Rebelión a bordo. 2ª Parte – “Pero…¿hemos aprendido algo?”

ows-flur-colour-3dLa semana pasada os decía que en Mayo de 1909  se creó la primera asociación scout – los British Boy Scouts (BBS)- por desavenencias con la directiva de los Boy Scouts de Baden-Powell.

Y también que tras la intervención de Vane las cosas se calmaron un poquito… hasta que estalló la guerra entre éste y la Dirección. Conflicto que, lejos de arreglarse con el cese de BP al hasta entonces Comisario de Londres, se agravó aún más. Y es que los scouters de una gran parte de los grupos de Londres no estaban dispuestas a aceptar aquella intromisión, y dieron todo su apoyo al Comisario cesado.

“¿Y qué podían hacer ellos? ¿ Qué ocurrió entonces?”

Pues algo bastante lógico: ante aquellos acontecimientos, los BBS (que habían sido reconducidos por Vane dentro del grueso del movimiento) rompieron su vínculo y lo invitaron a presidir su Asociación aquel mes de Diciembre de 1909. Propuesta que no dudó en aceptar, claro. Con él se llevaría a una gran cantidad de las Tropas de Londres, de Birmingham.y Midland (las relacionadas con los cuáqueros).

bbs-insignia

“¿Gran cantidad? ¿De cuántos estamos hablando? ¿De unos pocos centenares de chavales?”

Pues NO. Hablamos de algunos más, porque a primeros de abril de 1910 los BBS contaban con un censo de nada más y nada menos que ¡¡¡50.000 miembros!!! (sí, sí, con cuatro ceros), un tercio del total de los scouts en el Reino Unido.

No puedo creerlo. ¿Con el mismísimo Baden-Powell al pie del cañón? ¿Cómo es que no hemos oído hablar de ésto?

Pues los hechos están ahí.

Y no sólo se conformaron con sus grupos sino que además firmaron acuerdos con las Boy’s Life Brigades (que contaban a su vez con unos 40.000 miembros y que habían surgido para contrarrestar el presunto militarismo de las Boy’s Brigades) y con ellos dieron origen a los “National Peace Scouts”.

07_rei-san-rossore

Ragazzi Esploratori Italiani

Como podéis constatar uno de sus pilares fue siempre la oposición a esas “supuestas tendencias belicistas” en el seno de los Boy Scouts de BP. Los BBS tenían el apoyo del “National Peace Council” (un grupo pacifista de relevancia) y se expandieron rápidamente por las colonias (Australia, Sudáfrica y Canadá), así como por Italia (donde Vane tenía una casa de verano y fundó los Ragazzi Esploratori Italiani).

Aquel crecimiento tan considerable los condujo a crear la que sería PRIMERA ASOCIACIÓN SCOUT DE ÁMBITO MUNDIAL, con miembros en los países indicados y también en Francia, Hong-Kong, Nueva Zelanda, Estados Unidos, Egipto, India o Sudamérica.

The Order of the World Scouts fue el nombre escogido para aquella idea que nació el 11 de noviembre de 1911, anticipándose en casi 10 años a la de Baden Powell.order-world-scoutss

“¡Cuesta creerlo! ¡Qué innovadores!”

Sí, lo fueron en muchos aspectos. Aquellos BBS contaron desde el principio con secciones femeninas (Girl Scouts) y ¡¡¡también de chicos más pequeños!!! (Junior Scouts, de 7 a 11 años, mucho antes de que surgiera el esquema de Lobatos, aunque al principio llevaban el uniforme de los mayores – sombrero incluido – tal y como podéis ver en la foto que adjunto un poco más abajo a la derecha).

page9_12

Grupo de Girl Scouts con Vane

La presión social hizo que se creara una división femenina específica con un nombre propio (British Girls Nursing Corps) pero Vane no cedió y mantuvo a muchas de ellas como Girl Scouts, aunque en 1913 decidieron disociarlas en las BGS (British Girl Scouts) como una sección dentro de los BBS (empezaron a ser los BBS-BGS).

page9_13En 1910 incluso crearon un esquema para los más mayores (+17): los ‘Empire Scouts’. De alguna forma aquella organización se había anticipado en el tiempo a sus hermanos y les habían marcado el camino en muchos aspectos.

