Archivo del Autor de buho terco

Patrullas Libres (2). Aspectos formales en la BPSA

(Foto extraidad del Blog del Cept Nro 14 “el ruralito”: campamento realizado por la Escuela de alternancia)

El papel de la Entidad Patrocinante.

            La entidad patrocinante garantiza el acompañamiento de la Patrulla Libre comprometiéndose al seguimiento y la observancia de los aspectos legales y morales que promueve el movimiento scout

            En caso de delegar la responsabilidad en uno de sus miembros, la entidad patrocinante deberá informar los datos correspondientes y la forma de contacto con dicha persona.

            Cuando una Patrulla Libre surge espontáneamente,  formada por muchachos que no tienen vínculos con una entidad patrocinante,  su primer objetivo debe ser siempre encontrarla.

            Lo que caracteriza a la Patrulla Libre además de sus campamentos, es la autonomía casi completa del grupo  Scout  y el grado de responsabilidad de su Guía de Patrulla.

            Lo que les garantiza la posibilidad de funcionar de forma conveniente es el patrocinio de una Tropa que funciona bien y el Equipo de Tutoría. Continuar leyendo ‘Patrullas Libres (2). Aspectos formales en la BPSA’

Patrullas Libres



PATRULLAS  LIBRES  

Ser adolescente y vivir en un contexto desfavorable en una edad donde la apertura al mundo pasa a ser una preocupación es una situación compleja. Si por un lado las chicas y chicos que viven en el ámbito rural tienen deseos de juntarse con otros, la mejor posibilidad es la escuela, lugar que tiene una función distinta aunque la convivencia y la socialización son importantes. Podemos observar diversas situaciones a lo largo y ancho de nuestro país; por un lado tenemos pueblos pequeños donde las ofertas para hacer actividades se centran en algunos clubes y organizaciones tradicionalistas, en las zonas de campo generalmente no se juntan porque no hay motivos para desplazarse a hacer algo con otros, y en algunos sectores marginales a la imposibilidad de desplazamiento y costo de la realización de alguna actividad fuera del barrio, se suma la compleja problemática de la marginalidad.

Continuar leyendo ‘Patrullas Libres’

Stranger Things y la pequeña patrulla

 

            “Algo se acerca. Algo sediento de sangre.

 Una sombra se levanta en el muro a tus espaldas,

 engulléndote en la oscuridad. Ya casi está aquí.”

Mike en Stranger Things, 1er cap. Temp.1

            ¿Por dónde empezar a escribir sobre esta maravillosa y extraña serie que lleva dos temporadas y ha atrapado público de distintas edades?

He visto y hemos compartido algunos capítulos con mis hijos que también se sintieron atraídos por la trama y la “devoraron” rápidamente. ¿Qué hilos tocaron los mellizos Matt y Ross Duffer al momento de crearla?

Estamos acostumbrados a repetir las frases de BP donde afirma que los patios y los callejones pueden convertirse en el escenario del juego donde los muchachos darán vida a los corsarios, y la serie nos muestra de forma maravillosa que los juegos no sólo son la aventuras de nuestros sueños más bellos sino también de nuestras pesadillas, y nos ayudan a exorcizarlas. Continuar leyendo ‘Stranger Things y la pequeña patrulla’

Antártica: Sindrome de Asperger y su inclusión en los Scouts

 

          En estos días la situación que un niño con Síndrome de Asperger vivía en su escuela tomo estado público. La opinión en general condenó el festejo que realizaran en un grupo de whatsapp algunas de las madres, ante el inminente cambio de curso del niño. Los medios derivaron su atención más hacia las expresiones discriminatorias que hacia el contexto en el cuál se produce la segregación y si técnicamente el abordaje que se realizaba era el correcto. Varios profesionales opinaron en general sobre el Síndrome de Asperger en general prestándose a veces sin quererlo al espectáculo mediático, en tanto que lo que mostraba la TV desconocía al niño desde el punto de vista clínico individual y su problemática en el aula. En mi ciudad por invitación del Colegio de Psicólogos a partir de mi trabajo sobre el tema fui uno de los reporteados, pero el medio televisivo se ocupó de censurar las opiniones que no seguían la dirección editorial previamente definida, justo aquellas que hacían referencia a las condiciones singulares de cada niño, a los recursos humanos que la escuela (especialmente en el ámbito privado) muchas veces destina (o no lo hace) y corresponden que estén a diferencia de los recursos humanos que generalmente destina la escuela pública a través de los Equipos Educacionales presentes durante toda la jornada escolar, la realidad de la baja existencia del trabajo interdisciplinario, la carencia de capacitación de los docentes, las crisis y agresividad hacia otros que muchas veces son los problemas reales que suceden en el aula, etc. Continuar leyendo ‘Antártica: Sindrome de Asperger y su inclusión en los Scouts’

