Archivo de la Categoría 'Historia del Escultismo'

Pag 2 de 36

La pequeña biblioteca scout de “Gato Legendario”-Vol.5

Bueno, pues esta semana os traigo otro de los primeros libros que escribió el fundador y que me animé a traducir hace algún tiempo. Se trata de ‘Boy Scouts allende los mares‘ (o más allá de los mares), pues resume el viaje realizado por B-P durante los primeros años de la creación del escultismo a lo largo y ancho del planeta.

Merece la pena leerlo con detalle y darse cuenta de cómo la idea, originariamente desarrollada para los muchachos ingleses, fue calando en todas las Colonias del Imperio y posteriormente en los chicos del resto del mundo.

Es muy probable que la idea de la gran Hermandad Mundial surgiese precisamente de la constatación de este hecho. Merecía la pena el esfuerzo de sembrar el germen del escultismo en todos ellos a fin de conseguir ciudadanos de buenos principios, y dispuestos a comprenderse y entablar una amistad duradera con sus hermanos a lo largo y ancho del mundo.

El relato se presenta de forma amena, intercalando información acerca de los países visitados con historias ilustrativas que pudiesen servir de ejemplo a los chicos.

Como siempre es imprescindible situarlo en su contexto histórico, teniendo en cuenta el pensamiento de la época, para no caer en la tentación de desacreditarlo por ciertas ideas que hoy podemos considerar inapropiadas.

Si os apetece leerlo podéis bajarlo en este enlace

https://1drv.ms/b/s!AsruWrhnMAn_gW51RjyMea7ytJOq

La pequeña biblioteca scout de “Gato Legendario”- Vol. 3

Bueno, pues ya me tenéis aquí una semana más con un nuevo enlace a otro de los ejemplares de mi pequeña biblioteca.
En esta ocasión se trata de un libro imprescindible para cualquiera interesado en desarrollar el método scout: la obra COMPLETA de Roland Phillipps.

¿Por qué digo lo de COMPLETA?

Pues porque existe un texto en inglés que engloba sus dos trabajos: ‘El Sistema de Patrullas’ y las ‘Cartas a un Guía de Patrulla’.

El primero de ellos cuenta con una estupenda traducción de D. FEDERlCO DÍAZ LEGORBURU, quien fuese Presidente Honorario del Consejo Interamericano de Escultismo, y por ello en esta recopilación se mantiene sin modificar.

Las ‘Cartas a un Guía de Patrulla’ en realidad están divididas en dos series.
La primera de ellas se detiene en el análisis de cada uno de los diez artículos de la Ley Scout, y circulaba ya por la red una traducción española de dicha serie, pero al comenzar a leerla la encontré muy confusa, excesivamente libre e incluso con errores evidentes.

Por ello me hice el propósito de efectuar una nueva traducción de la misma en el ánimo de hacerla mucho más precisa y comprensible.

La segunda de las series se refiere a las pruebas que debían pasar aquellos scouts que se iniciaban en la aventura del escultismo, a nivel de tropa scout, en aquellos días. Me pareció muy curiosa y constata la necesidad que había desde un principio de formar a los responsables de los chicos, en este caso los Guías de Patrulla.

He procurado respetar al máximo la versión original, sin intentos de actualización que a nada conducen. Es importante leer el texto con esa perspectiva, teniendo en cuenta que corresponde a una obra concebida en 1913-14, y con todas las peculiaridades que ello conlleva. Las referencias morales, aunque puedan parecernos chocantes, son las típicas de aquel tiempo.

Espero que estas obras completas os resulten tan interesantes como lo fueron para mi.

Y aquí tenéis el enlace: https://1drv.ms/b/s!AsruWrhnMAn_gXNhLDINV-XgpzqW

La pequeña biblioteca scout de “Gato Legendario”- Vol. 2

Como os prometí, esta semana os traigo otro de los libros de mi colección para que lo podáis descargar. En este caso se trata de uno ‘aparentemente’ bastante común y muy fácil de encontrar en internet…y lo es…PERO EN SU VERSIÓN INCOMPLETA.

Se trata de “Jóvenes Caballeros del Imperio”, cuya traducción inicial la realizó en Padre Soto-Hay, y que al leerlo me llamó la atención que  había quedado incompleto. De hecho sólo figuraba un tercio aproximado de su extensión, en concreto el apartado dedicado a ilustrar la Ley Scout.

A pesar de las palabras de D. Fernando referentes a que esperaba poder terminarla en un futuro, lo cierto es que o bien no pudo localizar el resto, o bien no pudo terminar su obra.
Decidí por tanto  terminar su trabajo y añadir las páginas restantes sin modificar la primera parte, la cual corresponde íntegramente a él.

