Mafeking, Ciudad Subterránea: Capítulo 6 Parte 1

EL PRIMER PRISIONERO DE GUERRA (Primera Parte)

Londres,   2016
Municipio de Richmond
Calle Dr. Bessant,  Kew, Surrey TW9 4DU

Los Archivos Nacionales del Reino Unido –una institución dependiente  del departamento de Cultura, Medios y Deportes-  custodia  los registros de más de 1000 años de la historia de Inglaterra;   Jeffrey Daniel Dominic, su Director Ejecutivo desde el año 2014, afirma que en el edificio del barrio de Kew  se almacena “la mayor colección de documentos del mundo

En una habitación sellada, protegida con aspersores anti flama de gas argón,  aislada del polvo, la luz y la humedad del ambiente, en estanterías metálicas deslizantes pintadas de color verde, se conservan varios cientos de cajas rotuladas.

En uno de los anaqueles móviles, guardado en una caja estanca, está custodiado el único documento con registros indubitables sobre el señor  Nesbitt que he podido hallar en el curso de esta investigación.

Se trata de un cuaderno ordinario de hojas rayadas con índice alfabético, con numeración pre-impresa sus páginas.

A partir de agosto de 1899 los escribas de Baden-Powell lo usaron para anotar -a mano y con tinta negra- el nombre de cada uno de los soldados que se incorporaron al Regimiento del Protectorado.

La lista es conocida como el “Nominal Roll”, (la nómina, el “rollo nominal”) y es el instrumento oficial de referencia del ejército británico que se utilizó para la administración y  la contabilidad del regimiento que Baden-Powell puso en pié para proteger a la frontera con el Transvaal.

Más tarde el gobierno se basó  en sus datos para condecorar a quienes participaron de la Defensa de Mafeking con la Medalla QSA (Queen South Africa Medall), la distinción con la que se honró al personal que sirvió durante las operaciones en Sudáfrica desde octubre de 1899 hasta mayo de 1902.

La imagen digitalizada de la colección de Los Archivos Nacionales muestra que, inaugurando el folio  número 72 del cuaderno, en la página que corresponde a la letra  “N”, aparece en el primer renglón de la hoja el nombre:   Nesbitt, R.H.

Extracto del “Nominal Roll” del Regimiento del Protectorado. El Teniente Nesbitt figura en el primer renglón

A partir de este documento resulta  posible determinar con algún  grado de certeza varios datos confusos y dudosos que constan en diversas fuentes informativas, que -como se verá más adelante  en estas páginas- resultan contradictorias e inconsistentes.

  • Cuerpo armado: inequívocamente el soldado perteneció al Regimiento del Protectorado de Bechuanalandia
  • Su apellido: Nesbitt escrito con dos letras “T“ finales
  • Sus nombres: gracias a unas anotaciones posteriores hechas con una tinta diferente, se confirma que los nombres del soldado eran Richard Henry
  • Su graduación: se escribió claramente -en la tercera columna de la hoja- la palabra “Lieut”, abreviatura de Lieutenant: Teniente.
  • Puede inferirse también –dado el primer lugar que ocupa en la lista- que su enrolamiento se produjo en los días iniciales del reclutamiento, dentro de la primera quincena de agosto de 1899 junto con el grupo de oficiales que eligió B.P. para dirigir el regimiento,  ya que en el cuaderno el registro más antiguo de la incorporación de soldados rasos data del 15/08/1899.

ramahtablamaRamahtlabama, Provincia North West
Frontera de Sudáfrica
Agosto de 1899

Como Comandante en Jefe de la Fuerzas de la Frontera Noroeste –cargo que estrenó en el mes de julio- B.P. tenía el deber de organizar dos regimientos de Fusileros Montados para proteger un límite de unos 850 kilómetros de extensión. Antes de llegar a Sudáfrica,  la Oficina de Guerra en Inglaterra  ya había designado a los dos oficiales principales que trabajarían a sus órdenes encabezando los nuevos cuerpos: el Coronel Hebert Plumer tomó a su cargo la formación del Regimiento de Rodhesia; y el Coronel Charles Owen Hore hizo lo propio con el Regimiento del Protectorado. Plumer –un destacado soldado y viejo conocido de B.P. con el que había trabajado tres años antes en la expedición de 1896 (y al que elogió  nombrándolo  treinta y cinco veces en su libro de 1897 The Matabele Campaign)    se afincó  con sus hombres en Tuli a 700 Km de Mafeking; mientras tanto Hore provisoriamente se estableció con el Regimiento del Protectorado en el paraje de Ramahtlabama. Ramatablama -como actualmente se denomina el paso fronterizo en el límite de Botswana- en 1899 era apenas una parada del tren, un lugar casi desértico ubicado a unos 25 km al Norte de Mafeking.

