Resultados de búsqueda de 'formación'

El Congreso Rover. Espacio de transformación social

Lautaro y sus compañeros llegaron a Sierra de la Ventana lugar donde se realizaría el I Congreso Nacional Rover luego de muchos años. La experiencia de encuentro sería distinta, al menos para los dirigentes viejos que lo largo de las décadas habían perdido la referencia de para qué se hace un Congreso. Lo sucedido no era casual ya que por distintas circunstancias socio-políticas como la Dictadura Cívico-militar que había tomado el poder y había diezmado una generación de jóvenes de los cuales muchos habían sido scouts, no había sido sin consecuencias para los Programas Asociativos que buscaron disminuir el compromiso social de sus miembros.

Luego de llegar al lugar, un hermoso camping que se encuentra justo frente a la Iglesia de Villa La Arcadia, después de anotarse se dirigieron hasta el salón donde se realizarían dos de las tres grandes actividades: La muestra y el Congreso. La organización del evento les habían solicitado preparar un póster con alguna acción realizada por el Clan que consideraran sería bueno compartir con los demás Rovers. Ellos habían decidido mostrar el “Banco de Medicamentos del barrio Tierras Argentinas”, asentamiento que había surgido a partir de la nueva “conurbanización” de la ciudad de Bahía Blanca.

Continuar leyendo ‘El Congreso Rover. Espacio de transformación social’

La técnica Scout y la formación del carácter

Tercera parte “De la formación del carácter a la corrosión del carácter

Hemos aprendido a decir – y lo que es peor- estar convencidos de que lo rutinario es lo que nos mata, que las jerarquías impiden el desarrollo de las personas, que esto es lo que no funciona en lo social. Hemos confundido la Creatividad con Invención. La primera surgiría de la nada (ex – nihilo), la segunda de lo conocido cuando podemos hacer que con ello surja lo novedoso.

barbacoa

Nos han dicho que lo rutinario es displacentero y lo novedoso placentero. Insistimos en repetirlo aunque no dejamos de esperar con ganas el partido de futbol de los jueves con nuestros viejos amigos, no dejamos de hacer el asado una y otra vez, o ir al gimnasio… Esperamos con ansia la bicicleteada que todas las lunas llenas une a los ciclistas de la ciudad. Hacemos “actividades manuales” para “despejarnos”, estudiamos un instrumento musical o vamos a un grupo de teatro para “desestresarnos”; todas actividades con técnicas y rutinas que no pensamos que son tales… entonces… ¿es seguro afirmar que la rutina es algo malo? ¿o podremos pensar con Sennet que existe una rutina que tiene su dignidad y conviene al sujeto, que se diferencia de otra destructiva?

Continuar leyendo ‘La técnica Scout y la formación del carácter’

De la Formación del Carácter a la Corrosión del Caracter (1)

La definición más sencilla de corrosión es “deterioro que sufre un material por acción de su entorno

La definición de Carácter hace referencia al “valor ético que atribuimos a nuestros deseos y a nuestras relaciones con los demás”[1]y dependerá cómo el sujeto establece lazos con los otros, con su propia historia, con el mundo. Para Baden Powell la Formación del carácter es condición para el “ciudadano activo” promotor de  Felicidad no como alegría vacía, sino con el sentido político establecido por Jeremy Bentham, donde se trata de hacer felices a los demás construyendo una sociedad más justa. Ciudadanía, Formación del Carácter y Felicidad configuran el nudo que sostiene la finalidad del movimiento.

Continuar leyendo ‘De la Formación del Carácter a la Corrosión del Caracter (1)’

Nuevos cursos de La Escuela Nacional de Formación de asociaciones WFIS en España

Participantes y formadores

El pasado fin de semana 19 y 20 de noviembre ha tenido lugar en las instalaciones del Hostel Scout MSC de Madrid nuevos cursos de formación WFIS en España.

La Escuela Nacional de Formación (ENF) de asociaciones WFIS en España organizó los módulos I y IV, de los cinco que compone la formación Woodbeads de esta federación.

A estos cursos asistieron scouters de Madrid, Extremadura, Cataluña y Murcia, hasta un total de 15 personas. Recordamos que en la primavera pasada tuvo lugar en  Madridejos (Toledo), el módulo III, consistente en 7 días de campamento, con asistencia de formadores de toda Europa, destacando la presencia del Presidente Mundial WFIS, Klaus Tegeder.

Continuar leyendo ‘Nuevos cursos de La Escuela Nacional de Formación de asociaciones WFIS en España’

De “Scoutmaster” a “Scouter”. La formación práctica en Gilwell

2b27e9142637595e76e2c6d7018f490fEl otro día os conté cómo funcionaba la formación en Gilwell Park y el esquema de la misma que estableció el propio fundador.

Además de dicha preparación, el viejo Jefe tenía muy claro que la relación que debía existir entre educadores y muchachos era crucial en su esquema. Debía ser de tipo fraternal (el “hermano mayor” que aconseja y apoya):

“La posición de los Dirigentes no debería ser la del maestro de escuela, ni la del Oficial al mando, sino la de un hermano mayor entre sus muchachos, no separado o por encima de ellos, sino uniéndose él mismo a ellos en sus actividades y compartiendo su entusiasmo, estando así en posición de conocerlos individualmente, capaz de inspirar sus esfuerzos y de sugerirles nuevas diversiones cuando sus dedos en su pulso le dijese que la atracción de la presente locura estaba decayendo” (Baden-Powell, Lecciones de la Universidad de la Vida)

207_001Esa  fue la causa por la que, en 1922, BP  propuso que el nombre de “Maestro/Maestre Scout” (“Scoutmaster”) pasase a la historia, por ser demasiado frío y académico.