“Y si esto fue así… ¿qué pasó con ellos?“

Sorprendentemente aquella aventura acabó descarrilando casi tan rápido como creció. Surgieron desavenencias internas y tanto H. Moore como Whitby abandonaron la asociación a mediados de 1911, y con ellos desapareció la colaboración de su medio de comunicacion: la revista ‘Chums’.

El peso financiero de los BBS (Oficinas, equipos e incluso uniformes) recayó fundamentalmente en Vane, quien no pudo soportar solo tanta carga y se declaró en bancarrota en Agosto de 1912.

De la noche al día los BBS y su Organización Mundial se quedaron sin oficinas, sin recursos… y sin Vane, aunque este mantuvo siempre el contacto con la nueva Dirección de Albert J.Knighton y con Herbert Pooley , que pasó a ser el Comisario de Londres.

Con ellos dos los BBS y las BGS se convertirían en una asociación con una definida base cristiana y bajo el amparo de alguna iglesia.

Nada más marcharse Vane se hicieron intentos para que los Boy Scouts de BP les acogiesen como Asociación afiliada, pero la respuesta de éstos fue clara: aquellos que deseasen ingresar en sus filas serían acogidos de forma ordinaria pero sin ningún tipo de afiliación a otro grupo. Muchas Tropas acabaron haciéndolo. El resto o se integraron en los Boy’s Life Brigades o siguieron como BBS bajo las directrices de Knighton.

“¿O sea, que algunos siguieron adelante?”

Pues sí. Y los tiempos fueron difíciles, especialmente los precedentes a la 2ª Guerra Mundial, en los que la crisis y la persecución legal a la que fueron sometidos por la Dirección de los Boy Scouts de B-P (que trataron por todos los medios de blindar el nombre de “Boy Scouts” para ellos mismos –como hicieron sus primos norteamericanos-, cosa que lograron parcialmente)  hicieron bajar su número a tan sólo 5 Tropas a principios de los años 50 del siglo pasado…y cambiando su nombre a Brotherhood of British Scouts para evitar más litigios.

toppic2

La llegada de Michael Foster en 1979 supuso un punto de inflexión. Cuando quedaba sólo 1 Tropa y todo parecía perdido, comenzaron a crecer de nuevo, volvieron a adoptar su nombre tradicional de BBS-BGS y e incluso acogieron a varios grupos procedentes de la Baden-Powell Scout’s Association (de los que os hablaré después) en los años 90.

Al mismo tiempo se reactivó la Order of the World Scouts, con integrantes de Australia, Canadá, Hawaii e Irlanda.

“Pero hoy son muy pequeños ¿no?”

e-carlosEfectivamente. Los BBS-BGS son hoy día una pequeña asociación de escultismo Cristiano. Prestan mucha atención a la uniformidad (su uniforme sigue siendo el clásico representado en las pinturas de Ernest Carlos), que para ellos supone un motivo de orgullo (pueden presumir, con razón, de haber sido la primera Asociación Scout del mundo), y pueden ser considerados como “tradicionales” pues mantienen los patrones básicos de los libros del fundador, con las adaptaciones imprescindibles a los tiempos actuales.

A diferencia de sus hermanos de la Scout Association mantienen la Ley original (la SA los redujo a 7 a mediados de los 60’s) y también continúan con el sistema clásico de progresión. Todos sus componentes son voluntarios y en sus filas existen tanto grupos de un solo sexo, como aquellos en los que mezclan a patrullas de BBS con BGS.

Como habéis podido comprobar SIEMPRE, incluso en los primeros días y con el mismísimo B-P al frente, han existido corrientes diversas en el mundo del escultismo.

Aquella revuelta de 1909 supuso una llamada de atención para Baden-Powell. La experiencia le serviría al fundador para darse cuenta de la importancia de escuchar a las bases y del funcionamiento democrático dentro de los scouts a todos los niveles, así como la necesidad imperiosa de dedicar su tiempo al movimiento. Finalmente, el 31 de marzo de 1910, dejó el ejército y se centró en cuerpo y alma al desarrollo de su idea.

baden-powell-large_1024x1024Mientras vivió, el fundador trató de aglutinar a todos los scouts bajo un mismo estandarte. Pasó gran parte de su vida viajando a los diversos lugares y convenciendo a unos y otros (porque grupos disidentes los hubo siempre a montones) para que se sumaran a la que hoy conocemos como Organización Mundial del Movimiento Scout (OMMS).

