Archivo de la Categoría 'La Roca del Consejo'

Somos humanos

Pocas veces lo hago, pero esta vez es una de ellas. Por favor, LEED ESTE TEXTO. No os arrepentiréis.

Somos humanos

Cuando uno lee toda la información y todos los consejos que se facilitan en los múltiples libros, manuales o foros, la sensación que puede quedar a cualquier persona normal es la de:

“¡Madre mía! ¡Yo no soy capaz de hacer todo esto!”

Y es verdad. Si alguien consiguiera de verdad manejar una tropa scout teniendo en cuenta todo lo que se dice o recomienda, tanto él como su tropa serían de otro mundo. Demasiado perfectas para ser terrenales.

Y es que ningún libro puede pretender decir a todos los scouters qué es lo que tiene que hacer en todas las circunstancias que se presentan. Cada tropa es diferente y seguirá siendo así mientras cada muchacho también lo sea. Los protocolos estrictos no tienen cabida en el escultismo. No podemos, y por tanto tampoco deberíamos pretenderlo, conseguir una tropa que funcione como una maquinaria de relojería, donde todo funcione de acuerdo con sencillas directrices. El escultismo es algo muy personal y cada uno debe manejar su tropa de acuerdo con sus propias habilidades y las necesidades de los chicos.

Es necesario dar a los chavales la oportunidad de convertirse en las mejores personas posibles. Sirviendo a vuestros chicos servís también a vuestra comunidad. No obstante conviene no tomarse este hecho demasiado en serio. El escultismo es UN JUEGO y como tal debe ser disfrutado, tanto por los chicos como por los adultos. Debemos abordarlo con un corazón alegre y un paso ligero. Y si llega el momento en el que no disfrutáis de vuestra tarea…DEJADLO. Sin alegría no conseguiréis hacer ningún bien a los chicos, al movimiento…ni a vosotros mismos.

El escultismo tiene una finalidad profunda y perdurable, pero no podemos estar todo el tiempo refiriéndonos a ella ni moralizando. Ni mucho menos dar a conocer a los chicos dicha finalidad encubierta. Los chicos llegan a nosotros buscando emoción y aventura, o por otras muchas razones, pero NUNCA “para hacer el bien” o “porque es bueno”. Nuestra tarea es darles lo que buscan. Nuestro escultismo debe ser tan emocionante y pleno de aventuras como podamos. Sigamos adelante en nuestras locas expediciones con coraje y sentimiento de proeza.

Estad preparados para echar por la borda todas las ideas preconcebidas y reíros con vuestros chavales. Intentad lo inesperado y agarrad al vuelo cualquier posibilidad de practicar escultismo en condiciones poco habituales. Los scouts os seguirán contra viento y marea si les dais oportunidad. El verdadero liderazgo es una cualidad escasa e innata, pero sus características principales pueden ser adquiridas casi por la mayoría de nosotros.

Ofreced a vuestros chicos un ejemplo que valga la pena, el ejemplo de una persona normal y corriente que da lo mejor de sí para hacer una buena labor. Vivid una vida scout con vuestros chavales. Simplemente sed vosotros mismos y poned vuestra experiencia de vida a la disposición de ellos. Ellos no esperan que seáis un “Admirable Crichton” (ya os hablé de ello en otro artículo, se trataba de un mayordomo perfecto, capaz de improvisarlo todo en cualquier circunstancia), sino que una vez que os hayáis ganado su confianza afrontarán cualquier cosa junto a ti.

La vida es muy divertida. Tratadla como si fuese una gran aventura. Pensad que la tropa no es sino una pandilla de amigos que salen de excursión y tú eres el que lleva el mapa. El camino está ahí y muchos otros lo han recorrido antes que tú, pero cada uno la ruta es nueva y cada grupo de chavales son sus pioneros, con todos los retos y los logros frente a ellos.

La aventura os llama y os espera a cada paso, a cada vuelta del camino, incluso en la calle más oscura de vuestra ciudad. Enfrentaos a los avatares del camino, a sus subidas y bajadas, con buen ánimo y disposición. Trabajad, vivid y reíd con vuestros chicos, y sed vosotros mismos.

No siempre es fácil ser natural, pero es la clave del éxito. Aprended de otros pero no los imitéis. Sed lo mejor que podáis pero preservando vuestra propia personalidad. Los chicos son muy buenos detectando la hipocresía y no se dejan engañar por modales pomposos. No tengáis miedo de cometer errores sino que una vez los hayáis cometido estad dispuestos a admitirlo y aprended de ellos. La confianza de los chicos os dará fuerza para corregir vuestros fallos.

