Los Scouts y los ‘Woodcraft Indians’ de Seton. 1ª Parte- Especulaciones

Hace algunas semanas, leyendo un comentario por la web, me encontré con una referencia al “apretón de manos scout” (o ‘left handshake’, como dicen los anglófonos).

Sí, sí, seguro que ya sabéis que en su origen no se cruzaban los meñiques (aquello fue una variación de los norteamericanos de los BSA durante los primeros años que cuajó en otras partes) y que tan sólo se trataba de dar la mano con la zurda como signo de confianza en el saludado… pero no es esto lo que os quiero contar hoy.

El caso es que en dicho comentario se aseguraba que ese saludo TAMBIÉN LO COPIÓ BADEN-POWELL DE ERNEST SETON y sus ‘Woodcraft Indians’ para incorporarlo a sus Boy Scouts.

Aquello me extrañó mucho, porque un servidor sí que ha tenido el interés de leerse muchos de sus libros, incluyendo su famoso ‘Birch Bark Roll’ (el libro que le envió a B-P)… y en ellos no se menciona para nada ese saludo de mano izquierda.

Así que me puse a investigar de dónde habría salido esa conjetura y encontré que dicha idea no era nueva, y que correspondía a un autor, Brian Morris, quien en 1970 escribió un artículo: ‘Ernest Thompson Seton and the origins of theWoodcraft Movement’ (que después daría origen a un libro).

En él se afirmaba que “probablemente” ese saludo era una idea suya porque puede verse claramente en una ilustración del libro ‘The Lives of the Hunted’ de 1901 (en castellano se publicó con el título ‘Historias verídicas de animales’).

La ilustración en cuestión es la que os adjunto, el dibujo simple de un apretón de manos izquierdas. Sin más.

De ahí deduce el Sr. Morris que Baden-Powell tomó la idea, sin explicarnos que el cuento no tiene nada que ver con los ‘Indians’, ni con exploradores, ni se detalla cosa alguna sobre dicho saludo, ni nada de nada.

Es una simple historia sobre Krag, un carnero en la que aparece ese dibujo… y mira tú por dónde resulta que al bueno de Brian Morris se le ocurre que quizá un día el viejo Jefe, leyendo en su tiempo libre, se encuentra con este dibujo y se le ocurre toda la historia del saludo scout y sus orígenes. Un plagio en toda regla, vamos.

De hecho, puestos a especular… podríamos decir que quizá se trata de un error de imprenta y que el dibujo fue impreso con la imagen negativa… y por eso sale un saludo con las izquierdas en lugar de con la diestra.

Y lo peor es que aparecen muchos otros dispuestos a comprar el argumento con una facilidad pasmosa. Incluso personas de amplio conocimiento del escultismo como el Reverendo Michael Foster.

El caso es que a veces un hecho constatado y evidente, como la influencia del esquema de Seton (bastante menor de lo algunos le quieren atribuir, como veremos) en Baden-Powell, acaba derivando en afirmaciones que no resisten el más mínimo análisis lógico y que tratan de cuestionar toda la labor del fundador por alguna profunda intención.

Por eso en estos próximos artículos os voy a hablar de Seton y sus mencionados ‘Woodcraft Indians’, y lo compararé con el esquema Scout de B-P para que saquéis vuestras propias conclusiones y no os quedéis sólo con las mías, je, je…

De entrada me gustaría afirmar algo con rotundidad: El ‘Birch Bark Roll of the Woodcraft Indians’, el manual de Seton para su organización, se parece a ‘Escultismo para muchachos’ como un huevo a una castaña. No tienen nada que ver.

Sin embargo cuando leo a algunos autores, me doy cuenta de que mezclan ideas con mucha facilidad, tomando la información de donde quieren y especulando sin parar… en lugar de ceñirse a los hechos.

¿Por qué dices eso?”

Pues por cosas como el ejemplo del apretón de zurda. Porque está claro que cuando algunos hablan de los ‘Indians’ de Seton lo hacen como si en 1906 (el año en que envía su libro a B-P) fuese un esquema totalmente desarrollado de donde el viejo Jefe se puso a copiar a diestro y siniestro… y eso no es así.

Pero mejor vamos por partes y así tendremos una idea clara de las cosas…

Está claro que fue en 1902 cuando Seton comienza sus primeros experimentos educativos con los chicos en los terrenos de su propia mansión (sí, sí… mansión… porque había hecho una pequeña fortuna con sus libros sobre animales).

