Mafeking, Ciudad Subterránea: Capítulo 6 Parte 3

EL PRIMER PRISIONERO DE GUERRA (Última Parte)

Más allá de las incongruencias de la información –sobre todo en lo que se refiere a los tripulantes del tren-  otras fuentes, más cercanas a los holandeses que a los británicos,  aportan un poco de luz al asunto de fondo: ¿Qué ocurrió con el tren que Baden-Powell envió a Kimberley a cargo del Teniente Richard Henry Nesbitt?

El corresponsal del periódico Kalgoorlie Miner, de Tasmania (Australia) entrevistó a la única persona que logró escapar del blindado cuando los Bóers atacaron, un motorista de apellido Flowerday, que narró los hechos:

Encontramos que un par de rieles fueron movidos y los remplazamos, luego mediante un gato tratamos de volver a colocar el tren en su lugar. Llevábamos media hora trabajando cuando empezaron los disparos Bóers”

“Varios de nuestros hombres fueron heridos, y balas de los enemigos atravesaron la manguera unida al motor, y por lo tanto el agua del depósito se escapó. Esto nos dio nuevas esperanzas de reemplazar el motor en la línea y volver al carro blindado. Si nos hubiéramos retirado inmediatamente podríamos haber regresado fácilmente a Madibogo, pero el teniente Nesbitt estaba decidido a llegar a Mafeking Durante toda la noche los Bóers nos dispararon. Cuando comenzó a amanecer abrieron un bombardeo regular,  sin embargo, no disparaban  a los vagones blindados, sino que concentraron su fuego solamente sobre la máquina

A las 5 a.m. hicimos flamear varias  banderas de tregua, pero los disparos siguieron   por otros 15 minutos. Me bajé por el lado izquierdo del tren, oculto de la posición de los Bóers y me arrastré por la arena,  a la distancia vi como unos 50 jinetes se acercaban al tren. Me arrastré oculto cerca de una milla y media, luego caí dormido. Desperté a las 9 y emprendí el camino hacia Madibogo.”

El tren Blindado descarrilado en Kraaipan, con los combatientes Bóers posando su lado. En tinta blanca se agregó la leyenda en idioma afrikaans “Gepantserde trein Kraai Pan Oct 13 1899” ( Tren Blindado. Kraaipan 13 de octubre de 1899)

La investigación más detallada sobre la batalla la hizo  el profesor J.H Breytenbach, del Departamento de Historia de la Universidad de Pretoria, para su libro de 1969  “La Historia de la Segunda Guerra de la Independencia en Sudáfrica, 1899-1902”, en el trabajo –íntegramente escrito en lengua Afrikáans- el profesor suma una gran cantidad de precisiones muy bien documentadas. De su minuciosa reconstrucción de los hechos se desprende que

