“Los niños con los niños, las niñas con las niñas…” 1ª Parte. Un vistazo atrás.

ninos-y-ninas“¡Uff! ¡Qué mal y qué retrógrado suena eso! ¡Suena a los comienzos del escultismo, cuando todavía no estaba definido el método!”

Sí, ya sé a lo que ha sonado. Y también que muchos estarán dispuestos a lanzarse y comentarlo sin tan siquiera haberse detenido a leer el resto del artículo. Pues opinad, porque para eso están los foros …pero opinad con fundamento, y por supuesto después de haber prestado un poquito de tiempo a leer o escuchar lo que se plantea. Lo contrario nos puede llevar a “meter la pata”.

“Bueno pero… ¿de qué va la cosa entonces?”

Pues de algo que surgió de un debate que se planteaba hace poco en un grupo de Facebook, bajo el título de “juntos pero no revueltos”, acerca de la co-educación en los años 70. Una época en la que las chicas iban a las Guías sin mezclarse con los chicos, aunque con mayor o menor frecuencia se realizaran actividades conjuntas.
Porque esa era la norma en aquellos años, y no sólo en España. De hecho en la mayoría de países los chavales no se mezclaron hasta finales del siglo XX.

campamento-de-verano-1979-del-grupo-scout-245-san-jorge-en-las-mimbres-granada

¿Tan tarde?

Pues sí. Para que os hagáis una idea en el Reino Unido, la cuna del Gran Juego, se comenzaron a aceptar chicas (a partir de los 14 años) allá por 1976. Posteriormente, en los años 80 decidieron dar libertad a los grupos para implantar un sistema mixto, aunque la incorporación total no llegó hasta 1991, momento desde el cual sería obligatorio el programa co-educativo.

Y sin embargo, aunque cueste creerlo, en los mismos comienzos existieron grupos mixtos.

“¿Cómo que en los comienzos? ¿Cuándo?”

Pues ya os conté en el artículo Escultismo para muchachas que nada más empezar a andar el Movimiento las chicas comenzaron a querer jugar al mismo juego que sus compañeros, hermanos y amigos. Y también que el mismo BP afirmó en escritos de 1908 que las chicas podían ser scouts (os invito a releerlo para que os situéis mejor).

Tanto es así, que el propio fundador estableció en la 2ª edición de “Escultismo para Muchachos”, de junio de 1909, uniforme-chicas2un uniforme para chicas.

¿Os sorprende?

Pues aquí a la derecha, os adjunto una copia de la página referente al uniforme scout, que amablemente me ha facilitado nuestro hermano scout Peter Ford, del servicio de archivos históricos de Gilwell Park.

Desde luego que en la mente de Baden-Powell difícilmente podría existir una idea de una Tropa mixta.

Evidentemente consideraba que aquel programa, que estaba diseñado para aplicarse en asociaciones ya existentes, podría igualmente ser válido para clubes femeninos. O en su caso, aplicarse de modo independiente (pero seguro que nunca mezclando chicos y chicas en las actividades).

Sin embargo de manera espontánea comenzaron a aparecer Tropas de chicas, e incluso mixtas, sin que nadie tuviese una idea muy clara de cómo manejar todo aquello.

Se sabe que para finales de aquel año ya había… ¡¡6.000 chicas en las filas de los Boy Scouts!! (las cuales se incorporarían automáticamente a las Girl Guides en su momento), y también que para pasar el filtro de la inscripción oficial ponían su inicial en lugar del nombre completo, para no delatarse.

Para que os podáis hacer una idea del ambiente que se respiraba en aquel momento os traigo la traducción de una carta publicada en una famosa revista semanal de la época “The Spectator” (que aún existe y cuyo enlace adjunto) en su edición del 4 de Diciembre de 1909, página 30.

spectator

CHICAS SCOUTS

Al editor de “The Spectator”.-

Han pasado algunas semanas desde que usted me permitió abogar por la causa de los Boy Scouts en sus columnas. Permítame llamar su atención acerca de una derivación de este movimiento que me parece verdaderamente dañino, y que podemos llamar Girl Scouts. Hablo de nuevo desde mi experiencia personal.

