Classified. ¡No publiquen para los niños y jóvenes!

Quema tus libros.

La quema de libros es algo que atraviesa la historia de la humanidad. Sabemos  que el saber siempre resulta peligroso para el conquistador que quiere borrar los vestigios de la cultura conquistada considerando Heréticos aquellos escritos que contradigan las nuevas reglas y principios que se establecen en materia de ciencia, arte, educación, economía, religión. La Herejía no es solo una cuestión religiosa, básicamente es ideológica.

La quema de libros en China en 212 AC con la ejecución de los sabios quizás fue el inicio. Poco tiempo después la dominación árabe y la conquista romana destruyeron la Biblioteca de Alejandría que constaba de 900.000 manuscritos. La inquisición también tuvo sus quemas de libros, de igual manera el nazismo. También hubo quemas en los gobiernos dictatoriales del siglo XX tanto en Europa o América.

En los regímenes democráticos los libros no se queman simplemente dejan de editarse, a veces por razones de mercado (no hay quienes lo compren), otras veces aunque haya gente que los quiera comprar se los saca de circulación por la mismas razones que en otros regímenes se los quema, pero en este caso se hace uso del Copyright como modo de evitar que vuelvan a existir… lo demás es cuestión de tiempo… algunos le llaman “muerte por inanición”.

En el caso de la educación formal si no cambia el paradigma educativo se realizan ediciones corregidas que acompañan los cambios producidos. Si el paradigma educativo es distinto cambian los manuales. Pero siempre están, de una manera u otra

Un libro para los muchachos

Podría decirse que la fundación del movimiento scout se debe a una serie de fascículos publicados que constituyen un libro cuyo destino era los muchachos de la época, generando una gran atracción en ellos ¡y en las muchachas! La explosión de patrullas y tropas scouts dio nacimiento al movimiento scout y al movimiento guía con una posterior adaptación que se hiciera que obedecería a cuestiones de época respecto del tema de lo masculino y lo femenino. Con posterioridad aparecieron las grandes series de libros destinados a los adultos, niños y jóvenes. Dicha actividad prosiguió hasta mediados de los 80 donde en cualquier librería podíamos encontrar distintas colecciones de juegos, manuales, libros para los guías de patrulla y para las patrullas. Gran parte de ellos eran esfuerzo de las organizaciones, de hecho hasta existían Editoriales Scouts que proveían a los distintos países de material bibliográfico para los chicos.

scouting for boys malasia

Ya cercano a los 90 (en Argentina) otro material comenzó a aparecer en las librerías, ligado a campamentos educativos u otro tipo de juegos relacionados con la incorporación de este tipo de actividades en la escuela. Era material clásico scout rearmado por docentes y profesores de gimnasia que acompañaba a un giro en la educación formal donde el campamento educativo era incorporado como oferta a la escuela media. Los clásicos libros scouts dejaron de aparecer… ya no encontrábamos espectaculares juegos de stalking sino algunos eco-juegos más ligado a lo que los chicos “debían aprender” sobre ecología que a la diversión que provoca el jugar.

Ya en los 90 las clásicas “fotocopias” de los que habíamos acumulado libros en los buenos tiempos comenzaron a circular cada vez más, ya que encontrar algún material scout en una librería se convertía en una verdadera “rareza”. Eran tiempos de cambio en la OMMS, y la Editorial Scout Interamericana conocida por los scouts de distintas organizaciones entra en “sequía”. Si bien los dirigentes scouts quieren acceder como mínimo a“Escultismo para muchachos” no se reedita, y si alguien quiere hacerlo a cuenta propia no se permite la edición por razones de copyright… la decisión política está tomada. El nuevo esquema que se propone para la región estará centrado EN LOS EDUCADORES Y SUS OBJETIVOS, NO EN LO CHICOS Y CHICAS.

Daños colaterales

Un dato que desconoce la mayoría de los dirigentes scouts es que el Programa histórico del escultismo ha sido el programa preventivo más importante en una organización de educación no formal. Tomando algunos datos de las estadísticas nos podremos dar cuenta de su vigencia: (1) el paro cardíaco sigue siendo la primera causa de muerte, la falta de atención en los primeros minutos de cualquier accidente puede ser mortal para el sujeto accidentado (2) Las mayorías de las lesiones por accidentes domésticos (quemaduras, asfixia por monóxido de carbono, manejo de fluidos, cortes con herramientas, etc.) en la infancia, dejan secuelas para toda la vida. El uso del programa clásico incide favorablemente en la prevención de accidentes especialmente en los sectores desprotegidos, si tomamos datos actuales del INDEC luego del enorme golpe que han sufrido las clases más humildes a partir de la aplicación de la políticas neoliberales, se calcula que el 49 % de los niños de argentina son pobres, por lo que el beneficio es superlativo. La falta de edición del material técnico clásico, en tanto y en cuanto los chicos y chicas  realicen actividades scouts típicas, es NEGLIGENCIA. No se puede dejar lo más importante respecto a la seguridad de los niños a la buena voluntad del adulto en buscar durante horas y horas material técnico (si es que es conciente de sus limitaciones)

