Archivo de la Categoría 'Varios'

Pag 5 de 29

El cebo adecuado

“¿De qué nos va a hablar este hoy? ¿De pesca?”

Je, je, je. Más o menos. De pesca… de chavales. De captación, de la importancia de revestir el Juego de magia y aventura.

Los que me hayáis seguido en otros artículos sabéis que hay una anécdota del fundador que me encanta comentar. Se refiere a su primera conversación con Arthur Pearson (el artífice de la publicación de “Scouting for Boys” y de gran parte de los libros y revistas de escultismo en el Reino Unido de la época). En aquella charla estaban buscando un nombre que resultara de verdad llamativo a los chicos, y BP bromeó diciendo que evidentemente no podían llamarlo “Sociedad para la propagación de los atributos morales”.

El viejo Jefe tenía claro que con el escultismo lo que pretendía era ayudar a formar el carácter y los valores de los chicos…pero que era necesario revestir todo aquello con diversión, emoción y aventura si se quería que realmente los atrajese (de hecho ya existían un montón de asociaciones juveniles en la época que inculcaban valores y estimulaban el compañerismo, la colaboración, la camaradería…como las Boy’s Brigades, los Cadet Corps, la YMCA, los Church Lads’ Brigades, los Muchachos de la Tabla Redonda, etc.).

Sí, pero para eso BP necesitaba algo que se encontrase en lo más profundo de cada chico y que llamara la atención del mayor número posible de ellos. Ese ALGO, unido a la manera de trabajar que había experimentado con un éxito rotundo con sus hombres en el 5º de Dragones, era el marco de los exploradores y los pioneros: los Scouts.

Así que simplemente utilizó aquella magia, aquel ambiente anclado en conocimientos de pueblos ancestrales, de las habilidades que les permiten valerse en los bosques, en triquiñuelas para acechar sin ser visto, orientarse en la naturaleza, etc.

Todo ello despierta la imaginación de los chicos, y no sólo de los de antes: de los de todo tiempo y lugar, porque lo llevan en el ADN de la especie. Os reto a encontrar a un chico al que no le llame la atención… siempre y cuando se le presente de la forma apropiada.

Continuar leyendo ‘El cebo adecuado’

Disciplina y Liderazgo

La semana pasada os mareé un poco tratando de aclarar el concepto de disciplina en el escultismo.

Hoy, para seguir ilustrándolo, os traigo uno de esos artículos que se publicaron en la revista “The Scouter” hace un montón de tiempo (éste figura en una selección de la que ya os he hablado anteriormente y publicada con el nombre de “Scouter’s Digest”).

Porque a pesar de los años transcurridos me parece que en ocasiones es necesario hablar de este tipo de conceptos como el de o Disciplina o el de Liderazgo.

¿En qué consisten? Os invito a echarle un vistazo a algunos extractos del mismo:

Disciplina y Liderazgo

Oh Señor, enséñanos a ser los dueños de nosotros mismos para que podamos ser los sirvientes de los demás

La esencia de la disciplina es el dominio del egoísmo. El servicio verdadero es la esencia del liderazgo. Debemos ser discípulos antes de poder ser maestros.
Debemos aprender, y aprender a seguir, antes de poder guiar.

Y tanto en la disciplina como en el liderazgo, en el aprendizaje como en la enseñanza, el ejemplo es fundamental. Y esto, como bien sabemos todos, es una verdad tanto en el escultismo como en otras facetas de la vida. Si el escultismo ha de ser un modo de vida, el ejemplo correcto de todos nosotros es necesario para lograr ese ideal.

Continuar leyendo ‘Disciplina y Liderazgo’

¿Una sociedad pueril? La disciplina

¿Disciplina?… ¡Horror! ¡Alarma!

Parece ser lo primero que viene a la mente de algunos al escuchar la susodicha palabra, como si se tratase del mismísimo mal o de un atentado contra la libertad. Y NO se trata de eso, os lo garantizo.

Sé que muuuuchos  Scouters , especialmente a aquellos que huyen de ese término y prefieren el de educadores, responsables, o monitores (cualquier cosa que no vaya a sonar a escultismo “arcaico”, ¿verdad?), están convencidos de que en el pasado este invento del escultismo tenía unas claras connotaciones militaristas, con desfiles, formaciones y disciplina por doquier, y que  a pesar de que se hiciese con buena voluntad, sólo en tiempos recientes se ha conseguido implantar un modelo educativo adecuado en el Gran Juego.

Pero ya os he contado más veces que eso es una gran falacia y que parte del desconocimiento de la historia del escultismo, especialmente de sus fuentes originales británicas. Si el juego no se jugó adecuadamente en algún momento o lugar, fue simplemente por desconocimiento del método. Sin más.

