Woodcraft y Raiderismo (3). El Rastreador.

 rastreador         Como venimos desarrollando el esta serie de Woodcraft donde a lasartes de los bosques desarrolladas por Seton adicionamos lo propio de nuestra cultura a través de los pueblos originarios que habitaron y habitan nuestro país, Argentina, hoy comenzaremos a hablar de la figura del Gaucho, que subsume la Identidad argentina en una mezcla de sangre originaria y europea. Darcy Ribeiro clasificaba la argentinidad en dos tipos: los gauchos y los ladinos. Los primeros eran quienes aun siendo europeos, miraban hacia el país que los había alojado para fundirse en parte con las costumbres de los hombres de la tierra; los segundos que quedaban mirando hacia Europa añorando con volver al lugar desde el cual fueron expulsados. ¿Acaso algo de esto no sigue sucediendo, incluso en el escultismo?

El gaucho condensa la identidad nacional, por ello en función de los Principios (uno de ellos La Patria) pasa a ser una de las figuras delWoodcraft Raider ya que desarrolló un saber – hacer en los distintos lugares del país donde habitó y habita. Las artes gauchescas también son Woodcraft. El gaucho fue admirado incluso por sus detractores y perseguidores, como Domingo Faustino Sarmiento quien aseveró que no había que economizar la sangre de los gauchos considerando que su sangre era lo único humano que tenían. Hoy nos valdremos de él para conocer una de las facetas del Raiderismo, el rastreador.

“El mas conspicuo de todos, el más extraordinario, es el rastreador. Todos los gauchos del interior son rastreadores. En llanuras tan dilatadas, en donde las sendas y caminos se cruzan en todas direcciones, y los campos en que pacen o transitan las bestias son abiertos, es preciso saber distinguir las huellas de un anima, y distinguirlas entre mil, conocer si va despacio o ligero, suelto o tirado, cargado o vacío; ésta es una ciencia casera y popular”(…) El rastreador es un personaje grave, circunspecto, cuyas aseveraciones hacen fe en los tribunales inferiores. La conciencia del saber que posee le da cierta dignidad reservada y misteriosa. Todos le tratan con consideración. (…) Un robo se ha ejecutado en la noche: ni bien se nota, corren a buscar pisada del ladrón y encontrada, se cubre con algo para que el viento no la disipe. Se llama enseguida al rastreador. Quien ve el rastro y lo sigue sin mirar sino de tarde en tarde, el suelo, como si sus ojos vieran de relieve esta pisada, que para otro es imperceptible. Sigue el curso de las calles, atraviesa los huertos entra en una casa y, señalando un hombre que encuentra dice fríamente ¡éste es! El delito está probado, y raro es el delincuente que resiste a esta afirmación. ¿Qué misterio es este del rastreador?¿qué poder microscópico se desenvuelve en la vista de estos hombres? ¡Cuán sublime criatura es la que Dios hizo a su imagen y semejanza!”

Woodcraft y Raiderismo

Un saber-hacer que se desarrolla a partir de indicios.

rastro-jabali
crédito imagen

Baden Powel en diversas oportunidades nos muestra las habilidades que desarrolla una persona que puede leer los indicios. La práctica de laobservación de los detalles se encuentra a la altura del arte en tanto lo accesorio se convierte en pieza fundamental para el logro del objetivo, que puede ser la caza de un animal o la resolución de un crimen. El “crimen de Eldson” relatado por BP se ubica en una serie que comienza históricamente en las habilidades que desarrolla el cazador, al realizar una práctica recurrente que genera un saber que denominamos  arte del rastreo.

Una práctica que un Rastreador Raider debiera realizar es el levantamiento y distinción de las distintas huellas de animales. ¿dónde lo haría? Sin lugar a dudas en el campamento y en excursiones. El levantamiento de huellas nos permite construir en el Atelier Raider un espacio específico que ponga a disposición del resto de los Raiders las características reales de las pisadas de los distintos animales, donde se describa la cantidad de dedos, el tipo de animal, su tamaño, la direccionalidad de la huella. Otra opción que en las excursiones aprovechemos la oportunidad que nos brinda el camino que transitamos para fotografiar las huellas de los distintos animales, para luego poder clasificarlas.

Fotografía de la huella de un ciervo.

Fotografía de la huella de un ciervo.


crédito imagen

Como el Raider no es un rastreador que ha recibido el conocimiento de las artes a partir de la transmisión , conviene que desarrolle algunos instrumentos que le sean útiles para la tarea, como el Bastón de Rastreo ¿de qué se trata esto?. Sencillo, es un palo de alrededor de un metro donde a partir de la base, pintamos o señalamos el largo de las zancadas de los distintos animales que habitan en nuestra zona o en la zona donde acamparemos, este sencillo instrumento funciona de una manera muy sencilla: lo sostenemos encima de la huella encontrada y al girarlo en 360 grados encontraremos la siguiente huella del animal. La distancia variará si el animal está corriendo (aumenta la zancada) cuestión que nos exige distinguir la zancada de la caminata, del trote y de cuando el animal corre, que se manifestará en el tipo de huella que encontremos

Lectura de huellas.