Un cuerpo de Girl Scouts ha surgido en una ciudad con la que tengo mucha relación. Veinte chicas o más, con edades oscilantes entre los doce y los dieciséis años, bajo la dirección de un joven Scouter que ha tenido un éxito considerable con Boy Scouts.

Las Girl Scouts y los Boy Scouts deambulan juntos por el campo en lo que sólo podríamos describir como espléndidas expediciones de juerga, expediciones de las que se sabe que han regresado a casa tan tarde como a las 10 de la noche. Las chicas llevan una cruz roja en sus brazos, un símbolo que uno lamenta ver en conexión con esto.

first-guides

Grupo de “Chicas Scout” en el Rally de 1909

Los ejercicios tienen lugar en el Salón de Instrucción, un edificio preparado para hombres y muchachos, y he oído que las chicas se quedan allí también hasta una hora tardía. Ninguna mujer de ninguna clase ha estado conectada con el movimiento hasta la fecha, por lo que no existe una apropiada supervisión ni un control.

Este cuerpo mixto se disuelve al volver de sus expediciones cuando llega a la ciudad, chicos y chicas camino de sus casas a menudo en un estado de excitación muy indeseable. Botas y ropajes, por desgracia pocas veces de buena calidad, sufren severamente en estas expediciones. Las chicas a menudo llegan empapadas y heladas al final de un día invernal.

girl-scout-founder

Las norteamericanas conservaron el nombre de “Chicas Scout”

Naturalmente han surgido protestas y ansiedades por estos procedimientos. Muchos padres que conozco ponen fuertes objeciones a que sus hijas se apunten a los scouts, quejándose por el espíritu de anarquía al que conduce. Y el rumor infundado de que un club local de muchachas simpatizaba con el movimiento provocó una fuerte controversia entre muchas madres ansiosas.

He descrito una muestra local, pero el fondo de la cuestión sigue pendiente de consideración. Se puede argumentar que, con el control apropiado, los aspectos negativos que he esbozado pueden evitarse. Para el escultismo mixto que he descrito anteriormente no es posible ninguna palabra de defensa. Pero como líder de una comunidad con alguna experiencia en clubs de muchachas ¿puedo insistir en lo indeseable de cualquier desarrollo general de este esquema de las Girl Scouts incluso aunque se reorganicen sus líneas?

americangirl1En primer lugar el escultismo para las muchachas no conduce a nada desde el punto de vista del interés de la Nación. No se sugiere que debiéramos reclutar mujeres para nuestro ejército, y el Morse y la señalización como logros femeninos me impactan como algo especialmente superfluo en una época en la que el abandono de las habilidades domésticas supone una palabra de reproche a las mujeres de todos los estamentos sociales.

Todo el espíritu de agitación y propaganda que alimenta el movimiento es altamente cuestionable, y por lo que yo mismo he visto no puedo despreciar el tono y el talante que crea entre los chicos a una edad difícil e impresionable. Las chicas no son muchachos, y la formación que desarrolla cualidades viriles en los unos puede conducir a la negación de la feminidad en las otras.

e5604c30ea6637b59159bac74c7b9212f0b0208aProporcionar una diversión sana y feliz a las jóvenes, y darles tanto aire fresco como sea posible ha sido siempre uno de los fines para la dirección de los clubes femeninos. Pero tal entretenimiento seguramente debería orientarse hacia el estímulo y no hacia la destrucción del propio respeto, la dignidad y la dulzura, cualidades que son esenciales para la nación si las esposas y madres del mañana quieren jugar su papel dignamente.

Los primeros auxilios y las clases de la Cruz Roja son muy apropiadas para las chicas, pero no es necesario asociarlas con escaramuzas nocturnas ni corretear por el campo con un largo bastón.

He oído decir a la Dirección de los Boy Scouts que 6000 chicas ya se han enrolado como scouts, y que se está desarrollando un esquema para Girl Scouts. Confío en que la opinión pública se manifieste contundentemente en relación a esta propuesta. Los amigos de los Boy Scouts no pueden sino sentir que tan admirable movimiento se verá seriamente comprometido por las objeciones que necesariamente seguirán a la extensión de las Girl Scouts, y esta consideración de por sí, aparte de algunas otras, bien pudiese conllevar la paralización por parte sus promotores. Violet R. Markuam. Topton House, Chesterfield.

