¿Es el escultismo una práctica social o una práctica educativa?

            Cuando nos preguntan qué somos los scouts, rápidamente sin distinción de asociación pero con distinción decimos: “somos un movimiento educativo” y a muchos en ese instante, hasta se les infla el pecho automáticamente.

            De tanto escucharlo y aprender a decirlo, lo creemos firmemente y cambiamos las prácticas scouts para que entren dentro de los cánones (siempre ideológicos y variables) de lo que se considera educativo… cuando Piaget estaba de moda nos convertimos en “piagetianos”, cuando vigotsky los desplazó un poco fuimos “vitgotzkyanos”, tambien fuimos “Freireanos” pero solo un tiempico… como es populista mejor pasarlo de largo… luego fuimos conductistas, ahora cognitivos – comportamentales y mañana vaya a saber qué.

            Tardé muchos años en darme cuenta que algo de esta verdad a medias diluía y perjudicaba directamente al programa de los niños y jóvenes. Es cierto que BP en varias ocasiones dice algunas cosas respecto de la educación en general, lo que no podemos saber es a quien se dirigen, quiénes eran los interlocutores imaginarios o reales (a referencia)… también es cierto que BP en muchos textos va diciendo que el escultismo es una práctica (entre nosotros, no suena tan “distinguido”) algo que conviene ahondar.

El escultismo como práctica social.

            Quizás el origen del problema  es la sensación de déficit que existe en el escultismo, lo que ha llevado a buscar validación en el mundo de la Educación. Cuando las discusiones –incluso las actuales – son  cómo convertir la práctica educativa en una práctica social, en el escultismo  se insiste en el sentido contario… como convertir la practica social en una práctica educativa.

            Como toda práctica social el escultismo tiene por objeto conseguir determinados fines, claramente expresados desde la primer edición de “Escultismo para Muchachos”: la formación en ciudadanía, aclarándose en Guía para el Jefe de Tropa que se trata de una ciudadanía “activa” que propicie la Felicidad para todos, lo que es una definición política en tanto es el inglés Jeremy Bentham  quien dice que el objetivo de la justicia social  es “dar felicidad al mayor número de personas” y  Baden Powell, conocedor de su obra, define la Felicidad de forma similar

            Una práctica social surge cuando un grupo de personas encuentra las condiciones para

            (a) representarse el mundo de una manera, esto implica tener una visión del mundo y de las distintas relaciones que se establecen entre las personas, la cultura, los modos de producción… en fin, se trata de una Cosmovisión

             (b) Poder vivir dicha representación en sociedad en tanto no es sin los otros y las relaciones que establecemos con ellos. En dicha representación hallamos los modos de circulación de las ideas,  la toma de decisiones, los códigos y pautas que hacen a la comunidad

            (c) comprender las acciones propias y de la comunidad en función de (a) y (b).

            Toda práctica social tiene al menos 4 elementos

          (1)  Experiencias previas para conocerla y ejecutarla (experiencias acumuladas, conocimientos y modelos para llevar a cabo). La práctica social está inserta en una comunidad que también es una comunidad de experiencias, de allí que la transmisión de las mismas es fundamental en tanto se convierten en legado  hacia los nuevos integrantes que deberán conocerlas para poder ejecutarlas.

        (2) Decisiones e intenciones (mecanismo de toma de decisiones, claridad de los fines) Toda práctica social conforma un entretejido de relaciones entre las personas en las que se incluyen la distribución de responsabilidades y los mecanismos para tomar las decisiones que no son de cualquier cosa, sino relacionadas directamente con la Cosmovisión que es sustrato de la comunidad.

        (3) Habilidades y técnicas específicas para desarrollarla. Una práctica social supone el desarrollo de determinadas habilidades y técnicas específicas en el aspecto material (con los objetos) como en el aspecto social. Se trata del qué debemos conocer

         (4) Representaciones de la práctica que se desarrolla (valores, normas, creencias, símbolos, etc) Las comunidades tienen representaciones de sí mismas que actúan de guías para el desarrollo de su trabajo, las mismas parten de la Cosmovisión.

De la práctica social a la práctica educativa ¿What?

            La ambición máxima de todo sistema educativo es convertirse en un sistema de control que determine las prácticas sociales de quienes participan del sistema (hay distintos métodos educativos que responden a distintas ideologías); esto implica que puede existir cooperación con las prácticas sociales del medio o en enfrentamiento con las mismas… estos son los debates que siempre se presentan en torno a lo educativo, especialmente en Estados donde las variaciones de los gobiernos son pendulares (izquierda – derecha)por ejemplo Argentina donde actualmente se debate si los chicos del colegio deben hacer pasantías de trabajo gratuitas y obligatorias en el último año… de alguna manera similar a las discusiones de otros países donde se pretende quitar la enseñanza de arte, historia o geografía en tanto son materias que no sirven para producir y que además pueden brindar herramientas de análisis crítico del estado actual de la sociedad, la economía y la política. Los objetivos de los cambios en las prácticas educativas buscan incidir en función de las necesidades del mercado y  a partir de la educación cambiar las prácticas sociales.

