Mafeking: Ciudad Subterránea. Capítulo 12

DETRÁS DE LOS INFORMES

(Historias humanas escondidas entre datos militares.)

Mafeking. Sudáfrica
Sábado 14 de octubre de 1899
Segundo día del Sitio a la ciudad
Primer enfrentamiento con el Ejército Bóer

 
El frío y profesional reporte de Baden-Powell sobre la primera batalla en Mafeking, indica que las bajas de los bóers en este choque armado fueron de:

“..53 muertos (entre ellos cuatro Cornetas de Campo) y un gran número heridos. También perdieron varios caballos.”

Un Corneta de Campo era un militar con un rango equivalente al de Teniente en el ejército británico, por lo tanto esos cuatro oficiales sumados a los 49 efectivos holandeses abatidos, sin duda constituyen un triunfo importante para las fuerzas de la defensa, tal como B.P. lo explica:

Este pequeño en­cuentro tan bien librado tuvo un efecto moral grande y duradero sobre el enemigo.”

Con relación a sus propias pérdidas, el Coronel informa:

 “Nuestras bajas fueron:

  • 2 muertos.
  • 16 heridos (incluyendo dos oficiales).
  • 1 desaparecido (ciclista).
  • 4 caballos muertos y 12 heridos.”

Perder sólo dos hombres en un combate de más de cuatro horas de duración, sin duda puede considerarse un “resultado exitoso” en el contexto de una guerra.
Baden-Powell utiliza 476 palabras para describir esta batalla,  pero no aporta los nombres de los soldados caídos ni detalla en qué circunstancias se produjeron sus heridas.
Tampoco explica la causa de la desaparición de un “ciclista”, ni que hacía allí ese hombre.
Los diversos testimonios de los participantes y testigos, permiten  obtener algunas precisiones.
Que en la refriega se hayan producido muertos y heridos, resulta un hecho lógico y comprensible, pero que se  haya evaporado  un ciclista no parece ser un hecho común o habitual, y cuando menos resulta curioso.
Si bien es cierto que el Cuerpo de Ciclistas de  Infantería existía desde hacía algún tiempo y los británicos lo iban a utilizar por primera vez de modo activo en algunas acciones esta contienda – la Segunda Guerra Anglo Bóer (1899/1902)-  en  Mafeking no había formaciones de ciclistas militares.
Las fuerzas de B.P. estaban integradas por Fusileros Montados, Policías y civiles armados, y ninguno de ellos se encontraba equipado con bicicletas.
De acuerdo al parte de la batalla, dos escuadrones del Regimiento del Protectorado y un tren blindado con unos cuarenta policías se enfrentaron a un grupo de entre 500 y 600 bóers en la colina  Signall Hill, a unos seis kilómetros del centro de  Mafeking.
Cuando el escuadrón al mando del Capitán FitzClarence quedó bloqueado por el fuego enemigo que llegaba desde tres puntos distintos, Baden-Powell dispuso que se retirara de su posición; a falta de un mejor medio de comunicación envió a dos mensajeros para llevar las instrucciones  a los hombres que estaban combatiendo.
El Mayor Baillie participó de la batalla y  explicó en su diario:

14 de octubre:   Dos ordenanzas  fueron enviados al Capitán FitzClarence y al tren blindado para decirles que debían retirarse,  uno en una bicicleta -que fue capturado- y el otro a caballo.”

En una balacera de la que participaban casi mil hombres y varias ametralladoras, acercarse a la línea de fuego montado en una bicicleta parece una misión casi suicida, con resultados previsibles.
No resulta claro porque B.P. recurrió a ese medio teniendo a su disposición otros jinetes y caballos que perfectamente podían cumplir con la temeraria tarea con mayor velocidad y menor riesgo.
El jinete llegó hasta el tren blindado y pasó el mensaje al Capitán More, luego regresó  galopando velozmente.
El valiente y obediente Ciclista no tuvo la misma suerte y cayó en manos de los bóers.

