Archivo de etiquetas de 'educación'

Una verdad Incómoda (2): No hablemos de Educación, sino de aprendizaje.

Tú hiciste de mi vida un cuento para niños en donde naufragios,
pérdidas y diferencias…. son pretextos de ceremonias

Alejandra Pizarnik

¿Por qué no hablar de Educar y sí de aprendizaje? Sencillo. Hablar de Educar implica posicionarse políticamente en tanto que siempre se lo hace desde una práctica social que atraviesa la historia de la humanidad, teniendo desde sus orígenes la formación del hombre o a partir del siglo XIX, del ciudadano. Esto implica que la Cultura establece cuáles son los saberes a transmitir implicando en su selección una operación ideológica, señalando contenidos, despreocupándose de ellos, definiendo qué es la educación y de qué forma se aprende.

Continuar leyendo ‘Una verdad Incómoda (2): No hablemos de Educación, sino de aprendizaje.’

Una verdad incómoda. La renuncia a Educar en el modelo Valleriano

“No existe nada parecido a la desaparición de la infancia,
aunque sí existe la renuncia adulta a intervenir en la educación de los niños”

Estanislao Antelo

niño y árbol

Renunciar a Educar. Eso se pide a los adultos tanto en la escuela como en algunas organizaciones Scouts, afirmando que si lo hacemos ¡realmente educamos! ¿cómo es esto?

El mito del autoengendramiento – reservado a los dioses – que en otros tiempos alimentó al “yo” todopoderoso de la “religión americana”, a Nietzsche en su “voluntad de poder”, a Hitler con la pureza racial; hoy reaparece desde la llamada ciencia al servicio del poder bajo el imperio de una  biopolítica cimentada en el “mito del niño que se crea a sí mismo”, por lo que la labor del adulto nunca podrá ser educarlo sino “facilitarle” el camino a su autocreación casi sin marcas identificatorias (pero no sin marcas, con las del mercado que inunda desde la tecnología a su disposición) y con la menor interferencia posible.

Continuar leyendo ‘Una verdad incómoda. La renuncia a Educar en el modelo Valleriano’

Dar lo que se promete

La semana pasada os volví a dar la tabarra con la importancia del marco simbólico y los pequeños detalles a la hora de crear un espíritu de grupo que haga más atractivo el juego.

Sé que me repito muchas veces y que seguramente parezca “cansino”, pero es que estoy tan convencido de sus bondades a la hora de aumentar el atractivo y la retención de los chavales que todo esfuerzo me parece poco.

Y sí, creo que todo lo que se puede decir sobre estos temas lo he contado con lujo de detalles en los artículos que encadenamos tras el título “Redescubriendo el escultismo“, en los que semana a semana desgranamos todos los elementos esenciales del Gran Juego tal y como se hizo siempre.

Redescubriendo el escultismo.

Hoy, con vuestro permiso, os contaré una historia real. La historia de un grupo scout francés vivida por un Scouter español, nuestro hermano Darzee,  en la que se refleja con claridad la importancia de ver las cosas con los ojos de los chavales.

Continuar leyendo ‘Dar lo que se promete’

El cebo adecuado

“¿De qué nos va a hablar este hoy? ¿De pesca?”

Je, je, je. Más o menos. De pesca… de chavales. De captación, de la importancia de revestir el Juego de magia y aventura.

Los que me hayáis seguido en otros artículos sabéis que hay una anécdota del fundador que me encanta comentar. Se refiere a su primera conversación con Arthur Pearson (el artífice de la publicación de “Scouting for Boys” y de gran parte de los libros y revistas de escultismo en el Reino Unido de la época). En aquella charla estaban buscando un nombre que resultara de verdad llamativo a los chicos, y BP bromeó diciendo que evidentemente no podían llamarlo “Sociedad para la propagación de los atributos morales”.

El viejo Jefe tenía claro que con el escultismo lo que pretendía era ayudar a formar el carácter y los valores de los chicos…pero que era necesario revestir todo aquello con diversión, emoción y aventura si se quería que realmente los atrajese (de hecho ya existían un montón de asociaciones juveniles en la época que inculcaban valores y estimulaban el compañerismo, la colaboración, la camaradería…como las Boy’s Brigades, los Cadet Corps, la YMCA, los Church Lads’ Brigades, los Muchachos de la Tabla Redonda, etc.).

Sí, pero para eso BP necesitaba algo que se encontrase en lo más profundo de cada chico y que llamara la atención del mayor número posible de ellos. Ese ALGO, unido a la manera de trabajar que había experimentado con un éxito rotundo con sus hombres en el 5º de Dragones, era el marco de los exploradores y los pioneros: los Scouts.

