’)
II. Costumbres de animales salvajes (‘Wild Animal Ways’)
III. Dos pequeños salvajes (‘Two little savages’)
IV. El Libro del Arte de los Bosques y el saber de los indios (‘The book of woodcraft and indian lore’).
V. Cuentos del Bosque (‘Woodland Tales’).
VI. Animales salvajes en libertad (‘Wild animals at home’)

Cada uno de los títulos desarrolla varias de las técnicas para poder disfrutar del campo y la naturaleza con mucho del conocimiento de los indios americanos: caminar y desplazarse por la montaña y en canoa, conocimiento de la fauna, técnicas de acampada, cocina y caza primitivas, técnicas indias de supervivencia y juegos, conocimiento de la flora… e historias verídicas de animales para hacer ameno el mundo natural a los muchachos.
De ellos 2 títulos están disponibles en castellano, por lo menos que yo conozca, los volúmenes 2 y 6.

“¿Y por qué tenías ganas de leer ese libro en concreto?” Continuar leyendo ‘Dos pequeños salvajes… un relato autobiográfico de “El Jefe”’

No somos scouts… estamos siendo

                En la actualidad el escultismo tradicional y el comercial al momento de pensar los valores encuentran como punto de partida teorías que se fueron produciendo en la denominada modernidad Europea. La conquista y dominación de los territorios americanos se produce dentro de un proceso de colonización que muestra a las claras la verdadera cara del moderno europeo que expulsó mediante  distintos procesos sus “restos poblacionales” primeramente a las colonias, con posterioridad a los países emergentes en los procesos independentistas siempre sirviendo a dos dioses… el del catolicismo utilizado como velo del verdadero dios Europeo, Wotan que retornaba de su sueño guerra tras guerra.

                El proceso de colonización dio como resultado el sostenimiento de las categorías del pensamiento Anglo – Germánico en las clases altas y la Universidad (reproductora de la Ideología del Amo), pero el intercambio cultural entre los restos sociales: pueblos originarios, gauchos, mestizos, libertos y mas tardíamente inmigrantes expulsados de la revolución industrial, provocaría el nacimiento de un “pensamiento mestizo” que originará con los años un fenómeno que los Europeos no pueden entender desde sus categorías que son los diversos procesos emancipatorios latinoamericanos. Continuar leyendo ‘No somos scouts… estamos siendo’

¿Es el escultismo una práctica social o una práctica educativa?

            Cuando nos preguntan qué somos los scouts, rápidamente sin distinción de asociación pero con distinción decimos: “somos un movimiento educativo” y a muchos en ese instante, hasta se les infla el pecho automáticamente.

            De tanto escucharlo y aprender a decirlo, lo creemos firmemente y cambiamos las prácticas scouts para que entren dentro de los cánones (siempre ideológicos y variables) de lo que se considera educativo… cuando Piaget estaba de moda nos convertimos en “piagetianos”, cuando vigotsky los desplazó un poco fuimos “vitgotzkyanos”, tambien fuimos “Freireanos” pero solo un tiempico… como es populista mejor pasarlo de largo… luego fuimos conductistas, ahora cognitivos – comportamentales y mañana vaya a saber qué.

            Tardé muchos años en darme cuenta que algo de esta verdad a medias diluía y perjudicaba directamente al programa de los niños y jóvenes. Es cierto que BP en varias ocasiones dice algunas cosas respecto de la educación en general, lo que no podemos saber es a quien se dirigen, quiénes eran los interlocutores imaginarios o reales (a referencia)… también es cierto que BP en muchos textos va diciendo que el escultismo es una práctica (entre nosotros, no suena tan “distinguido”) algo que conviene ahondar. Continuar leyendo ‘¿Es el escultismo una práctica social o una práctica educativa?’

La educación popular y el escultismo

            Difícilmente podamos encontrar una definición común de lo que entendemos por “Educación Popular” en tanto la conceptualización de lo popular siempre está en tensión con distintas interpretaciones y contextos sociopolíticos. Marco Raúl Mejía y Myriam Awad nos brindan una definición que seguramente podrá sernos muy útil, dada su amplitud: “La especificidad de la educación popular radica en ser una intervención intencionada con instrumentos dentro del mundo del saber y el conocimiento, que busca el emponderamiento de sujetos y grupos excluídos -segregados, desiguales- quienes, en el proceso, se constituyen en actores sociales que transforman su realidad de forma organizada”. Continuar leyendo ‘La educación popular y el escultismo’

El escultismo como Plataforma

             Con tantas organizaciones dando vueltas, a veces me pregunto qué nos hace ser scouts a cada uno de nosotros, y qué provoca ese recelo al otro y la respuesta no se hace esperar… las organizaciones, cada una a su manera, creyendo tener “la vaca atada” de lo que se trata el movimiento scout.