Una de las labores de la OMMS es la de velar por que todo aquel que se denomine scout cumpla con los requisitos concretos y evitar que se pueda aprovechar ese nombre con otros fines distintos.

El problema se produce cuando algunos consideran que el “verdadero escultismo” sólo se puede garantizar desde dentro de dicha Organización, y que su legitimidad proviene del mismo fundador. No os voy a marear hoy con eso, porque ya os lo conté con detalle en el artículo “¿Existe escultismo fuera de la OMMS?”

Lo cierto es que dentro de las distintas asociaciones reconocidas por la Organización Mundial se han producido (y se producen) muchos cambios que, si bien no afectan a los elementos esenciales que definen al escultismo ni a los objetivos del mismo, sí que han supuesto un enfoque diferente del modo de desarrollarlo. Empezaron a centrarse más en algunos de esos elementos y dejando más desatendidos algunos otros.

Con motivo de ese espíritu renovador se han multiplicado las asociaciones de grupos que no han estado de acuerdo con estos enfoques, y lo que es peor…se han visto obligados a abandonar la nave, quedando fuera de la OMMS, pues ésta sólo reconoce una Asociación o Federación por país (como también os conté en el artículo referido).

“¿Por los cambios, o por las aspiraciones personales de algunos líderes?”

Seguro que también habrá casos en los que los motivos obedezcan a este segundo supuesto, pero para arrastrar a un buen número de dirigentes hace falta algo más que un afán de protagonismo personal.

El ejemplo más claro de este hecho lo tenemos en otra escisión que se produjo en el seno de los mismos scouts británicos (la Scout Association), y que obedeció al espíritu renovador (que no actualizador) del famoso Advance Party Report.

Tampoco os voy a marear mucho con esto porque lo expliqué con pelos y señales en otro artículo, esta vez sobre “los cambios en el escultismo” (hay que ver qué montón de artículos, no paro de daros la tabarra, je, je).

image56

Lo único que quiero resaltar es el hecho en sí. Que un grupo significativo de scouters, que a la postre formarían la “Baden-Powell Scouts’ Association” (BPSA) se vieron forzados a dejar aquello en lo que habían creído y trabajado, y si no lo hacían… ¡no podían seguir siendo scouts!

1272274313-400x400Tan convencidos estaban de que aquello no era justo que, para su formación en 1970, los BPSA solicitaron el apoyo de Olave B-P, quien entonces seguía siendo la “Jefa Guía Mundial” para continuar con su idea. Olave lo haría de una manera clara aunque sutil (nunca se enfrentaría a la Scout Association, lógicamente): les concedió el permiso para utilizar el nombre de su esposo en el título de su Asociación (Sep 1970).

Y aunque su figura ya no era relevante en el Reino Unido su opinión no deja de tener importancia. En su biografía (“Window on my heart”) deja constancia de que muchos de aquellos cambios que imponía el Advance Party Report no tenían demasiado sentido a su juicio.

Por ejemplo, cuando les hizo la pregunta de ‘¿por qué cambiar la Ley a 7 artículos?’, los “expertos” de aquel informe le argumentaron que “aquello no tenía importancia porque en esencia seguían diciendo lo mismo”, a lo que Lady Olave (que no tenía un pelo de tonta) contestaría que si dicen lo mismo… ¿para qué cambiarlo?.

humshough-bpsa

La verdad es que aquellos cambios dejaron fuera de juego a muchas personas capaces pero con pocas ganas de verse inmersas en peleas fratricidas y que optaron por marcharse para siempre.

“¿Y qué nos quieres decir con todo esto?”

normal_img_0222Pues que parece que no hemos aprendido del pasado y algunos se empeñan en seguir cerrando puertas a todo aquel que no piensa como ellos, aunque cumplan con los elementos esenciales del escultismo.

Que se argumenta el cambio sociocultural para justificar nuevos enfoques y multitud de variaciones cuando el escultismo no es más que un gran y magnífico juego y con unas reglas muy sencillas:

  • Ley y promesa,
  • Sistema de patrullas,
  • Marco simbólico (el de los EXPLORADORES en la Tropa o el Libro de la Selva en Manada, no de ninguna otra ocurrencia),
  • Actividades eminentemente en la naturaleza,
  • Adultos que estimulen el afán de descubrir y aprender por parte de los muchachos en una relación de hermano mayor con ellos,
  • Aprendizaje mediante la acción y
  • Progresión personal adecuada a las capacidades y motivación de cada chico.

bpsaSin más.

