Mafeking: Ciudad Subterránea. Capítulo 1 Parte 2

EL PUESTO DEL COMANDANTE (Segunda Parte)

(Dónde estaba Baden-Powell cuando estaba en Mafeking?

Continuamos investigando sobre el Cuartel General de BP….

En concordancia con su gusto por el aire libre, los días en que el clima era favorable, el Coronel  trabajaba en los asuntos administrativos del Sitio, ubicado en un sillón y una mesa que se instalaban en la galería exterior de la oficina.

Para mantener al  Comandante de Mafeking a salvo de las balas de los expertos tiradores Boérs, se construyó una muralla de cajones de madera rellenos con  tierra.

BP en la Galería de Spencer Minchin

BP en la Galería de Spencer Minchin

Además de controlar la ciudad desde  su puesto fijo en la escalera,  Baden-Powell alternativamente  vigilaba la zona desde cada una de las esquinas de la azotea.

Como el techo no era lo suficientemente fuerte, ni estaba construido para ser transitado,  para caminar sobre él con la seguridad de no romperlo y sufrir un accidente,  se improvisó un “camino de madera” con una serie de largas tablas que se apoyaron sobre las chapas.  De esta manera era posible desplazarse por la terraza sin ejercer toda la presión del cuerpo sobre un punto determinado, sino distribuyendo el peso a lo largo de los tirantes.

BP observando desde el techo

BP vigila en la terraza. A sus pies: el “camino de tablas”

Para no abandonar su puesto de control, el Comandante de Mafeking también se hizo instalar una cama sobre las chapas, el “dormitorio” de campaña fue protegido con una barrera de cajas de galletas y bolsas rellenas de arena.

BP Observando

BP protegido por una pila de bolsas y cajas de galletas

El 15 de octubre de 1889, sentado en el escritorio de su nueva oficina en el local de Minchin, B.P. escribió el reporte de la primer batalla librada en Mafeking el día anterior:

Los hombres se comportaron muy bien y trabajaron exactamente como lo hemos practicado con la excepción de que se olvidaron el principio que establecí en las  órdenes permanentes: Engañar al enemigo con una demostración de fuerza, tanto como quieran, pero no se alejen demasiado de sus compañeros sin que se les ordene, pues podrían ocasionarles dificultades en su esfuerzo por apoyarlos

Durante siete meses Baden-Powell comandó exitosamente la defensa de la ciudad apostado en el  techo de la casa,  allí se encontraba cuando ocurrió el último intento de los Bóers por asaltar la ciudad el 12 de mayo de 1900, seis años más tarde escribía:

“Comenzaron con un intenso fuego de largo alcance desde el flanco oriental a las 4 am. Una de las balas (una explosiva) cayó debajo de mi cama, después de haber llegado por encima del muro de cajas de galletas con la que estaba protegido, lo que demuestra que debe haber sido despedida a gran altitud” 

El ataque fue repelido por las fuerzas británicas, que capturaron una centena de prisioneros;  cinco días más tarde el Sitio de Mafeking terminaba cuando las fuerzas de apoyo entraron en la ciudad.

Spencer (II)

Al mismo tiempo  que el Coronel establecía su comando, y comenzaba  los preparativos de la defensa, el emprendedor Spencer Minchin cambió la “pluma por la espada”.

La lista de miembros del cuerpo de los Rifleros de Bechuanalandia publicada por el editor G. Whales, indica que al inicio del Sitio  Spencer se unió como voluntario a esa fuerza.

Tal vez por ser el hijo de un militar importante o por sus estudios legales, fue comisionado con el rango de Teniente, graduación que mantuvo durante los 217 días que duró el cerco Bóer.

De acuerdo al libro que la firma Minchin & Kelly  publicó en 1990: “100 Years In Law” (100 años en La Ley) los servicios jurídicos del abogado fueron requeridos por B.P. en las diferentes Cortes Marciales que se implementaron en Mafeking.

En todos los casos Spencer ofició de Fiscal, llevando adelante la acusación. Su primer intervención  tuvo lugar  en el caso Murchison/Parslow, cuando el primero- un Teniente de artillería- mató de un disparo a Parslow, un joven corresponsal de guerra.

El 7 de noviembre de 1899, Baden-Powell emitió una orden general en la que disponía la realización de un Consejo de Guerra para enjuiciar al acusado:

la Corte Marcial entrará en funciones para el Juicio del Teniente Murchison, el próximo días jueves 9 de noviembre. Presidente: Coronel C. B. Vyvyan. – Miembros: Mayor A. G. Godley, del Regimiento del Protectorado; Capitán Gordon . C. Wilson, Ayudante de Campo; Capitán A. P. Williams, Policía Británica de Sudáfrica.;Capitán C. M. Ryan, Cuerpo de Servicios del Ejército.- Su plente: Capitán R. J. Vernon, Regimiento del Protectorado – Fiscal. Teniente S. A.  Minchin, Rifleros de Bechuanalandia.  –  Abogado:  Mayor Lord E. C. Cecil.”

El mismo día, el Mafeking Mail  anunció la participación del Teniente/Abogado en una reunión,  pero esta vez en una tarea muy diferente a su habitual quehacer profesional:

“Un Partido de Criquet Será jugado por los 11 jugadores de los equipos de: Teniente Murray y Teniente Minchin En la Plaza del Mercado El Próximo Domingo A las 10 a.m., reanudando a las 2.30 pm”

Sin embargo, si a tareas extrañas se refiere, tal vez la más improbable para un Teniente de un Cuerpo de Rifleros, sea la que Spencer asumió el domingo 2 de abril de 1900.