Como Baden-Powell explicó  en Lecciones de la Universidad de la Vida, el lugar

No era más que un nombre, un pequeño sitio al lado de la vía del tren; no había ningún pueblo ahí.” “… incidentalmente nos dio una ayuda para nuestro esquema de producir un efecto moral en nuestro enemigo, ya que Ramahtlabama era para los Boers un lugar espantoso, porque ahí fue que Mr. Jameson había organizado tres años antes su invasión a Johannesburgo”.

Cuando el Teniente Coronel  Hore se hizo cargo del regimiento creado por B.P. tenía 38 años de edad y ya era un veterano miembro del Ejército Imperial, que estuvo destacado en Egipto en  1882, Sudan en 1884  y en Nilo en 1898. Como responsable del cuerpo tenía su  cargo 21 oficiales y 441 soldados de una escuadra montada, a los que debió proporcionales el adiestramiento adecuado: una tarea descomunal para cumplir, teniendo en cuenta el exiguo plazo disponible y las características del personal bajo su mando. El cuerpo era un heterogéneo grupo de hombres de varias nacionalidades, provenientes de todas las clases sociales de Sudáfrica; un repaso por los registros muestra que se unieron mecánicos, agricultores, oficinistas,   carpinteros y varias  personas con educación obtenida en escuelas públicas y universidades, inclusive una pequeña parte de ellos provenían de familias notables y con buena posición económica lo que descarta –en esos casos- un enrolamiento motivado por la perspectiva de un salario. De acuerdo a las crónicas del corresponsal  Angus J. Hamilton –que presenció parte del  entrenamiento en Ramahtablama- los hombres son

un conjunto mal ensamblado de aventureros, animados con el mismo amor a la lucha y las glorias de la guerra, de la lujuria y el derramamiento de sangre que ha caracterizado la vida de los bucaneros de antaño. En otros días, y en otras tierras,  estarían navegando el mar en busca de tesoros, o mezclados en la búsqueda de oro en alguna extremidad oculta de la superficie del mundo”

Entre los miembros del personal superior de Hore se encontraba el Teniente Richard Henry Nesbitt, que se unió a la fuerza en los primeros días de su creación, tal como testimonia la siguiente imagen que el fotógrafo profesional de Mafeking David Taylor tomó en la parada del tren de Ramahtablama en agosto de 1899.

El Comandante junto a la plana mayor del Regimiento del Protectorado. Tercero desde la Izquierda (sentado): el Teniente Nesbitt. En el centro (sentado) Baden-Powell, inmediatamente sentado a la derecha: el Coronel Hore.

Unas semanas más tarde. B.P. entraba a Mafeking junto a los 470 hombres; no saldría de allí hasta mayo de 1900.

Nesbitt entró con él, pero  no llegaría a ver como los Bóers rodeaban la ciudad.

Mafeking,
Miércoles 11 de octubre de 1899
Primera Parte

El alarmante anuncio a los ciudadanos de Mafeking dejaba perfectamente claro cuál era el panorama que se avizoraba:

“A consecuencia de que las Fuerzas Armadas de la República de Sudáfrica han cometido un acto abierto de guerra al invadir territorio británico, hago saber que existe un estado de guerra y que la Ley Civil ha sido suspendida por el momento, y que proclamo la Ley Marcial desde ésta fecha en el Distrito de Mafeking y en el Protectorado de Bechuanalandia, en virtud de los poderes que me ha otorgado Su Excelencia el Alto Comisionado”.

R.S.S. Baden-Powell Coronel Comandante de la Fuerza Fronteriza

Oficialmente la guerra comenzó el 11 de octubre de 1899 a las 17.00 hs., con la negativa de Gran Bretaña a responder el ultimátum que las Repúblicas Bóers le habían cursado el día nueve (conminándolos a abandonar su territorio) y cuyo plazo de 48 hs. vencía ese día.

Sin embargo las dos fuerzas en pugna se habían adelantado y cada una ya estaba haciendo sus movimientos desde antes que el conflicto de desatara legal y públicamente.

De acuerdo al diario personal de B.P. que transcribió Eilen K Wade; el Coronel le escribió una carta a su madre desde Mafeking el día 8 informándole:

“Un ejército de Boers en tres columnas, que asciende a 6.000 o 7.000 hombres, acampó a diez millas de nosotros. He estado fuera durante la noche de exploración alrededor de sus campamentos. Ellos están bien abastecidos con armas de fuego, etc. Ahora estamos esperando su amenazante ataque.”

La estimación de B.P. resultaría bastante acertada: El General Pietrus Cronje se acercaba con suficientes efectivos como para rodear la ciudad y tomarla de un solo golpe.

Un Coronel encerrado.

