Archivo de etiquetas de 'educación para la acción'

Actividades típicas: educación en movimiento

fogon

El título de este artículo es “Actividades scouts, educación en movimiento” por lo que en primer lugar, creo necesario ensayar una posible definición de “actividad scout” que nos permita ir profundizado y relacionando con otros artículos que he escrito aqui y en “Apuntad Alto!”.

Entendemos por actividades scouts típicas al desarrollo progresivo y secuenciado de la repetición en las distintas habilidades de las llamadas artes scout. Dicha repetición no implica linealidad ya que cada etapa constituye un desafío en sí misma, aunque por ser parte de un proceso complejo siempre será precedente o complementario de otra. Los medios privilegiados interrelacionan juego, trabajo y valores democráticos permitiendo el desarrollo de contenidos y actitudes en los que la reparación no se considera fracaso sino parte del aprender –haciendo y la singularidad se pone en juego para llevar a su máxima expresión el “sistema de patrullas”.

Como todo intento de definición, lo que encontramos es una frase en la que existen una serie de suposiciones y donde a su vez es necesario realizar aclaraciones para obtener un poco de claridad, que nos permita hacer algo… como por ejemplo ¡actividades scouts!. Analizaremos el intento de definición por partes…

Continuar leyendo ‘Actividades típicas: educación en movimiento’

El hacer y el ser en el programa educativo del escultismo (2)

DSC_0274

Una educación imposible

En el texto anterior afirmábamos con otras palabras la tan citada frase de BP de que el escultismo es la carnada para la educación en valores, por eso no dudábamos en afirmar que los valores secundan al saber hacer y no al revés como en los protocolos de comportamiento cargados de valores morales disfrazados de objetivos educativos; que es necesario producir una falta en el saber para que se produzca el aprendizaje y el acompañamiento del adulto en el juego scout. Si la posición de quien dirige es “protocolo en mano” la educación que ofrece el escultismo  se reduce a una adecuación de los niños y jóvenes al protocolo. Esto no es sin consecuencias ya que muchas de las conductas que se “esperan” en realidad no son esperables para el grupo etario, incluso se las denomina “objetivos desafío” porque van directamente en contra de cómo los niños y jóvenes viven sus procesos vitales.

Continuar leyendo ‘El hacer y el ser en el programa educativo del escultismo (2)’