Archivo de la Categoría 'recursos educativos'

Pag 10 de 25

Relatos distópicos (13). El Bibliotecario

En la entrada de la colonia los Huemules fueron recibidos por un guardia que los conduciría al Bibliotecario. Mientras caminaban por las calles veían montañas de objetos similares, máquinas elevadoras en la que distintas personas iban revisando lo que había en la cima, para enviar algunos objetos hacia abajo por medio de ascensores mientras quienes los recibían los limpiaban y colocaban en carros que tenían distintos carteles.

relatos distopicos - la biblioteca

–         Sacha. ¿Qué están haciendo?

–         Guardia. Basurópolis tiene distintos grupos de trabajo, la basura que proviene de Ciudad Centro que se recicla para que en otras colonias se produzcan objetos de uso, y aquello que se encuentra en las ciudades abandonadas y pueden tener un fin útil. Las montañas que ven ahora tienen distinto tipo de objetos, entre ellos libros en formato papel y revistas que son revisados cuidadosamente para ver si son necesarios para la joya de este lugar, la Gran Biblioteca de Basurópolis, lugar de consulta e investigación de la red de colonias “desenlazadas”

Continuar leyendo ‘Relatos distópicos (13). El Bibliotecario’

¿De verdad utilizamos el Sistema de Patrullas? 1. La idea

reunión de patrulaHemos hablado estas últimas semanas de varios de los elementos esenciales del escultismo, cómo fueron concebidos desde los comienzos y cómo se pueden trabajar para sacar el mayor partido de nuestro método.

Ahora nos detendremos un poco para comprender mejor la que muchos consideran “pieza clave” en el Gran Juego: El Sistema de Patrullas. Éste es el único elemento esencial en el que nuestra formación difiere de la de cualquier otra organización, y allí donde se ha aplicado apropiadamente ha tenido éxito.

Y aunque el Sistema de Patrullas es un pilar tan importante y el principal factor diferenciador del escultismo, aún existen muchos responsables que no saben aplicarlo adecuadamente.

“¿Por qué dices eso? Si todos nosotros separamos a los chicos por equipos o patrullas…”

Sí, todos sabemos que la Patrulla es la unidad básica de la Tropa Scout, tanto para el trabajo como para el juego. Pero el Sistema de Patrullas no consiste simplemente en dividir a los chavales de forma más o menos lógica para que trabajen en grupos o equipos. No, se trata de algo más. Forma parte de un método que otorga responsabilidad a los individuos y que de ese modo nos permite dar un gran paso a la hora de formar de verdad su carácter y desarrollar sus recursos de una forma natural y amena.  Continuar leyendo ‘¿De verdad utilizamos el Sistema de Patrullas? 1. La idea’

De cómo desde internet se evitó la homogeneización del escultismo

Hace dos décadas internet no era de uso común. Los pocos que teníamos acceso lo hacíamos mediante una conexión que se llamaba dial-up, que utilizaba la línea de teléfono por lo que el tráfico de datos era increíblemente lento comparado con el peor servicio que podamos encontrar en 2016. Mediados de los 90 coincide con la postura del “fin de la historia” como uno de los sustentos ideológicos de la globalización y la aparición de internet no solo para usos académicos sino comerciales,  posibilitó el nacimiento de nuevos tipos de resistencia a las políticas totalizadoras de los gobiernos u organizaciones… El escultismo no estuvo (ni esta) por fuera de esa historia.

En este artículo quiero rescatar a los héroes anónimos de la batalla que se dio en el escultismo mundial y en la Región Interamericana particularmente, respecto a la imposición de un modelo hegemónico que borrara cualquier rastro del escultismo badenpoweliano a partir de distintas  estrategias como la NO PUBLICACION de “Escultismo para muchachos” que incluía no circular los que estaban impresos, estos héroes silenciosos produjeron y compartieron el material que tenían para evitar que se perdiese.
Continuar leyendo ‘De cómo desde internet se evitó la homogeneización del escultismo’

Relatos distópicos. Camino a basurópolis (12)

relatos distopicos - camino a basuropolis

Llegado el amanecer Pierre despierta a los Huemules. El viaje a basurópolis llevaría dos horas en vehículo y 4 de caminata, por lo que convenía salir temprano para poder aprovechar el día en la colonia.

