Archivo de la Categoría 'Escultismo'

La religión de los bosques

El artículo de “La Perspectiva de BP” que os traigo esta semana resume a la perfección el pensamiento del viejo Jefe referente a las posibilidades del Escultismo a la hora de educar a los chavales en el plano espiritual y religioso.

Seguro que vosotros lo tenéis claro pero aún así os recomiendo echarle un vistazo, se titula:

La religión de los bosques

“El hombre que ha deambulado por el mundo, el hombre que ha saboreado el peligro y se ha enfrentado a la muerte, de hecho, el que ha vivido la vida en el mejor sentido de la frase, en general es profundamente religioso. Pero su religión no es reconocida por muchos. No es ortodoxa. No ha sido formulada por el hombre, sino que es el resultado natural de su constante comunicación con la Naturaleza.

Probablemente él no podría definirla, porque no tiene doctrina ni rituales.
Ha llegado a apreciar la inmensidad de la Naturaleza próxima a lo infinito y sin embargo bajo unas leyes constantes en toda ella, y se ha dado cuenta que incluso las cosas pequeñas, hasta los gérmenes microscópicos, tienen su función y responsabilidad en el funcionamiento del conjunto.

Continuar leyendo ‘La religión de los bosques’

“B-P quería militares para su Imperio”…¿De verdad?

Pues sí. Todavía hay mucha gente que se empeña en creer que en el origen de los Scouts había una intención oculta: el educar a buenos soldados para el Imperio británico.

Ya he desmentido esa falacia por activa y por pasiva. Lo desarrollé en éste artículo de “La Roca”

El malvado Baden-Powell 3. ¿Militarista?

Y he insistido un montón de veces en que ya existían Cuerpos de Cadetes o Brigadas de Muchachos en las que se prestaba mucha más atención a una instrucción militar, por lo que no tenía mucho sentido organizar otro grupo más.

También os he contado que si alguna vez predominaron los desfiles, la instrucción, las bandas de música y demás…. fue por el simple desconocimiento del método por parte de aquellos que lo intentaban aplicar sin la información adecuada y que trataban de utilizar métodos que les eran conocidos (muchos de ellos antiguos militares en la reserva, pero también sacerdotes o maestros… todos arrimaban el ascua a su sardina).

Hoy os traigo un artículo de 1914 (sacado de “La Perspectiva de B-P”), antes de la 1ªGuerra Mundial, en el que el fundador lo cuenta con detalle.

Así que os invito a echarle un vistazo. Se titula:

Donde falla la instrucción

Veo que últimamente, en uno de los periódicos, el inventor del escultismo se ha descubierto a sí mismo (el fundador se refiere a las reivindicaciones de algunos personajes de aquellos años que pretendían ser los ‘genuinos inventores del escultismo’). Es el cuarto que lo hace en los últimos cuatro años. Tenía la impresión de que el fundador original, Epícteto, había muerto hace muchos centenares de años.
Este en particular nos cuenta que hemos pervertido sus ideales y que no somos lo suficientemente militares. Continuar leyendo ‘“B-P quería militares para su Imperio”…¿De verdad?’

El escultismo no es una ciencia

El artículo del viejo Jefe que os traigo hoy corresponde al publicado por la revista “The Scouter” en enero de 1931. El comienzo del mismo es una de esas reflexiones utilizadas mil y una veces por aquellos que pensamos que en muchas ocasiones complicamos tanto el juego, que acabamos desvirtuándolo y haciéndolo pesado y aburrido. El artículo completo dice así:

 El Escultismo es un juego, no una ciencia

“Sí, el Escultismo es un juego. Pero a veces me pregunto si, con todos nuestros panfletos, normativas, disquisiciones en “El Scouter”, conferencias y clases de formación para los Comisarios y demás Scouters, etc., no parecerá que estamos haciendo del juego algo demasiado serio.