Se apreciarán por tanto ligeras variaciones en la forma de traducir, usando palabras y expresiones más habituales en España, y en todo caso, también realicé una pequeña revisión de esta primera parte a fin de corregir pequeños errores detectados.

Espero que disfrutéis de esta Versión Completa del libro, teniendo siempre en cuenta el contexto histórico en el que se escribió.

Aquí la tenéis:

https://1drv.ms/b/s!AsruWrhnMAn_gWy9DhYlVN4-qB8P

La pequeña Biblioteca Scout de “Gato Legendario”- Volumen I

En estas próximas semanas os voy a ir trayendo a este espacio algunos de esos ejemplares que con el paso del tiempo he ido traduciendo o revisando del inglés y que muchos de vosotros me solicitáis por las redes sociales.

Algunos de los textos ya contaban con otras traducciones, pero al leerlos se detectaban multitud de errores, expresiones muy locales y “falsos amigos” (palabras que en inglés se parecen a alguna en español pero significan algo muy diferente). Por ello me propuse subsanarlos dentro de lo posible para hacerlos más fidedignos y poder entenderlos mejor.

Y para comenzar esta semana os traigo uno de los primeros textos del fundador “Historias para Boy Scouts” (Yarns for Boy Scouts), de 1909, traducido íntegramente por un servidor.

Como indico en la introducción al mismo:

En el libro el autor insiste en los aspectos formativos del escultismo desde el punto de vista de lo que les gusta a los muchachos. Nos narra muchas historias verídicas de las que extraer conclusiones y aprender de forma amena.
Por supuesto es imprescindible leerlo con ojos del pasado y sacar todo lo bueno que tiene dejando un tanto de lado aquellos aspectos que hoy serían excesivamente utópicos o desfasados, así como tener en cuenta que se dirige a los muchachos Británicos
exclusivamente, aunque muchas ideas sean extrapolables.

En los comienzos del movimiento la principal idea del fundador no era tanto la hermandad mundial como la educación de los muchachos Británicos que pululaban por las calles sin oficio ni
beneficio, sin preparación adecuada, sin ideales, y cuya falta de formación amenazaba el futuro del Imperio Británico, y esto era lo que quería evitar BP a toda costa.

El libro concluye con una serie de recomendaciones a los scouters o monitores, tanto de muchachos como de las muchachas, quienes ya en los albores del escultismo buscaban su lugar tanto en éste como en la sociedad de la época (Eduardiana).

El punto de vista de BP sobre el tema femenino no deja de verse influenciado por su educación, aunque como siempre el fundador se muestra como una persona de mente muy abierta y con el devenir del tiempo se adaptaría aún más a las nuevas circunstancias.

El escultismo todavía estaba naciendo y no existían las diversas ramas. Tan solo la tropa scout. Con el tiempo iría extendiendo el programa formativo a las distintas edades y a las muchachas con mayor detenimiento.

Y ahora aquí tenéis el enlace para todos aquellos que tengáis interés en aprender del pasado.

https://1drv.ms/b/s!AsruWrhnMAn_gXYXKa0gm9TpgD98

Burnham, Seton… ¿realmente influyeron tanto en Baden-Powell?

Muchas especulaciones y muchos sinsentidos.

Eso es lo que se encuentra uno a menudo por los foros scouts cuando alguien bienintencionado pretende iluminar a los lectores al respecto de ciertos temas.

Y uno de ellos es recurrente: de dónde sacó Baden-Powell la idea y la información para diseñar su genuino método scout.

Por supuesto que la rumorología más extendida entre los defensores de la ‘conspiración’ es que el fundador poco menos que copió la obra de Seton, quien le enseñó lo que era el Woodcraft y sus posibilidades.

Pero también tenemos a los partidarios de adelantar la idea a otra influencia norteamericana: la de Fred Burnham, el reconocido como ‘Rey de los exploradores’.

Entre los argumentos peregrinos que ha tenido uno que escuchar y leer están que las mediciones de distancias y alturas, la importancia de la observación, los trucos de acampada y de fogatas, las señales y las pistas, la deducción de los signos, el conocimiento de las plantas, la importancia de la orientación, el acecho, el rastreo… que conforman las artes para sobrevivir en el medio natural (y se engloban en lo que se conoce como “arte de los bosques” o ‘woodcraft’) …las conoció el viejo Jefe por mediación de alguno los dos personajes referidos (según la fuente que hayan consultado).

Así que prácticamente acaban insinuando que el Escultismo no es un invento propio sino de alguien más…”a quien ‘el malvado B-P’ además contribuyó voluntariamente a dejar en el anonimato por temor a descubrir la verdad, y por eso jamás los reconoce en sus libros”.

