Archivo de etiquetas de 'El Sitio de Mafeking'

Mafeking: Ciudad Subterránea. Capitulo 7 Parte 3

LA GENTE DEL TREN  (Tercera Parte)

tren-blindado-ilustracion-bp

Ilustración de BP: Bautismo de fuego para el tren blindado

Mafeking
Sábado 14 de octubre de 1899
Signall Hill, a 6 km del centro de la ciudad

Cuando dio  la orden al fogonero Mofatt para que  azuzara el fuego de la caldera, y con voz firme le indicó al conductor George Waine en la jerga de los ferroviarios: “… a todo vapor, marcha adelante”  el Ingeniero John More estaba cruzando una línea de la que ya no  habría retorno posible: se estaba involucrando de forma directa en un combate.

Continuar leyendo ‘Mafeking: Ciudad Subterránea. Capitulo 7 Parte 3’

Mafeking: Ciudad Subterránea. Capitulo 7 Parte 2

LA GENTE DEL TREN  – (Segunda Parte)

Los trenes de Mafeking se convierten en armas de guerra

tren-blindado-con-vigia

Vigía parado en la torre del tren blindado de BP. La formación fue camuflada con ramas y trozos de arbustos.

Una Vía Especial

La dirección de un  ejército no se efectúa de manera democrática; la cadena de mandos y el orden jerárquico están claramente establecidos.  La “gestión participativa”  no tiene lugar en la férrea disciplina militar, donde el principio supremo es la obediencia al oficial superior y no hay margen para opiniones –ni disensos- del personal subalterno.

Continuar leyendo ‘Mafeking: Ciudad Subterránea. Capitulo 7 Parte 2’

Mafeking, Ciudad Subterránea: Capitulo 7 Parte 1

LA GENTE DEL  TREN (Primera Parte)

familia-de-ferroviarios

Familia de Ferroviarios viviendo en el pozo de limpieza. Dibujo realizado en por BP mientras estaba en Mafeking. “Un domingo tuvimos una exposición de dibujos. Las imágenes tenían que representar algún incidente del asedio. Envié una de las familias de los ferroviarios viviendo -como lo hicieron gran parte del tiempo- , en los pozos de limpieza de debajo de las locomotoras” BP 1907

Provincia del Cabo. Sudáfrica
Junio de 1966
El Hijo

No hay un durmiente o un puente entre Table Bay y las  Cataratas Victoria, que alguno de los More no conozca

La leyenda del obituario del Ingeniero Thomas Vivian More, daba cuenta de sus orígenes: tercera generación de ferroviarios de Sudáfrica;  abuelo, padre y nieto, dedicados al negocio del ferrocarril. Su currículum vitae decía que durante la Segunda Guerra Mundial se desempeñó en la  División de Ingenieros, y que fue comisionado  como Director de Transporte  con el rango de Teniente Coronel en el Cairo. De regreso a la vida  civil, fue administrador de  los Sistemas Ferroviarios en las ciudades de  Durban, Porth Elizabeth, Windhoek y finalmente El Cabo Occidental, donde se retiró en 1963.

Su extensa foja de servicios indicaba que había nacido en Mafeking el 2 de agosto de 1900, tres meses después del Sitio; y que su padre y su madre constituían un extraño –y posiblemente único- caso de un matrimonio condecorado por la Reina de Inglaterra por la defensa de la ciudad.

Continuar leyendo ‘Mafeking, Ciudad Subterránea: Capitulo 7 Parte 1’

Mafeking, Ciudad Subterránea: Capítulo 6 Parte 3

EL PRIMER PRISIONERO DE GUERRA (Última Parte)

Más allá de las incongruencias de la información –sobre todo en lo que se refiere a los tripulantes del tren-  otras fuentes, más cercanas a los holandeses que a los británicos,  aportan un poco de luz al asunto de fondo: ¿Qué ocurrió con el tren que Baden-Powell envió a Kimberley a cargo del Teniente Richard Henry Nesbitt?