Es cierto que todas estas cosas son necesarias y que ayudan a los hombres a hacerse una idea del asunto, y a obtener resultados seguros. Pero tienden a crecer en gran medida (como nuestros propios hijos o las propias particularidades) sin que nos demos cuenta, a pesar de ser algo muy patente para aquellos de fuera del movimiento que se tropiezan con ello de repente.

De este modo, esta avalancha de ayudas formativas resulta absolutamente tremenda para más de un Scouter, mientras que para los observadores que nos echan un vistazo antes de saltar a nuestro vórtice debe ser directamente disuasoria en muchos casos. Continuar leyendo ‘El escultismo no es una ciencia’

Una verdad incómoda (3) Leyendas de la infancia

J. M. Barrie playing Neverland with Michael Llewelyn Davies.jpg
J.M. Barrie como el capitán Garfio con Michael Llewelyn Davies como Peter Pan jugando en los Jardines de Kensington. Autor desconocido, posiblemente Sylvia Llewelyn Davieshttp://www.jmbarrie.co.uk, Dominio público, Enlace

“La ilusión de la educación a un proceso de estimulacion
de las capacidades , aspira imaginariamente a obtener una ganancia.
¿qué pretende obtener el adulto cuando se dirige a un niño?.
Trata, precisamente, de conseguir una ganancia imaginaria
no de cumplir un deber.
El adulto pretende recuperar aquella satisfacción narcisista que perdió
debido al hecho de no ser aquello
que supone que los otros esperaban de él”

L. Lajonquiere. Infancia e ilusion (psico) pedagógica

 

¿Qué entendemos como Leyenda de la infancia? Simple… se denomina de esa manera a las teorías y creencias que se presentan como aquellas que “entienden” a la infancia e influyen en las acciones que los adultos llevarán a cabo en el proceso educativo ¿Cómo sería?… sencillo, lo que consideremos infancia tendrá implicancias jurídicas, institucionales, administrativas, sociales y familiares. Existen diversos tipos de Leyendas algunas de ellas son míticas, religiosas, científicas, administrativas, comerciales; ellas se traducirán en políticas, prácticas educativas, publicidad, supuestas “propuestas innovadoras”, etc.

“Nunca Jamás” es el paradigma de las “subjetividades libres” que enamoran a algunos pedagogos y dirigentes. Pero ¿libres de qué?: del Otro y de los otros que pasan a ser actores secundarios en la aventura de cada Ego en tanto la existencia de los mismos, se justifica sólo para el propio placer con escasa regulación.

Continuar leyendo ‘Una verdad incómoda (3) Leyendas de la infancia’

Adivina…

Pues eso: adivinad.

Hace poquito estaba echando un vistazo a un libro de un Scouter de indudable prestigio que escribía lo siguiente:

Primeros Principios

“Es muy bueno brindarle un buen rato a la generación venidera, pero si observamos a nuestro alrededor, y si miramos hacia delante, no podemos dejar de sentir que que se necesita algo más que acostumbrar a los muchachos a disfrutar sin responsabilidad y dándoles todo hecho.

Si “observamos a nuestro alrededor” ¿qué vemos? Guerras, asesinatos, y muertes súbitas, con toda la brutalidad de los tiempos primitivos. Y la religión completamente ignorada por personas que se denominan civilizadas pero que carecen totalmente de auto-control, influenciadas por la opinión de las masas, y sólo dispuestas a ser gobernadas por la fuerza a manos de dictadores.
Todos tenemos en mente suficientes ejemplos en el mundo a nuestro alrededor que nos muestran que lo que se necesita es el carácter adecuado en las personas si queremos una nación libre, pacífica y feliz.”

¿Quién es el autor de estas frases? ¿Lo adivináis?

Continuar leyendo ‘Adivina…’

¿Se marchan los mormones de los Scouts?

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días va a cambiar su relación con los Boy Scouts de América (BSA) a partir del próximo año.

