Archivo de etiquetas de 'distopia'

Relatos Scouts Distópicos. En las entrañas de la tierra

Llegado el amanecer Timbúes y huemules se preparan para avanzar. Alina observa movimientos y decide realizar un reconocimiento del terreno utilizando un largavistas de alta potencia.

–          Ruben. Voy a grabar en la memoria lo que veo, mientras les cuento. En el lago artificial hay unas tolvas con lo que tiran algo hacia el agua. Sobre el Sur parece que por bombeo llevan el agua a una especie de circuito de bebederos donde las vacas mutantes van a beber. También existe una especie de canal de riego que lleva el agua hasta un lugar lleno de hongos y luego el restante de agua parece ir para el arroyo

–          Alina. ¿Quiénes trabajan?

–          Ruben. Vigilantes. Son los “cabeza pequeña” realizando tareas automatizadas, lo que sea que tiran en la Tolva proviene de la mina, pero la entrada está protegida, la puerta solo se abrió cuando salió un carro con lo que depositaron en la tolva, luego volvió y se cerró. Continuar leyendo ‘Relatos Scouts Distópicos. En las entrañas de la tierra’

Relatos Scouts Distópicos. Mc Ladon (Obsolescencia Humana Programada)

 

Sacha, Alina, Eleonor y Kemal se disponen a avanzar dentro de la instalación. Tienen sus pulseras de camuflaje y su objetivo es saber qué  que ocurre dentro del lugar con las vacas extrañas. El frigorífico es muy grande, en sus pasillos hay vigilantes de cabeza pequeña y deben llegar a la sala donde se encuentra la documentación. Se dividen en dos grupos, de acuerdo a las líneas de producción. El objeto es indagar qué es lo que sucede en ese lugar.

Sacha y Alina llegan al sector uno. Ingresan con una tarjeta chipeada. En el lugar observa una serie de máquinas automáticas que procesan la carne de una manera muy particular: de un lado de la máquina ingresan 200 grs de carne, del otro sale un comprimido. Continuar leyendo ‘Relatos Scouts Distópicos. Mc Ladon (Obsolescencia Humana Programada)’

Relatos Scouts Distópicos. Incursión desde el “pozo de los clavos”.

lago, foto aérea 

Todo está dispuesto para comenzar la Asamblea. Todos sabían de qué se trataba pero era momento de tomar decisiones.

–          Sacha. Bueno. Como ya sabemos casi sin querer la búsqueda de aquello que aparecía en la comida de “ciudad Centro” nos llevó a descubrir algo que no esperábamos, que la Corporocracia tiene un programa de Obsolescencia Programada con el objeto de controlar la cantidad de población hasta que culmina su vida útil, y esto se basa en la incorporación en la comida del  gen 34f el que a partir de una vulnerabilidad en el sistema inmune de las personas, provoca una enfermedad mortal. Podemos volvernos con el descubrimiento o avanzar un poco más

–          Natalia. Avanzar un poco más implica encontrar el lugar donde se produce y la información necesaria para que los Biólogos de las colonias traten de buscar algún tipo de solución

–          Piero. No creo que el Bibliotecario nos avale a avanzar, es de mucho riesgo, ya no se trata de que como scouts estamos reconociendo la zona sino de que puede ser peligroso para todos nosotros. Si nos descubren ¿Qué va a pasarnos?
Continuar leyendo ‘Relatos Scouts Distópicos. Incursión desde el “pozo de los clavos”.’

Relatos Scouts Distópicos. Las trazas del destino

Luego de una semana de espera los Huemules marcharon hacia Basurópolis. El camino era familiar, y siempre hacían un alto en el camino para saludar a los viejos amigos que fueron cómplices ocultos de su primera escapada de Ciudad Centro.  Llegados a la colonia se dirigieron al grupo scout del lugar donde se encontrarían con la patrulla Timbúes, conformada por chicas de la Colonia: Natalia, Veronica, Alina, Mariah y Eleonor serían sus compañeras de aventura.

–          Sacha. ¡hola chicas! ¿todo preparado?

–          Alina. Sí, pero el Bibliotecario quiere vernos en Ciudad – Centro.

–          Ruben. ¿el Bibliotecario?

–          Alina. Sí, será para decirnos que no hagamos lío en las Sierras jajaja

Los huemules rieron todos a la vez, posiblemente no por lo gracioso del dicho, sino como forma de agradar a sus compañeras de viaje.

Una vez en la Biblioteca observan que un grupo de personas los espera. Continuar leyendo ‘Relatos Scouts Distópicos. Las trazas del destino’

Concurso de Cortometrajes Scouts Distópicos: Maria Eugenia Skliarow os va a ayudar con la realización de vuestro corto.

Maria Eugenia Skliarow es realizadora de efectos especiales para cine y televisión. También es jurado del Concurso de Cortometrajes Scouts Distópicos y en su presentación nos explica que va a ayudar a los participantes con la realización de sus vídeos.

Podrás encontrarlos cada semana en nuestra página Facebook y en nuestro canal de Youtube.

¡¡No lo dudes más e inscribe tu Patrulla!!