Sentado en la caja de la camioneta junto a sus compañeros, Sacha recuerda los viajes en los confortables trenes con ventanillas ficticias que muestran propagandas entremezcladas con paisajes inexistentes, y lo compara con los saltos que pega su cuerpo en el vehículo, el viento que golpea verdaderamente su cara, y los interminables campos con drones fumigadores que a la distancia parecen insectos robóticos que revolotean sobre la tierra. Nada le impide pensar en lo humano, en un lugar deshumanizado, donde se fabrican hombres como “aplicaciones de juegos” que  solo realizan la rutina programada.
Continuar leyendo ‘Relatos distópicos. Camino a basurópolis (12)’

De cómo el tropiezo de BP incidió en la concepción de ciudadanía

Quizás uno de los temas más complejos en el movimiento scout sea el de ciudadanía, ya que si esta se encuentra en el reino de los Fines actúa como ordenadora de todo el programa en tanto la “carnada adecuada” teniendo estricta relación con el para qué se juega, cuál es el sentido del Gran Juego y cuando éste tiene riesgo de convertirse en solo un juego.

rafael correa

Tres textos del Blog serán la base para lo que vamos a desarrollar, los cito de entrada para que el lector pueda acudir a ellos como referencia en el momento que lo considere, permitiendo a su vez reducir la repetición de conceptos a lo indispensable. Los escritos son:

1)      Conceptos Básicos del Escultismo: Ciudadanía

2)      Baden Powell ¿¿Populista??

3)      Cuando el temor incide en los fines del método scout ¡¡Salvemos los scouts del Bolcheviquismo!!

El tropiezo de BP: Roverismo hacia el éxito

            ¿Por qué pensar que “Roverismo hacia el éxito” es un tropiezo en la obra de BP? Ya hemos afirmado y comprobado (1) que el contexto de época con el avance del comunismo sobre Europa habría producido en Baden Powell un retroceso en su concepción de “ciudadanía activa” para plantearle a los jóvenes ingleses un Roverismo en el que deben prestar atención a lo político, pero para cuidarse de ello ya que podrían ser cooptados por los “charlatanes”. Un breve recorrido por los títulos del texto nos marca claramente la dirección que BP decide tomar en función de lo que entiende protegería a los muchachos y a su país, actitud que se repite en distintos momentos de la historia del escultismo.
Continuar leyendo ‘De cómo el tropiezo de BP incidió en la concepción de ciudadanía’

La importancia de la progresión en el programa scout.

Crecimiento personalBueno, pues  hoy toca echar un vistazo a otro de esos elementos característicos y esenciales del escultismo. Un elemento que contribuye a dar equilibrio a todo el conjunto y que tendemos a infravalorar: el sistema de progresión. Utilizarlo bien tiene un poderoso efecto motivador en los chavales y contribuye a su desarrollo y a su crecimiento.

En este artículo de la serie “¿Por qué se van nuestros scouts?” ya os hablé de esto y de su importancia (os recomiendo que no dejéis de ojear el enlace), pero hoy vamos a repasar ideas e intentar dejar claros los conceptos.

Primero vamos a aclarar algunas cosas, porque existen responsables que creen a pies juntillas que el sistema de progresión es algo relativamente moderno, amparado en avances psico-pedagógicos. Piensan que al principio el escultismo no era más que un “programa pseudo-militar fundado por un General y con cierto componente de exaltación patriótica, donde los chicos se limitaban a ir al campo y realizar formaciones y competiciones insanas”.

s-l225Pues bien, una lectura (¡cuánto nos cuesta leer!) de la literatura clásica nos habla bien a las claras de que eso NO es así.