El aprendizaje de la técnica y su práctica incluye la seguridad. Cuando la técnica es reducida a un procedimiento educativo como cualquier otro desaparece la posibilidad de que se genere experticia, cuestión que era clara en el Programa Badenpowelliano donde los juegos técnicos ocupaban un lugar importante y tenían un claro sentido que fuera ironizado por los detractores de dicho programa en función de la ideología educativa que pregonaban y una supuesta “renovación” de las prácticas donde las “recetas” no tenían lugar. Hagan una actividad de riesgo sin receta y me cuentan… y aunque no sea una actividad de riesgo… con lo que hay en su casa hagan una torta sin recetas, la realidad misma se encargará de mostrarles el límite… con los niños y jóvenes será la concurrencia a un hospital, donde de poco les servirá afirmar que “el programa del escultismo no utiliza recetas”. ¿Conocen Uds. el número de accidentes por año que suceden en la asociación a la que pertenecen? ¿Conocen las variaciones porcentuales históricas y si existen diferencias entre los que mantienen programas clásicos y quienes realizaron cambios de programa?… sería bueno preguntarlo ¿no?

Dirigentes sin conocimientos técnicos, adultos “captados” para dirigir sin conocimientos técnicos, ausencia de material para los chicos y los adultos, ausencia de un sistema que permita practicar y evaluar los conocimientos técnicos se convierten en una receta explosiva a la hora de los accidentes convirtiendo al escultismo en una actividad de riesgo para niños y jóvenes… todo ello se desprende de una sencilla decisión ideológica: no publicar. Sólo aquellos inquietos que se adentran en la investigación en las redes sociales en sitios donde se comparten viejos materiales, tienen alguna posibilidad de que la aventura del escultismo no se convierta en una tragedia.

Va siendo tiempo que la gente evalúe qué es lo que está haciendo, y si la organización en la que se encuentra le brinda el apoyo necesario para lo que hace, no sea cosa que se haya equivocado de lugar donde practicar escultismo… nunca es tarde para darse cuenta y EXIGIR a quien o quienes corresponda.

Comparte con otros... Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter3Print this pageEmail this to someone

5 Respuestas a “Classified. ¡No publiquen para los niños y jóvenes!”


  • Juan J Pérez-Gato legendario SPAIN

    Entre la falta de libros y el escaso interés que demuestran los chavales de ahora por todo lo que no se vea en una pantallita…
    Y sin embargo, cosas del destino, han sido las nuevas tecnologías las que nos han permitido en muchos casos mantener el acceso a mucha de la información presuntamente ‘caduca’ (como ya comentaste en otra ocasión), je,je.
    Evidentemente el reto en la actualidad pasa por despertar la imaginación de los chicos de un modo diferente ¿no es cierto, Búho? 😉

  • No hay dudas… los chicos leen si les das algo que motive la lectura…

  • Los chicos leen si el adulto que les acompaña lo hace. Sea su madre, su padre o su scouter. Estoy totalmente de acuerdo con lo expuesto aquí por Horacio. En el Escultismo encontramos a menudo adultos que no quieren que los chicos avancen más que ellos. Lo hemos visto con las protestas por la publicación de 400 ideas…

  • Justo me había tomado un break porque estaba estudiando para una parcial de comunicación y cultura. Y leyendo rápidamente esto se me vino a la cabeza algunas partes del texto que estaba estudiando.
    Creo yo que en un mundo donde la multiplicidad de formas en las que la información se nos presenta crece al mismo ritmo que una desigualdad al acceso a ella, las asociaciones scouts deberían tomar la responsabilidad de crear contenido de calidad para sus jóvenes y en diferentes plataformas.
    Tal vez me vaya un poco del tema pero cito a un autor (Martín Barbero) refiriéndose a los jovenes:
    “[…] sujetos dotados de una ‘plasticidad neuronal’ y elasticidad cultural que[…] es más bien apertura a muy diversas formas, camaleónica adaptación a los más diversos contextos y una enorme facilidad para los ‘idiomas’ del video y el computador”
    Lo que, de acuerdo a este autor, requiere sentar las bases para una:
    “[…] segunda alfabetización que nos abre a las múltiples escrituras que hoy conforman el mundo del audiovisual y la informática. Pues estamos ante un cambio en los protocolos y procesos de lectura, que no significa, no puede significar, la simple sustitución de un modo de leer por otro, sino la compleja articulación de uno y otro, de la lectura de textos y la de hipertextos […]”

  • Es cierto Bruno. En múltiples plataformas y utilizando los semblantes de la epoca, por ejemplo la técnica Scout hoy puede presentarse usando las distopias y no necesariamente las viejas historias
    El problema es una decisión política que no es inocente, sino calculada.

Añade un Comentario