 ——–●———

Con relación a los dos fallecidos en la batalla, puede establecerse por el relato de los diaristas que los hombres pertenecían al Regimiento del Protectorado y que ambos   cayeron en los minutos iniciales de la acción, cuando los bóers ocultos en los árboles  los sorprendieron.

Angus Hamilton que acompañó a los soldados esa mañana, narró en su crónica para el periódico The Times:

“Pudimos ver a los bóers que se sentaron  en las ramas de los árboles; podíamos verlos en cuclillas debajo de arbustos; podríamos detectarlos por el fuego de sus fusiles, al abrigo de las rocas y en las profundidades de los zanjas”

De acuerdo a las anotaciones practicadas en el Nominal Roll -el Registro de Miembros del Regimiento del Protectorado – los dos decesos del 14 de octubre corresponden al soldado John James Parland y al Cabo Segundo Nicholas John Walsh, que se  convirtieron en los primeros caídos en el sitio de Mafeking.

Imágenes: extractos del cuaderno con la nómina original del Regimiento del Protectorado. Junto a los nombres se agregó con tinta color rojo la leyenda “Killed in Action” (Muerto en Acción) y la fecha 14/10/1899. Parland figura en la página 78 y Walsh en la 113

 ——–●———

Mafeking. Sudáfrica
Martes 12 de diciembre de 1999
59º Día de Sitio

Había demorado casi dos meses en cumplir esta tarea, en parte porque estaba abrumado por sus  obligaciones,   en parte porque era un hombre de acción ajeno a la burocracia y en parte – tal vez-  porque le inquietaba un poco la situación que debía informar.
Desde que en el mes de agosto Baden-Powell lo puso al mando de la nueva fuerza, había desempeñado sus deberes puntillosamente y de manera exitosa; sin embargo esta parte de su trabajo, la que venía a cumplir hoy, no le agradaba.
El  Coronel Charles Owen Hore,  Comandante del Regimiento del Protectorado, se dirigió con el listado hasta la sede del “Deputy Registrar”, el funcionario a cargo de la Oficina del Registro Civil.
Todos los  registros oficiales relativos a la población le correspondían a la jurisdicción provincial de Colonia del Cabo, la repartición de Mafeking era una delegación local que carecía de autonomía. Ello explica que el formulario que estaban por completar junto al funcionario civil llevara el logo del Cabo; era una forma pre impresa -Forma C44275000797- que severamente advertía a quien la leyera:

“Las sanciones por declaraciones falsas serán las mismas que las de perjurio – Cualquier persona que pierda un formulario de inscripción está sujeta a una pena no superior a las 2 libras”

El Coronel se dispuso a regularizar el trabajo administrativo atrasado y pacientemente dictó los datos de las bajas de su regimiento, mientras el registrador rellenaba las actas. Lógicamente comenzó con los caídos en la  primera batalla:

  • John James Parland, nacido en Randorshire, Gales.  45 años, hijo de padre ruso y madre inglesa  con residencia habitual en Londres, de estado civil casado
  • Ocupación: soldado del Regimiento del Protectorado, Matrícula Nº 209
  • Circunstancias del deceso: Caído en acción.
  • Causa de la Muerte: Recibió un disparo en la cabeza – Muerte Instantánea.
  • Lugar de la Muerte: Signall Hill – Mafeking, 14 de octubre de 1899
  • Nicholas John Walsh, Irlandés 29 años, católico practicante, educado en el colegio jesuítico Conglowes del condado de Kildare, con residencia habitual en Londres, de estado civil soltero.
  • Ocupación: Cabo Segundo del Regimiento del Protectorado, Registro Nº 224.
  • Circunstancias del deceso: Caído en acción
  • Causa de la Muerte: Recibió un disparo en la cabeza – Muerte Instantánea.
  • Lugar de la Muerte: Signall Hill – Mafeking 14 de octubre de 1899

Cuando terminó de leer los nombres de la lista, Hore firmó al pie de cada una de las actas.

