Archivo de etiquetas de 'educación'

“Insignia de Madera”: No, no todos los cursos son iguales…

La semana pasada os hablé del curso “Insignia de Madera” que hacen los scouts norteamericanos de los BSA y, como ya os anticipé, hoy seguiremos viendo algunas cosas importantes referentes a esta formación.

Creo que todos estamos de acuerdo en lo importante que es que cada scouter esté lo mejor formado posible. Y NO, desde luego que hacer un montón de cursos no garantiza el éxito, pero en ellos se abordan aspectos que resultan imprescindibles para que los chicos puedan sacar el máximo de su experiencia en el escultismo.

¿Y por qué digo que no garantiza el éxito? Pues porque como vimos en este artículo…

¿Por qué se van nuestros scouts? 4. La falta de buenos scouters

… la conexión con los chicos y con los padres no es algo que se pueda aprender en un curso, aunque sí se puede aprender a prestar atención a determinados aspectos o comportamientos que nos ayudarán en ello.

Formarse bien ES ESENCIAL, especialmente en aquellos grupos en los que hay mucha rotación de dirigentes o en los que los scouters no fueron scouts en su día (evidentemente esa experiencia proporciona ventaja).
Eso sí, me parece imprescindible que el Curso de Insignia de Madera se imparta de la manera adecuada.

Continuar leyendo ‘“Insignia de Madera”: No, no todos los cursos son iguales…’

¿Por qué molestarse en conseguir la “Insignia de Madera”…?

No. No os voy a marear con uno de mis relatos históricos. Todos sabéis qué es la Insignia de Madera, y en este artículo de “La Roca” os conté cómo surgió la idea de los cursos de formación para Scouters y  el programa de aquellos primeros cursos que se impartieron en el mítico Gilwell Park y que dieron lugar a esta insignia.

Lo que os traigo en el artículo de hoy son las respuestas de 25 responsables a una sencilla pregunta: ¿Por qué debería conseguir mi Insignia de Madera?

¿Queréis echar un vistazo?  Pues aquí las tenéis:

  1. El curso de Insignia de Madera es una de las mejores experiencias formativas que he tenido desde que estoy en los scouts.
  2. Coge todo lo que creas saber sobre formación del liderazgo y tíralo por la ventana.
  3. No es sólo una formación en liderazgo. Es formación de la mejor para la vida.
  4. Es la segunda mejor decisión que tomes en los scouts. La primera es involucrarte en ellos.
  5. La mejor formación que jamás recibí. Uso la información tanto en los scouts como en mi trabajo de profesor.
  6. Cuando era scout me preguntaba de dónde salían los grandes Scouters. Ahora lo sé, hicieron el curso de Insignia de Madera.
  7. Abre tus ojos a todas las posibilidades que el escultismo puede ofrecer a los jóvenes.
  8. Al haber realizado el curso siendo Scouter de Manada, ahora sé lo que mis chicos se disfrutarán en el futuro como scouts. Puedo prepararlos mejor para su tiempo en Tropa y puedo ayudar a sus padres a entender por qué hacemos las cosas que hacemos en Lobatos.
  9. Continuar leyendo ‘¿Por qué molestarse en conseguir la “Insignia de Madera”…?’

Por qué son tan importantes para la Humanidad estas Lobatas de 10 años

Mi hija tiene diez años y por el momento es una feliz Lobata en un grupo de Scouts et Guides de Francia. Mi hija y las demás Lobatas de 10 años forman parte de esos 60 millones de niñas que tienen la misma edad en el mundo y que si nuestra actitud, la de los adultos y especialmente la de los adultos varones no cambia, lo va a tener muy difícil en el futuro próximo, de aquí a unos 15 años.

tres Guías Scouts et Guides de France

10: Nuestro futuro depende de las niñas que cumplen esta edad decisiva . Es el título del último informe de la UNFPA (Fondo de Naciones Unidas para la Población y el Desarrollo) sobre el estado de la población en 2016. En él tenéis algunas respuestas.

Este informe es optimista. Yo al menos así lo veo. Formula promesas de futuro, un futuro que podría ser brillante. Pensad en ello tanto si lo léeis como si no. Podemos cambiar el mundo, con nuestra actitud, nuestros actos y nuestros comentarios (o en algunos casos con la ausencia de ellos). Yo para mi hija de diez años y para sus amigas quiero un futuro como el que cualquier mujer se merece, que le permita actuar en su sociedad en igualdad de condiciones, como debe corresponder a este ya menos del 50% de personas que habitamos el planeta, por el simple hecho de ser PERSONAS y habitar en el planeta.  Apelo aquí a la noción de igualdad, pero sobre todo, de dignidad y a la de oportunidad.