El corresponsal del periódico Kalgoorlie Miner, de Tasmania (Australia) entrevistó a la única persona que logró escapar del blindado cuando los Bóers atacaron, un motorista de apellido Flowerday, que narró los hechos:

Encontramos que un par de rieles fueron movidos y los remplazamos, luego mediante un gato tratamos de volver a colocar el tren en su lugar. Llevábamos media hora trabajando cuando empezaron los disparos Bóers”

“Varios de nuestros hombres fueron heridos, y balas de los enemigos atravesaron la manguera unida al motor, y por lo tanto el agua del depósito se escapó. Esto nos dio nuevas esperanzas de reemplazar el motor en la línea y volver al carro blindado. Si nos hubiéramos retirado inmediatamente podríamos haber regresado fácilmente a Madibogo, pero el teniente Nesbitt estaba decidido a llegar a Mafeking Durante toda la noche los Bóers nos dispararon. Cuando comenzó a amanecer abrieron un bombardeo regular,  sin embargo, no disparaban  a los vagones blindados, sino que concentraron su fuego solamente sobre la máquina

A las 5 a.m. hicimos flamear varias  banderas de tregua, pero los disparos siguieron   por otros 15 minutos. Me bajé por el lado izquierdo del tren, oculto de la posición de los Bóers y me arrastré por la arena,  a la distancia vi como unos 50 jinetes se acercaban al tren. Me arrastré oculto cerca de una milla y media, luego caí dormido. Desperté a las 9 y emprendí el camino hacia Madibogo.”

Continuar leyendo ‘Mafeking, Ciudad Subterránea: Capítulo 6 Parte 3’

Mafeking, Ciudad Subterránea: Capítulo 6 Parte 2

EL PRIMER PRISIONERO DE GUERRA (Segunda Parte)

Mafeking.
Miércoles  11 de octubre de 1899
Segunda parte

Una semana antes el Coronel había advertido a la población que con el arribo de los efectivos bóers llegarían los bombardeos sobre la ciudad y ofreció trasladar a las mujeres y los niños que quisieran alejarse del peligro de la guerra; ahora había llegado el momento de cumplir su promesa.

El destino elegido para poner a salvo a los refugiados fue la ciudad de Kimberley en la jurisdicción de la Colonia del Cabo de Buena Esperanza, 363 km al sur de Mafeking,

Los informes de inteligencia daban cuenta que  los  Bóers estaban acechando la zona y tomando posiciones en el campo;  por lo tanto el viaje constituía una empresa  riesgosa.

Baden-Powell confió al Teniente Nesbitt la misión de resguardar el contingente.

Del análisis de los hechos que posteriormente tuvieron lugar, se deduce que las instrucciones que el Coronel impartió al oficial son las siguientes

  • Alistar uno de los dos trenes blindados y equiparlo con armas y municiones.
  • Reclutar un grupo de voluntarios que estuvieran dispuestos a embarcarse en la peligrosa excursión.
  • Escoltar y proteger al tren con civiles hasta la estación ferroviaria de
  • Luego, en el camino de regreso hacer un alto en la estación de Vryburg – 160 km al sur de Mafeking- y allí recoger dos cañones de 7 libras y municiones para reforzar la magra dotación de  artillería de la defensa.
  • Regresar a Mafeking tan ponto como fuera posible.