Es cierto que Baden-Powell no era un pedagogo pero era un grandísimo observador y supo utilizar su sentido común, su experiencia y el conocimiento de la esencia misma que subyace en todos los hombres, para sacar conclusiones muy acertadas.

Comparó sus conclusiones con las de otros educadores de su época (entre ellos Seton, Forbush o Dewey) y con toda esa información elaboró un programa. Un programa cuya sencillez es una de las claves de su éxito y que fue mejorando poquito a poquito con la experiencia.

Se dio cuenta de que todo muchacho necesita dar salida a sus instintos de curiosidad, de conocer el mundo que le rodea, de relación con los demás… y también precisa de reconocimiento y de crecimiento. Porque todos necesitamos sentir que avanzamos, que crecemos. Si nos estancamos…simplemente nos cansamos, nos aburrimos y abandonamos. Continuar leyendo ‘La importancia de la progresión en el programa scout.’

Salir al campo

nuestra_sec3b1ora_de_los_caminantesTal y como os anticipé, hoy seguiremos “redescubriendo” otro de esos elementos fundamentales del escultismo. Vamos a insistir en algo sobre lo que ya os he hablado en varias ocasiones: lo importante que es desarrollar la mayor parte de nuestro programa al aire libre, en el medio natural (podéis echar un vistazo a éste artículo entre otros).

Sí, es importante…y no es un capricho mío sino que siempre ha sido definido como uno de los elementos esenciales, que contribuye a darnos ese aire de exclusividad y además nos permite trabajar de un modo divertido, diferente y muy eficaz. Marca la diferencia y mantiene alejado el aburrimiento.

Pero… ¿por qué dices que es el medio preferente?

Bien, el escultismo centró su acción en el medio natural por dos motivos:

  • El atractivo innato que supone el peligro, la aventura, lo desconocido.
  • El reto que supone a los chicos y la demanda que hace que saquen lo mejor de sí.  La naturaleza es una gran escuela. Muchos quizá no se han parado a pensar sobre ello, pero trabajar al aire libre ofrece un modo atractivo e inteligente de sacar a relucir los recursos de los chavales y desarrollarlos. Recursos y habilidades que nos servirán en nuestra vida.

¿Qué quieres decir con esto?” Continuar leyendo ‘Salir al campo’

¿Es aburrido el escultismo? 4. Un buen plan

descarga¡Ya me tenéis aquí otra vez!

Y para variar seguiremos repasando esos elementos esenciales de nuestro Gran Juego. Elementos que, como hemos visto, han ido quedando un tanto ocultos entre nuevas tendencias y protocolos educativos, y que sin embargo todos deberíamos conocer y aplicar en el día a día de nuestros grupos.

El jueves pasado os hablaba de “el aprender haciendo”, y os explicaba que parte de esa acción incluye el manejo, por parte de los chavales, de sus propias patrullas y de gran parte del programa. Es fundamental que sean ellos los que se acostumbren a manejar su propio grupo, y aprendan a planificar.

¿Por qué?

Pues porque ese aprendizaje es esencial para desarrollar el carácter, para educar hábitos que utilizarán toda su vida y de paso dará sentido e interés a todas nuestras actividades.

Por tanto toda actividad en los scouts, además de una ambientación apropiada (tal y como vimos en el primer capítulo de esta serie), ha de tener un propósito. Otros factores pueden contribuir a hacerla más agradable, pero no son básicos. Es importante que los chicos capten que lo que cuenta no es sólo lo bonito o lo divertido de las cosas, sino reflexionar sobre qué quieres hacer, por qué lo haces y cómo lo haces.

¿Y qué tiene que ver esto con el aburrimiento? “¿Por qué dices que la planificación puede hacer interesante a la actividad?