El principal objetivo del escultismo fue  SIEMPRE educar a los chavales para que fuesen personas de carácter, con fuertes valores y espíritu de servicio y de acción. La idea era mejorar la sociedad mediante el cambio de mentalidad y de actitud de las nuevas generaciones de jóvenes.

Y dentro de ese CARÁCTER nos encontramos precisamente con esa “fatídica palabra”: la disciplina.

Continuar leyendo ‘¿Una sociedad pueril? La disciplina’

Enganchados al escultismo

Es agradable escuchar historias como la que os traigo hoy.

Porque sé que la mayoría de las veces os mareo un poco ( a veces mucho, je, je) con artículos sobre la manera de usar los recursos, la importancia de motivar a los chicos, de utilizar el marco simbólico para plantear una aventura interesante, de los trucos ‘de toda la vida’ para aumentar la retención de los chavales, de historia del escultismo, etc.

En algunos de esos artículos hemos visto que a pesar de que por nuestro Gran Juego pasan muuuuchos chicos…la verdad es que una gran cantidad de ellos se marcha con cierta rapidez. Por eso llama la atención lo que nos cuenta Bryan Wendell en un blog al que me he referido en otras ocasiones: ‘Bryan on Scouting’.

Y es que este grupo de 6 niños de Indiana (EEUU) es sin duda excepcional. Entraron juntos a la unidad de Tigres (que engloba a chicos 1º y 2º curso de primaria –equivalente a nuestros Castores- en los scouts norteamericanos) en el año 2006. Jacob, Mark, Connor, Brad, Luke y Dillon siguieron su andadura como Lobatos y luego como Scouts en su Tropa: la 307.

No sólo eso, sino que todos ellos fueron superándose y progresando hasta llegar a conseguir el más alto escalón dentro del sistema de los BSA, el de ‘Eagle Scout’.

Continuar leyendo ‘Enganchados al escultismo’

“De tal palo… tal astilla”. ¿Un scout ideal?

Sí. Tal y como os contaba la semana anterior… eso es lo que todos esperaban del hijo del fundador, que fuese un chico y un scout ‘perfecto’… pero las cosas no siempre salen como uno piensa.

Ya vimos que Peter Baden-Powell había sido un niño con muchos problemas, tanto el plano físico como en el intelectual. Y que las expectativas que su padre había depositado en el chico parecían superar ampliamente sus capacidades.

El viejo Jefe hubiese querido que fuese como él: extrovertido, con talento artístico, amante del deporte… y sobre todo que obtuviese buenas calificaciones en primaria y pudiese entrar en su querido instituto de Charterhouse.

Sin embargo, en la escuela primaria, sus profesores sólo podían reconocer que el niño “lo intentaba”, y que parecía necesitar una gran dosis de autoestima para recuperar el retraso de la infancia. Una y otra vez advirtieron a su padre que no esperase demasiado de él, especialmente en cuanto a los deportes. Aquello seguro que fue un golpe para B-P, quien siempre consideró que la fortaleza física y la resistencia eran componentes muy importantes.

“¿Y qué hizo? Porque cuesta creer que el fundador simplemente se resignara…”

Continuar leyendo ‘“De tal palo… tal astilla”. ¿Un scout ideal?’

Unos padres ejemplares

¿Quiénes? ¿O se trata de algunos de esos consejos de manual?”

Pues no.

Ya sabéis lo que me gusta contaros batallitas (¿o creéis que lo de ‘Gato Legendario’ me lo pusieron al azar?, je, je), así que hoy os contaré algo referente a unos padres y unos hijos muy especiales: el matrimonio Baden-Powell y sus retoños. En concreto os hablaré del primogénito: Peter Baden-Powell.

“Una biografía…¡No, por favor!”

Je, je, …. ya  sé que suena a tostón, pero es que… ¿nunca os habéis preguntado qué resultado tuvo el escultismo en el mismísimo hijo del fundador? ¿Cómo sería tener como padre a todo un héroe nacional?

Porque  después de conocer a los personajes, su obra en el Movimiento Scout y Guía, su conocimiento sobre educación de jóvenes y sobre la naturaleza humana, los múltiples escritos del fundador… seguro que  muchos de vosotros podríais pensar que la tarea de la paternidad para ellos sería más sencilla.

Por lo menos yo pensaba así, imaginando que como B-P tenía unas vivencias extraordinarias, un conocimiento enciclopédico del método, y una evidente conexión con los chavales… la vida de aquel niño habría sido maravillosa.