Continuar leyendo ‘Por qué son tan importantes para la Humanidad estas Lobatas de 10 años’

En las ruinas de Scoutland

Hoy quiero compartir con ustedes un texto distinto. Seguramente tomare palabras prestadas ¿acaso alguna de ella no lo es?  Nos son donadas de niños para que hagamos un torpe uso de ellas, en tanto nunca alcanzan para decir lo que pensamos y sentimos. Siempre me pregunto si existe un SER scout y de qué se trataría ello; trato de formular respuestas siempre fallidas a preguntas que insisten mas sobre el modelo que sobre el proceso… después de todo,  los adultos somos el resultado final del escultismo.

lugares abandonados

Cuando era niño imaginaba Scoutland como un país lleno de scouts en el que chicos de distintos lugares, sin importar su condición, vivían extraordinarias aventuras en lugares extraños, habitados por animales salvajes, remontando ríos o subiendo montañas donde el espíritu de patrulla y los conocimientos aprendidos nos permitían  sobrevivir las inclemencias del tiempo y los ataques sangrientos de animales y fantasmas que rodeaban el campamento por la noche.

Continuar leyendo ‘En las ruinas de Scoutland’

“De tal palo… tal astilla”. ¿Un scout ideal?

Sí. Tal y como os contaba la semana anterior… eso es lo que todos esperaban del hijo del fundador, que fuese un chico y un scout ‘perfecto’… pero las cosas no siempre salen como uno piensa.

Ya vimos que Peter Baden-Powell había sido un niño con muchos problemas, tanto el plano físico como en el intelectual. Y que las expectativas que su padre había depositado en el chico parecían superar ampliamente sus capacidades.

El viejo Jefe hubiese querido que fuese como él: extrovertido, con talento artístico, amante del deporte… y sobre todo que obtuviese buenas calificaciones en primaria y pudiese entrar en su querido instituto de Charterhouse.

Sin embargo, en la escuela primaria, sus profesores sólo podían reconocer que el niño “lo intentaba”, y que parecía necesitar una gran dosis de autoestima para recuperar el retraso de la infancia. Una y otra vez advirtieron a su padre que no esperase demasiado de él, especialmente en cuanto a los deportes. Aquello seguro que fue un golpe para B-P, quien siempre consideró que la fortaleza física y la resistencia eran componentes muy importantes.

“¿Y qué hizo? Porque cuesta creer que el fundador simplemente se resignara…”

Continuar leyendo ‘“De tal palo… tal astilla”. ¿Un scout ideal?’

Unos padres ejemplares

¿Quiénes? ¿O se trata de algunos de esos consejos de manual?”

Pues no.

Ya sabéis lo que me gusta contaros batallitas (¿o creéis que lo de ‘Gato Legendario’ me lo pusieron al azar?, je, je), así que hoy os contaré algo referente a unos padres y unos hijos muy especiales: el matrimonio Baden-Powell y sus retoños. En concreto os hablaré del primogénito: Peter Baden-Powell.

“Una biografía…¡No, por favor!”

Je, je, …. ya  sé que suena a tostón, pero es que… ¿nunca os habéis preguntado qué resultado tuvo el escultismo en el mismísimo hijo del fundador? ¿Cómo sería tener como padre a todo un héroe nacional?

Porque  después de conocer a los personajes, su obra en el Movimiento Scout y Guía, su conocimiento sobre educación de jóvenes y sobre la naturaleza humana, los múltiples escritos del fundador… seguro que  muchos de vosotros podríais pensar que la tarea de la paternidad para ellos sería más sencilla.

Por lo menos yo pensaba así, imaginando que como B-P tenía unas vivencias extraordinarias, un conocimiento enciclopédico del método, y una evidente conexión con los chavales… la vida de aquel niño habría sido maravillosa.

Continuar leyendo ‘Unos padres ejemplares’

La técnica Scout y la formación del carácter

Tercera parte “De la formación del carácter a la corrosión del carácter

Hemos aprendido a decir – y lo que es peor- estar convencidos de que lo rutinario es lo que nos mata, que las jerarquías impiden el desarrollo de las personas, que esto es lo que no funciona en lo social. Hemos confundido la Creatividad con Invención. La primera surgiría de la nada (ex – nihilo), la segunda de lo conocido cuando podemos hacer que con ello surja lo novedoso.

barbacoa

Nos han dicho que lo rutinario es displacentero y lo novedoso placentero. Insistimos en repetirlo aunque no dejamos de esperar con ganas el partido de futbol de los jueves con nuestros viejos amigos, no dejamos de hacer el asado una y otra vez, o ir al gimnasio… Esperamos con ansia la bicicleteada que todas las lunas llenas une a los ciclistas de la ciudad. Hacemos “actividades manuales” para “despejarnos”, estudiamos un instrumento musical o vamos a un grupo de teatro para “desestresarnos”; todas actividades con técnicas y rutinas que no pensamos que son tales… entonces… ¿es seguro afirmar que la rutina es algo malo? ¿o podremos pensar con Sennet que existe una rutina que tiene su dignidad y conviene al sujeto, que se diferencia de otra destructiva?