En 1933 en su libro Lecciones de la Universidad de la Vida, B.P. reflexionaba sobre su carrera militar:

Mis promociones fueron tan rápidamente,  que yo era teniente General a los cincuenta años  mientras que el Decreto no permitía a nadie tener ese rango si no tenía sesenta y dos. Desde luego, tuve una suerte fenomenal en tener promociones honorarias cada escalón del rango, así que:

  • Obtuve directamente una comisión, en vez de ir dos años a Sandhrust (la Escuela de Oficiales).
  • Dos años antes del tiempo se me nombró Subteniente, ya que pasé con honores el examen para ser promovido a Teniente.
  • Como Teniente y Ayudante, fui promovido a Capitán Supernumerario.
  • Como Capitán, actué como Secretario Militar en el campo, y así fui promovido a Mayor Honorario.
  • Como mayor, en Ashanti, fui ascendido a Coronel Honorario.
  • Como Teniente Coronel Honorario, en Matabeleland, fui ascendido a Coronel.
  • Como Coronel, en la Guerra Bóer, tuve una especial promoción a Mayor General, a la edad comparativamente anterior de cuarenta y tres años.”

Cuando llegó a Mafeking a los 42 años de edad, Baden-Powell era un joven Coronel con una brillante y veloz carrera militar a sus a sus espaldas. La Reina Victoria de Inglaterra  lo había condecorado con en dos oportunidades, otorgándole la Estrella de Ashanti por la campaña de 1895 y la Medalla de la Compañía Británica de África del Sur, por la Campaña Matabele de 1896. Había escrito y publicado cuatro libros y una gran cantidad de artículos en diarios y revistas, lo que le había generado algo de fama en Inglaterra y sus colonias.  En una carta a su esposa, el Gerente del Standard Bank que permanecía sitiado en Mafeking, le comentó su impresión sobre el popular militar:

Admiro al Coronel Baden-Powell. Creo que es uno de los generales que vienen de Inglaterra. ¿Has leído su libro sobre Matabeleland? “

Parece un tanto incomprensible entonces, que un militar exitoso, con un historial de logros excelente, conocido en la mitad del mundo, quisiera arriesgar su vida y su reputación exponiéndose mientras quedaba apresado en un pequeño pueblo, defendido por un cuerpo militar que ni siquiera había tenido su bautismo de fuego.

Resulta interesante analizar cuál es la razón que llevó a B.P. a instalarse personalmente en Mafeking junto a sus hombres, toda vez que no hay ninguna información concreta que explique  su motivación personal, más allá de los fundamentos puramente militares.

Baden-Powell tuvo la posibilidad de organizar la defensa de la ciudad y luego –antes que llegaran los sitiadores- retirarse a otra posición más segura, dejando la tarea en manos de su capacitado personal.

Como Comandante General podría haberse quedado en Tulí con el Regimiento de Rodhesia o ubicarse en  otro puesto independiente o establecer un comando volante.  Sus órdenes eran lo bastante amplias como para permitirle decidir otra alternativa.

En su reporte oficial del 18/05/1900, detalla cuales fueron las razones militares para trasladar a  sus hombres a Mafeking:

De los dos lugares, Mafeking parecía ser más importante por muchas razones, estratégicas y políticas:

  1. Porque este es el puesto de avanzada de Kimberley y Colonia del Cabo.
  2. También, lo es para el Protectorado en Rhodesia
  3. Amenaza el flanco débil del Transvaal.
  4. Es la cabecera de los largos distritos nativos del noroeste, con sus 200.000 habitantes
  5. Contiene un importante stock de materiales ferroviarios y tiendas.
  6. También posee grandes suministros de alimentos y forraje.”

 

Y añade: “Por lo tanto dejé la columna norte a cargo del Coronel Plumer, y yo mismo fui a Mafeking y organicé su defensa.”,  pero no se explaya ni argumenta cual fue su motivación  para “poner el cuerpo” quedándose él mismo en la ciudad.

El Coronel Hore –como quedó demostrado al final del Sitio- era un capaz y curtido oficial superior que bien podía cumplir con la tarea asignada. Por más importancia estratégica que tuviera la ciudad, no era necesariamente obligatorio que B.P. se expusiera a quedar aislado durante siete meses.

Todo parece indicar que B.P. se quedó en Mafeking porque así lo quiso.

Tal vez lo impulsó su sentido de la responsabilidad, su obsesión por cumplir con la tarea, o su gusto por la acción, o simplemente por  la adrenalina que le generaba el  desafío de verse involucrado en una situación tan comprometida.

Todos sus escritos muestran que mientras fue militar, realmente disfrutó del trabajo de soldado.  Alguien que  escribió:

                             “Tuve la suerte de ver la primera artillería Bóer aparecer en la escena, así como el primer disparo en el Sitio de Mafeking.”, no deja dudas sobre su afición a las aventuras y el riesgo.

 

En la próxima entrada:
El Teniente Nesbitt entra en batalla y Baden-Powell  pierde un tren…

 


Pueden descargar libre y gratuitamente en PDF mis libros de  investigación documental sobre el Sitio de Mafeking clickeando en

Comparte con otros... Share on Facebook45Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Print this pageEmail this to someone

0 Respuesta a “Mafeking, Ciudad Subterránea: Capítulo 6 Parte 1”


  • Ningún Comentario

Añade un Comentario