  • El General Jacobus Herculaas De La Rey con un grupo de 800 comandos Bóers llegó a localidad de Moshettestat siguiendo un falso informe de inteligencia que decía que allí había estacionado un contingente de 1000 soldados británicos. De La Rey comprobó que no había tropas y continuó su marcha hasta Kraaipan, la principal estación entre Vryburg y Mafeking. Llegó  a las 15 hs, del día 12 de octubre de 1899.
  • Cortó la vías del tren y el telégrafo, y acampó con sus hombres cerca del lugar
  • Mientras tanto el tren de Nesbitt se demoró en Vryburg esperando la llegada de los cañones. El Magistrado local R. Tillard, le aconsejó que no continuara porque se reportaba la presencia de Bóers. Trató de comunicarse con B.P. pero el telégrafo estaba muerto
  • A la 18.15 hs. del 12 de octubre el tren salió de Vryburg llevando un Inspector y cinco trabajadores ferroviarios para reparar los eventuales daños a las vías
  • Cuando llegó la estación de Madibogo el Sargento Matthews de la Policía del Cabo le advirtió que los  Bóers, habían cortado las vías. Nesbitt continuó intentando cumplir sus órdenes, y prosiguió el viaje con las luces apagadas.
  • Poco antes de las 10.00 hs. del día 13 de octubre la locomotora descarriló en el lugar donde se habían cortado las líneas.
  • El Ten de Nesbitt traía de regreso la locomotora a vapor que llevó hasta Kimberley, por lo tanto podría haber desenganchado el blindado y regresar a Madibogo con la primera máquina; sin embargo ordenó a sus hombres que repararan la vía para continuar con el viaje hacia Mafeking para entregar las armas a B.P.
  • Increíblemente, en ese momento los Bóers estaban durmiendo y fueron despertados por los ruidos de las herramientas de los británicos.
  • Cuidadosamente se ocultaron y tomaron posiciones rodeando el tren.
  • A las 10:45 am. el Corneta de Campo -rango similar al de teniente-  C. Coetzee hizo el primer disparo de la Segunda Guerra Anglo Bóer,  sus compañeros lo imitaron haciendo fuego con sus fusiles Mauser.
  • Los británicos respondieron guareciéndose en tren y disparando con los cañones
  • Nesbitt recibió un disparo en la mandíbula y el Cabo Williams se hizo cargo del grupo.
  • Mientras tanto había oscurecido y desde el tren se las arreglaron para resistir toda la noche
  • Por la mañana el Capitán Van der Merwe llegó con un cañón y atacó al tren. Su tercer proyectil dio en la caldera y los británicos se rindieron.

La exagerada ilustración publicada por el diario británico Daily Graphic

Mafeking, Sudáfrica
Viernes 13 de octubre de 1899

Con el corte de las líneas telegráficas Mafeking estaba aislada y sin noticias del exterior, el jueves a la noche Baden-Powell se fue a dormir esperando que el blindado de Nesbitt llegara con los cañones de refuerzo. A las 6.00 hs. del viernes  se dio la alarma: los exploradores de B.P. reportaron que a unos 6 km tropas  Bóers llegaban desde el Norte y el Sur simultáneamente.

No es difícil imaginar la angustia de la población y la ansiedad de los soldados que fueron enviados a ocupar sus posiciones en los fuertes y trincheras. En medio de los preparativos de defensa, alguien informó que en los talleres del ferrocarril se habían almacenado dos vagones repletos de dinamita para trabajos de minería.

Baden-Powell decidió sacarlos y enviárselos a los Bóers.

La crónica del Mayor F.D. Baillie registra

13 de octubre. Dos vagones con dinamita se llevaron al norte de la ciudad.  A unos  ocho kilómetros los Boers comenzaron disparar. El maquinista desacopló los furgones y regresó a todo motor hacia la ciudad. Los Boers continuaron disparando sobre los vagones, creyendo que  era un tren blindado. El resultado: una terrible explosión

Cuando el biógrafo Hillcourt escribe si los vagones fueran tocados por una granada Boer, el estrago sería tremendo sugiere que la acción fue una artimaña de B.P. para asestar un contundente primer golpe a los burgueses; Sin embargo otros autores sostienen que la dinamita se retiró de la ciudad simplemente por razones de seguridad: tan sólo una bala podía  causar un daño irreparable.

Posiblemente la decisión de B.P. tuvo que ver un poco con cada una de esas teorías.

Si bien no provocó bajas, la explosión causó un efecto colateral beneficioso: Sarah Spencer –quien estuvo cautiva de los burgueses durante unos días- anotó en su diario:

Este incidente dio a los Boers la idea de que Mafeking estaba lleno de dinamita, y más tarde, cuando estaba prisionera su refugio, me dijeron que una de las razones por las que nunca habían presionado con un ataque directo fue que no sabían en qué lugar estaban [las minas de dinamita]”

No  todos los sitiados coincidían en la eficacia de la acción;  la Maestra de Novicias Hermana Stanislaus Gallaher del Convento de San José  dejó escrito:

Viernes 13 de octubre 1899: En un intento por dominar a los holandeses una locomotora empujó dos vagones de ferrocarril con 22,5 toneladas de dinamita 15 kilómetros al Norte, pensando que algunos Boers serían asesinados cuando fueran a investigar. El único daño que se provocó fue a la línea de ferrocarril que se dañó de forma permanente y por lo tanto se hizo más fácil la tarea de los Bóers.”