Continuar leyendo ‘Mafeking, Ciudad Subterránea: Capítulo 6 Parte 2’

Mafeking, Ciudad Subterránea: Capítulo 6 Parte 1

EL PRIMER PRISIONERO DE GUERRA (Primera Parte)

Londres,   2016
Municipio de Richmond
Calle Dr. Bessant,  Kew, Surrey TW9 4DU

Los Archivos Nacionales del Reino Unido –una institución dependiente  del departamento de Cultura, Medios y Deportes-  custodia  los registros de más de 1000 años de la historia de Inglaterra;   Jeffrey Daniel Dominic, su Director Ejecutivo desde el año 2014, afirma que en el edificio del barrio de Kew  se almacena “la mayor colección de documentos del mundo

En una habitación sellada, protegida con aspersores anti flama de gas argón,  aislada del polvo, la luz y la humedad del ambiente, en estanterías metálicas deslizantes pintadas de color verde, se conservan varios cientos de cajas rotuladas.

En uno de los anaqueles móviles, guardado en una caja estanca, está custodiado el único documento con registros indubitables sobre el señor  Nesbitt que he podido hallar en el curso de esta investigación.

Se trata de un cuaderno ordinario de hojas rayadas con índice alfabético, con numeración pre-impresa sus páginas.

A partir de agosto de 1899 los escribas de Baden-Powell lo usaron para anotar -a mano y con tinta negra- el nombre de cada uno de los soldados que se incorporaron al Regimiento del Protectorado.

Continuar leyendo ‘Mafeking, Ciudad Subterránea: Capítulo 6 Parte 1’

Mafeking, Ciudad Subterránea: Capítulo 5 Parte 3

LA FAMILIA DALL  (Última Parte)

(La difícil vida de una familia durante el Sitio)

El Fin de la Guerra
Mafeking
Mayo de 1900

El 17 de mayo, casi un mes  después de la subasta, las fuerzas combinadas de los Coroneles Mahon y Plumer rompieron el cerco que bloqueaba la ciudad, los Bóers abandonaron sus posiciones y  Mafeking quedó liberada.

Inmediatamente se iniciaron las tareas de reconstrucción. Se restableció el servicio de telégrafo y se repararon las vías del tren. La ciudad fue limpiada, los pozos de los refugios comenzaron a rellenarse y los que pudieron retornaron a sus casas.

El sábado 19, el Coronel Baden-Powell, sus hombres y todos los ciudadanos que estaban en condiciones de hacerlo, participaron del Servicio de Acción de Gracias que se ofreció en el cementerio en memoria de los caídos durante el cerco; cerca de 480 personas entre soldados, civiles y nativos.

Aún con la ciudad libre de Bóers, quedó un problema acuciante sin resolver: el hambre.  Luego de pasar siete meses de privaciones indecibles, la gente estaba débil y enferma.

Los ciudadanos esperaban que con las fuerzas de alivio llegaran las provisiones, sin embargo lo único que ingresó al lugar fue un contingente de soldados y una fuerza de tareas que se ocupaba de resolver los temas de infraestructura y comunicaciones.

Hubo que esperar diez días más para que el tamaño de las raciones aumentara.

Continuar leyendo ‘Mafeking, Ciudad Subterránea: Capítulo 5 Parte 3’

Mafeking, Ciudad Subterránea: Capítulo 5 Parte 2

LA FAMILIA DALL  (Segunda parte)

(Continuamos conociendo la vida de una familia durante el Sitio)

CATHERINE
Mafeking. Sudáfrica
Martes 27 de febrero de 1900

El pozo que ocupaba a la hora de dormir, era una larga galería subterránea de unos 150 metros de largo por 1.50 metros de ancho, techada con rieles del ferrocarril, chapas de hierro corrugado  y montones de tierra encima. El extraño alojamiento era compartido por otras 188 mujeres y 315 niños de raza blanca, que –al igual que ella- habían decidido quedarse en la ciudad acompañando a sus hombres. El Laager –como denominaban al refugio que construyó la defensa- en verdad no era un lugar cómodo o agradable, pero al menos habían podido llevar a 150 niñas nativas que oficiaban como criadas y les hacían más fácil el día. Un grupo de carretas y carpas de campaña completaba las “comodidades” del sector,  que  estaba rodeado por una   montaña de tierra de unos 3 metros de altura. El extraño conjunto estaba rematado con una gran bandera con una  cruz roja, instalada con la esperanza de que los Bóers honraran la Convención de Ginebra de 1864; pero pronto se comprobaría  que los Burgueses no tenían ningún respeto por ese pacto.

