Archivo del Autor de buho terco

Una verdad Incómoda (2): No hablemos de Educación, sino de aprendizaje.

Tú hiciste de mi vida un cuento para niños en donde naufragios,
pérdidas y diferencias…. son pretextos de ceremonias

Alejandra Pizarnik

¿Por qué no hablar de Educar y sí de aprendizaje? Sencillo. Hablar de Educar implica posicionarse políticamente en tanto que siempre se lo hace desde una práctica social que atraviesa la historia de la humanidad, teniendo desde sus orígenes la formación del hombre o a partir del siglo XIX, del ciudadano. Esto implica que la Cultura establece cuáles son los saberes a transmitir implicando en su selección una operación ideológica, señalando contenidos, despreocupándose de ellos, definiendo qué es la educación y de qué forma se aprende.

Continuar leyendo ‘Una verdad Incómoda (2): No hablemos de Educación, sino de aprendizaje.’

Una verdad incómoda. La renuncia a Educar en el modelo Valleriano

“No existe nada parecido a la desaparición de la infancia,
aunque sí existe la renuncia adulta a intervenir en la educación de los niños”

Estanislao Antelo

niño y árbol

Renunciar a Educar. Eso se pide a los adultos tanto en la escuela como en algunas organizaciones Scouts, afirmando que si lo hacemos ¡realmente educamos! ¿cómo es esto?

El mito del autoengendramiento – reservado a los dioses – que en otros tiempos alimentó al “yo” todopoderoso de la “religión americana”, a Nietzsche en su “voluntad de poder”, a Hitler con la pureza racial; hoy reaparece desde la llamada ciencia al servicio del poder bajo el imperio de una  biopolítica cimentada en el “mito del niño que se crea a sí mismo”, por lo que la labor del adulto nunca podrá ser educarlo sino “facilitarle” el camino a su autocreación casi sin marcas identificatorias (pero no sin marcas, con las del mercado que inunda desde la tecnología a su disposición) y con la menor interferencia posible.

Continuar leyendo ‘Una verdad incómoda. La renuncia a Educar en el modelo Valleriano’

El Congreso Rover. Espacio de transformación social

Lautaro y sus compañeros llegaron a Sierra de la Ventana lugar donde se realizaría el I Congreso Nacional Rover luego de muchos años. La experiencia de encuentro sería distinta, al menos para los dirigentes viejos que lo largo de las décadas habían perdido la referencia de para qué se hace un Congreso. Lo sucedido no era casual ya que por distintas circunstancias socio-políticas como la Dictadura Cívico-militar que había tomado el poder y había diezmado una generación de jóvenes de los cuales muchos habían sido scouts, no había sido sin consecuencias para los Programas Asociativos que buscaron disminuir el compromiso social de sus miembros.

Luego de llegar al lugar, un hermoso camping que se encuentra justo frente a la Iglesia de Villa La Arcadia, después de anotarse se dirigieron hasta el salón donde se realizarían dos de las tres grandes actividades: La muestra y el Congreso. La organización del evento les habían solicitado preparar un póster con alguna acción realizada por el Clan que consideraran sería bueno compartir con los demás Rovers. Ellos habían decidido mostrar el “Banco de Medicamentos del barrio Tierras Argentinas”, asentamiento que había surgido a partir de la nueva “conurbanización” de la ciudad de Bahía Blanca.

Continuar leyendo ‘El Congreso Rover. Espacio de transformación social’

¿Quién marca la agenda de los Rovers?

Vivimos en un mundo que se caracteriza por su complejidad, en especial en estos tiempos donde la tecnología está en el cénit de la civilización. El escultismo debe redoblar su sencillez en el encuentro con lo cotidiano, con su comunidad, con las comunidades.

Varias veces hemos escuchado en nuestro país, Argentina, que un diario le “marca la agenda al gobierno”, que la Televisión es capaz de generar una enorme campaña de inseguridad como velar la inseguridad real, que a partir de un hecho de corrupción un gobierno pasa a ser todo corrupto, y que otro que rebalsa de actos de corrupción son “errores de carga”.