También se necesita SIMPLICIDAD. El escultismo comenzó por entusiasmo y debería continuar por ese mismo medio. El verdadero deseo es LO MÁS IMPORTANTE y las reglas y organizaciones vienen después. No busquéis complicar el escultismo u os perderéis en una montaña de detalles. Las normas están para ayudarnos, no para entorpecer.

Os enfrentaréis a trabas y decepciones pero no abandonéis. Habrá veces que parecerá que hacemos pocos progresos. No os preocupéis. Sólo cuando la tropa parece ser de primera clase es cuando hay peligro. Mientras luchemos habrá progreso.

Por otro lado…nunca os deis por satisfechos. Siempre hay algo más que podemos lograr. Quizá no veremos los resultados pues tratamos con jóvenes en pleno desarrollo, pero nosotros estamos sembrando. Nuestro trabajo es la siembra de primavera y el tiempo del verano y de la recogida no es para nosotros. Nosotros debemos continuar, y sembrar y transmitir nuestra semilla. Es la tarea que Dios nos encomendó, con la esperanza de que arraiguen en buen suelo.

Tenéis ante vosotros una dura tarea y sin embargo no existe otra que merezca más la pena de realizar. Deberéis soportar el calor y la carga del día sin recibir ninguna recompensa tangible. Y sin embargo la recompensa os llegará cuando vuestros scouts lleguen a ser adultos. Quizá un día podréis echarles un vistazo y deciros a vosotros mismos:

esa persona es mejor por haberme conocido”.

Cuando os digáis eso sabréis que todo ha merecido verdaderamente la pena.

He elegido este texto para esta semana porque me parece sublime. Está sacado de un pequeño libro escrito por Stanley White y publicado en 1940 por Pearson (sí, sí, el mismo de “Escultismo para muchachos” y un montooooooón de libros scouts), y titulado “Running a Troop” (“Dirigir una Tropa”).

Fue una de las obras de referencia en su época y en él se tratan con detalle cada uno de los aspectos del método a la hora de manejar una tropa scout. En su último capítulo nos obsequia con esta reflexión que comparto plenamente y la cual me pareció interesante traer este foro.

Y a vosotros ¿qué os parece?

Historias de scouts: la Patrulla de las Nutrias

Como todos sabéis en 1908 se publicó “Escultismo para muchachos”, el libro que daría paso al gran Movimiento que hoy son los Scouts.
Pero tanto Pearson (el editor, del que os hablé en este artículo) como B-P eran muy conscientes de que, para crear y mantener el interés de los chicos, debían acompañar a aquel libro con una publicación periódica en la que se aclarasen dudas, se fomentase el intercambio entre Tropas y se estimulasen el espíritu de grupo y el espíritu scout.

Aquella publicación fue ni más ni menos que la revista “The Scout”, en la que el mismo fundador contaba con un artículo para dirigirse personalmente a los chicos, y como los que podéis ver en el libro “Las historias del Jefe Scout” que os enlacé aquí.

Las historias de aventuras no podían faltar dentro de aquella revista y fue Frank Lamburn, a quien correspondió la misión de reunir el material para las primeras ediciones de la misma, el que decidió que la mejor manera de atraer a los chicos a aquel nuevo Movimiento podía ser una historia de aventuras vivida por una Patrulla aquellos nuevos Scouts.

Lamburn encargó a Edward Le Breton Martin la tarea de escribir esa historia por capítulos que aparecería en la edición de cada semana. Aquella historia fue tan novedosa, tan original y atractiva, tan llena del espíritu de aquellos primeros Scouts, que enseguida llegó a ser la serie más popular de su época. Continuar leyendo ‘Historias de scouts: la Patrulla de las Nutrias’

URGENTE: INMIGRANTES ILEGALES TRATAN DE ENTRAR EN EL JAMSCOUT

Un numero indeterminado de ilegales intentó entrar esta noche en el campamento JamScout, encuentro internacional organizado por Scouts MSC en Covaleda, provincia de Soria. El asalto ha ocurrido durante la noche aprovechando la oscuridad.