Sugirió usar otro término que ya se utilizaba de modo informal entre los Jefes de Tropa: “Scouter” (el que practica o enseña el “scouting” o “escultismo”, aunque también puede verse como una forma abreviada y coloquial de Scoutmaster). Al año siguiente (tras no pocas reticencias de gran parte de La Dirección del Movimiento, pues el Comité estaba entonces compuesto por personas de considerable edad que no veían la necesidad) conseguiría que se estableciese la nueva denominación.

Continuar leyendo ‘De “Scoutmaster” a “Scouter”. La formación práctica en Gilwell’

La formación de los scouters 4. El método Gilwell

Gilwell-ParkOs hablaba en el pasado artículo del nacimiento de Gilwell y los primeros cursos de formación.

¿Y qué tuvieron de peculiar aquellos cursos?

Pues que, a diferencia de los impartidos en otros ámbitos, los cursos de Gilwell no se basaban en una mera exposición de información y conocimientos en un aula.

Tal y como deseaba el fundador, se pretendía que los adultos vivieran en primera persona las peculiaridades del método scout, su Sistema de Patrullas, su “aprender haciendo”. 

(Qué importante es este aspecto  en la formación de adultos y cómo lo descuidamos en la actualidad en más de una ocasión).

Continuar leyendo ‘La formación de los scouters 4. El método Gilwell’

La formación de los scouters 3. El duro camino hasta Gilwell

BP-card-AcornOs comentaba en el artículo pasado que para 1914 el movimiento ya se había expandido por gran parte del mundo.
Por supuesto que los primeros países en adoptarlo fueron aquellos dependientes del mismo Imperio Británico, como Australia, Sudáfrica, Kenia, Malta, India o Canadá.

Pero también surgió con fuerza en muchos otros lugares: Chile, Holanda, Irlanda, Dinamarca, Francia, Finlandia, Noruega, Rusia, Serbia, Suecia, Bélgica, Estados Unidos, Brasil, Argentina, España…

Cada uno de ellos trató de desarrollar el programa, adaptándolo a sus propias características y basándose fundamentalmente en la literatura de BP. Pero también editando sus propias publicaciones. Como ejemplo de ello tenéis revistas, como la chilena “El scout”, o “El libro del explorador” (del Capitán Royet, 1912) de los scouts franceses y que podéis ojear en el artículo “Todo está inventado” publicado en este mismo blog.

libros
Continuar leyendo ‘La formación de los scouters 3. El duro camino hasta Gilwell’

La formación de los scouters 2. El nacimiento de los cursos.

529941_10150788626413651_1698004005_nOs contaba en el pasado artículo cómo BP pensó que los primeros formadores debían cumplir unos requisitos para poder obtener su certificado y cómo la principal fuente de información sobre actividades y dificultades que iban surgiendo la constituía la Gaceta de la Dirección.

Bien, y entonces… ¿Cuándo se impartieron los primeros cursos? ¿Una vez creado Gilwell?

Pues no.

Gilwell surgiría algo más tarde y la necesidad de formación de los scouters ya apremiaba.

Fue a partir de 1910 cuando se organizaron los primeros Campamentos de Formación, en Londres (1910) y Yorkshire (1911), supervisados por el mismo BP.

También en 1911 se impartió por vez primera lo que podría considerarse el primer curso teórico.

Continuar leyendo ‘La formación de los scouters 2. El nacimiento de los cursos.’

La formación de los scouters. 1- Los primeros pasos

ScoutingForBoysEl pasado día os contaba que me propongo echar la vista atrás y ver cómo eran los scouters en el pasado y cuál era su formación.

La figura del adulto responsable de un grupo de scouts surgió con la misma publicación de “Escultismo para muchachos”, en 1908. En ella se detallaban una serie de “Notas para los instructores” dirigidas a lo que entonces se denominaban “Scoutmasters” o “Maestre/Maestro scout” (en aquel tiempo sólo existía la unidad de Tropa).

Por supuesto que entonces no existía formación sistemática, ni podía existir pues el movimiento estaba pensado para integrarse en asociaciones ya existentes.

No había reglas rígidas a las que ceñirse sino que, como el mismo BP diría, se ofrecían meras “sugerencias” para que los adultos usasen su sentido común y su imaginación con los chicos y con la ayuda de “Escultismo para muchachos”.

Pero el crecimiento espontáneo e independiente del movimiento llevaría a la organización del primer campamento scout propiamente dicho: el de Humshaugh, en septiembre de 1908.

Continuar leyendo ‘La formación de los scouters. 1- Los primeros pasos’

La formación de los scouters. Introducción

u4A2G4pzeuAP8uayo9WKlmB4HiePara llegar a lucirse como Jefe de Tropa no se necesita emular al admirable caballero Crichton
(Crichton era el mayordomo perfecto en una famosa obra de teatro de la época, quien, tras naufragar la familia a la que servía en una isla, fue capaz de ingeniárselas para construir para todos un hogar con su plantación y todo, amén de ser una persona intachable).

Con esta sencilla frase nos venía a decir BP que no es preciso ser un superhombre, ni tener un conocimiento enciclopédico de técnicas de campismo, pedagogía, psicología, primeros auxilios, etc., para hacerse cargo de una tropa de scouts. Más bien se precisa un conocimiento claro de los fines y métodos del escultismo, pues lo verdaderamente importante a la hora de tratar con los chavales es meterse en le papel de un “hermano mayor”, que les enseñe pero a la vez viva el juego.

Simplemente se trata de saber despertar en los chicos su curiosidad, sin demasiada intromisión. “El gran educador motiva”, que os decía el otro día.

Continuar leyendo ‘La formación de los scouters. Introducción’