Archivo del Autor de Gustavo Alvarez

Mafeking: Ciudad Subterránea. Capítulo 9

INTRODUCCION AL ESPIONAJE EN MAFEKING

Mafeking. Sudáfrica
En algún momento entre la última semana de septiembre
y los  primeros días de octubre de 1899
Baden-Powell

Había resuelto robarle un par de horas a su abarrotada agenda de trabajo para dedicarlas a un asunto enteramente personal.
Posiblemente esto no fuera bien visto en la conducta de un Coronel, pero ese rato dedicado a sí mismo no iba a influir en el resultado final de la guerra que se avecinaba. Por otra parte disponía de un buen plantel de experimentados y capaces oficiales que bien podían continuar con las labores sin necesidad de que el mismo los supervisara.

Continuar leyendo ‘Mafeking: Ciudad Subterránea. Capítulo 9’

Mafeking: Ciudad Subterránea. Capítulo 8 Parte 3

LA COMUNIDAD DE LOS FERROVIARIOS – (Ultima Parte)

Más aportes de los ferroviarios, y un final para este relato como sólo BP puede narrar.

ʘ El domingo 26 de noviembre  la División Ferroviaria a cargo el Capitán More, dejó su estricto papel castrense para organizar un evento cultural y de esparcimiento para toda la comunidad  y lo anunció en una columna del periódico Mafeking Mail del viernes 24:

“División Ferroviaria de la Guardia Civil
CONCIERTO AL AIRE LIBRE
Se llevará a cabo en el extremo norte del campo del ferrocarril. En la tarde del domingo. 
Comenzando a la  7-30 y terminando a las 9 p.m. en punto
ENTRADA  LIBRE”

El  éxito del concierto fue tal, que el domingo 3 de diciembre repitieron la experiencia.

Lo llamativo de la  detallada y extensa crónica del segundo recital es que no trasunta ninguna de  las desdichas  que vivía la  ciudad en medio de la guerra, de hecho más bien  parece una nota de una revista cultural de cualquier lugar del mundo:

Continuar leyendo ‘Mafeking: Ciudad Subterránea. Capítulo 8 Parte 3’

Mafeking: Ciudad Subterránea. Capítulo 8 Parte 2

LA COMUNIDAD DE LOS FERROVIARIOS  (Segunda Parte)

Continuamos conociendo la labor de los ferroviarios No Combatientes, sin duda una de las claves para el éxito de la resistencia de Mafeking

El último día de abril la pequeña ciudad cumplió 200 días de resistencia al cerco bóer. Las condiciones anímicas, alimentarias y sanitarias estaban muy por debajo del nivel aceptable, el personal médico trabajaba a destajo, con recursos insuficientes y cada vez luchando contra más vicisitudes. En los sectores más alejados del poblado se establecieron zonas de aislamiento a las que nadie tenía permitido acceder, como medio para no extender el contagio de enfermedades irreversibles.  Las zonas de cuarentena se identificaron con banderas, los distintos testimonios dan cuenta que al menos existieron  tres de ellas: una para los enfermos de viruela, otra para los aquejados de difteria y un tercero para los afectados por el  paludismo y la disentería, que se cobraron casi tantas víctimas como las balas.

Continuar leyendo ‘Mafeking: Ciudad Subterránea. Capítulo 8 Parte 2’

Mafeking: Ciudad Subterránea. Capítulo 8 Parte 1

LA COMUNIDAD DE LOS FERROVIARIOS – (Primera Parte)

No todos los empleados del Tren fueron soldados; pero el aporte de los “No Combatientes”  fue fundamental.

La Contribución de los Ferroviarios 

Atribuir el éxito en la defensa de Mafeking solamente al obrar de  Baden-Powell y su ejército,  sería adjudicarle al Fundador “poderes de superhéroe”. Esta apreciación bastante frecuente entre algunos historiadores y muchos  autores de extracción scout,  lleva  a observar la historia desde un punto de vista necesariamente estrecho e incompleto.

Reducir la clave de la resistencia de la ciudad exclusivamente a las acciones militares de los combatientes es ignorar el sacrificio de la mayoría de los habitantes que se comprometieron en la causa.   La sobrevivencia fue un trabajo en conjunto en el que una gran cantidad de civiles -hombres, mujeres y niños-   se esforzaron por hacer que el lugar se mantuviera en pié, mientras los soldados hacían su tarea.  Cada grupo social en la medida de sus posibilidades aportó sus saberes y habilidades contribuyendo desde sus propios espacios y con sus propios medios.