            Y uno se cansa de escuchar historias donde una Organización presiona a la entidad patrocinante para que el grupo scout se “cambie” de asociación con la excepción de si se quiere ir de la “nuestra” se enarbola la bandera de “el movimiento es de los jóvenes” –caballito de batalla para no pensar- deslegitimando la decisión sea del Concejo de Grupo o la Entidad Patrocinante. Continuar leyendo ‘El escultismo como Plataforma’

Formalizacion de la Progresión en el Escultismo

Uno de los debates más interesantes en el Movimiento Scout es cómo entender lo que denominamos Progresión. Lo que parece una cuestión sencilla es determinante a la hora de pensar si nuestra práctica está orientada en la pedagogía scout o realizamos algún otro tipo de experiencia en la que alojamos a los niños y jóvenes, pero que carece de la articulación que brinda el método scout, siendo la condición necesaria para afirmar que practicamos escultismo.

El nudo de la Progresión

            Estamos acostumbrados a leer explicaciones muchas veces ajenas a nuestra práctica, con gran influencia de la pedagogía formal, donde de distinta manera se discute el tema de la progresión con base de este u otro autor que generalmente no es nombrado. Pareciera que las organizaciones se preocupan más por tratar de demostrar al universo de la educación formal que el Escultismo es un movimiento educativo y de allí las derivas en la formalización de los conceptos que dependen de las épocas y modas pedagógicas, o de las elecciones que las Organizaciones realizan dentro del mundo de las ideas educativas… de allí que un arco que va desde las visiones de la Progresión con una enorme cantidad de contenidos en la construcción de una especie de “superscout” hasta las visiones donde se plantean objetivos pero sin contenidos. Con solo leer “Escultismo para muchachos” nos damos cuenta que estas dos visiones erran en el blanco. Continuar leyendo ‘Formalizacion de la Progresión en el Escultismo’

Escultismo tóxico. Activo 2

Activo 2: el kraal que se “come” al kraal.

Hace unas semanas repasamos quizás el problema vertical del Escultismo, el activo tóxico que está de forma transversal en todos los demás: el tiempo. Hoy vamos a repasar un activo tóxico no menos importante. Puede que el título resulte un poco extraño pero tiene un sentido metafórico: ¿en qué momento el kraal engulle al kraal? Para mí hay una línea muy importante, la línea que diferencia la acción voluntaria Scout y la amistad.

Cuando utilizo el verbo “engullir” me refiero al momento en el que kraal no sabe cuáles son sus funciones, o sí, pero la línea entre el trabajo, la amistad y el paternalismo no dejan que la parcela de decisión para la que tiene que estar preparado este órgano quede  clara, dejando el horizonte del grupo muy difuminado.

Hay que tener en cuenta que nuestro Movimiento desde el punto de vista vivencial y emocional es muy poderoso, pudiendo crear una relación de dependencia importante entre el colectivo Scout y el responsable (voluntario). Las situaciones personales, los vacíos afectivos o la necesidad de amigos puede hacer que una persona voluntaria anule su propia capacidad de decisión. Para esto es muy necesario que el kraal no se envenene a sí mismo creando un límite difuso entre responsabilidad, participación y amistad, que incluso puede hacer que se acentúe metiendo en este activo tóxico un poquito de paternalismo y sobreprotección.

¿A qué me refiero con todo esto?

Me refiero a que en muchas ocasiones hay que tener mucho cuidado en la gestión del grupo Scout (para mí, la primera línea de batalla contra el Escultismo tóxico, me refiero al Grupo Scout). Seguro que en alguna ocasión hemos decidido cualquier cosa en un bar, o en la barbacoa de no sé quién o incluso viendo el espectáculo de nosecuantos. La gestión de un grupo (que es de lo que finalmente estamos hablando) necesita evitar que los adultos-responsables tengan tal carga de trabajo que el nivel de toxicidad negativa sea tan alto que finalmente dejen del Movimiento.

Continuar leyendo ‘Escultismo tóxico. Activo 2’

Escultismo tóxico. Activo 1

Activo 1: ¡No pierdas el tiempo!

