Escultismo tóxico. Activo 1

Activo 1: ¡No pierdas el tiempo!

Este es quizás uno de los activos más importantes del Movimiento: el tiempo. Por ello es muy importante no hacer que los voluntarios y personas que pertenecen al mismo sientan que se les va de las manos y que toda inversión temporal es en vano. Es decir, el Escultismo pasa de sano a tóxico en el momento en el que piensas: ‘¿pero qué hago yo aquí?’

En el ámbito Scout todos nos quejamos de lo mismo: todos tenemos cosas que hacer y poco tiempo para poder enfrentarnos decentemente a las tareas del movimiento, una situación complicada que nos llevará rápidamente al estrés, la angustia, la tensión física, mental y por qué no…a los conflictos. Si esto te está ocurriendo para: el tóxico Scout ya está dentro de ti. Teniendo en cuenta que sólo vamos a analizar uno de los activos, otro día veremos el que he llamado la “obesidad del Movimiento”, ese engorde pedagógico que no nos está llevando a ningún lado y que sólo hace activar otros problemas interrelacionados.

Sin duda, si se desea acabar con este activo tóxico tienen que estar muy claras las tareas Scouts, dónde empiezan, dónde acaban y cómo se realizan: planificar y organizar son los mejores antídotos contra este activo.

Ser eficaz y planificar bien las tareas va a depender de otras cuestiones a las que tenemos que prestar interés, en primer lugar PRIORIZA. Los Scouts programamos, los grupos, los kraales (nunca he sabido si existe esta palabra) programamos y programamos pero muy pocas veces pensamos si tenemos prioridades, pues el ritmo Scout nos lleva a no echarle cuenta a nuestros programas de mínimos, solemos ir a los programas de máximos. Error. Todo buen corredor saber que para terminar corriendo una maratón es importante alcanzar pequeñas metas, nadie sale a entrenar el primer día 25 kms y si es así es que está jugando ya en otra liga.

Por otro lado, habría que valorar cómo de complejas son las tareas que nos autoasignamos o que a veces nos asignan, además de la urgencia. Otro de nuestros errores es caer en asignar tareas complejas a personas o equipos que no las saben afrontar, y a los que necesitaríamos formar en primer lugar (y ya sabemos cómo corre el tiempo en nuestro caso), y en segundo lugar dar un tiempo de práctica, algo que precisamente no suele sobrar.

Este aspecto varía mucho en cada grupo pues entra el número de responsables con experiencia, formados…pero deberíamos ser más realistas con aquellas cosas que nos asignamos y el tiempo que necesitamos Aprobar un reglamento de acampadas y campamentos para el grupo no es tarea de una semana por ejemplo, es un proceso que necesita como mínimo participación, reflexión y consenso, a partir de ahí ya podéis ir echando cuentas….

Contra el activo del tiempo precisamente tenemos que eliminar aquellas cosas que nos hacen perderlo: el que llega tarde, el que no ha hecho su trabajo, ese correo que se pierde en la red…es muy importante que el Movimiento identifique todas las distracciones o malos hábitos que nos impiden ser mejores en la gestión del tiempo o, como dicen los posmodernos, ser más productivos.

Estaría muy bien no reunirnos con los móviles (si no es necesario para consultar algo claro) o no estar permanentemente consultando las redes sociales para ver qué ha puesto fulanito o zutanito sobre la marcha al río del sábado anterior. Esto, por desgracia, veremos en el futuro que se mezclará con más activos, de hecho, la mezcla de varios es un cóctel molotov pues si sumamos #Perdereltiempo con #TasadeabandonoScout entramos en ocasiones en exposición crónica a una serie de activos que poco a poco van mermando el esqueleto del movimiento.

Nuestro Movimiento se está convirtiendo en un monstruo pedagógico y burocrático que hace que, en muchas ocasiones, nuestros responsables sean víctima de la conciliación de la vida familiar, estudiantil o de otro tipo con la vida Scout. Faltan estudios serios sobre el perfil de nuestro o nuestra responsable actual, me gustaría saber a qué edad se encuentra la tasa de abandono más alta y cuántas chicas han dejado de ser Scouts por ser madres y no poder contabilizar todas las obligaciones que ello conlleva actualmente.

Ya hoy día hasta nuestros jóvenes y niños tienen problemas para compatibilizar su vida Scout con la vida académica. De hecho, la falta de tiempo para afrontar tareas escolares es una de las grandes causas del abandono en las ramas más mayores, y precisamente es cuando de una forma más autónoma e independiente podrían dedicarse mejor al programa y método Scout.

En fin, activo 1: el tiempo.o lo hagas perder, no lo pierdas tú y no propongas cosas que nos hagan perderlo a todos. Habla con cualquier Scout y verás que lo que más necesita es tiempo y que tal o cual actividad no salió por “falta de tiempo” (hay una lista innumerable). Por ello actuemos de verdad.

¿Con qué antídoto?

En principio con ninguno, pues los activos para este Escultismo Tóxico no funcionan por separado. Puede que hasta que no veamos todos no podamos atacar debidamente y con éxito esta exposición a un producto tan agresivo.

Comparte con otros... Share on Facebook
Facebook
0Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter
0Print this page
Print
Email this to someone
email

0 Respuesta a “Escultismo tóxico. Activo 1”


  • Ningún Comentario

Añade un Comentario