Mafeking: Ciudad Subterránea. Capítulo 8 Parte 3

LA COMUNIDAD DE LOS FERROVIARIOS – (Ultima Parte)

Más aportes de los ferroviarios, y un final para este relato como sólo BP puede narrar.

ʘ El domingo 26 de noviembre  la División Ferroviaria a cargo el Capitán More, dejó su estricto papel castrense para organizar un evento cultural y de esparcimiento para toda la comunidad  y lo anunció en una columna del periódico Mafeking Mail del viernes 24:

“División Ferroviaria de la Guardia Civil
CONCIERTO AL AIRE LIBRE
Se llevará a cabo en el extremo norte del campo del ferrocarril. En la tarde del domingo. 
Comenzando a la  7-30 y terminando a las 9 p.m. en punto
ENTRADA  LIBRE”

El  éxito del concierto fue tal, que el domingo 3 de diciembre repitieron la experiencia.

Lo llamativo de la  detallada y extensa crónica del segundo recital es que no trasunta ninguna de  las desdichas  que vivía la  ciudad en medio de la guerra, de hecho más bien  parece una nota de una revista cultural de cualquier lugar del mundo:

“Cuando la División del Tren hace una cosa, la hace bien, y el segundo Concierto del Sitio que dieron el domingo lo demuestra. La organización  fue capaz de mejorar  el programa desarrollado la semana  pasada. Tener  a la señora Lees suficientemente recuperada  de su indisposición para que ella pueda aparecer, le dio un atractivo adicional. Esta señora, que posee una voz dulce y sabe manejarla muy bien, es una  musical adquisición de Mafeking. Esperamos pronto para oír su voz en un recinto cerrado  sin la desventaja del aire libre para contender con. Nuestra Sociedad Orquestal.  También absuelto a sí mismos más creíble. Sr, Layton, rogamos su perdón, el Sargento Mayor Layton  cantó dos canciones y –merecidamente- le pedimos que las repitiera. El  Sr. Tony Cooper cantó “La tierra prometida” y otra de su propia composición: “Dejen que todos ellos vengan”  ‘’ (revisada), en la que se hace alusión a la galantería del soldado montado Stevens, que llevó al soldado  Webb al Hospital cuando “araña” fue herido. Es innecesario decir esto fue bien recibido. El Capitán Ryan cantó artísticamente y bien “En Nombre De La  Amistad “, y mostró su versatilidad respondiendo a la llamada para hacer un bis con uno de las canciones de Chevalier . El resto del programa comprendió a  “Saku Bona Zonka” y” El Blathermskite “ por el Sr. King. “En El Viejo Madrid “  por el Sr. Crittenden, y “La Vieja Brigada”  por el Sr. Russell, completando un excelente concierto. Se sirvieron refrescos y un entretenimiento de lo más agradable fue proporcionado, por lo cual vaya el  agradecimiento de toda  la comunidad para la División Ferroviaria”.

ʘ La exigua nómina del personal sanitario se vio menguada cuando el Sargento Dowling del Regimiento del Protectorado –que prestaba servicios en un puesto de primeros auxilios- se accidentó. Nuevamente los hombres del tren aportaron su ayuda:  20/12/1899: Nombramiento Temporal: El Sr. Young, de la División Ferroviaria, un estudiante de medicina, es designado para actuar como un asistente especial para hacerse cargo de los casos nativos, etc., en el Puesto de Socorro del puente de ferrocarril, bajo la supervisión del Oficial Médico Principal. Va a recibir una  paga a razón de 15 chelines, a partir de esta fecha inclusive. Coronel Comandante R.S.S. Baden-Powell”.   Tres meses más tarde, Young recibió una nueva asignación, cuando el 6 de marzo de 1900 fue transferido al puesto ubicado en las trincheras de los Ladrillales, los hornos de cocción junto al lecho del rio, posiblemente el lugar más peligroso de Mafeking, donde las zanjas Bóers estaban a solo unos pocos metros de distancia de la línea de defensa.

Tienda Sanitaria del Puesto de Socorro ubicado en el Puente del Ferrocarril de Mafeking

 

ʘ La papilla Sowen –el alimento mediante el cual subsistió la ciudad durante los últimos meses del Sitio- fue un aporte del ferroviario W. Sims. Los restos  de avena fermentadas hicieron posible la subsistencia de los habitantes durante los últimos meses.  Lady Sarah Wilson, la esposa del Ayudante de Campo de B.P. registró en su diario “…el genio inventivo de un escocés introdujo una papilla llamada “sowens”. Este alimento, que según dice  es bien conocido en el norte de Escocia, está compuesto por el fermento de los sobrantes  de las cáscaras de avena, luego de que  habían sido molidas para el pan y se desechan como inútil. Era ligeramente amargo, pero muy sano…”   Baden-Powell reconoció  la colaboración del trabajador  “Un bono de £ 5 ha sido autorizado a pagar al soldado Sims de la División Ferroviaria,  por introducir el “Sowen” como un producto para la alimentación. Dos cocinas para la fabricación de este gachas se están preparando para que estén estar disponible para las tropas y los habitantes