Si los medios de comunicación tienen tanto poder sobre cada uno de nosotros ¿qué pensar de los jóvenes que viven conectados consumiendo “información” donde ya no importa si es verdadera o no? A eso se lo denominó Posverdad y quiere decir más o menos que no importa si lo que se dice tiene asidero o no en la realidad, sino que es verdadero en tanto despierta emoción, empatía y como tal lo convierte en certidumbre. Quien maneja los medios o las palabras para provocar esa emoción en el otro, es capaz de producir en el otro esa verdad-mentirosa que se vive como cierta.

Continuar leyendo ‘¿Quién marca la agenda de los Rovers?’

Haditas. Niñez y femineidad

Indagar en los cuentos es una función que nos compete especialmente cuando son el marco místico o simbólico de una rama. Los cuentos demuestran su efectividad en tanto pasan los años y siguen existiendo, los seguimos relatando por más terribles que ellos parezcan según la interpretación que realiza el adulto.

En los cuentos que expresan la construcción de la femineidad siempre está presente el horror, sino repasen Caperucita, Cenicienta, Blancanieves, etc. Los mismos han sido “suavizados” a lo largo de la historia porque los mitos originales (de donde parten) aún son más aterradores, no solo en occidente sino en las diferentes culturas.

brownies

La femineidad siempre escapa a un modelo de identificación y a veces esto suele ser angustiante para las mujeres que en algunas culturas orientales pagan con su cuerpo y dolor el establecimiento de “atributo de lo femenino” en el pie pequeño, siendo la experiencia cultura de amoldarse a ese modelo muy dolorosa para las niñas quienes padecerán la rotura de sus huesos realizada a los fines de este criterio social de belleza y femineidad.

A diferencia de los varones que generalmente están atravesados por el tener, la  femineidad apunta al Ser y su envoltura es la Imagen, por eso en este punto las feministas no se equivocan cuando dicen “la mujer no es eso”… pero tampoco podrán decir qué es una mujer, en tanto que mientras los hombres entran dentro de un universal, ellas siempre son una por una. La mujer en un punto está atravesada por las mismas cuestiones que los hombres, pero algo las excede… a ello le damos el nombre de femineidad.

Continuar leyendo ‘Haditas. Niñez y femineidad’

Vallerianas: jugar a ser o la orientación del deseo

“Yo fui educado por padres que eran analfabetos”

José Saramago

         Una de las cosas que observo espontáneamente es el juego de los niños, no debo ser el único, varios encontramos placer en ello, como si nos remitiéramos a los buenos momentos de nuestra propia niñez tal como lo señala el poema de Mario Benedetti, donde caemos en la trampa de la “inocencia de la infancia” perfeccionando o inventando nuestros propios recuerdos.

En mi trabajo con profesionales y técnicos de distintas instituciones que trabajan con “discapacidad mental” siempre propicio que algo del juego se instale  con los niños, no por caer en la trampa del “pedagogo” a la que se refiere Benedetti sino como forma de trabajo para que alguien preso de un automatismo y que decide no comunicarse, pueda esbozar un Otro para jugar, crear un espacio intermedio que permita establecer un lazo social.

Continuar leyendo ‘Vallerianas: jugar a ser o la orientación del deseo’

La confusión del Sr Vallory

Por sugerencia de un amigo, decido  leer la disertación de Eduardo Vallory en el Foro Educativo de Brasil de la OMMS. Como algunas cosas me quedaron haciendo “ruido”- especialmente respecto a los binarismos que construye para determinar lo que él considera un Escultismo (romper la tradición) a diferencia de un  Escultismo (formalizado) – y se trataba de un Powerpoint, decidí googlear en búsqueda de mayor información que sirviera para aclararme los sentidos de algunos conceptos que utiliza y da por sentando que el público entiende, y  es allí donde encuentro que Brasil se trata de la repetición de un escrito publicado en una revista en el año 2012 y de una conferencia dictada en Argentina en 2015, lo que me permitía disponer de buen material para satisfacer algunas de mis dudas.