Los mormones, que es como todos conocemos a los miembros de esta Iglesia, han estado ligados a los BSA mucho tiempo (en el 2013 celebraron sus cien años de vinculación) pero han tomado la decisión de distanciarse de los Scouts EN LOS PROGRAMAS CORRESPONDIENTES A LOS MÁS MAYORES.

La noticia es desde luego importante puesto que a pesar de que sólo el 2% de los norteamericanos son mormones, casi el 20% de los Scouts de EEUU pertenecen a esta Iglesia. Y es que la Iglesia automáticamente inscribe a todos los chicos de la congregación como Boy Scouts. Son de largo el mayor colaborador de los Scouts estadounidenses.

“¿Entonces van a dejar de patrocinarlos? ¿Por qué?”

Pues NO. Tal y como os cuento el cambio se producirá en relación a los chicos de 14 años en adelante, que son los que allí participan en los programas Varsity y Venturing, complementarios al programa base que allí lo componen Cub Scouting (Lobatos, desde los 7 a los 11 años) y Boy Scouts (desde los 11 y medio a los 17 y medio aprox.).

Los programas Varsity y Venturing surgieron como una variante flexible del programa tradicional. El primero de ellos se ligó a las distintas Iglesias, de manera que les permitiese desarrollar aspectos propios, y está muy orientado a actividades al aire libre. El segundo trata de llevar el escultismo a los jóvenes de una manera menos rígida. Les propone más actividades y retos de tipo aventura, y les ofrece libertad a la hora de elegir su indumentaria, además de ser co-educativo. En él participan chicos y chicas a partir de los 14 años hasta los 21, que formarán su propia “tripulación”.

“Bueno, pero ¿De cuántos chicos estamos hablando?”

Continuar leyendo ‘¿Se marchan los mormones de los Scouts?’

Dar lo que se promete

La semana pasada os volví a dar la tabarra con la importancia del marco simbólico y los pequeños detalles a la hora de crear un espíritu de grupo que haga más atractivo el juego.

Sé que me repito muchas veces y que seguramente parezca “cansino”, pero es que estoy tan convencido de sus bondades a la hora de aumentar el atractivo y la retención de los chavales que todo esfuerzo me parece poco.

Y sí, creo que todo lo que se puede decir sobre estos temas lo he contado con lujo de detalles en los artículos que encadenamos tras el título “Redescubriendo el escultismo“, en los que semana a semana desgranamos todos los elementos esenciales del Gran Juego tal y como se hizo siempre.

Redescubriendo el escultismo.

Hoy, con vuestro permiso, os contaré una historia real. La historia de un grupo scout francés vivida por un Scouter español, nuestro hermano Darzee,  en la que se refleja con claridad la importancia de ver las cosas con los ojos de los chavales.

Continuar leyendo ‘Dar lo que se promete’

El cebo adecuado

“¿De qué nos va a hablar este hoy? ¿De pesca?”

Je, je, je. Más o menos. De pesca… de chavales. De captación, de la importancia de revestir el Juego de magia y aventura.

Los que me hayáis seguido en otros artículos sabéis que hay una anécdota del fundador que me encanta comentar. Se refiere a su primera conversación con Arthur Pearson (el artífice de la publicación de “Scouting for Boys” y de gran parte de los libros y revistas de escultismo en el Reino Unido de la época). En aquella charla estaban buscando un nombre que resultara de verdad llamativo a los chicos, y BP bromeó diciendo que evidentemente no podían llamarlo “Sociedad para la propagación de los atributos morales”.

El viejo Jefe tenía claro que con el escultismo lo que pretendía era ayudar a formar el carácter y los valores de los chicos…pero que era necesario revestir todo aquello con diversión, emoción y aventura si se quería que realmente los atrajese (de hecho ya existían un montón de asociaciones juveniles en la época que inculcaban valores y estimulaban el compañerismo, la colaboración, la camaradería…como las Boy’s Brigades, los Cadet Corps, la YMCA, los Church Lads’ Brigades, los Muchachos de la Tabla Redonda, etc.).