Continuar leyendo ‘Mafeking: Ciudad Subterránea. Capítulo 8 Parte 1’

Mafeking: Ciudad Subterránea. Capitulo 7 Parte 3

LA GENTE DEL TREN  (Tercera Parte)

tren-blindado-ilustracion-bp

Ilustración de BP: Bautismo de fuego para el tren blindado

Mafeking
Sábado 14 de octubre de 1899
Signall Hill, a 6 km del centro de la ciudad

Cuando dio  la orden al fogonero Mofatt para que  azuzara el fuego de la caldera, y con voz firme le indicó al conductor George Waine en la jerga de los ferroviarios: “… a todo vapor, marcha adelante”  el Ingeniero John More estaba cruzando una línea de la que ya no  habría retorno posible: se estaba involucrando de forma directa en un combate.

Continuar leyendo ‘Mafeking: Ciudad Subterránea. Capitulo 7 Parte 3’

Mafeking: Ciudad Subterránea. Capitulo 7 Parte 2

LA GENTE DEL TREN  – (Segunda Parte)

Los trenes de Mafeking se convierten en armas de guerra

tren-blindado-con-vigia

Vigía parado en la torre del tren blindado de BP. La formación fue camuflada con ramas y trozos de arbustos.

Una Vía Especial

La dirección de un  ejército no se efectúa de manera democrática; la cadena de mandos y el orden jerárquico están claramente establecidos.  La “gestión participativa”  no tiene lugar en la férrea disciplina militar, donde el principio supremo es la obediencia al oficial superior y no hay margen para opiniones –ni disensos- del personal subalterno.

Continuar leyendo ‘Mafeking: Ciudad Subterránea. Capitulo 7 Parte 2’

Mafeking, Ciudad Subterránea: Capitulo 7 Parte 1

LA GENTE DEL  TREN (Primera Parte)

familia-de-ferroviarios

Familia de Ferroviarios viviendo en el pozo de limpieza. Dibujo realizado en por BP mientras estaba en Mafeking. “Un domingo tuvimos una exposición de dibujos. Las imágenes tenían que representar algún incidente del asedio. Envié una de las familias de los ferroviarios viviendo -como lo hicieron gran parte del tiempo- , en los pozos de limpieza de debajo de las locomotoras” BP 1907

Provincia del Cabo. Sudáfrica
Junio de 1966
El Hijo

No hay un durmiente o un puente entre Table Bay y las  Cataratas Victoria, que alguno de los More no conozca

La leyenda del obituario del Ingeniero Thomas Vivian More, daba cuenta de sus orígenes: tercera generación de ferroviarios de Sudáfrica;  abuelo, padre y nieto, dedicados al negocio del ferrocarril. Su currículum vitae decía que durante la Segunda Guerra Mundial se desempeñó en la  División de Ingenieros, y que fue comisionado  como Director de Transporte  con el rango de Teniente Coronel en el Cairo. De regreso a la vida  civil, fue administrador de  los Sistemas Ferroviarios en las ciudades de  Durban, Porth Elizabeth, Windhoek y finalmente El Cabo Occidental, donde se retiró en 1963.

Su extensa foja de servicios indicaba que había nacido en Mafeking el 2 de agosto de 1900, tres meses después del Sitio; y que su padre y su madre constituían un extraño –y posiblemente único- caso de un matrimonio condecorado por la Reina de Inglaterra por la defensa de la ciudad.

Continuar leyendo ‘Mafeking, Ciudad Subterránea: Capitulo 7 Parte 1’

Mafeking, Ciudad Subterránea: Capítulo 6 Parte 3

EL PRIMER PRISIONERO DE GUERRA (Última Parte)

Más allá de las incongruencias de la información –sobre todo en lo que se refiere a los tripulantes del tren-  otras fuentes, más cercanas a los holandeses que a los británicos,  aportan un poco de luz al asunto de fondo: ¿Qué ocurrió con el tren que Baden-Powell envió a Kimberley a cargo del Teniente Richard Henry Nesbitt?

