La verdadera historia de “Tomasito el Pie Tierno” – 2ª Parte

Fumar. Tomasito pensó que fumar era viril y una gran diversión, pero pronto se dio cuenta de su equivocación.

Os hablaba la semana pasada de los orígenes de este famoso personaje creado por Baden-Powell, y de cómo en 1919 en la “Gaceta de la Dirección” se vendía una serie de 12 postales basadas en el mismo.

Y os comenté también que me faltaban 2 viñetas que aparecían en ‘Escultismo para Muchachos‘… pero no estaban en estas tarjetas. Entre ellas la imagen que tenéis aquí a la derecha. Así que tocaba seguir indagando en el tema.

Como la búsqueda en mis libros había sido totalmente infructuosa pensé en escribir directamente a los Boy Scouts de América (los BSA) para ver si ellos podían aclararme algo, ya que la elaboración de la Edición de la Hermandad Mundial del libro correspondió íntegramente a ellos, con Bill Hillcourt al frente.

Pero antes de hacerlo recordé que en la biblioteca virtual de una universidad norteamericana se habían digitalizado gran parte de los archivos de la UK Scout Association. Se trata de una universidad del Estado de Utah (sí, sí, es una universidad mormona, pues no en vano éstos han sido durante muchos años uno de los principales pilares de los scouts norteamericanos).

“¡Estupendo! ¿Y qué universidad es esa si puede saberse?”

Pues se trata de la Brigham Young University, o BYC.  A dichos archivos se puede acceder libremente, así que me puse a navegar por los diversos ficheros y no encontré nada relevante… a excepción de uno de ellos catalogado como “Bocetos de BP“, pero lamentablemente éste era uno de los pocos que permanecen sin escanear.

Tocaba por lo tanto molestar de nuevo a nuestro hermano Peter, de Gilwell Park. Le comenté el hecho de que en la serie de postales no aparecían 2 dibujos de Tomasito que sí lo hacen en el manual, le hablé del fichero al que no podía acceder y le rogué que lo revisara personalmente, por si allí había algo interesante.

A estas alturas nuestro amigo sentía también curiosidad por despejar el enigma, así que enseguida se puso manos a la obra. Lamentablemente el resultado fue infructuoso. Allí sólo aparecía uno de los dibujos de Tomasito que ya conocíamos, el boceto original de “Tomasito va de campamento” con su inscripción manuscrita. Pero haciendo gala de un verdadero espíritu scout, insistió en la búsqueda. Esta vez indagó en una selección de textos del fundador (que por cierto tuve el placer de traducir y que podéis encontrar adjunta al libro “La Perspectiva de BP”) titulada “Historias del Jefe Scout” y sacados de publicaciones suyas en la revista “The Scout” realizadas entre los años 1918 y 1920.

Y en esta selección se encontró con uno de los dibujos de Tomasito (el de ‘Tomasito a la hora del baño‘) , correspondiente a un artículo de septiembre de 1918, así que fue a buscar en  los originales y desde allí fue retrocediendo por los diversos números de la revista…hasta dar con el primero: el 7 de Julio de 1917. Aquel verano, en medio de la Primera Guerra Mundial, el Jefe publicó por primera vez su personaje.

Portada de la revista El Scout del 7 de Julio de 1917 con la primera viñeta de ‘Tomasito, el Pie Tierno’

Como alguna vez os he contado Baden-Powell contribuyó a la revista “The Scout”, de aparición semanal, durante toda su vida al frente del Movimiento. Lo hacía desde unas columnas precisamente bajo el título de “Historias del Jefe Scout“. Aquel verano dirigió unas palabras a los chicos en las que les decía:

“Ahora que los meses de verano están aquí, os gustará disfrutar de un poco de diversión en lugar de tanta charla, y esa es la razón por la que he introducido a ‘Tomasito el Pie Tierno’.

Sus aventuras en el campamento os mostrarán precisamente las cosas que debéis evitar cuando estéis bajo las carpas, como espero que os encontréis todos vosotros en este momento”.

Encabezamiento del apartado de B-P en la revista ‘El Scout’

Número a número fueron apareciendo diferentes viñetas con sus aventuras (aunque no de manera regular, existiendo un gran salto desde octubre de 1917 a marzo de 1918), las cuales desaparecieron para 1918. En concreto el último dibujo correspondió a Tomasito a la hora del baño, el 14 de septiembre de 1918. En total el número de dibujos que aparecieron de este personaje fue de 18. Bill Hillcourt seleccionó por supuesto aquellos que mejor se adaptaban al manual y a los tiempos, dejando de lado aquellos que le parecieron menos relevantes o fuera de contexto (recordemos que surgieron en medio de la contienda mundial), y organizándolos con una nueva numeración.