Women’s Laager: Refugio de Mujeres y Niños en 1900, fotografiado por el Reverendo W. Weekes. de la iglesia Anglicana de Mafeking

Continuar leyendo ‘Mafeking, Ciudad Subterránea: Capítulo 5 Parte 2’

Mafeking, Ciudad Subterránea. Capítulo 5 Parte 1

LA FAMILIA DALL  (Primera Parte)

La característica notable del asedio fue que toda la comunidad estaba impregnada de un espíritu de leal resistencia  y de  una alegre y buena sensación, bajo la cual  todas las diferencias locale y privadas habituales fueron dejadas de lado a favor de la única gran idea… “                                      Baden-Powell, 1907. Sketches in Mafeking & East Africa

Uno de los aspectos más llamativos del Sitio de Mafeking, es la manera en la que la ciudad intentó –dentro de lo posible-  continuar con su estilo y ritmo de vida, pese a los bombardeos cotidianos y la amenaza permanente de una invasión Bóer, en gran medida, los temas administrativos y legales del municipio siguieron rodando. Más destacable aún,  es la  forma en que sus ciudadanos trataron de seguir adelante  con sus asuntos personales y cotidianos en medio de la guerra.

La historia de la familia Dall, es una buena muestra de ello.

——●——

JAMES
Mafeking. Sudáfrica
Viernes 22 de diciembre de 1899

El Registro de Inmigrantes Británicos en Sudáfrica  indica que James Dall, era el cuarto de los doce hijos que tuvieron el Profesor James Kayll Dall y Margaret Holme en Inglaterra.   El  censo nacional de  1861 lo encontró viviendo con su familia en Leeds, a cuatro horas de Londres. Cuando tenía 16 años de edad, el nuevo  empadronamiento de  1871 lo ubica junto a sus padres y hermanos en Surrey, en sudeste de Inglaterra.

Continuar leyendo ‘Mafeking, Ciudad Subterránea. Capítulo 5 Parte 1’

Mafeking: Ciudad Subterránea. Capítulo 4 Parte 3

LA TRAGEDIA DE LA PLAZA DEL MERCADO (Última  Parte)

(Un muerto y algunas decisiones difíciles para BP)

Escena 5
Tres días más tarde
Mafeking, Sudáfrica.  
Sábado 12 de mayo de 1900. 212º día del Sitio
Cinco días antes de la liberación de la ciudad.

El Teniente Keneth Murchison finalizaba su sexto mes de arresto en la cárcel de Mafeking. Ocasionalmente, algunas tardes  lo dejaban pasear por los alrededores. Los testimonios de las personas que pudieron  conversar con él decían que se mostraba muy arrepentido, que lamentaba haber sesgado la vida del reportero y que no recordaba nada del incidente.

A la angustia que le producía  el encierro, se le sumaba la imposibilidad de combatir junto a sus compañeros, el artillero escuchaba los tiroteos y bombardeos impotente, confinado en su celda.

Los defensores llevaban siete arduos meses resistiendo. El pintoresco poblado de casitas con techos de chapa ahora era un revoltijo  de escombros. Los combatientes y civiles se encontraban débiles por la falta de alimentos, como señalaba el subastador Edward Ross en su diario del Sitio

“… todo en el  lugar se ha comido excepto herraduras y alambre de púas”

Los mensajes que lograban traspasar el cerco de la ciudad decían que las fuerzas de británicas de liberación a cargo del Coronel Plumer estaban cerca y que el alivio era inminente.

Los Bóers lo sabían y decidieron jugar su carta más osada.

Continuar leyendo ‘Mafeking: Ciudad Subterránea. Capítulo 4 Parte 3’