Soy más amante de las preguntas que de los Binarismos  tales como los que propone el Sr. Vallory. A diferencia de otros tiempos no tan lejanos, nuestra época produce subjetividades que ubican la producción como centro del lazo social por eso se corre el riesgo de que las necesidades de los modos de producción continua de novedad -de objetos de consumo- determinen el lugar que corresponde al escultismo. Es una verdad de Perogrullo que el escultismo es una actividad del “Tiempo libre” en la que participan los niños y adultos que deciden trabajar en ello ¿y que es el “Tiempo libre” sino la pausa que se establece dentro del sistema de producción laboral o escolar?.

Continuar leyendo ‘La confusión del Sr Vallory’

Ciudadanía activa en los tiempos de la globalización

En textos anteriores habíamos trabajado sobre la evolución del concepto de “ciudadanía activa” a lo largo de la historia del movimiento hasta los inicios las luchas sociales de la década del 60, la posterior instauración del “Terrorismo de Estado” y el comienzo del experimento neoliberal  continental. La complejidad de la post dictadura con la caída del Muro de Berlín y el inicio de la globalización económica – informacional generaron un vértigo conceptual tanto que, lo que antes se consideraban “palabras” ligadas a las derechas, casi sin darnos cuentas pasaron a formar parte de las izquierdas.

educacion capitalista

La vuelta de la democracia viene acompañada de la marca que dejaron las dictaduras en los distintos países en la población en general y en el escultismo en particular a partir de la recuperación paulatina del estado de derecho en la Región. Un dicho que perduro en sus efectos prácticamente durante una década fue el “no te metas”. En las instituciones scouts las posiciones más conservadoras fueron predominantes, quedando algunas las experiencias críticas un tanto aisladas de  los contextos asociativos.

Continuar leyendo ‘Ciudadanía activa en los tiempos de la globalización’

Desentrañando el trabajo en Equipos

Texto de la serie “De la formación del carácter a la Corrosión del Carácter

“Ustedes son los creadores de su propio mérito
Y no importa lo que suceda, se lo merecen”

Ezequiel

En los escritos anteriores hacía referencia a que el sistema de equipos impulsado a partir desde las teorías empresariales poco tiene que ver con el sistema de patrullas. A partir de una serie llamada “3 %”,  analizaremos cuál es la idea que subyace en eldiseño de subjetividades neoliberales ¿por qué es algo que nos importa? Además de ser útil como manera de entender el mundo actual del trabajo nos permite ser cuidadosos con la incorporación de teorizaciones que desconocemos sus efectos. Las empresas multinacionales cuentan con diseños de “gestión” de Recursos Humanos que han sido estudiados por distintos especialistas, los que desenmascaran por un lado los objetivos empresariales y por otro los efectos subjetivos. En esta época a nivel mundial además de agrandarse la brecha entre ricos y pobres – obviando cualquier análisis que tenga que ver con el manejo de la economía – pareciera que el auge de la “religión americana” del Ego pone toda la responsabilidad de lo que sucede pura y exclusiva del lado del sujeto. Todo es cuestión de mérito, hasta los gobiernos.

Continuar leyendo ‘Desentrañando el trabajo en Equipos’

En las ruinas de Scoutland

Hoy quiero compartir con ustedes un texto distinto. Seguramente tomare palabras prestadas ¿acaso alguna de ella no lo es?  Nos son donadas de niños para que hagamos un torpe uso de ellas, en tanto nunca alcanzan para decir lo que pensamos y sentimos. Siempre me pregunto si existe un SER scout y de qué se trataría ello; trato de formular respuestas siempre fallidas a preguntas que insisten mas sobre el modelo que sobre el proceso… después de todo,  los adultos somos el resultado final del escultismo.

lugares abandonados

Cuando era niño imaginaba Scoutland como un país lleno de scouts en el que chicos de distintos lugares, sin importar su condición, vivían extraordinarias aventuras en lugares extraños, habitados por animales salvajes, remontando ríos o subiendo montañas donde el espíritu de patrulla y los conocimientos aprendidos nos permitían  sobrevivir las inclemencias del tiempo y los ataques sangrientos de animales y fantasmas que rodeaban el campamento por la noche.

Continuar leyendo ‘En las ruinas de Scoutland’