Continuar leyendo ‘La técnica Scout y la formación del carácter’

La ‘Granja Scout’ y la Ciudad de los Muchachos

Bueno, tal y como os prometí la semana pasada, vamos a curiosear un poco más sobre aquella ‘república de scouts granjeros’ que os presenté.

Y continuaré respondiendo a la pregunta que dejábamos pendiente:

“¿De dónde salió aquella idea y cómo se llevó a la práctica?”

Bien, aquella ‘Granja Scout’ de Buckhurst Place era la respuesta a algo que Baden-Powell siempre había tenido en mente: la capacidad del gobierno de los muchachos por ellos mismos y el valor formativo de esa aventura. El fundador creía en la importancia de la “escuela de la vida”, y que la responsabilidad sacaba lo mejor de las personas.

Las experiencias de la ‘República de Jóvenes de George’ (que también vimos en el artículo anterior), en los EEUU, le mostraron la viabilidad de ese proyecto al que dio vida con la ayuda de Benjamin Newgass.

“¿Benjamin Newgass? ¿Quién era? ¿Algún General amigo de BP? ¿Un scouter de los primeros tiempos?”

Pues no. El Sr. Newgass era un vecino rico de la localidad de Frant, y fue él quien donó a los scouts la enorme mansión de Buckhurst Place (curiosamente con las mismas iniciales del fundador B.P.), en la villa vecina de Wadhurst (si queréis situarlo en el mapa, se encuentra en la frontera entre los Condados de Sussex y Kent, cerca de Tunbridge Wells).

Continuar leyendo ‘La ‘Granja Scout’ y la Ciudad de los Muchachos’

¡¡¡Scoutlandia!!!

No, no os voy a hablar de ningún parque de atracciones novedoso al que viajar este próximo verano, sino de una auténtica ‘República de Muchachos’, o lo que podríamos denominar de esa manera a la que yo he bautizado como “Scoutlandia”.

“¿’República de muchachos’? ¿Eso dónde está? ¿Qué historia nos traes hoy?”

Pues os contaré algo acerca de un esquema de trabajo, dentro del escultismo de los primeros días, que me encontré mientras traducía al castellano el libro “Boy Scouts más allá de los mares” (“Boy Scouts Beyond the Seas”).

En su visita a los EEUU durante los comienzos del Movimiento (el libro narra el viaje realizado en 1912), Baden-Powell nos cuenta la existencia de este interesante lugar:

“Visité un lugar que sería de gran interés para los scouts, porque, de algún modo es como nuestra granja de scouts en Buckhurst Place.
Como sabéis, los scouts tienen allí sus propias granjas, y gestionan sus propios asuntos, con un alcalde y unos concejales elegidos de entre ellos mismos.”

¡Vaya! La verdad es que hasta entonces no había oído hablar de aquel lugar. Pero sigamos con lo que nos cuenta el Viejo Jefe:

Continuar leyendo ‘¡¡¡Scoutlandia!!!’

¿Por qué y cómo nacieron los scouts? 3. El origen de una idea.

5905372_origSí. La aparición de “Escultismo para muchachos” cambió la faz del aquella Gran Bretaña de 1908 a la que os invité a viajar el pasado jueves. 

Y tal y como os anticipé, en el artículo de hoy vamos a indagar un poquito en el nacimiento del esquema scout y de este libro, que fue su pilar básico.

Porque…

… ¿Nunca os habéis preguntado cuándo se le ocurrió a Baden-Powell escribirlo? ¿O si hubo algún esbozo anterior? ¿O acaso surgió de golpe?

Como casi todas las cosas de la vida, el libro de BP fue el fruto de multitud de ideas y vivencias personales recogidas durante mucho tiempo y desarrolladas en unas circunstancias concretas.
Hacer un análisis exhaustivo podría llevar un libro entero, así que me voy a limitar a repasar los hechos principales en los que comprobaremos cómo ese esquema básico se fue forjando poco a poco.

“Sí, ya conocemos la historia de los primeros scouts de Mafeking y todo eso…”

Bueno, pues lo primero que me gustaría dejar claro es precisamente que los Cadetes de Mafeking NO eran scouts… ni fueron ningún prototipo para ello. Los Cuerpos de Cadetes eran algo común en el Reino Unido y sus Colonias y podemos estar seguros de que el fundador no les prestó excesiva atención durante el asedio.

Continuar leyendo ‘¿Por qué y cómo nacieron los scouts? 3. El origen de una idea.’