Pues porque los preparativos en sí mismos son ilusionantes (de hecho las expectativas de los chicos siempre son enormes…y habitualmente superan la realidad, je, je). El momento de soñar, de anticipar lo que se va a hacer es sin duda gratificante, pero además nos da la estupenda posibilidad de trabajar la imaginación y creatividad de la patrulla, el trabajo en equipo, el reparto de tareas…y sobre todo de ayudar a crear ese espíritu de grupo del que siempre os hablo. Continuar leyendo ‘¿Es aburrido el escultismo? 4. Un buen plan’

¿Es aburrido el escultismo? 3. Pasar a la acción, “aprender haciendo”.

r1946-scout-teaching-cub-to-tie-a-knotVeíamos el otro día cuales son los fundamentos básicos del papel del Scouter y la manera de plantear las actividades de un modo sencillo y atractivo. Vimos también que tras la correspondiente charla, tras esa historia motivadora, se procede a la exposición en directo de la actividad.

Y para que los chicos capten la idea de verdad, para que todo ello no quede en el olvido, se impone el “aprender haciendo”. Este es otro de los elementos esenciales que caracterizan a nuestro Gran Juego.

Existe una frase muy reveladora en este sentido y que responde a la realidad:

Me lo contaron y lo olvidé; lo vi y lo entendí; lo hice y lo aprendí.

Cuando pasamos de la simple observación y nos ponemos “manos a la obra”…la memoria funciona al máximo. El estímulo es lo suficientemente fuerte como para grabar aquello en nuestro cerebro.

Por eso, tal y como os explicaba la semana pasada, debemos abandonar la idea de enseñar como en la escuela, con exposiciones en un local y unos pocos ejemplos sin aparente finalidad. No, esa es la antítesis del escultismo. Eso recuerda a los chicos a su día a día, en lugar de romper la monotonía e incitar a la curiosidad y a la aventura.

Por el contrario el esquema que ha funcionado a lo largo de muuuuchas generaciones es la lógica misma: historias que ilustran e introducen un tema, creando el interés. Demostración práctica y breve de lo que se quiere enseñar. Juegos o actividades en las que utilicemos dichas habilidades. Y esto vale tanto para el rastreo como para recaudar fondos con fines solidarios o plantear un debate sobre algún tema concreto.

Una vez que hemos aprendido las bases, y para que un juego sea de verdad divertido, es necesario jugarlo. Hace falta pasar a la acción. No basta sólo con una buena historia y una estupenda ambientación, sino que después toca hacer algo para cumplir con las expectativas generadas. Algo que se viva con emoción y aventura.

Continuar leyendo ‘¿Es aburrido el escultismo? 3. Pasar a la acción, “aprender haciendo”.’

Relatos distópicos. Los “desalmados” (8)

Al despuntar el sol los huemules despiertan. Manuel había preparado un desayuno “a la antigua”: Pan horneado en una cocina a leña, miel, café con leche.

–         Maximiliam. ¿y qué hacemos con nuestras pastillas de alimento?

–         Manuel. Guárdenlas por si en algún momento las necesitan. No hay como la comida que obtenemos de la naturaleza… el pan está hecho con la harina que muele un vecino, la miel proviene de las colmenas de Iris y la leña de las ramas muertas de los árboles.

relatos distópicos - los desalmados

–         Kemal. Pero todo eso está contaminado, nuestros alimentos tienen garantía de no poseer bacterias y están equilibrado con la necesidad de oligoelementos que cada uno necesita en el día.

–         Manuel. ¡Veo que en Ciudad Centro han avanzado mucho con la publicidad!. Las pastillas que Uds. consumen son extractos de las mismas cosas pero con sabores sintéticos universales, además todos los productos son transgénicos y eso implica que se desarrolla una característica del alimento y se eliminan otras. No es seguro suponer que es ventajoso para el cuerpo humano o para el disfrute del alimento, porque muchas veces se eliminan propiedades curativas con la que luego se hacen medicamentos. ¡Un solo gusto para una pastilla que se disuelve en la boca con sabor artificial!

–         Kemal. Pero ¿para qué sirve el gusto?

Continuar leyendo ‘Relatos distópicos. Los “desalmados” (8)’