Relatos Scouts Distópicos. El Gran Secreto

Luego del festejo nocturno y preparándose para la vuelta, las patrullas se reúnen con el Abad para que les explique cómo iban a volver. Luego de decirles que viajarían como peregrinos que concurrieron a un retiro espiritual, el Abad se ofreció a responder las preguntas que se les ocurriera realizarle, siempre y cuando las pudiera responder.

–          Sacha. Abad ¿Qué ha llevado al mundo a que sucedan estas cosas?

–          Abad. El egoísmo chicos. Siglos atrás dos sistemas sociales estaban en pugna, uno de ellos que privilegiaba la libertad individual y dejaba a su suerte la vida y la muerte de las personas, el otro que privilegiaba lo colectivo pero anulaba las libertades individuales. El primero de ellos justificaba la riqueza en el egoísmo y en la competencia feroz entre seres humanos, el otro sostenía que la riqueza era de todos porque si bien las personas ocupaban lugares distintos en el trabajo todos favorecían la producción. Continuar leyendo ‘Relatos Scouts Distópicos. El Gran Secreto’

Relatos Scouts Distópicos. La abadía

Se abren las puertas del Monasterio y el Abad sale a recibir a los visitantes.

–          Abad. Buenos días ¿viajeros perdidos en la selva tucumana?

–          Sacha. Mas o menos. Un amigo común, el Bibliotecario, nos envió a Uds. por ayuda para regresar a Ciudad Centro.

–          Abad. Ahhhh ¿son Uds?… Pensé que una misión tan peligrosa sería llevada adelante por adultos y no por jóvenes. Bueno. Los llevaré a su lugar de alojamiento así pueden asearse y luego podremos cenar junto a los hermanos

–          Sacha. ¡Gracias!

Se dirigieron a unas habitaciones destinadas a peregrinos que realizaban retiros espirituales. Eran sencillas pero con todas las comodidades necesarias. Luego de la ducha se recostaron y cayeron en un sueño profundo como hacía tiempo no ocurría. A eso de las 19 hrs el Abad los despertó y los acompañó al comedor, donde los monjes los esperaban Continuar leyendo ‘Relatos Scouts Distópicos. La abadía’

Relatos Scouts Distópicos. Arañas de hilo dorado

            Despunta el alba. Timbúes y Huemules se preparan para introducirse en la selva con dirección al antiguo convento Benedictino del Siambón, donde recibirán ayuda para su regreso. A lo lejos se ven cada tanto drones que vigilan el camino.

–          Eleonor. Por suerte en esta parte funciona el GPS cartográfico, así que lo utilizaremos para cruzar por la montaña y la selva.

–          Piero. Yo diría que subamos remontemos el río, la primer parte es de montaña precordillerana pero no tiene forestación, el tema va a ser cuando bajemos a la selva.