Bueno, aparte de que confundir el Escultismo con el ‘Woodcraft’ muestra una falta de claridad de conceptos en cuanto a lo que es el método scout (muchísimo más amplio, aunque utiliza el primero como una herramienta indispensable para lograr su finalidad)…lo cierto es que además NO ES VERDAD. Y también demuestra un gran desconocimiento de lo que sabía el viejo Jefe por el simple hecho de ser un oficial del ejército (parece que a algunos se les olvida esto).

Así que hoy os traigo a este blog unos cuantos ejemplos que muestran que B-P no sólo conocía muchas de estas artes, sino que había escrito acerca de ellas mucho antes de conocer a ninguno de los dos personajes (lo cual no quiere decir que no pudiera aprender y tomar ideas de cosas puntuales y significativas tanto de Burnham como de Seton, pero desde luego no lo que la gente cree o insinúa). Continuar leyendo ‘Burnham, Seton… ¿realmente influyeron tanto en Baden-Powell?’

Aquellos inquietos y ruidosos Boy Scouts

De nuevo aquí un día más y, como os prometí, os voy a contar otras anécdotas acerca de esos difíciles comienzos. En especial algunas pinceladas sobre la Convención del Crystal Palace y también sobre los primeros días de Gilwell Park.

Porque ya os dije que los comienzos son difíciles y aquellos años, sobre todo los dos primeros (hasta que B-P dejó el ejército para dedicarse a tiempo completo a su creación, en marzo de 1910), fueron realmente caóticos.

“Venga hombre, no será para tanto. Si el manual está orientado precisamente hacia la buena cidudadanía…”

Pues en esta carta al diario “Streatham News”, de 1910 se puede ver claramente lo que os cuento:

“Hemos oído que el Jefe Scout, el Teniente General Sir Robert Baden-Powell, tiene la intención de renunciar a su puesto en el Ejército de modo que ello le permita dedicar más atención a su querida idea, los Boy Scouts. Si esto es cierto, sin duda significará que la largamente deseada estandarización del uniforme, etc., por fin se llevará a cabo, y bajo su mirada autorizada las ‘Patrullas de Monos’ que han infestado Furzedown (una zona de Londres), entre otros lugares, durante tanto tiempo, y que no tienen nada que ver con el Movimiento de B-P, pronto remitirán.”

Evidentemente esto NO era un hecho aislado. La falta de normativas y control suelen conducir al caos en mayor o menor grado. Incluso muchas veces fomentado desde la Dirección, aunque fuese con la mejor de la intenciones: la de popularizar el Movimiento. Especialmente por parte de Pearson, para quien todo aquello significaba suculentos dividendos. Continuar leyendo ‘Aquellos inquietos y ruidosos Boy Scouts’

Esos problemáticos Scouts

Pues ya me tenéis aquí una semana más, y esta vez voy a contaros algunas de esas batallitas que tanto me gustan acerca de los comienzos de nuestros Scouts.

Porque muchos piensan que, dada la increíble expansión del Movimiento en aquellos primeros años, es obvio que todos estarían encantados con un programa que iba a ayudar a hacer buenos ciudadanos de un montón de chicos revoltosos que vagaban sin oficio ni beneficio por las calles de las ciudades y los suburbios.

Si a eso le sumamos la fama e influencia de Baden-Powell entre la gente de la calle, y también con los altos estamentos, y el apoyo del mismísimo Rey… pues todo hubo de ser maravilloso. El genuino escultismo puesto en práctica bajo la supervisión de su propio fundador.

Parece claro ¿verdad?… pues os equivocáis de cabo a rabo. Continuar leyendo ‘Esos problemáticos Scouts’

Baden-Powell y el “Indianismo”- Los Scouts y los ‘Woodcraft Indians’ de Seton. 4ª Parte

En el pasado artículo os comenté que, para finalizar esta serie dedicada a los “Woodcraft Indians” de Seton, os mostraría lo que pensaba el viejo Jefe de dicho esquema.

Vaya por delante que el fundador tenía muy claro que su escultismo tenía sus bases sólidamente ancladas en el ‘arte de los bosques’.

Y lo está porque sabía que a los chicos se les tiene que seducir con un entorno mágico, un marco simbólico, que propusiese una serie de actividades que les resultasen atractivas, y les animara a auto-formarse sin apenas darse cuenta… además de que el entorno natural proporcionaba el sol y aire puro tan necesario para la buena salud de los muchachos.

Por tanto, en palabras suyas, esta formación:

“No puede lograrse mediante la imposición de una instrucción artificial desde el exterior sino por medio del estímulo de los instintos naturales desde su interior.

Que esto se imparte mediante el liderazgo y ejemplo personales por parte del mismo Scouter, y mediante su simple educación.