Así que simplemente utilizó aquella magia, aquel ambiente anclado en conocimientos de pueblos ancestrales, de las habilidades que les permiten valerse en los bosques, en triquiñuelas para acechar sin ser visto, orientarse en la naturaleza, etc.

Todo ello despierta la imaginación de los chicos, y no sólo de los de antes: de los de todo tiempo y lugar, porque lo llevan en el ADN de la especie. Os reto a encontrar a un chico al que no le llame la atención… siempre y cuando se le presente de la forma apropiada.

Continuar leyendo ‘El cebo adecuado’

Disciplina y Liderazgo

La semana pasada os mareé un poco tratando de aclarar el concepto de disciplina en el escultismo.

Hoy, para seguir ilustrándolo, os traigo uno de esos artículos que se publicaron en la revista “The Scouter” hace un montón de tiempo (éste figura en una selección de la que ya os he hablado anteriormente y publicada con el nombre de “Scouter’s Digest”).

Porque a pesar de los años transcurridos me parece que en ocasiones es necesario hablar de este tipo de conceptos como el de o Disciplina o el de Liderazgo.

¿En qué consisten? Os invito a echarle un vistazo a algunos extractos del mismo:

Disciplina y Liderazgo

Oh Señor, enséñanos a ser los dueños de nosotros mismos para que podamos ser los sirvientes de los demás

La esencia de la disciplina es el dominio del egoísmo. El servicio verdadero es la esencia del liderazgo. Debemos ser discípulos antes de poder ser maestros.
Debemos aprender, y aprender a seguir, antes de poder guiar.

Y tanto en la disciplina como en el liderazgo, en el aprendizaje como en la enseñanza, el ejemplo es fundamental. Y esto, como bien sabemos todos, es una verdad tanto en el escultismo como en otras facetas de la vida. Si el escultismo ha de ser un modo de vida, el ejemplo correcto de todos nosotros es necesario para lograr ese ideal.

Continuar leyendo ‘Disciplina y Liderazgo’

“Insignia de Madera”: No, no todos los cursos son iguales…

La semana pasada os hablé del curso “Insignia de Madera” que hacen los scouts norteamericanos de los BSA y, como ya os anticipé, hoy seguiremos viendo algunas cosas importantes referentes a esta formación.

Creo que todos estamos de acuerdo en lo importante que es que cada scouter esté lo mejor formado posible. Y NO, desde luego que hacer un montón de cursos no garantiza el éxito, pero en ellos se abordan aspectos que resultan imprescindibles para que los chicos puedan sacar el máximo de su experiencia en el escultismo.

¿Y por qué digo que no garantiza el éxito? Pues porque como vimos en este artículo…

¿Por qué se van nuestros scouts? 4. La falta de buenos scouters

… la conexión con los chicos y con los padres no es algo que se pueda aprender en un curso, aunque sí se puede aprender a prestar atención a determinados aspectos o comportamientos que nos ayudarán en ello.

Formarse bien ES ESENCIAL, especialmente en aquellos grupos en los que hay mucha rotación de dirigentes o en los que los scouters no fueron scouts en su día (evidentemente esa experiencia proporciona ventaja).
Eso sí, me parece imprescindible que el Curso de Insignia de Madera se imparta de la manera adecuada.

Continuar leyendo ‘“Insignia de Madera”: No, no todos los cursos son iguales…’

¿Por qué molestarse en conseguir la “Insignia de Madera”…?

No. No os voy a marear con uno de mis relatos históricos. Todos sabéis qué es la Insignia de Madera, y en este artículo de “La Roca” os conté cómo surgió la idea de los cursos de formación para Scouters y  el programa de aquellos primeros cursos que se impartieron en el mítico Gilwell Park y que dieron lugar a esta insignia.

Lo que os traigo en el artículo de hoy son las respuestas de 25 responsables a una sencilla pregunta: ¿Por qué debería conseguir mi Insignia de Madera?

¿Queréis echar un vistazo?  Pues aquí las tenéis:

  1. El curso de Insignia de Madera es una de las mejores experiencias formativas que he tenido desde que estoy en los scouts.
  2. Coge todo lo que creas saber sobre formación del liderazgo y tíralo por la ventana.
  3. No es sólo una formación en liderazgo. Es formación de la mejor para la vida.
  4. Es la segunda mejor decisión que tomes en los scouts. La primera es involucrarte en ellos.
  5. La mejor formación que jamás recibí. Uso la información tanto en los scouts como en mi trabajo de profesor.
  6. Cuando era scout me preguntaba de dónde salían los grandes Scouters. Ahora lo sé, hicieron el curso de Insignia de Madera.
  7. Abre tus ojos a todas las posibilidades que el escultismo puede ofrecer a los jóvenes.
  8. Al haber realizado el curso siendo Scouter de Manada, ahora sé lo que mis chicos se disfrutarán en el futuro como scouts. Puedo prepararlos mejor para su tiempo en Tropa y puedo ayudar a sus padres a entender por qué hacemos las cosas que hacemos en Lobatos.
  9. Continuar leyendo ‘¿Por qué molestarse en conseguir la “Insignia de Madera”…?’

