El escultismo como Plataforma

             Con tantas organizaciones dando vueltas, a veces me pregunto qué nos hace ser scouts a cada uno de nosotros, y qué provoca ese recelo al otro y la respuesta no se hace esperar… las organizaciones, cada una a su manera, creyendo tener “la vaca atada” de lo que se trata el movimiento scout.

            Y uno se cansa de escuchar historias donde una Organización presiona a la entidad patrocinante para que el grupo scout se “cambie” de asociación con la excepción de si se quiere ir de la “nuestra” se enarbola la bandera de “el movimiento es de los jóvenes” –caballito de batalla para no pensar- deslegitimando la decisión sea del Concejo de Grupo o la Entidad Patrocinante.

            El “pecado de origen” de las Organizaciones paradójicamente es negar su propio origen. Si se aceptara la historia del movimiento scout todo funcionaría mejor, posiblemente retomando el gesto de apertura al mundo como en los primeros intentos y los primeros años, donde la preocupación era elaborar una propuesta para los niños y los jóvenes. Baden Powell a comienzos de 1907 dirigió una carta a distintas organizaciones religiosas y laicas de Inglaterra (Boys Brigades, Lads Brigades, YMCA, Cadet Corps, directores de centros escolares, etc) donde sugiere que tomen el programa del Escultismo a partir de su diagnóstico de que el gran problema de época era “el declive de la buena ciudadanía (…) debido a la carencia de un patriotismo vigoroso, el auge de la opulencia y la ociosidad y la exagerada importancia de los partidos políticos locales, etc (…) ofreciendo una posible ayuda para sentar el desarrollo moral y físico, de los chicos de toda clase y credo (…) condenados al gamberrismo”[1] (entiéndase por gamberrismo al vandalismo, escándalo) ¿Qué les propone Baden Powell?: Su programa de práctica de escultismo donde articula exploración y ciudadanía, “Diseñado para aplicarse, y no en oposición, a cualquier organización de muchachos existentetales como Escuelas, Brigadas de Muchachos, clubes de cricket, cuerpo de cadetes, etc. o puede facilitar una organización propia donde no existan ninguna de las anteriores, ya que en la actualidad en el país hay un millón setecientos cincuenta mil muchachos fuera del alcance de estas buenas influencias”[2]. Conviene detenerse aquí  y pensar…

            Diseñado para aplicarse, y no en oposición. Este punto es central para entender queel escultismo es una plataforma y así lo plantea el propio BP. Tomemos como ejemplo los Boys Brigades organización de la cual BP fuera Vicepresidente; su objetivo era “El avance del reino de Cristo entre los niños y la promoción de los hábitos de obediencia, reverencia, disciplina, respeto de sí mismo y todo lo que tiende hacia una verdadera hombría cristiana[3]” ¿había algún inconveniente en ello? Ninguno… leyendo esta definición y la “no oposición” respecto de los fines que plantea BP, comparando con el discurso actual respecto a la vinculación de Escultismo – Religión u otras organizaciones sociales queda más que claro que en el comienzo algo sucedió con la Organización Scout que se conformó y las consecuencias de las decisiones políticas de apoyarse no en los dirigentes de base sino a partir de personalidades reconocidas y filántropos que al parecer no pensaban el movimiento de la misma manera y al fundar la Organización de allí en adelante operaron segregando lo que a ellos no les parecía. Uds pensarán que los Scouts Diocesanos y los brigadistas eran poca gente y de acuerdo al mito de origen eran todas patrullas espontáneas que florecían de forma silvestre en Inglaterra… bien… solo los brigadistas poseían 90.000 miembros divididos de la siguiente manera: Boy Life Brigades 40.000[4] y los Boy Brigades  50.000 miembros… un número ¿no?

A poco más de 100 años

            A más de un siglo el problema de la niñez / juventud se agrava en tanto el progreso tecnológico no ha traído bienestar para todos y agigantó la brecha entre quienes tienen y quiénes no… Uds dirán que siempre hubo ricos y pobres… y algo de cierto hay, como es cierto que la muerte en ese tiempo se los llevaba a todos más o menos a la misma edad, pero los progresos en Salud hacen que hoy el derecho a la vida no sea el mismo para unos y otros, lo mismo sucede en otras cuestiones donde la tecnología ha avanzado… sabrán que en el mundo en la actualidad no faltan alimentos sino quienes los puedan comprar, los que quedan excluidos de los beneficios del desarrollo de unos pocos. El declive de la ciudadanía reducida a la repetición de la opinión de los Medios de Comunicación naturaliza que en el mundo y en nuestros países haya niños y jóvenes que no cuenten con lo necesario para sus necesidades básicas… no solo naturalizan sino que los responsabilizan de su desgracia vendiendo que son vagos y no quieren trabajar; mientras otros nadan en la opulencia sin que analicemos la relación existente entre quienes tanto tienen y quienes nada tienen.

            Nuestros niños y jóvenes viven en un mundo con excesos de todo tipo, producto de una sociedad de consumidores en la que todos participamos, incluso quienes nada tienen para comprar tienen sus funciones (1) disciplinar con su nada a los que trabajan para que accedan al menor salario posible (2) Como “lombrices californianas” de la sociedad al ocuparse de la basura cumpliendo la “función ecológica” de los pobres que nos enseñara Domingo F. Sarmiento. La idea de Patria como lugar en el mundo donde vivimos ha sido devastada por la globalización económica ya que es un obstáculo para la libertad de los mercados, librecambismo válido solo en los países que no son poderosos, estos últimos cuidan el trabajo y el salario a partir de protecciones a las importaciones.

             Los excesos inundan las calles, las drogas se han generalizado y son de fácil acceso. La certeza para determinado sectores sociales es que no hay futuro posible para construir más allá de poder sobrevivir… allí  encontramos a la mayoría de los niños y jóvenes (en Argentina son más del 50% de la población) a los que otrora BP dirigiría su programa porque el “gamberrismo” no iba a Oxford…

             ¿No estaremos repitiendo los errores? ¿nuestro escultismo funciona como plataforma o sus intereses son distintos a los de las comunidades donde se alojan los grupos? ¿qué proporción de la población de niños y jovenes humildes o muy pobres son parte de nuestras organizaciones?. Preguntas que a veces conviene hacerse para ponernos en tension con la historia y ver donde estamos parados…

[1] https://blog.larocadelconsejo.net/2016/11/por-que-y-como-nacieron-los-scouts/

[2] https://blog.larocadelconsejo.net/2016/11/por-que-y-como-nacieron-los-scouts/

[3] https://en.wikipedia.org/wiki/Boys%27_Brigade

[4] https://blog.larocadelconsejo.net/2016/10/rebelion-a-bordo-2a-parte-hemos-aprendido/

Comparte con otros... Share on Facebook
Facebook
0Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter
0Print this page
Print
Email this to someone
email

0 Respuesta a “El escultismo como Plataforma”


  • Ningún Comentario

Añade un Comentario