Relatos distópicos (14). Mas libros, más libres

La Biblioteca no contenía solamente libros en formato papel, se continuaba con textos en formato digital anterior a la instauración de lo que el Bibliotecario denominaba Inquisición, ya que la Corporocracia considerada “herética” toda bibliografía que no obedeciera a cómo se había decidido reescribir la historia de la humanidad condenando al destierro a aquellos que se atrevieran a cuestionarla. El trabajo de los huemules consistiría en clasificar una remesa de libros que había llegado desde una ciudad abandonada luego de la explosión en cadena de un Polo Petroquímico conformado con distintas empresas de la Corporación que barrieron con todo signo de vida en 40 kilómetros a la redonda.

relatos distopicos - libros

El Bibliotecario les cuenta que los libros fueron hallados en el sótano de un grupo scout que se encontraba cerca de las fábricas. Los scouts eran  muy conocido en su tiempo ya que su trabajo era apoyado económicamente por la Corporación: salones, camiones, financiación de proyectos que realizaban con el patrocinio de la empresa bajo “programas de responsabilidad empresarial”.
Continuar leyendo ‘Relatos distópicos (14). Mas libros, más libres’

Relatos distópicos (13). El Bibliotecario

En la entrada de la colonia los Huemules fueron recibidos por un guardia que los conduciría al Bibliotecario. Mientras caminaban por las calles veían montañas de objetos similares, máquinas elevadoras en la que distintas personas iban revisando lo que había en la cima, para enviar algunos objetos hacia abajo por medio de ascensores mientras quienes los recibían los limpiaban y colocaban en carros que tenían distintos carteles.

relatos distopicos - la biblioteca

–         Sacha. ¿Qué están haciendo?

–         Guardia. Basurópolis tiene distintos grupos de trabajo, la basura que proviene de Ciudad Centro que se recicla para que en otras colonias se produzcan objetos de uso, y aquello que se encuentra en las ciudades abandonadas y pueden tener un fin útil. Las montañas que ven ahora tienen distinto tipo de objetos, entre ellos libros en formato papel y revistas que son revisados cuidadosamente para ver si son necesarios para la joya de este lugar, la Gran Biblioteca de Basurópolis, lugar de consulta e investigación de la red de colonias “desenlazadas”

Continuar leyendo ‘Relatos distópicos (13). El Bibliotecario’

Relatos distópicos. Una Buena acción “a la antigua” (9)

Los Huemules ingresan a la vieja escuela donde se encuentran quienes están en cuidado de Iris.

–         Iris. Los que les dicen “desalmados” es porque no aceptan la diversidad del género humano. No todos estamos de la misma manera en el mundo, pero la Corporación insiste en que sólo es posible si se produce y se es útil a lo que ellos definen como fines de la sociedad, quienes no lo hacen serían seres sin alma. Siempre me pregunto ¿Cómo será el alma de quienes califica de desalmados a quienes más necesitan de de los demás?

relatos distopicos la B.A.

–         Kemal.  Pero nosotros vimos unos vigilantes con cabeza pequeña en un lugar donde cultivaban órganos.

–         Iris. Son seres humanos genéticamente fabricados a partir de un experimento que hizo Sonmanto que provocó hace 50 años un virus que se llamó Zika. En la actualidad secuestran mujeres “desenlazadas” las inseminan como a animales y 10 meses después aparecen sin memoria de lo ocurrido.

–         Ruben. ¡eso no puede ser, si no lo sabríamos!

Continuar leyendo ‘Relatos distópicos. Una Buena acción “a la antigua” (9)’

Relatos distópicos. Manuel, el pescador (7)

Para huir de los vigilantes los huemules deciden alejarse de los prolijos campos  hacia la zona donde se veían muchos árboles de fondo. Al llegar al lugar se encuentran con un paisaje asombroso… una enorme cantidad de agua en movimiento, pájaros volando y nuevamente esa mezcla de olores que no podían clasificar.
rio caudaloso
–         Kemal. ¡marchemos río arriba… si es que esto es un río!

A medida que avanzaban compartían no solo sus temores sino aquello que le provocaba sorpresa.

–         Maximiliam ¿viste cómo se siente la textura del tronco? ¡nada que ver con la interfaz neural!

–         Ruben. Cierto, nada que ver… de hecho me arde mucho la mano porque creo que las hojas que estuve investigando son las llamadas ortigas

–         Sacha ¡Nooooooooo!

–         Todos. Ja ja  ja ja

–         Sacha. Se acerca la tarde… tenemos que ver cómo vamos a pasar la noche porque luego tenemos que volver a Ciudad Centro y contactar a Joao a ver si nos puede solucionar el problema con la Policía Corporativa que hace negocios con el papa.

Continuar leyendo ‘Relatos distópicos. Manuel, el pescador (7)’

Relatos distópicos. Fuera de la Ciudad – Pantalla (6)

Joao se despide de los Huemules, no sin antes dejarle un GPS antiguo con batería solar, y la pulsera que les permite regresar a Ciudad Centro.

-Sacha. ¿Los desenlazados son muy peligrosos?

-Joao. Para nada… simplemente son quienes en un momento decidieron vivir fuera de Ciudad Centro porque no estaban de acuerdo con muchas de las cosas que allí sucedían. Al principio  eran perseguidos como marginales, pero con el tiempo algunas de las cosas que ellos producen o fabrican son muy valoradas por los mandos medios y superiores del Gobierno Corporativo, por lo que existe una relación pacífica… tengan cuidado de que no los confundan con espías de la Corporación, ahí si se les puede complicar…

El GPS indicaba la existencia de un arroyo que se alejaba de Ciudad Centro. Decidieron dirigirse allí porque era una buena manera de circular por lugares donde fácilmente no podrían ser vistos, como la ruta de acceso al muro por donde circulaban distintos vehículos.

Continuar leyendo ‘Relatos distópicos. Fuera de la Ciudad – Pantalla (6)’