——–●———

A pesar de la gran cantidad de datos que almacenan  los documentos, su información sólo permite conocer algunas cosas elementales.
Nuevamente es necesario acudir al testimonio de los participantes  para reconstruir la historia que los fríos datos no cuentan
Lo que no reflejan las Actas de Defunción, es que los dos soldados que fallecieron en la misma batalla –los únicos dos-, eran familiares, y que murieron en la misma posición.
El periodista Hamilton escribió ese día:

Dos primos,  Walsh  y Parland, fueron asesinados a tiros muy pronto, apenas empezó el combate.”

El registro tampoco indica, que ambos hombres cayeron con unos segundos  de diferencia; el tiempo necesario para que el mismo tirador bóer cargara su arma entre un disparo y el otro.

Baillie –corresponsal y soldado-  estaba apostado en una  posición contigua a la de los primos, con su rudo lenguaje militar escribió en su diario:

“…ambos cayeron rápidamente, a causa del disparo en la cabeza que les hizo el  mismo holandés, que se había instalado  en un árbol. Pero por desgracia para el mismo, se le cayó de su ropa un trozo  de papel que rápidamente  llamó la atención del soldado Wormald, que instantáneamente  lo levantó con un disparo como si fuera un grajo.”

La historia de Parland y Walsh parece una ficción creada  para un culebrón cursi, con un argumento lleno de lugares comunes: los únicos dos hombres muertos en la primera batalla de una guerra, caídos con segundos de diferencia,  abatidos por las balas de un mismo fusil, resultaron ser parientes.

La probabilidad de que todos esos factores confluyan en un mismo momento y lugar parece remota, sin embargo ese día en Mafeking lo hicieron.

Desde hace 116 años los nombres de los dos primos se mantienen uno junto al otro  en páginas consecutivas del mismo libro de defunciones y en las cruces que marcan sus tumbas en el Cementerio de Mafeking.

Abajo: : Actas de Defunción de Walsh y Parland, registros 170 y 171 del Libro de Defunciones de Mafeking.

 

Algunos comentarios más:

  • Los datos de Parland y Walsh que no constan en la Actas de Defunción,  se obtuvieron de la base de datos genealógicos de Family Search y del registro de acceso libre que mantiene John Arthur Marsh en wyndhammarsh.co.uk
  • Si bien dentro de Mafeking no actuó el Cuerpo de Ciclistas, junto a las fuerzas que llegaron a liberar la ciudad a cargo del Coronel Mahon, venía la Tropa “C” de los Voluntarios en Bicicleta de Rodhesia.
  • En el libro de M. Cuthbert  “El Primer Batallón de Guardias Escoceses en África del Sur, 1899-1902”  consta que el hermano menor de Baden-Powell usaba una bicicleta con fines militares “El Mayor Baden Fletcher  Baden-Powell del Primer Batallón de Guardias Escoceses,  incluso tenía una bicicleta plegable que llevaba una cometa. La cometa se utilizó en un principio para la toma de fotografías del campo mediante una cámara controlada a distancia, y más tarde para levantar una antena para experimentos de telegrafía sin hilos entre la estación río Modder y Belmont”

 

EN LA PRÓXIMA ENTRADA: EL CUERPO DE CADETES, NUEVE MITOS AL PRECIO DE UNO.


Este artículo forma parte de la serie El Sitio de Mafeking: viejos temas, nuevos materiales que pueden leer cada viernes en el Blog de La Roca del Consejo.
El primer capítulo lo pueden encontrar aquí.
Las fuentes documentales en las que se basan las investigaciones se pueden consultar en el listado aqui.
Los impacientes y los curiosos pueden adelantarse a la lectura descargando mis libros de  investigación documental sobre el Sitio de Mafeking, disponibles en el Wiki de La Roca:

Mafeking Ciudad Subterránea (Parte 1)

Contate Algo… de Mafeking

Comparte con otros... Share on Facebook22Share on Google+1Tweet about this on Twitter0Print this pageEmail this to someone

0 Respuesta a “Mafeking: Ciudad Subterránea. Capítulo 12”


  • Ningún Comentario

Añade un Comentario