Escultismo tóxico. Activo 3

Activo 3: “La autogestión es un mito”

Lo siento queridxs hermanxs Scouts: la autogestión no existe, es palabrería barata de cualquier responsable Scout que me diga lo contrario. Si quieres seguir envenenando tu unidad deja ya de dar palos de ciego e introduce un matiz dentro de mis certezas: la autogestión no nace por generación espontánea, se aprende.

Hemos asistido hace muy poco a la burbuja pedagógica Scout más grande de la historia en una de nuestras organizaciones nacionales generando un inmenso desconcierto educativo que mal interpretado y sin las etapas correctas provocará el fracaso de muchos responsables inexpertos formados en el dirigismo unilateral desde nuestros centros de formación, seamos serios: ¿Cuándo apostará el Movimiento por enseñar de forma vivencial el método Scout y poner en práctica entre los responsables Scouts el sistema de patrullas?

Sí. Lo habéis acertado, otro nuevo tóxico, en este caso incluso contagioso: muchos responsables del movimiento se irán del mismo sin haber vivido realmente en sus carnes el sistema de patrullas y (lo que no sé si es peor) habrán estado dando palos de ciego en nuestras Tropas, Redes y Comunidades Rutas. No son pocas las ocasiones en las que el Movimiento analiza esa caída espectacular de miembros en las ramas mayores (pioneros y rutas). No voy a desvelar nada nuevo: el sistema de patrullas no se aplica de forma correcta, y en no muy pocas ocasiones la culpa no es del entorno, ni de las nuevas generaciones…la culpa muchas veces del responsable de aplicar (el liderazgo lo veremos como tóxico 4) el mismo.

En educación no se puede pasar de 0 a 100 así como si nada porque no hablamos de algo mecánico, hablamos de asunción de conductas, de reestructuración de paradigmas mentales, procesos grupales, individuales…de múltiples variables que mal gestionadas pueden provocar una gran intoxicación. Eso sí, una vez controlado este tóxico es como aprender a montar en bici: no volverás a necesitar explicación.

Cuando hablamos de empoderar a los jóvenes o de educación para la participación hablamos de que en este sentido muchas personas tienden a creer que se trata de un estado al que se llega en un momento determinado como si diésemos a un interruptor y punto, en otras ocasiones incluso se piensa que el proceso de participación en sí mismo llevará a la autogestión. El Movimiento Scout debería ser considerado hacia sus responsables y dirigentes Scouts haciéndoles ver que la participación se desarrolla a diferentes niveles y que es necesario pasar un proceso, una serie de fases hasta que ésta se considere efectiva. Un grupo de Rangers, acostumbrados a ser dirigidos no pasan de un día para otro a ser una organización autogestionada de la nada. De ahí que vea muy necesario que teniendo en cuenta los programas formativos Scouts se introduzca como elemento clave la Educación para la participación, facilitando la puesta en marcha del sistema de patrullas.

Os propongo unos pasos antes de llegar a la autogestión, el nivel pro educativo, lo que todo el mundo quiere y al mismo tiempo no entiende. Cada paso no tiene un tempo concreto, será cada grupo el que se autoanalice y decida en qué punto se encuentra.

  • Paso 1: la información. “La información es poder” dicen algunos, pues por ahí se empieza, por lograr que nuestros grupos Scouts ofrezcan información a sus Scouts sobre temas de interés de tal modo que nazcan elementos de juicio y opiniones, además de futuras propuestas.
  • Paso 2: consulta. En los grupos Scouts tiene que existir la posibilidad de elegir sobre varias opciones a través de sistemas de votación. ¿Existen órganos donde se tengan en cuenta la voz de todas las ramas y unidades del grupo?
  • Paso 3: opinión/consulta. El paso anterior debe llevarnos al paso siguiente: utilizar las consultas para mejorar, para emprender acciones, utilizarlas para diagnosticar nuestra propia realidad.
  • Paso 4: realizar propuestas. LLegados a este punto hay que favorecer el planteamiento de propuestas a través de órganos para ello (asambleas de tropa, de unidad…) de tal modo que la pescadilla empiece a morderse a sí misma pues los propios Scouts ya están planteando las diferentes opciones para distintas consultas.
  • Paso 5: gestión compartida. LLegó el momento de la acción. Las propuestas generadas se gestionarán y se evaluarán de forma compartida entre los Scouts y sus responsables.
  • Paso 6: autogestión. Paso último. En este caso nuestros Scouts generan propuestas, buscan financiación, gestionan y evalúan de manera autónoma.

Como veis, nada nuevo en el horizonte pero sí un dato importante: en los grupos generalmente se quiere instaurar el paso 6 sin tener en cuenta los siguientes: fracaso. La autogestión necesita de nuestra mayor pericia para dejar de lado las modernas propuestas pedagógicas que a través de una varita mágica pretenden generar frustración en aquellos responsables que nunca han vivido en sus carnes el sistema de patrullas.

0 Respuesta a “Escultismo tóxico. Activo 3”


  • Ningún Comentario

Añade un Comentario