El 171º día de Sitio, la ciudad se embarcó en un proyecto ambicioso que le llevó varios días de planificación y que posiblemente constituya un evento sin precedentes en una ciudad bajo fuego: La Gran Exhibición Del Sitio.  La muestra tuvo artículos tan disímiles como artesanías con vainas de cartuchos de 94 libras, poesías, prosas, composiciones musicales, fotografías; sombreros de dama;   todos ellos con una  temática excluyente: El Sitio de Mafeking

En los recortes periodísticos consta que Spencer ofició de jurado  en la Categoría Nº 12, “Mejor Relato de una Anécdota del Sitio” otorgando un premio de 5 Libras  para el ganador, Sr. Forsyth.

Aparentemente, el Teniente era popular entre sus camaradas. Uno de sus compañeros de Batallón –el Teniente J.C. McKenna de los Rifleros –  lo menciona en una carta enviada a su familia el 26 de marzo de 1900:

“…el Capitán Cowan es un Escocés gordo y alegre;   Minchin, de la Compañía “A”,  es un abogado, inteligente e ingenioso…”

Mientras la ciudad estuvo cercada, Spencer no solo se dedicó a las obligaciones militares; su tercera hija nació a finales de 1900, por lo tanto no existen dudas que  Ina Minchin llegó al mundo con el  extraño privilegio de ser concebida durante el Sitio de Mafeking.

Una vez finalizado el bloqueo, se le restituyó su propiedad y el abogado continuó con su trabajo legal en el distrito;  también asumió el mando del destacamento local de los Rifleros de Bechuanalandia.

Desde el inicio de su práctica profesional en Mafeking –antes de la guerra-  Spencer estuvo fuertemente involucrado en la defensa de los intereses del pueblo nativo, y previsiblemente, su estudio jurídico fue el encargado de patrocinar a muchos de sus vecinos en los reclamos a la Corona Británica por la indemnización de los daños ocasionados por el conflicto.

Una carta  remitida por Minchin al Jefe de los Baralong, el 10 de diciembre de 1900, siete meses después del fin de las hostilidades en la ciudad, es una buena muestra de su vínculo profesional con  los naturales de la zona:

“Estoy contento de ser capaz de informarle de que el Gobierno no va a proceder en el caso de los bovinos saqueados de Michael y que ustedes serán liberados de su fianza Esto se escuchará oficialmente del Magistrado. Adjunto cuenta por £ 10 en la materia,  también para la del £12  pagada a Michael. Todavía estoy esperando por la lista de personas que murieron en la guerra,  que debe ser enviada tan pronto como sea posible. Su  amigo Spencer Minchin”

Spencer August Minchin, asociado a diferentes colegas, continuó trabajando en el local de la Plaza del Mercado hasta su fallecimiento en 1935, el estudio jurídico entonces quedó a cargo de su hijo de 22 años Spencer Percival Miinchin. La empresa Minchin & Kelly  ocupó las famosas oficinas del puesto de comando de B.P. hasta que la firma se mudó en 1982 a Gabarone, la nueva capital de Botswana, en la zona del antiguo territorio del Protectorado de Bechuanalandia Británico.

En la próxima entrada conoceremos el final de esta historia.


Este artículo forma parte de la serie El Sitio de Mafeking: viejos temas, nuevos materiales que pueden leer cada viernes en el Blog de La Roca del Consejo. El primer capítulo lo pueden encontrar aquí.
Los impacientes y los curiosos pueden adelantarse a la lectura descargando mis libros de  investigación documental sobre el Sitio de Mafeking, disponibles en el Wiki de La Roca:

Mafeking Ciudad Subterránea (Parte 1)

Contate Algo… de Mafeking

Comparte con otros... Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter4Print this pageEmail this to someone

2 Respuestas a “Mafeking: Ciudad Subterránea. Capítulo 1 Parte 2”


  • Tigre Perseverante ARGENTINA

    Muy buen material y muy util. Pregunto, del campamento de Brownsea, tenes algún material? Quería ambientar (darle un marco simbolico) el campamento de Unidad en ese momento historico y necesito algo de material más alla del documento “Brownsea, dia a dia” que se encuentra en la red. Gracias! y que gran aporte

  • Gustavo Alvarez ARGENTINA

    Gracias por tus comentarios Tigre. El material sobre Brownsea no sobra. Yo te recomendaría acudir a las fuentes que se utilizaron para redactor Brwnsea Dia a Dia: Twenty-One Years Of Scouting (1929) Y The Piper Of Pax, The Life Story Of Sir Robert Baden-Powell (1924), escritos por Eileen Kirkpatrick Wade – secretaria de B.P. durante 27 años- y The First Ten Years, el libro escrito por Percy Everett, otro acompañante de BP en el campamento
    Para obtener más detalles podés leer el documento de Gilwell Park : B.-P.’s Experimental Camp on Brownsea Island 1st August – 8th August, 1907 (Item Code FS295302 Feb/08 ) Edition no 1 0845 300 1818 2008
    Tambien resulta muy interesante la narración que hicieron en 1938 para el periódico de The Guardian tres de los acampantes de Brownsea Reginald Walter Giles. Percy Arthur Medway. Y George W. Green; así como la entrevista que en 1982 los Scouts de Wembley le hicieron en 1982 a Arthur Primmer, otro de los acampantes. En esa línea tambien es útil la reseña de la vida de Bob Wroughton (el Guiaa de la patrulla chorlito) que hicieron sus familiars, asi como otro document similar sobre Marc Andrew Patrick Noble (de la patrulla Cuervos.)
    Lamentablemente yo tengo esos libros y documentos en format papel, tendrías que ver si se consiguen en la red en version digital.
    Nuevamente agradezco tu interés y te deseo éxito en tu campamento

Añade un Comentario