ʘ  Promediando el mes de  de marzo, B.P. junto al Jefe de los Ferroviarios, lanzaron un particular concurso, buscando resolver algunos de los problemas de infraestructura:

ANUNCIO
5 LIBRAS DE RECOMPENSA
Una suma de 5 libras será entregada por el
Coronel Comandante  al que fabrique la mejor estufa de petróleo.
La estufa tendrá que producir suficiente calor para hacer el trabajo requerido en una Cocina de Sopa.
Toda la información se puede obtener del Capitán More, Comandante de la División Ferroviaria, en el Cuartel General del Ferrocarril, Diariamente entre las 9 a.m. y 10 a.m.
Las Estufas serán presentadas para su inspección el día 30 de marzo.
Mafeking,  18 de marzo de 1900.

  ——–●———-

Nylstroom (actual Modimolle) Provincia de Limpopo. Sudáfrica
300 km al Noreste de Mafeking
Miércoles 29 de agosto de 1900
103 días después del fin del Sitio

Cuando Baden-Powell recibió el Telegrama de Lord Roberts Comandante en Jefe de las Fuerzas Británicas en Sudáfrica, reclamándolo en forma urgente para asignarle una nueva comisión, fue como si hubiera recibido un edicto real.

Había conocido a  Frederick Sleigh Roberts, Primer Conde Roberts de Kandahar, en la india en 1876,  cuando era un flamante  Sub Teniente de 19 años y  y Roberts  un oficial multi condecorado, 25 años mayor.

A lo largo de su vida militar, ambos hombres se reunirían en diferentes destinos de trabajo, y  Roberts se convertiría en una figura casi paterna, un referente, una fuente de consejos y una poderosa influencia. Tanto valoraba su palabra que fue a una de las primeras personas que le envió  el borrador terminado de Escultismo para Muchachos, pidiéndole su opinión. En una carta reproducida por la antigua secretaria de B.P. Eileen Kirkpatrick Wade,  en su libro de 1929  “21 Years Of Scouting”  Roberts contestaba alentando la propuesta : “Le estoy muy agradecido por su carta del 6 del corriente, y por enviarme sus documentos sobre la formación de los niños en  la exploración. Me gusta la idea y creo que puede tener buenos resultados…

Así que cuando el Mariscal de Campo Roberts lo convocó apresuradamente, B.P. se autoimpuso el propósito de cumplir el mandato sin dilaciones.

Hacía tres meses había finalizado el cerco sobre Mafeking, y ahora el Coronel se encontraba al mando de una fuerza conjunta de británicos, canadienses y australianos en Nylstroom, 300 km al Noroeste del destino donde estuvo estancado por 217 días. Según escribió en 1933, la misiva que el Mariscal enviaba desde Belfast, en el corazón del Transvaal, decía “Quiero que me vea sin ninguna tardanza con respecto a la formación de una fuerza policiaca para el Transvaal, la Colonia del Río Orange y Swazilandia

Baden-Powell se tomó al pié de la letra la orden y de inmediato emprendió  viaje, abordando un tren.  Al llegar al Rio  Pienaars, a unos 67 km, encontraron que los Bóers habían volado el puente ferroviario que lo cruzaba y  debieron interrumpir la travesía.

Decidido  a cumplir con su amigo resolvió continuar, pero debió enfrentarse a un segundo inconveniente: debido a las exigencias de las operaciones militares, en ese tramo del ferrocarril ya no había locomotoras disponibles.

B.P. ya no disponía de los eficientes servicios del Ingeniero More y los trabajadores ferroviarios de Mafeking  para que resolvieran el problema, así  que esta vez  debió ensayar una creativa solución.

“…utilizamos bueyes para arrastrar los trenes, mientras que mi hermano, de la Guardia Escocesa, quien se había convertido en Oficial del Estado Mayor del Tren, para su trabajo se trasladaba por las vías en un tranvía, ¡al cual le había ajustado un mástil y velas!.”

 

LA PROXIMA SEMANA NOS ADENTRAREMOS EN EL MUNDILLO DE LOS INFORMANTES, ESPIAS Y TRAIDORES: LA GUERRA EN LAS SOMBRAS, EN MAFEKING SITIADA.


Este artículo forma parte de la serie El Sitio de Mafeking: viejos temas, nuevos materiales que pueden leer cada viernes en el Blog de La Roca del Consejo.
El primer capítulo lo pueden encontrar aquí.
Las fuentes documentales en las que se basan las investigaciones se pueden consultar en el listado aqui.
Los impacientes y los curiosos pueden adelantarse a la lectura descargando mis libros de  investigación documental sobre el Sitio de Mafeking, disponibles en el Wiki de La Roca:

Artículos Relacionados

 

Comparte con otros... Share on Facebook22Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Print this pageEmail this to someone

0 Respuesta a “Mafeking: Ciudad Subterránea. Capítulo 8 Parte 3”


  • Ningún Comentario

Añade un Comentario