Que la aplicación inteligente del conocimiento Natural y del conocimiento de las habilidades de los acampadores (el arte de los bosques o ‘woodcraft‘), proporcionan en gran parte los medios y los incentivos, mientras que la Promesa y la Ley Scout proporcionan la dirección.”

Continuar leyendo ‘Baden-Powell y el “Indianismo”- Los Scouts y los ‘Woodcraft Indians’ de Seton. 4ª Parte’

¿Un plagio del ‘Birch Bark’?- Los Scouts y los ‘Woodcraft Indians’ de Seton. 3ª Parte

Tal y como os comenté en el artículo anterior hoy vamos a analizar un poco el contenido de aquel famoso “Birch Bark Roll”, en su 5ª edición, para conocer de primera mano qué cosas pudo utilizar en realidad Baden-Powell del trabajo de Seton.

Es importante usar esta edición, porque como os conté en la primera parte de esta serie de artículos, el manual de los “Indians” fue evolucionando y añadiendo contenidos con el paso de los años, de manera que las poco más de 70 páginas de 1906… acabarían siendo cerca de 600 en la 11ª Edición de 1912.

“Bueno pero entonces ¿qué se contaba en la edición que utilizó el fundador?”

Pues vamos allá sin más preámbulos. Tras la introducción (que ya os expuse la semana pasada en detalle), el libro comienza estableciendo los objetivos y el funcionamiento:

Objetivo: Promocionar el interés en la vida al aire libre y el woodcraft, la preservación de la vida salvaje y su entorno, así como la camaradería entre sus miembros”.

Evidentemente en este aspecto es mucho más limitado que el esquema scout, que utilizará el medio natural y el woodcraft como estimulador de sus recursos, pero con una orientación no sólo personal sino pensando el bien común y una ciudadanía activa. El objetivo es el bien de los chicos…y el de la comunidad.

El material que se necesita para el juego de los ‘Indios’ es simple:

Requiere el Libro de las Leyes (que es precisamente este ‘Birch Bark Roll’), un libro en blanco para anotar los registros, los tipis (o tiendas indias ) necesarios para los chavales, un poste tótem, cabelleras para los chicos (hechas de cola de caballo o fibras de otro tipo), plumas para las hazañas (más adelante os detallaré cómo funciona todo esto), tambores, utensilios de cocina, arcos y flechas, mantas de lana, impermeables…

“¿Y no tienen uniforme?”

En realidad pueden añadirse vestimentas indias… pero no son necesarias en su esquema. Continuar leyendo ‘¿Un plagio del ‘Birch Bark’?- Los Scouts y los ‘Woodcraft Indians’ de Seton. 3ª Parte’

El ‘Birch Bark Roll’ – Los Scouts y los “Woodcraft Indians” de Seton- 2ª Parte

En el artículo anterior os propuse examinar el famoso libro que Ernest Seton envió a Baden-Powell a finales de Julio de 1906 con el fin de conocerlo un poco y así tener herramientas con las que poder opinar con fundamento sobre qué ideas pudo incorporar el fundador de los Scouts a su propio esquema.

Como os expliqué se trata del “Birch Bark Roll of the Woodcraft Indians”, un librito de poco más de 70 páginas. Un poco escaso si tenemos en cuenta que cada uno de los 6 fascículos quincenales de “Escultismo para Muchachos” tenía aproximadamente esa extensión.

Pero dejémonos de preámbulos y empecemos con nuestra labor… por la introducción del propio libro, que a mi juicio fue lo que más pudo llamar la atención de Baden-Powell, especialmente porque le reafirmaba en su propia opinión de que la juventud de la época necesitaba una ayuda en su formación física y moral con el fin de alejarla de los males de la nueva vida urbana que había traído la Revolución Industrial. Y sobre todo que la respuesta obviamente no estaba en la educación académica.

La propuesta de Seton fue un regreso a la Naturaleza y el aire libre, y aunque esa respuesta NO era novedosa (la idea de que el sol y el aire puro son algo sano es muuuuy antigua… ya en época de Hipócrates se argumentaba así) la manera de hacerlo sí que lo era: aprovecharía el modelo de los indios norteamericanos para plantear un esquema muy original.

“Y… ¿En qué consistía exactamente?”

Pues reunir a los chicos en pandillas o ‘bandas’, al modo de una tribu, y proponerles una serie de juegos y ‘proezas’ a realizar, basadas en las habilidades de aquellas gentes, con las que los chicos podían ganarse unas plumas que añadirían a su tocado igual que hacían los indios de antaño. Todo ello revestido de la emoción, aventura, cánticos y demás parafernalia de los ‘pieles rojas’.

Continuar leyendo ‘El ‘Birch Bark Roll’ – Los Scouts y los “Woodcraft Indians” de Seton- 2ª Parte’