            En el Documento “La Isla Verde” hay posiciones claras, por ejemplo definir al escultismo como un movimiento educativo algo que como decía al principio genera cierta “distinción” social de la tarea de los dirigentes (que es a los únicos que les importa)… Si tienen en cuenta las definiciones de Práctica Social y los elementos que la conforman podrán darse cuenta que con la “pedagogización” del escultismo se toma la parte por el todo, lo que no es sin consecuencias en tanto se apunta desde una ideología determinada a la colonización ideológica de la práctica del escultismo y por ende la pregunta obligada sería ¿hay incidencia sobre los fines?

Educare –  Exducere

            Al momento de definir la Educación siempre se hace hincapié en este juego de palabras que nos dice que la palabra Educación hace referencia a dos términos; el primero de ellos Educare donde el niño y el joven son objeto del educador que les imparte determinadas enseñanzas y contenidos, y ex -dúcere que opera como extracción de lo que está presente en el niño y el joven para llevarlo hacia fuera.

            La presentación de las discusiones educativas parten de una falacia grave, pues como podemos ver en el propio documento “la Isla Verde” la cosa se presenta como “esto O lo otro”… no como “esto Y lo otro” quedando como conjuntos de prácticas separadas que no tienen que ver las unas con las otras y quizás el problema no sea Una O La Otra sino que es lo que hace que sean Una Y la Otra en tanto el proceso de desarrollo de cualquier persona opera como una banda de Möbius donde el adentro y el afuera se rotan y resignifican el uno al otro.

            Paulo Freire al cuestionar el sistema educativo define como “Educación Bancaria” a la línea que toma al educando como Objeto, receptor de contenidos. Aquellos que hoy trabajamos con Escultismo crítico hemos definido como “Educación comercial” a los modelos que se basan en el “ex dúcere” que suponen la no incidencia del otro dejando a los niños y jóvenes abandonados al gran aparato del Educare que es el Mercado a partir de los Medios de Comunicación Social y los Aparatos Ideológicos del Estado Liberal. ¿Y si no se trata de una oposición qué es lo que hace conjunción?… sencillo… entre el Educare y el Exducere tenemos la comunidad como articuladora de los dos aspectos, y allí encontramos a los distintos elementos que conforman al Escultismo como Práctica Social. ¿qué es lo que notamos en “La Isla Verde”?. En base a la utilización de alguna frase de BP sin avisarnos cuáles son los interlocutores a los que se dirige simplemente dirá que al escultismo le corresponde el “exducere”, de allí en más todo lo que sería una “Y” ( la comunidad) queda trastocado ¿está ausente? No… pero se subordina y por lo pronto trastoca en tanto opera directamente sobre todos los mecanismos de transmisión  en lo que definimos como práctica social, y allí tenemos el cómo se opera al revés… desde los objetivos biopolíticos establecidos por entender al escultismo como movimiento educativo a la determinación de la práctica social. ¿Qué se trastoca?… mucho… (1) Las experiencia comunitarias previas dejan de tener valor de transmisión (de hecho entre otras cosas lo mas evidente es que ya no se producen manuales para los chicos cuando el escultismo surge de la lectura de un manual) (2) Se cambian los nombres, las responsabilidades se licuan (cargos y puestos de patrulla), se asambleíza la toma de decisiones, desparece la incidencia social como parte que no puede faltar en el programa. (3) desaparecen los contenidos mínimos necesarios para la práctica social y se establecen contenidos para moldear al sujeto acorde a la moralidad del mercado (por eso la revista Forbes nos quiere) (4) partiendo de una lectura iconoclasta coherente con los valores liberales del mercado, se quita valor a las representaciones comunitarias reduciéndolas a “fondos motivadores” lo que resta potencia a las Cosmovisiones, muchas veces representadas por la religión de las comunidades, tema que de hecho queda por fuera del programa en la idea de una “espiritualidad” que no hace lazo con los otros.

            De esta manera la pregunta es ¿el escultismo sirve a las comunidades? ¿o se sirve de las comunidades para imponer el modelo de hombre que el mercado requiere para nuestra época?… después de todo quizás no sea casualidad que algunas asociaciones scout firmen convenios con gobiernos liberales/neoliberales y salgan espantados cuando los gobiernos son populistas o socialistas… algo dice todo eso… merece la pena ser pensado.

Comparte con otros... Share on Facebook
Facebook
0Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter
0Print this page
Print
Email this to someone
email

0 Respuesta a “¿Es el escultismo una práctica social o una práctica educativa?”


  • Ningún Comentario

Añade un Comentario