Archivos del Mes para octubre, 2018

¿El mundo real o un mundo “Disney”?

En mi último artículo que os traje a este espacio os hablaba del pensamiento de Ernest Seton referente al mundo animal, y a la dureza de la vida en el medio natural:

Para el animal salvaje no existe el dulce y pacífico declive de la senectud. Su vida se desarrolla en el frente, en primera línea de batalla, y tan pronto como sus fuerzas comienzan a declinar lo más mínimo, y sus enemigos se vuelven demasiado poderosos para ellos, perecen.
Sólo hay una manera de hacer que la historia de un animal no sea trágica, y es detenerla antes del último capítulo”

Ello me hizo pensar hasta qué punto somos conscientes de la realidad de las cosas. Porque en muchas ocasiones tengo la impresión de que nos gusta deformar la realidad para adaptarla a los patrones de los humanos. Es como si así nos sintiésemos mejor, más cómodos.

Por eso mismo humanizamos a los animales, empezando por nuestras mascotas a las que otorgamos nuestros pensamientos y nuestros sentimientos. Y las tratamos como si de niños pequeños se tratase… para acabar llana y literalmente haciéndoles un flaco favor.

Si alguna vez habéis visto un capítulo de “El adiestrador de perros” habréis podido comprobar esto último. El bueno de Cesar Millán se pasa capítulo tras capítulo tratando de explicar a la gente eso mismo: que los animales son animales, y se rigen por unas pautas muy definidas. Y si lo tratas como a un humano le quitas la posibilidad de realizarse y llevar una vida saludable y feliz. Acaban no sabiendo lo que son, ni el papel que tiene dentro del núcleo de la familia, o incluso haciendo la vida imposible a los que le rodean.

Ese pensamiento “Disney”, donde impera el “buenismo” y se atribuye a los animales pensamientos y comportamientos humanos me resulta muy divertido… y un tanto peligroso.

Peligroso porque no sólo podemos volver locas a nuestras mascotas sino que puede hacer creer a los más inocentes que el instinto animal se puede controlar completamente… y eso puede conducir a un final trágico. Continuar leyendo ‘¿El mundo real o un mundo “Disney”?’

¿Participamos en un grupo -club o en un grupo-comunidad?

               Al menos dos formas de practicar el escultismo se encuentran en tensión cotidiana, ambas presentes en el Escultismo Comercial y en el Escultismo tradicional que  implican concepciones distintas sobre el grupo scout, la realidad social, los límites de las acciones y de la relación de los distintos actores de una comunidad. Una de ellas es lo que denominaremos el grupo-club, la otra el grupo-comunidad.

El Grupo – Club

                Una señora que participa del Club donde su hijo practica Básquet forma parte del grupo de padres que apoyan con su trabajo la actividad de los niños. La condición de los niños y adolescentes para la participación en el equipo es el pago de la cuota social y los gastos derivados de la actividad como los viajes, camisetas y demás. Los niños y adolescentes que no pueden pagar su membresía directamente no ingresan, considerando que la misma es la primera obligación del socio… las excepciones existen cuando un niño o adolescente demuestra que su capacidad deportiva es excelente, el club lo toma y lo forma también a la espera de un posible futuro negocio con el pase a otro Club más importante. Continuar leyendo ‘¿Participamos en un grupo -club o en un grupo-comunidad?’