Y aquí tenéis el resto de las viñetas de ‘Tomasito’, para que podáis disfrutarlas:

11 Agosto 1917 – El Scout bien instruido. Tomasito siendo cadete había aprendido mucha instrucción, pero no el suficiente sentido para evitarse un remojón.

Y la siguiente ilustración, junto con la de ‘Tomasito’ fumando (publicada el 13 de Octubre de 1917), es precisamente una de las que aparecía en “Escultismo para muchachos” y faltaba en la colección de tarjetas postales:

4 de mayo de 1918- Tomasito es un peatón alocado, que se baja del autobús sin ningún cuidado.

La siguiente viñeta ilustra uno de los dichos favoritos del fundador, y que reflejaría posteriormente en su “Roverismo hacia el éxito”.

18 de mayor de 1918 – Si uno está en lo justo, no hay necesidad de perder los estribos, y si uno no tiene la razón, tampoco sirve de nada perderlos.

El fundador era un hombre práctico y no le agradaba la costumbre que los chicos británicos estaban adquiriendo de sus hermanos norteamericanos de mascar chicle. Le parecía que andar masticando sin sentido era feo a la vista, desagradable e inútil. De ahí la próxima ilustración….

22 de junio 1918- Tomás parece abatido pero no es de enfermedad, es que masca ese horrendo chicle… sin parar.

Y la última de ellas refleja bien a las claras que el mundo estaba en guerra, y que los Boy Scouts británicos, de la mano de B-P, se tomaron muy en serio su papel al servicio de su patria.

27 de julio 1918- El Servicio de Guerra de Tomasito. ¿No tienes ni insignias ni medallas que muestren un poquito… que durante esta dura guerra pusiste tu granito?

Como os contaba, la última ilustración de Tomasito se publicó el 14 de septiembre de 1918, y la Gran Guerra concluyó en noviembre de aquel mismo año.

Evidentemente la Dirección de los Scouts Británicos también consideró interesante aprovechar aquello estupendos dibujos para lanzar la colección de postales que salieron a la venta en 1919 y que os mostré en el artículo anterior.

“Entonces sólo queda una pregunta: ¿Por qué no Pedrito, en honor de su hijo?”

En realidad no encontré ninguna referencia a este tema, por lo que no tengo ni idea de dónde sacaron nuestros hermanos panameños esa afirmación. Lo que está claro es que EN NINGUNA PUBLICACIÓN se habla de ‘Peter, the Tenderfoot’, sino de ‘Tommy’.

El por qué de este nombre no lo podemos saber a ciencia cierta pero nuestro hermano Gustavo Álvarez, al que conoceréis por su fantástico trabajo sobre Mafeking y que se publicó en este espacio, me lanzó una hipótesis que considero más que razonable: en el ejército británico de la época era común dirigirse al soldado raso con el sobrenombre de “Tommy Atkins”, o “Tommy” para abreviar.

De hecho el mismo B-P se refiere así a los soldados en alguno de sus libros como “Aids to Scouting” (sí, sí, el precursor de ‘Escultismo para muchachos‘ del que os hablé en este artículo), o en “The Matabele Campaign” (que no necesito traducir, je, je).

Por todo ello es razonable suponer que cuando el Jefe pensó en un nombre para dirigirse a ese scout novato, y más o menos torpón, … le viniera a la cabeza la imagen de un ‘Tommy‘.

Creo que estas líneas habrán contribuido a aclarar muchas de las preguntas que nos hacíamos al comienzo. Lamentablemente muchos de los scouts de hoy jamás ha leído el libro que dio origen a esta maravillosa aventura del escultismo, y por tanto tampoco han disfrutado de las deliciosas ilustraciones del fundador.

Incluso me consta que el apelativo “pie tierno” es considerado como despectivo y por lo tanto no pocos scouters reniegan de él. Y es que a veces tengo la impresión de que nos tomamos este juego demasiado en serio, pretendiendo ir por la vida como si pisásemos huevos… y así podemos acabar ahogándolo y quitándole espontaneidad y diversión.

Todas las imágenes son propiedad de la UK Scout Association, y están reproducidas con su permiso.

Espero que os haya gustado.

Comparte con otros... Share on Facebook
Facebook
0Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter
0Print this page
Print
Email this to someone
email

3 Respuestas a “La verdadera historia de “Tomasito el Pie Tierno” – 2ª Parte”


  • Gustavo Alvarez

    Excelente material. Un muy buen trabajo. Muchas gracias Gato Legendario

  • Francisco Kainer Rinaldi

    Parabéns pelo artigo!

  • Norberto Saldaña ARGENTINA

    Excelente artículo y muy buena investigación . Conclusiones claras.
    BIEEEENN AHIIIIII !!!!

Añade un Comentario