El mal tiempo y las altas vallas no han amedrentado a los inmigrantes, que han recurrido a la vieja estrategia de encomendarse al mal tiempo para intentar coger en un descuido a los cuerpos de seguridad del JamScout y a los voluntarios que ejercen labores de vigilancia. Pero el fuerte despliegue de ambos cuerpos ha frustrado, una vez más, este intento de acceso irregular al JamScout, ya que fuentes de la dirección del campamento han asegurado a La Roca que ninguno ha conseguido poner un pie en el campamento.

El corresponsal de La Roca en el JamScout ha conseguido un importante testimonio de uno de los ilegales. En el vídeo parece que quiere enviar un mensaje y trata de comunicarse con los habitantes del Jamscout pero su lenguaje confuso dificulta su comprensión:

Continuar leyendo ‘URGENTE: INMIGRANTES ILEGALES TRATAN DE ENTRAR EN EL JAMSCOUT’

Acampar ayuda a descansar mejor

¡¡¡Como nunca!!!

Así es como acabamos durmiendo cuando estamos de campamento. O por lo menos así ocurre una vez nos acostumbramos a la nueva situación, porque el primer o primeros días durmiendo en una tienda de campaña no suelen ser tan idílicos.

Y eso es de lo más normal: cambio de rutinas, la inseguridad que produce estar fuera de tu casa y lejos de tu familia, las nuevas compañías, la emoción del viaje, la ansiedad de las expectativas, la responsabilidad, la incomodidad del suelo, la luz, los sonidos nocturnos (en especial los puñeteros grillos, je, je)…

En realidad para muchos chicos (y para muchos scouters también) esa primera noche resulta bastante desagradable, sobre todo si no se tiene experiencia o si nadie les dice que todo eso es normal incluso en los acampadores más experimentados. Una vez le damos normalidad el nivel de ansiedad disminuye y se hace más llevadero.

Continuar leyendo ‘Acampar ayuda a descansar mejor’

La Perspectiva de B-P y las Historias del Jefe Scout

Para despedir esta serie de artículos del fundador he elegido uno que me resulta especialmente importante pues es la base en la que descansa la buena ciudadanía y el ser del  propio escultismo.

Como todos los anteriores está sacado de una selección de escritos del fundador tomados de la revista “The Scouter” y publicados con el nombre de “La Perspectiva de B-P“, de la cual existía una traducción al castellano un tanto confusa. Por ello me propuse realizar una nueva y añadirle una selección de artículos escritos para los muchachos y publicados en inglés con el título “The Chief Scout Yarns“.

Al final de el artículo de hoy encontraréis un enlace para poder descargar el libro en PDF de modo gratuito, tal y como os prometí en el primero de los textos de esta serie.

Espero que disfrutéis de las palabras del viejo Jefe tanto como yo, y que os sirvan para aclarar algunos conceptos.

Y ahora, el artículo

Ética fundamental

“En los Movimientos Scout y Guía solamente ponemos ante los chicos y chicas los más simples fundamentos de la ética y la religión, y después les ayudamos a ponerlos en práctica. Éstos son tan simples y fundamentales que para el crítico superficial el Escultismo parece no prestar atención a la religión.
Y sin embargo el estudioso y el colaborador del Escultismo conocen lo contrario. Continuar leyendo ‘La Perspectiva de B-P y las Historias del Jefe Scout’

¿Qué es el escultismo?

Una semana más os traigo un nuevo artículo del viejo Jefe.

Sé que a muchos la opinión del fundador les resulta trasnochada e inútil, pero a mí me resulta inspiradora. Me sumerge en los mismos orígenes de la idea y me ayuda a captar las intenciones más profundas de nuestro Gran Juego y explicar el por qué de cada cosa.

El de hoy es uno de esos artículos clave, en el que nos explica en qué consiste todo este invento y nos anima a explicarlo a los demás, pues es la única manera de embarcar directa e indirectamente a muchos estamentos sociales en la aventura, y aumenta las posibilidades de éxito de nuestra gran empresa.

¿Qué es el Escultismo?

“Ni el uno por cien de nuestra propia gente lo sabe.
El Escultismo no es algo que pueda enseñarse en conferencias públicas, ni definiéndolo por escrito. Su aplicación exitosa depende completamente de que tanto el formador como el formado capten el espíritu scout. El observador ajeno sólo puede entender lo que significa este espíritu cuando lo ven gobernar, como hace en gran medida, los pensamientos y las acciones de cada uno de los miembros de nuestra hermandad. Continuar leyendo ‘¿Qué es el escultismo?’

