Archivos del Mes para marzo, 2019

Los scouts y la amenaza del comunismo

En el último artículo os estuve hablando de la llegada del comunismo a Gran Bretaña y las tensiones entre el ala juvenil del Partido Comunista de Gran Bretaña, la Young Communist League (YCL) y los Boy Scouts de B-P.

Os conté que el fundador refirió el caso de 3 Rovers que habían tratado de aprovechar su posición en un grupo scout para hacer campaña a favor de sus ideas… y que fueron expulsados por ello.

En realidad, a pesar de la intensa campaña que mantuvo la YCL durante los años 20 en contra del escultismo, la fortaleza del movimiento y su amplísima aceptación popular hicieron que el efecto sobre el Movimiento en el periodo ‘inter-guerras (1918-1939) fuese poco menos que ínfimo.

En todo caso existieron inquietudes en la dirección del Movimiento ante la infiltración de personas que pudiesen aprovecharlo para diseminar ideas a favor del comunismo soviético entre la juventud.

Y no sólo en el Movimiento… también a nivel gubernamental. De hecho los servicios de inteligencia británicos, el MI5, estuvieron al quite durante todos esos años, tal y como nos lo cuentan los diarios británicos (como “The Telegraph”) tras la desclasificación de algunos ficheros de los Archivos Nacionales.

Pero el fin de la 2ª Guerra Mundial, la llegada de la política de bloques y la aparición del telón de acero y la guerra fría, hicieron que el problema se agudizara sobremanera, hasta llegar a la aparición de cierta psicosis en el gobierno británico… y una sensación de amenaza en el seno de los Boy Scouts.

La muestra la tenemos en el documento que os traigo hoy: un folleto publicado en el seno de la Boy Scout Association, dirigido a los Scouters y con la intención de concienciar sobre los retos y la amenaza que suponía el comunismo soviético, así como su total incompatibilidad con los ideales propuestos por el Movimiento Scout. Continuar leyendo ‘Los scouts y la amenaza del comunismo’

Baden-Powell y el comunismo

Hace unas semanas, en el artículo sobre los scouts y la política, os conté que el fundador se cuidaba muy mucho de apostar por un partido político determinado, centrándose en la formación del carácter y los valores de la juventud a fin de que, cuando los chicos creciesen, tomasen sus propias decisiones de acuerdo a sus convicciones.

Y la semana pasada os hablé sobre lo que pensaba sobre las prisas revolucionarias y sobre escuchar siempre la opinión de los demás. El viejo Jefe era un convencido de que la historia se cambia mediante la educación de sus jóvenes, y de que se necesita tiempo para que las nuevas ideas se asienten.

Precisamente sería la Revolución Rusa, de 1917, la que reafirmase la opinión al respecto del fundador del escultismo. Tras dicha revolución, la llama del comunismo prendió en muchos países, y el Reino Unido no iba a ser menos.

“Pero ¿Cómo es posible que B-P estuviese en contra de una revolución justa? El alzamiento del pueblo contra el monarca opresor era algo de admirar…”

Pues B-P nos dejó clara su postura acerca de dicha revolución…y del comunismo en general. El fundador había conocido al Zar Nicolás II en persona. Fue invitado por él, en 1910, para hablar de Escultismo y éste le había manifestado una profunda admiración por su labor y por su programa.

En un artículo de la revista “La Gaceta de la Dirección” así nos lo cuenta: Continuar leyendo ‘Baden-Powell y el comunismo’

B-P: El fundador y las revoluciones

“Poquito a poquito…se coge al monito”

“¿Qué frase es esa? No la había oído nunca”

Me dicen algunos scouts al escucharla.

Pues una de las frases favoritas del viejo Jefe: “Softly, softly, catchee monkey“, solía argumentar cuando algunos tenían mucha prisa. Frase que aprendió durante su campaña en la costa de Ashanti y que luego reflejaría en su libro “Historias para Boy Scouts” de 1909 (entre otros):

“De modo que cuando tengáis tendencia a impacientaros por alguna tarea que estéis haciendo y os sintáis con ganas de dejarlo, porque además de eso os parece muy grande y difícil, tan sólo recordad “poquito a poquito, se coge al monito”, “la paciencia gana el día”, e insistid en ello.

Un scout de verdad es siempre el más paciente de los hombres. No se preocupa si no tiene éxito total a la primera, sino que espera y trabaja tranquilamente y con determinación hasta que “llega allí” al final, tanto en las tareas pequeñas como en las grandes. Incluso al abrir un paquete no estira y rompe los cordeles. Se sentará en silencio a trabajar para desatar los nudos. Yo lo hago.”

Y esto se puede aplicar a todos los niveles de la vida. También el político-social. Los atajos, las prisas por conseguir la ‘justicia social’ o ese ‘mundo mejor’, nos llevan a veces a forzar la situación y a provocar conflictos indeseados que conllevan un sufrimiento injusto. En muchas revoluciones ocurre así. Continuar leyendo ‘B-P: El fundador y las revoluciones’

Los scouts y la política

¿Política? Uff!!!

Sí, ya sé que este es un tema que genera controversia. Principalmente porque el nuestro se define como un Movimiento apolítico, en el sentido de que no toma partido por ninguna facción política…
… y eso hace que algunos se quejen de una presunta falta de posición.

Y también sé que no es novedoso, pues ya hemos hablado de él en otros artículos publicados en este mismo espacio. Pero es un tema sobre el que nos conviene reflexionar de vez en cuando.

En realidad el hombre es un ser social, se agrupa, vive en comunidades y necesita generar ideas, tomar decisiones y emprender acciones para ayudar a una mejor convivencia de todo el grupo. Renuncia a parte de su libertad a cambio de la protección de dicho grupo. Y todo eso es lo que lo convierte precisamente en un ser político… aunque a veces digamos que no nos interesa la política.

Sin embargo algunos nos acusan de no acudir a manifestaciones que ellos consideran “justas” como un conjunto. Quizá NO se percatan de que dentro del movimiento conviven diferentes tendencias, diferentes maneras de pensar, de sentir, con distintas ideas religiosas, etc. Pretender que estén TODOS de acuerdo a la hora de apoyar una causa es harto complicado (salvo algunas que difícilmente admiten controversia en nuestro seno).

Incluso cuando hay consenso dentro del propio grupo es difícil, principalmente por la tendencia de los partidos políticos a apropiarse de ellas y la necesidad del movimiento de que su imagen permanezca desvinculada de los partidos.

¿Y si vamos solos? Continuar leyendo ‘Los scouts y la política’