El corresponsal del periódico Kalgoorlie Miner, de Tasmania (Australia) entrevistó a la única persona que logró escapar del blindado cuando los Bóers atacaron, un motorista de apellido Flowerday, que narró los hechos:

Encontramos que un par de rieles fueron movidos y los remplazamos, luego mediante un gato tratamos de volver a colocar el tren en su lugar. Llevábamos media hora trabajando cuando empezaron los disparos Bóers”

“Varios de nuestros hombres fueron heridos, y balas de los enemigos atravesaron la manguera unida al motor, y por lo tanto el agua del depósito se escapó. Esto nos dio nuevas esperanzas de reemplazar el motor en la línea y volver al carro blindado. Si nos hubiéramos retirado inmediatamente podríamos haber regresado fácilmente a Madibogo, pero el teniente Nesbitt estaba decidido a llegar a Mafeking Durante toda la noche los Bóers nos dispararon. Cuando comenzó a amanecer abrieron un bombardeo regular,  sin embargo, no disparaban  a los vagones blindados, sino que concentraron su fuego solamente sobre la máquina

A las 5 a.m. hicimos flamear varias  banderas de tregua, pero los disparos siguieron   por otros 15 minutos. Me bajé por el lado izquierdo del tren, oculto de la posición de los Bóers y me arrastré por la arena,  a la distancia vi como unos 50 jinetes se acercaban al tren. Me arrastré oculto cerca de una milla y media, luego caí dormido. Desperté a las 9 y emprendí el camino hacia Madibogo.”

Continuar leyendo ‘Mafeking, Ciudad Subterránea: Capítulo 6 Parte 3’

Mafeking, Ciudad Subterránea: Capítulo 6 Parte 2

EL PRIMER PRISIONERO DE GUERRA (Segunda Parte)

Mafeking.
Miércoles  11 de octubre de 1899
Segunda parte

Una semana antes el Coronel había advertido a la población que con el arribo de los efectivos bóers llegarían los bombardeos sobre la ciudad y ofreció trasladar a las mujeres y los niños que quisieran alejarse del peligro de la guerra; ahora había llegado el momento de cumplir su promesa.

El destino elegido para poner a salvo a los refugiados fue la ciudad de Kimberley en la jurisdicción de la Colonia del Cabo de Buena Esperanza, 363 km al sur de Mafeking,

Los informes de inteligencia daban cuenta que  los  Bóers estaban acechando la zona y tomando posiciones en el campo;  por lo tanto el viaje constituía una empresa  riesgosa.

Baden-Powell confió al Teniente Nesbitt la misión de resguardar el contingente.

Del análisis de los hechos que posteriormente tuvieron lugar, se deduce que las instrucciones que el Coronel impartió al oficial son las siguientes

  • Alistar uno de los dos trenes blindados y equiparlo con armas y municiones.
  • Reclutar un grupo de voluntarios que estuvieran dispuestos a embarcarse en la peligrosa excursión.
  • Escoltar y proteger al tren con civiles hasta la estación ferroviaria de
  • Luego, en el camino de regreso hacer un alto en la estación de Vryburg – 160 km al sur de Mafeking- y allí recoger dos cañones de 7 libras y municiones para reforzar la magra dotación de  artillería de la defensa.
  • Regresar a Mafeking tan ponto como fuera posible.

Continuar leyendo ‘Mafeking, Ciudad Subterránea: Capítulo 6 Parte 2’

Mafeking, Ciudad Subterránea: Capítulo 6 Parte 1

EL PRIMER PRISIONERO DE GUERRA (Primera Parte)

Londres,   2016
Municipio de Richmond
Calle Dr. Bessant,  Kew, Surrey TW9 4DU

Los Archivos Nacionales del Reino Unido –una institución dependiente  del departamento de Cultura, Medios y Deportes-  custodia  los registros de más de 1000 años de la historia de Inglaterra;   Jeffrey Daniel Dominic, su Director Ejecutivo desde el año 2014, afirma que en el edificio del barrio de Kew  se almacena “la mayor colección de documentos del mundo

En una habitación sellada, protegida con aspersores anti flama de gas argón,  aislada del polvo, la luz y la humedad del ambiente, en estanterías metálicas deslizantes pintadas de color verde, se conservan varios cientos de cajas rotuladas.

En uno de los anaqueles móviles, guardado en una caja estanca, está custodiado el único documento con registros indubitables sobre el señor  Nesbitt que he podido hallar en el curso de esta investigación.

Se trata de un cuaderno ordinario de hojas rayadas con índice alfabético, con numeración pre-impresa sus páginas.

A partir de agosto de 1899 los escribas de Baden-Powell lo usaron para anotar -a mano y con tinta negra- el nombre de cada uno de los soldados que se incorporaron al Regimiento del Protectorado.

Continuar leyendo ‘Mafeking, Ciudad Subterránea: Capítulo 6 Parte 1’