El guía de patrulla NO es un acompañante terapéutico

Si bien esta combinación de palabras no existe, podríamos denominar Furor integrandis  al deseo de los dirigentes de incluir e integrar niños y jóvenes con discapacidad sin tener formación en el tema, corriendo riesgos innecesarios y exponiendo a los niños y jóvenes a situaciones complejas a partir de la suposición que el método scout es tan maravilloso que no precisa de la intervención del adulto, salvo honrosas excepciones.

No etiquetar a los niños no significa ignorar las dificultades.

Soy parte como muchos de los que trabajamos en el tema, de estar en contra del etiquetado de los niños por diversos motivos que no vienen al caso, pero esta posición en ningún momento implica la negación de la existencia de los problemas de subjetivación que atraviesan los niños en la infancia, que en otras épocas implicaba la nula actividad con el resto de los chicos.
Continuar leyendo ‘El guía de patrulla NO es un acompañante terapéutico’

falleció Simone Veil, la gran defensora de los Derechos de la Mujer también fue Scout

Ayer viernes 30 de Junio de 2017 falleció Simone Veil, superviviente del Holocausto fue magistrada en los tribunales franceses y diputada. Autora de la Loi Veil que en 1975 despenalizara el aborto en Francia.

Simone Veil, gymnase Japy 2008 02 27 n5.jpg
By © Marie-Lan Nguyen / Wikimedia Commons, CC BY 3.0, Link

Pero Simone Veil fue también Scout:

Continuar leyendo ‘falleció Simone Veil, la gran defensora de los Derechos de la Mujer también fue Scout’

¡Llega el campamento!

Pues sí. Para la mayoría de Scouts del hemisferio norte llega el verano y con él vienen nuestros tradicionales campamentos.

Me resulta curioso leer a Baden-Powell y su descripción de un campamento ideal y compararla con lo que la legislación actual (sin duda establecida por personas con muy buena voluntad y escasa idea de lo que es el escultismo), nos permite realizar. Pero no os marearé de entrada con mis puntos de vista, prefiero que dediquéis un minuto a leer al viejo fundador y su ‘perspectiva’:

Acampar

“No hace mucho me enseñaron una muestra de campamento escolar en el que había filas de tiendas de campaña, de tipo cónico, elegantemente plantadas y perfectamente alineadas, con una estupenda carpa grande y un alojamiento para los cocineros bien equipado con una cocina completa.
Había senderos de ladrillo y baños y letrinas de madera, etc.
Todo estaba sumamente bien planificado y construido por el contratista. El responsable que lo organizó simplemente tuvo que pagar una cierta suma de dinero y todo quedó organizado. Fue bastante sencillo y formal.

Mi única queja al respecto fue que aquello no era acampar. Vivir bajo una lona es algo bien diferente a acampar. Cualquier burro, por así decirlo, puede vivir bajo tela formando parte de un rebaño al que se le da todo hecho. Pero para todo el bien que probablemente obtuviese de ello, lo mismo podría quedarse en su casa. Continuar leyendo ‘¡Llega el campamento!’

Scouts en la ficción, episodio 76: Reina a los catorce años

reina a los catorce, cartel de la peliculaHoy os traigo una pelicula que algunos amigos estan compartiendo en Facebook: That Certain Age, titulada en español como “Reina a los catorce años”, fue una pelicula de 1938 del reputado Edward Ludwig, al que muchos conocimos por la serie Bonanza.

El guion es de Billy Wilder (autor de The Apartment) y es una historia muy costumbrista acerca de un periodista, Vincent Bullit, que regresa de España, donde ha escrito un reportaje sobre la Guerra Civil y es invitado a pasar unos días en la casa de campo de Fullerton, el director de su periódico. Lo que no es de agrado de la hija de éste Alice, y de su novio, Ken, que dirige una tropa de Boy Scouts.
Ken prepara un espectáculo con sus Scouts para recaudar fondos para su tropa. Alice le ha ofrecido los jardines de su casa para ensayar pero he ahí que el periodista ha venido a descansar. ¡Mala combinación!

En el video que compartimos hoy sale una canción que también cantamos, o cantábamos, los scouts en España.
¿Alguien es capaz de decir cual? Continuar leyendo ‘Scouts en la ficción, episodio 76: Reina a los catorce años’