Y no es todo. La editorial del periódico añade la contestación a dicha carta:

Respaldamos completamente la protesta de Miss Markham. El escultismo no sólo es una actividad de lo más inapropiada para las muchachas, sino que si se persiste en ello no va a traer nada bueno a un movimiento que bien puede probar ser de un inmenso valor moral y físico para la Nación. Un movimiento para la formación de buenos ciudadanos.

Deseamos por lo tanto, llamar seriamente la atención de Sir R.S.S. Baden-Powell a fin de que ponga punto y final a este nuevo y dañino desarrollo. Incluso si él no está de acuerdo con esta protesta, confiamos en que verá la idoneidad de no poner en riesgo la causa de los Boy Scouts colocando a la opinión pública en contra de él, como a buen seguro ocurrirá si se insiste en este loco esquema de co-educación militarista.”

scoutsguidepan25

Interesante ¿verdad?

Nos refleja claramente el ambiente un tanto caótico que se vivía en los albores, así como la espontaneidad con la que se comportaban chicos y chicas deseosos de jugar al mismo juego.

El programa de las Guías acababa de ser esquematizado en noviembre de ese mismo año, pero no sería hasta el año siguiente, 1910, en el que Baden-Powell dejó el ejército, cuando se empezara a trabajar seriamente en el asunto y se creara formalmente el movimiento Guía. Pero de todo esto ya os hablé en el artículo que os he referido.

Y no creáis que no hubo voces discordantes. Las mismas chicas miraban con recelo aquel nuevo rumbo. Muchas de ellas querían seguir siendo Scouts, no Guías, y seguir disfrutando del esquema de los chicos completamente, sin “adaptaciones” a su condición.

También hubo dirigentes a los que no gustaba aquella idea de proponer un juego diferente a las muchachas. El Comisario de los Boy Scouts en Londres, Sir Francis Vane (de quien os hablaré en un próximo artículo sobre las escisiones en el Movimiento), era partidario de la existencia de Tropas con Patrullas femeninas, así como de conservar para ellas el nombre de Girl Scouts, cosa que mantendría cuando se marchó a los British Boy Scouts (la asociación que haría la competencia a los Scouts del mismísimo BP en los comienzos).

girl-scout-handbookEl caso es que así evolucionó el escultismo oficial, separado en una rama masculina y otra femenina durante muuuchos años. De hecho todavía existen Asociaciones que mantienen la educación diferenciada, como los Boy Scouts y las Girl Scouts de los EEUU.

“¡¡¡Aberración!!! ¡¡¡La co-educación es absolutamente necesaria!!!”

Mmmm…..bueno, quizá las cosas no sean tan blancas o tan negras.

“Pero… ¿cómo afirmas eso? ¿Qué nos quieres decir?”

Pues que no deberíamos ser tan categóricos. Que tanto la posición de la co-educación, como la de la educación diferenciada TIENEN SUS ARGUMENTOS ‘A FAVOR’ Y ‘EN CONTRA’. En este tema no existen verdades absolutas aunque podamos pensarlo.

La semana que viene echaremos un vistazo a estos argumentos, así que habréis de tener un poco de paciencia (y entonces podréis dar vuestra opinión, que sin duda nos ayudará a arrojar luz sobre este asunto).

Os espero.

Comparte con otros... Share on Facebook1Share on Google+0Tweet about this on Twitter3Print this pageEmail this to someone

1 Respuestas a ““Los niños con los niños, las niñas con las niñas…” 1ª Parte. Un vistazo atrás.”


  • Habra que tener paciencia…
    Es un tema sobre el que he dado muchas vueltas desde mi profesion.
    Para ir pensando comparto una frase enigmática de la Cartilla de Caminantes de la OSI que hace referencia a una investigacion europera que desconozco

    “Como acaba de mostrarlo una reciente investigación en 4 asociaciones scouts europeas, la mixticidad mal manejada puede terminar en una desvalorización de las jóvenes, las que son llamadas a asimilarse al modelo masculino. Para que la resistencia natural de ellas no sea considerada como incapacidad para lograrlo, el modelo masculino es presentado como “neutro””

    Interesante ¿No?… para hacerse un festín en algo escrito como a la pasada pero, y no reflexionado. Saludos!

Añade un Comentario