Se puede jugar dando más énfasis a algunos aspectos que a otros, siempre y cuando no se renuncie a lo esencial, y por supuesto se debe adaptar a las legislaciones actuales e incorporar técnicas y actividades que contribuyan a mejorarlo.

Por tanto, en lugar de obligar a cambiar (o a mantener en su caso) o imponer a todos un esquema único, como les ocurrió a los BPSA…

¿No sería más sencillo dar la posibilidad de formar una gran Federación siempre que se cumpliese con las características esenciales descritas? Luego el tiempo decidiría si alguien tenía más o menos razón para cambiar u optar por no hacerlo.

Yo prefiero una OMMS integradora que una cuyo modelo acabe excluyendo a hermanos scouts (aunque la intención original del modelo sea buena). Una Organización que proporcione un amparo y un apoyo sensatos a los diversos enfoques y asociaciones. En un mundo tan diverso y con tantas sensibilidades…

  • ¿Por qué se empeñan algunos en ofrecer a todos lo mismo? Porque siempre existirán muchachos a los que les guste realizar actividades más urbanitas y otros que prefieran actividades diferentes, que son más aventureros, o que encajan mejor en un esquema de actividades más clásico.7c862f602bbe40bd40f37372150ae1fd
  • ¿Por qué privarles de esa experiencia?
  • ¿Por qué no ayudarles a crecer y dar lo mejor de sí con otro esquema, que puede ser o no más ‘tradicional’, si encaja mejor a su personalidad?
  • ¿Dónde quedó aquello de la singularidad de cada uno?
  • ¿Por qué no dejamos que cada grupo se adapte a las condiciones únicas de su barrio, de su ciudad, de su entorno?
  • ¿No es mejor aceptar las diferentes formas de trabajar sin poner a unas por encima de otras siempre y cuando se cumplan con los requisitos esenciales del escultismo?
  • ¿No creéis en la libertad de elección?
  • ¿Por qué no podemos entender que existen varios métodos para conseguir el mismo objetivo y que cada uno de ellos puede ser superior en ciertas condiciones?
  • ¿Por qué no nos sumamos en lugar de restarnos?

Sólo preguntaba.

Comparte con otros... Share on Facebook1Share on Google+0Tweet about this on Twitter3Print this pageEmail this to someone

2 Respuestas a “Rebelión a bordo. 2ª Parte – “Pero…¿hemos aprendido algo?””


  • Excelente artículo!

  • Alejandro Vega Rodríguez MEXICO

    Muy contento de leer estos artículos, la realidad es más compleja variada e interesante que el cuento que nos leyeron de chavos.

    Estoy de acuerdo que son más importantes los criterios generales que los detalles, y el escultismo debe estar al alcance de todos, reconociendo y respetando además que todos (chicos y adultos) somos diferentes.

    Como es lo pequeño es lo grande.

    Como jefe de tropa:
    ¿Debería prohibir a los muchachos dividirse y formar nuevas patrullas?
    ¿Cambiarse de grupo?
    ¿Elegir libremente sus místicas?

    Así como es labor de un jefe ver que sus muchachos sigan manteniendo el sentido de hermandad entre Patrullas aunque éstas estén en constante competencia; así los dirigentes nacionales e internacionales deberían fomentar los ideales escultistas y buscar una convivencia con otras organizaciones.

    No se trata de unificar, sino de convivir.
    Unificar es satisfacer nuestra ilusión de control, facilitar la administración. En cambio aprender a convivir con personas e ideales diferentes es lo que realmente puede mejorar nuestro mundo.

    No hay una fórmula perfecta para todos y eso es lo maravilloso de la juventud y el escultismo: su flexibilidad. Los chicos están en condiciones de aprender básicamente mediante cualquier método (creo que por eso hay tantas corrientes pedagógicas) mientras tengas claro el punto al que quieres llegar ¿que más da si brincas la loma o la rodeas?

    Un fraternal saludo para todos.

Añade un Comentario