——–——

¿Dónde está el Teniente Nesbitt?

  • No he hallado registros que ofrezcan datos sobre el destino de Nesbitt y los sobrevivientes del ataque al tren.
  • Tampoco del maquinista Flowerday.
  • El teniente no figura en la lista de bajas ni de condecoraciones británicas.
  • Tampoco en los archivos de la ciudad de Mafeking.
  • No se sabe si fue liberado al final de la guerra o si falleció en las cárceles Bóers.

Michael Davitt, en su libro de 1902   “The Boer Fight for Freedom” (La lucha de los Bóer por la Libertad!)  aporta la última –y única- información disponible sobre el derrotero de los cautivos:

“[El General] Cronje telegrafió a Pretoria para obtener instrucciones acerca de la acción a tomar con estos prisioneros, dando a entender en el mismo mensaje que es partidario de liberarlos  en la frontera tras jurar que no tomarían de nuevo las armas contra las Repúblicas. El Ejecutivo en Pretoria dio instrucciones al General ordenándole que traslade  sus prisioneros a Pretoria “

 

Mafeking. Sudáfrica. 2016
Mafeking Museum
Calle Martin Nº 6

Actualmente los afortunados viajeros que llegan a  visitar  la Muestra Permanente del Sitio en el del Museo de Mafeking, se encuentran con  una serie de piezas históricas y culturales  que se han conservado intactas por más de 100 años. Las reseñas publicitarias anuncian que la institución alberga –por ejemplo- al viejo cañón naval que los hombres de B.P. bautizaron “Lord Nelson”, un arma que

 “… fue fabricada en 1770. El arma pesa 436 kilogramos, tiene un calibre de 94 mm y tenía un rango de 2.769 metros. Llegó a Mafikeng en 1883,  fue vendida al jefe Montshoia [de la tribu Baralong] por el jefe Lentshwe de tribu  Bakgatla por 22 bueyes. Fue utilizado contra los Boers hambrientos de tierras de la República Goshen. Las fuerzas de Baden-Powell lo utilizaron más adelante  en defensa de Mafikeng durante el Sitio.”

La exposición también ofrece un trozo del techo del Club Mafeking -–donde algunos oficiales jugaban al billar- que fue alcanzado por metralla de un proyectil bóer de 94 libras.

En un exhibidor de la sala puede verse un extraño artefacto metálico, que la Administración anuncia en su reseña como:

Una parte de una caldera de acero del tren que fue emboscado por los comandos del General De La Rey en Kraaipan. El agujero en esta pieza de acero fue causado por el primer disparo de artillería de la guerra.”

Es un fragmento del tren de Nesbitt, el hombre que fue capturado mientras cumplía una orden de Baden-Powell.

El primer prisionero de la Guerra Bóer.

——–●———

Un comentario extra:

  • Desafortunadamente para las personas que salieron de Mafeking y se refugiaron en Kimberley, esa ciudad fue sitiada por los Bóers el 14 de octubre de 1899, sólo tres días después de su llegada. Permanecerían cercados hasta el 14 de febrero de 1900

La próxima semana:  Los trenes de Mafeking se convierten en armas y los empleados ferroviarios “le ponen el cuerpo a la guerra”.

 


Pueden descargar libre y gratuitamente en PDF mis libros de  investigación documental sobre el Sitio de Mafeking clickeando en

 

Comparte con otros... Share on Facebook0Share on Google+1Tweet about this on Twitter0Print this pageEmail this to someone

2 Respuestas a “Mafeking, Ciudad Subterránea: Capítulo 6 Parte 3”


  • Muy interesante. No leí casi nada sobre esos hechos, me interesó y agradó leer. Gracias

  • Gustavo Alvarez ARGENTINA

    Muchas gracias Eduardo, efectivamente no son temas muy difundidos en el ámbito Scout.

Añade un Comentario