            “Holmes extrajo una tira de papel de seda de su bolsillo y lo desplegó cuidadosamente sobre su rodilla

–          ¿Qué opina de esto?

El papel estaba cubierto con los rastros de huellas de algún pequeño animal. Se veían claramente cinco almohadillas, el indicio de unas largas uñas y el tamaño de la huella en su conjunto sería, mas o menos, el de una cucharita de té.

–          Es un perro, dije

–          ¿ha visto alguna vez un perro trepando por una cortina?. Encontré varios rastros que indicaban que esta criatura lo había hecho.

–          ¿Entonces se trata de un mono?

–          Pero no son las huellas de un mono

–          Y, ¿qué puede ser?

–          Ni un perro, ni un gato, ni un mono, ni otra criatura que nos resulte familiar. He intentado realizar una reconstrucción a través de las medidas. Aquí hay cuatro huellas en las cuales el animal ha permanecido inmóvil. Verá que no hay más que quince pulgadas entre la pata delantera y la trasera. Añada eso a la longitud del cuello y la cabeza y obtendrá una criatura de no más de dos pies de longitud, probablemente algo mas si tiene cola. Pero ahora observe esta otra medición. El animal se ha estado moviendo y tenemos la longitud de su zancada. En este caso es sólo de tres pulgadas. Lo que nos indica, según se puede ve, que tiene un cuerpo muy largo con unas patas muy cortas unidas a él. No ha tenido consideración de dejar una muestra de su pelo sobre sí, pero su forma general ha de ser la que he indicado, puede trepar una cortina y es carnívoro.

–          ¿Cómo lo deduce?

–          Porque trepó la cortina. En la ventana colgaba una jaula con un canario; parece ser que su objetivo era apoderarse del pájaro.,

–          ¿Qué era entonces ese animal?

–          Ah. Si pudiera darle un nombre habría avanzado un buen trecho hacia la solución del caso”

Sir Conan Doyle. “El jorobado”

(A lo largo del caso, Holmes descubre que se trataba de una Mangosta)

Interesante leer las historias de Sherlock Holmes, ejemplo sobre lectura la lectura de los detalles que nos permiten llegar a conclusiones.

Para poder realizar una buena lectura de las huellas que encontremos es preciso estar al tanto previamente de algunos datos para ponerlos a prueba en terreno: El cuento de Holmes nos muestra que si el animal no es de nuestro país, difícilmente podremos descubrir de su especie, por lo que todo Rastreador en primer lugar debe imbuirse de los conocimientos generales de los animales de su zona, convertirse en un naturalista; debemos conocer las especies, de que se alimentan, sus hábitos de apareamiento, el modo en que se organizan.

Definiremos ahora algunos conceptos de locomoción, necesarios para la lectura de huellas y la realización de cálculos. Estos datos deben conocerse previamente sino difícil que podamos inducir de qué animal se trata, qué es lo que está haciendo, hacia dónde se dirige y cuánto tardará, a qué distancia de donde estamos podría hallarse.

  • Velocidad del animal: es el producto del tamaño de la longitud de la zancada multiplicado por la velocidad en el andar por ende, si aumenta la longitud de la zancada aumentará la velocidad en el andar. La pista que deja un animal no es la misma cuando camina, trota, galopa o salta.
  • Longitud de la zancada. La manera que tienen los animales de aumentar la zancada es apoyándose sobre los dedos, pero debemos establecer diferencias entre las distintas especies que nos facilitaran la lectura de la huella: Los plantígrados apoyan todo el pie (hombre), los digitígrados son aquellos que apoyan especialmente los dedos (perro), los ungulígrados son aquellos que apoyan la punta de los dedos o pezuñas (ciervo). Las distancia de las zancadas se dividen en: largo de la zancada de manos y largo de la zancada de patas.

Respecto de las características de las huellas debemos definir:

–          Su forma general o morfología

–          La pista que deja el animal (distribución de las pisadas en patas delanteras y traseras)

pistas-animales-2
–          Ancho de la huella, largo de la huella y largo de las garras (donde apoyan las uñas)

Disponiendo de algunas ideas para orientarse en las técnicas del rastreador, los invito a que empiecen a ve ver el mundo de otra manera, no como pantalla, sino como lugar de descubrimiento.

Comparte con otros... Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Print this pageEmail this to someone

0 Respuesta a “Woodcraft y Raiderismo (3). El Rastreador.”


  • Ningún Comentario

Añade un Comentario