Sí, pero para eso BP necesitaba algo que se encontrase en lo más profundo de cada chico y que llamara la atención del mayor número posible de ellos. Ese ALGO, unido a la manera de trabajar que había experimentado con un éxito rotundo con sus hombres en el 5º de Dragones, era el marco de los exploradores y los pioneros: los Scouts.

Así que simplemente utilizó aquella magia, aquel ambiente anclado en conocimientos de pueblos ancestrales, de las habilidades que les permiten valerse en los bosques, en triquiñuelas para acechar sin ser visto, orientarse en la naturaleza, etc.

Todo ello despierta la imaginación de los chicos, y no sólo de los de antes: de los de todo tiempo y lugar, porque lo llevan en el ADN de la especie. Os reto a encontrar a un chico al que no le llame la atención… siempre y cuando se le presente de la forma apropiada.

Continuar leyendo ‘El cebo adecuado’

Disciplina y Liderazgo

La semana pasada os mareé un poco tratando de aclarar el concepto de disciplina en el escultismo.

Hoy, para seguir ilustrándolo, os traigo uno de esos artículos que se publicaron en la revista “The Scouter” hace un montón de tiempo (éste figura en una selección de la que ya os he hablado anteriormente y publicada con el nombre de “Scouter’s Digest”).

Porque a pesar de los años transcurridos me parece que en ocasiones es necesario hablar de este tipo de conceptos como el de o Disciplina o el de Liderazgo.

¿En qué consisten? Os invito a echarle un vistazo a algunos extractos del mismo:

Disciplina y Liderazgo

Oh Señor, enséñanos a ser los dueños de nosotros mismos para que podamos ser los sirvientes de los demás

La esencia de la disciplina es el dominio del egoísmo. El servicio verdadero es la esencia del liderazgo. Debemos ser discípulos antes de poder ser maestros.
Debemos aprender, y aprender a seguir, antes de poder guiar.

Y tanto en la disciplina como en el liderazgo, en el aprendizaje como en la enseñanza, el ejemplo es fundamental. Y esto, como bien sabemos todos, es una verdad tanto en el escultismo como en otras facetas de la vida. Si el escultismo ha de ser un modo de vida, el ejemplo correcto de todos nosotros es necesario para lograr ese ideal.

Continuar leyendo ‘Disciplina y Liderazgo’

¿Una sociedad pueril? La disciplina

¿Disciplina?… ¡Horror! ¡Alarma!

Parece ser lo primero que viene a la mente de algunos al escuchar la susodicha palabra, como si se tratase del mismísimo mal o de un atentado contra la libertad. Y NO se trata de eso, os lo garantizo.

Sé que muuuuchos  Scouters , especialmente a aquellos que huyen de ese término y prefieren el de educadores, responsables, o monitores (cualquier cosa que no vaya a sonar a escultismo “arcaico”, ¿verdad?), están convencidos de que en el pasado este invento del escultismo tenía unas claras connotaciones militaristas, con desfiles, formaciones y disciplina por doquier, y que  a pesar de que se hiciese con buena voluntad, sólo en tiempos recientes se ha conseguido implantar un modelo educativo adecuado en el Gran Juego.

Pero ya os he contado más veces que eso es una gran falacia y que parte del desconocimiento de la historia del escultismo, especialmente de sus fuentes originales británicas. Si el juego no se jugó adecuadamente en algún momento o lugar, fue simplemente por desconocimiento del método. Sin más.

El principal objetivo del escultismo fue  SIEMPRE educar a los chavales para que fuesen personas de carácter, con fuertes valores y espíritu de servicio y de acción. La idea era mejorar la sociedad mediante el cambio de mentalidad y de actitud de las nuevas generaciones de jóvenes.

Y dentro de ese CARÁCTER nos encontramos precisamente con esa “fatídica palabra”: la disciplina.

Continuar leyendo ‘¿Una sociedad pueril? La disciplina’