Pero al principio tan solo publica una serie de 7 artículos en una revista muy conocida de la época, el “Ladies’ Home Journal”, bajo el epígrafe de ‘Los muchachos de Ernest Thompson Seton’.

¿Ladies’s Home Journal? ¿Qué tipo de revista era esa?

Pues aquella era una revista mensual, dirigida esencialmente a las amas de casa, y tenía una gran tirada – unos 800.000 ejemplares en aquella época- pues su suscripción era bastante económica. Eso la hizo ser la primera revista norteamericana en contar con un millón de suscriptores.

Ya imaginaréis lo que hacían los chavales con cualquier revista que pillasen por casa en un mundo donde no había Internet ni ordenadores, ni tan siquiera TV o radio… ¡¡¡pues devorarla!!!

El caso es que en aquellos artículos publicados se daba indicaciones de cómo “Jugar a los Indios”, creando sus propias bandas y bajo una serie de reglas sacadas de la tradición india y unido a una serie de pruebas y consejos, sin más…

…pero suficiente para despertar la imaginación de los chicos en un mundo donde ellos mismos debían procurarse la diversión (el gran inconveniente actual es que los chicos viven en mundo hiper-conectado y con una estimulación continua que les hace no asombrarse por casi nada y les lleva a crear aún menos).

La gran acogida que tuvo por parte de la chiquillería del país lo llevó a recopilarlos en 1903 en un libro titulado “How to play Indian” (‘Cómo jugar a los Indios’), que en 1904 pasó a denominarse “The Red Book” (‘El Libro Rojo’).

Pero no creáis que se trata de un libro extenso y detallado. Se trata de un librito de apenas 30 páginas, con unas pocas reglas, instrucciones para construirse un ‘tipi’ o tienda india y algo menos de un centenar de retos para inducir a los chicos a conseguir plumas (u honores) que les sirvieran de incentivo para jugar.

En todo caso el éxito del mismo le animó a seguir investigando y redoblar sus esfuerzos, dando charlas y conferencias sobre las enormes posibilidades educativas que demostraba aquel esquema a la hora de formar el carácter de los muchachos, utilizando el contacto con la naturaleza y el woodcraft, y ambientándose en el mundo de los ‘pieles rojas’ para conseguir el deseo y la fascinación de aquellos pequeños jugadores.

En 1903 se había decidido a ampliar información y publicó EN FORMA DE RELATO todo su conocimiento sobre las artes de los indios y sobre la manera de jugar a dicho juego en un libro del que os hablé en este artículo del blog

Dos pequeños salvajes… un relato autobiográfico de “El Jefe”

Aquel libro era “Two little Savages” (‘Dos pequeños salvajes’).

Y por fin en 1906 publicó el libro titulado “The Birch Bark Roll of the Woodcraft Indians”, que contenía su Constitución, las Leyes, unos cuantos Juegos y un listado de 104 Proezas, con las que cada chico podía conseguir su pluma de honor.

A pesar de que ese título era nuevo, su autor lo consideró la 5ª edición, pues contabilizó que los artículos de la revista para las amas de casa eran una 1ª edición, ‘How to play indian’ la 2ª, ‘The Red Book’ la 3ª y las ‘Leyes de los Indios de Seton’ publicadas en 1905 en la revista de la YMCA ‘Ássociation Boys’ suponía la 4ª edición.

Este es el librito, de unas 70 páginas, que Seton enviaría a Baden-Powell a finales de Julio de 1906 y que serviría de estímulo para que mantuviesen un encuentro en Octubre de ese mismo año.

Al margen de todo esto, durante todos esos años siguió publicando multitud de libros y artículos referentes a habilidades en el bosque (woodcraft) en revistas especializadas en naturaleza como ‘Country Life in America’, muchas de las cuales plasmaría en ediciones mucho más tardías de su manual, como “The book of Woodcraft and Indian Lore” (considerada la 11ª edición del Birch Bark Roll y publicado en 1912).

“Bueno ¿y qué nos quieres decir con todo este rollo?”

Pues que me propongo mostraros que el programa de los Indians de Seton estaba en evolución y además distaba mucho de ser un esquema completo como el propuesto por B-P.

Pero por el momento lo dejaremos aquí. El próximo día os detallaré qué es lo que dice ese tan comentado ‘Birch Bark Roll’

Hasta entonces.

Comparte con otros... Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Print this page
Print
Email this to someone
email

0 Respuesta a “Los Scouts y los ‘Woodcraft Indians’ de Seton. 1ª Parte- Especulaciones”


  • Ningún Comentario

Añade un Comentario