Continuar leyendo ‘Unos padres ejemplares’

Más con menos

Hace algunas semanas, ojeando por la web, me encontré con este artículo publicado en el blog Bryan on scouting que ya os he mencionado alguna otra vez. Me llamó la atención y me animé a compartirlo con vosotros:

Esta Tropa pasó del furgón y se convirtió en “mochilera”

El remolque para material que Jim Rosensweet heredó cuando llegó a Jefe de Tropa había vivido mejores días.

Era el año 1987, pero aquel furgón debía ser de los años 50 o los 60. Dentro de aquel viejo y desvencijado trasto, Rosensweet encontró también material muy usado que necesitaba reemplazarse.

Pero en lugar de gastar el dinero de la tropa en uno nuevo, Rosensweet condujo a la Tropa 55 por un camino diferente. Y desde ese día la tropa de Lake Havasu City, en Arizona, se convirtió en una tropa “mochilera”.

Continuar leyendo ‘Más con menos’

La ‘Granja Scout’ y la Ciudad de los Muchachos

Bueno, tal y como os prometí la semana pasada, vamos a curiosear un poco más sobre aquella ‘república de scouts granjeros’ que os presenté.

Y continuaré respondiendo a la pregunta que dejábamos pendiente:

“¿De dónde salió aquella idea y cómo se llevó a la práctica?”

Bien, aquella ‘Granja Scout’ de Buckhurst Place era la respuesta a algo que Baden-Powell siempre había tenido en mente: la capacidad del gobierno de los muchachos por ellos mismos y el valor formativo de esa aventura. El fundador creía en la importancia de la “escuela de la vida”, y que la responsabilidad sacaba lo mejor de las personas.

Las experiencias de la ‘República de Jóvenes de George’ (que también vimos en el artículo anterior), en los EEUU, le mostraron la viabilidad de ese proyecto al que dio vida con la ayuda de Benjamin Newgass.

“¿Benjamin Newgass? ¿Quién era? ¿Algún General amigo de BP? ¿Un scouter de los primeros tiempos?”

Pues no. El Sr. Newgass era un vecino rico de la localidad de Frant, y fue él quien donó a los scouts la enorme mansión de Buckhurst Place (curiosamente con las mismas iniciales del fundador B.P.), en la villa vecina de Wadhurst (si queréis situarlo en el mapa, se encuentra en la frontera entre los Condados de Sussex y Kent, cerca de Tunbridge Wells).

Continuar leyendo ‘La ‘Granja Scout’ y la Ciudad de los Muchachos’

¡¡¡Scoutlandia!!!

No, no os voy a hablar de ningún parque de atracciones novedoso al que viajar este próximo verano, sino de una auténtica ‘República de Muchachos’, o lo que podríamos denominar de esa manera a la que yo he bautizado como “Scoutlandia”.

“¿’República de muchachos’? ¿Eso dónde está? ¿Qué historia nos traes hoy?”

Pues os contaré algo acerca de un esquema de trabajo, dentro del escultismo de los primeros días, que me encontré mientras traducía al castellano el libro “Boy Scouts más allá de los mares” (“Boy Scouts Beyond the Seas”).

En su visita a los EEUU durante los comienzos del Movimiento (el libro narra el viaje realizado en 1912), Baden-Powell nos cuenta la existencia de este interesante lugar:

“Visité un lugar que sería de gran interés para los scouts, porque, de algún modo es como nuestra granja de scouts en Buckhurst Place.
Como sabéis, los scouts tienen allí sus propias granjas, y gestionan sus propios asuntos, con un alcalde y unos concejales elegidos de entre ellos mismos.”

¡Vaya! La verdad es que hasta entonces no había oído hablar de aquel lugar. Pero sigamos con lo que nos cuenta el Viejo Jefe:

Continuar leyendo ‘¡¡¡Scoutlandia!!!’

Los scouts del ‘Regimiento de Dragones’

“¿De Dragones? ¿Esto de qué va?”

Pues que como estas últimas semanas os he hablado de los orígenes del movimiento scout he pensado que la historia estaría incompleta si no le dedicásemos algún artículo al primer cuerpo de scouts que organizó Baden-Powell: los del Regimiento del 5º de la Guardia de Dragones.

“¡Dragones! ¡Vaya nombre!”

Sí. En realidad los “dragones” eran regimientos de soldados que se crearon a mediados del siglo XVI. Combatían como caballería (generalmente al ataque) y también como infantería (a la defensiva normalmente). Su origen parece remontarse a un cuerpo de arcabuceros franceses que combatían a pie y se desplazaban a caballo, para servir en el ejército del Piamonte.

“Pero… ¿por qué ese nombre?”

Continuar leyendo ‘Los scouts del ‘Regimiento de Dragones’’