Subir la montaña no era tarea sencilla. El cañadón no era tan accesible y era peligroso pero los protegería en caso de que los drones se acercaran permitiéndoles usar el camuflaje. Una vez en la cima y pasando la montaña, la vegetación comenzaba. Un denso bosque de yungas casi impenetrable los esperaba. Continuar leyendo ‘Relatos Scouts Distópicos. Arañas de hilo dorado’

Relatos Scouts Distópicos. Fuga a la selva tucumana

           Noche sin luna… ideal para avanzar sin ser vistos. Verónica y Piero con el equipo preparado se dirigen hacia el observatorio. Llegan al antiguo camino que unía Cafayate con Tafí del Valle y comienzan a subir utilizando estacas adhesivas donde colocan sogas porque no saben en qué estado se encuentra Joaho y si tendrán que bajarlo en camilla. En acción coordinada Sacha y los demás se dirigen a un camión con el objeto de apropiárselo para huir por el viejo camino de la montaña, sin hacer ruido lo deslizan desde el observatorio hacia abajo con las luces apagadas y se ubican a unos 500 metros montaña abajo.

Una vez en el Observatorio Verónica y Piero se ocultan tras unas piedras. Un vigilante se acerca con una fuente donde lleva supuestamente comida. Entra a la construcción y sale rápidamente en dirección al observatorio. Verónica y Piero se acercan a la puerta, pasan la tarjeta y al entrar se encuentran con una Joaho encerrado entre barrotes. Continuar leyendo ‘Relatos Scouts Distópicos. Fuga a la selva tucumana’

Relatos Scouts Distópicos. El prisionero desconocido

–          Sacha. Menudo problema. El observatorio está vacío y hay una entrada ¿alguien quiere asomarse?

–          Alina. Voy yo. Hay mucho silencio así que debe estar vacía. En este lugar parece que no hay seguridad… ni drones, ni un ejército de vigilantes… nada

–          Sacha. También puede ser una fachada. Estamos en medio de la nada, en la altura, un lugar ideal si te querés esconder.

–          Entro.

            Alina traspasa una gran puerta metálica y baja por las escaleras. Queda sorprendida por lo que ve. El observatorio era la entrada a un laboratorio gigante donde se veían trabajando maquinas – robots de última generación, unos pocos vigilantes, y en un lugar vidriado parecido a una pecera, personal de Sonmanto que por sus vestimentas se notaba que tenían alguna importancia. Decide subir las escaleras para avisarle a sus amigos que se podía bajar Continuar leyendo ‘Relatos Scouts Distópicos. El prisionero desconocido’

Relatos Scouts Distópicos. Túneles ferroviarios

            Comienza la Asamblea decisiones. Se podía volver con los datos obtenidos hasta el momento, o avanzar un poco más hasta el laboratorio para obtener más información. Calculaban que estaría adentrándose con el tren dentro de la mina.

–          Sacha. No tengo idea de qué tenemos que hacer. Hasta ahora hemos tenido suerte, pero ya no podemos jugar con ella.

–          Alina. Si no podemos localizar el laboratorio habremos avanzado, pero estamos casi en el mismo punto del comienzo, con algunos datos mas. Debemos conseguir la fórmula.

–          Ruben. No disponemos de los planos de los túneles. No sabemos a cuánto esta el laboratorio y caminar por la vía no es lógico, pueden atropellarnos.

–          Mariah. Si el tren transporta solo carga nos subimos y que nos lleve… sino nos quedamos y volvemos a Tanti.

–          Maximiliam. Acuerdo con ello

Al llegar el tren observan que se trata de una máquina de alta velocidad, automatizada, que solo traía carga. Las personas que estaban en la estación hicieron que los robots bajen los empaques mientras revisaban el funcionamiento del riel y las partes mecánicas. En el interín Timbúes y Huemules se suben a uno de los vagones. Luego de 15 minutos el tren arranca, cada vez más veloz… los oídos comienzan a zumbar y parece que no pararía nunca. Luego de dos horas y media de viaje subterráneo se detiene. Y las personas de la estación comienzan con las maniobras mientras los robots preparaban la carga. Todos bajan rápidamente y se esconden. No saben dónde se encuentran, pero el lugar tiene poca vigilancia lo que les permite salir por una entrada lateral al túnel central. Una vez fuera observan el paisaje. En medio de las montañas, inhóspito, las nubes casi podían tocarse. Un viejo cartel indicaba “Cuesta del Obispo. 3442 mts sobre el nivel del mar”… se encontraban a 700 kms. de la mina de Uranio. Continuar leyendo ‘Relatos Scouts Distópicos. Túneles ferroviarios’