Este es quizás uno de los activos más importantes del Movimiento: el tiempo. Por ello es muy importante no hacer que los voluntarios y personas que pertenecen al mismo sientan que se les va de las manos y que toda inversión temporal es en vano. Es decir, el Escultismo pasa de sano a tóxico en el momento en el que piensas: ‘¿pero qué hago yo aquí?’

En el ámbito Scout todos nos quejamos de lo mismo: todos tenemos cosas que hacer y poco tiempo para poder enfrentarnos decentemente a las tareas del movimiento, una situación complicada que nos llevará rápidamente al estrés, la angustia, la tensión física, mental y por qué no…a los conflictos. Si esto te está ocurriendo para: el tóxico Scout ya está dentro de ti. Teniendo en cuenta que sólo vamos a analizar uno de los activos, otro día veremos el que he llamado la “obesidad del Movimiento”, ese engorde pedagógico que no nos está llevando a ningún lado y que sólo hace activar otros problemas interrelacionados. Continuar leyendo ‘Escultismo tóxico. Activo 1’

Escultismo tóxico. A modo de introducción.

Escultismo es una palabra llena de buenas intenciones: felicidad, amistad, hermandad, autoestima, compromiso…pero también puede ser en ciertos ámbitos una palabra llena de elementos tóxicos. Puede resultar raro que un movimiento que pretende basar su visión del mundo en el positivismo, el esfuerzo y la autosuperación pueda convertirse en algo tóxico, pero sí, existen dimensiones tóxicas y por ello intentaré ser lo más analítico posible (sin obviar en ocasiones llegar al sarcasmo y utilizar el humor como arma indispensable para mejorar).

Partamos de una premisa, algo tóxico es: “algo venenoso o que puede causar trastornos o la muerte a consecuencia de las lesiones debidas a un efecto químico”. Aún sin ser veneno, el escultismo recorre las venas impregnando todo nuestro sistema nervioso con distintos tipos de impulso y al mismo tiempo generando desde la amígdala todo tipo de reacciones ante distintas situaciones, es decir, en ocasiones uno puede cabrearse porque se llega tarde a las actividades o simplemente porque fulanito o fulanita no vienen a la acampada de fin de curso y eso supone un mayor desembolso al grupo.

Quiero hacer un retrato de la cara B de este movimiento, pero no quiero nadie piense que es una visión puramente negativista. Simplemente es otra visión más. Es reflexionar sobre esas horas interminables sentados en un Kraal sin horizonte alguno, de choques generacionales entre responsables, de liderazgo explícito e implícito en las riendas de un grupo, o de la angustia de no saber qué hacer justo al aterrizar en el movimiento.

Si a esto le añadimos la velocidad de vida actual, los programas, la metodología, los proyectos (de grupo, asociativos, personales, de rama) y todo aquello que tiene que hacer un Scout para serlo, nos encontramos ante una situación de eustrés, el conocido estrés positivo. Este estrés nos estimula para enfrentarnos a los problemas, saca a flote nuestra creatividad y hace que tomemos iniciativa y respondamos eficientemente a situaciones que así lo requieren. Cuando el combustible de nuestro cuerpo es el estrés positivo nos llena de energía.

Pero igual que en el universo Star Wars existe un lado oscuro, el estrés, la generación de ansiedad, el querer y no poder.
En sucesivos artículos iré desgranando, como si del mejor Risto Mejide se tratase, una serie de acciones encaminadas a terminar con tu grupo. Ese que te acogió y te vio nacer como Scout o se convirtió en tu lugar de migración desde otras entidades u otros grupos.

¿Estás preparado?

Stranger Things y la pequeña patrulla

 

            “Algo se acerca. Algo sediento de sangre.

 Una sombra se levanta en el muro a tus espaldas,

 engulléndote en la oscuridad. Ya casi está aquí.”

Mike en Stranger Things, 1er cap. Temp.1

            ¿Por dónde empezar a escribir sobre esta maravillosa y extraña serie que lleva dos temporadas y ha atrapado público de distintas edades?

He visto y hemos compartido algunos capítulos con mis hijos que también se sintieron atraídos por la trama y la “devoraron” rápidamente. ¿Qué hilos tocaron los mellizos Matt y Ross Duffer al momento de crearla?

Estamos acostumbrados a repetir las frases de BP donde afirma que los patios y los callejones pueden convertirse en el escenario del juego donde los muchachos darán vida a los corsarios, y la serie nos muestra de forma maravillosa que los juegos no sólo son la aventuras de nuestros sueños más bellos sino también de nuestras pesadillas, y nos ayudan a exorcizarlas. Continuar leyendo ‘Stranger Things y la pequeña patrulla’