Por qué son tan importantes para la Humanidad estas Lobatas de 10 años

Mi hija tiene diez años y por el momento es una feliz Lobata en un grupo de Scouts et Guides de Francia. Mi hija y las demás Lobatas de 10 años forman parte de esos 60 millones de niñas que tienen la misma edad en el mundo y que si nuestra actitud, la de los adultos y especialmente la de los adultos varones no cambia, lo va a tener muy difícil en el futuro próximo, de aquí a unos 15 años.

tres Guías Scouts et Guides de France

10: Nuestro futuro depende de las niñas que cumplen esta edad decisiva . Es el título del último informe de la UNFPA (Fondo de Naciones Unidas para la Población y el Desarrollo) sobre el estado de la población en 2016. En él tenéis algunas respuestas.

Este informe es optimista. Yo al menos así lo veo. Formula promesas de futuro, un futuro que podría ser brillante. Pensad en ello tanto si lo léeis como si no. Podemos cambiar el mundo, con nuestra actitud, nuestros actos y nuestros comentarios (o en algunos casos con la ausencia de ellos). Yo para mi hija de diez años y para sus amigas quiero un futuro como el que cualquier mujer se merece, que le permita actuar en su sociedad en igualdad de condiciones, como debe corresponder a este ya menos del 50% de personas que habitamos el planeta, por el simple hecho de ser PERSONAS y habitar en el planeta.  Apelo aquí a la noción de igualdad, pero sobre todo, de dignidad y a la de oportunidad.

Continuar leyendo ‘Por qué son tan importantes para la Humanidad estas Lobatas de 10 años’

En las ruinas de Scoutland

Hoy quiero compartir con ustedes un texto distinto. Seguramente tomare palabras prestadas ¿acaso alguna de ella no lo es?  Nos son donadas de niños para que hagamos un torpe uso de ellas, en tanto nunca alcanzan para decir lo que pensamos y sentimos. Siempre me pregunto si existe un SER scout y de qué se trataría ello; trato de formular respuestas siempre fallidas a preguntas que insisten mas sobre el modelo que sobre el proceso… después de todo,  los adultos somos el resultado final del escultismo.

lugares abandonados

Cuando era niño imaginaba Scoutland como un país lleno de scouts en el que chicos de distintos lugares, sin importar su condición, vivían extraordinarias aventuras en lugares extraños, habitados por animales salvajes, remontando ríos o subiendo montañas donde el espíritu de patrulla y los conocimientos aprendidos nos permitían  sobrevivir las inclemencias del tiempo y los ataques sangrientos de animales y fantasmas que rodeaban el campamento por la noche.

Continuar leyendo ‘En las ruinas de Scoutland’

“De tal palo… tal astilla”. ¿Un scout ideal?

Sí. Tal y como os contaba la semana anterior… eso es lo que todos esperaban del hijo del fundador, que fuese un chico y un scout ‘perfecto’… pero las cosas no siempre salen como uno piensa.

Ya vimos que Peter Baden-Powell había sido un niño con muchos problemas, tanto el plano físico como en el intelectual. Y que las expectativas que su padre había depositado en el chico parecían superar ampliamente sus capacidades.

El viejo Jefe hubiese querido que fuese como él: extrovertido, con talento artístico, amante del deporte… y sobre todo que obtuviese buenas calificaciones en primaria y pudiese entrar en su querido instituto de Charterhouse.

Sin embargo, en la escuela primaria, sus profesores sólo podían reconocer que el niño “lo intentaba”, y que parecía necesitar una gran dosis de autoestima para recuperar el retraso de la infancia. Una y otra vez advirtieron a su padre que no esperase demasiado de él, especialmente en cuanto a los deportes. Aquello seguro que fue un golpe para B-P, quien siempre consideró que la fortaleza física y la resistencia eran componentes muy importantes.

“¿Y qué hizo? Porque cuesta creer que el fundador simplemente se resignara…”

Continuar leyendo ‘“De tal palo… tal astilla”. ¿Un scout ideal?’