“Gouming”

man-walking-aloneTodos los que seguís mis artículos sabéis que soy de los que abogan por salir al campo con la menor cantidad de artefactos modernos posible. Y no, por supuesto que no es porque sea un anticuado, de lo contrario no estaría escribiendo artículos en un blog de la web ¿no creéis?

¿De qué se trata entonces?

Pues como os he contado multitud de veces…de crear un ambiente especial y sobre todo de poner a los chavales en un contexto en el que no se sienten tan cómodos y les obliga a sacar lo mejor de sí, a encontrar mil y un recursos con los que contribuimos a formar su carácter. Porque de eso se trata el escultismo.

Pero hoy quiero hacer mención a otra ventaja que puede proporcionar a los chicos más mayores (a partir de Clan) ese encuentro cara a cara con la naturaleza en las condiciones adecuadas: el descubrimiento de uno mismo.

Esa fue la razón por la que Michel Menú, el creador de la ‘cuarta rama’ (los Raider Scouts), dio luz a un movimiento 713tpadawl-_sl500_sx258_bo1204203200_en el que los participantes aprendían a captar la importancia del silencio y de la mirada introspectiva que proporciona. Se trata del movimiento “Goum”.

“¿’Goum’? ¡Qué palabra más rara!”

Pues sí. Se trata de una palabra de origen árabe cuyo significado correspondería a “despertar’, a levantarse’, aunque también puede interpretarse como ‘resurgir’, e incluso puede englobar conceptos como ‘ser’ o ‘existir’, así como ‘subir’, ‘emprender la marcha’ o ‘partir’. Esta palabra expresa el fluir de la vida.

Por lo tanto, en palabras del mismo Michel Menu, se trata de:

«Una maravillosa palabra de la lengua árabe. Se tiene que interpretar a partir de sus raíces y seguir todas sus evoluciones. Esta contiene una triple idea de tribu, de vida y de resurrección. De hecho, indica justamente una tribu, un pueblo, pero un pueblo que se levanta, que resurge. Aún más: un pueblo, una tribu que se levanta, que vuelve a la vida… ¡¡que resucita!!».

“Ahora sí que nos hemos perdido… ¿en qué diantres consiste entonces esto del “Goum”?

A ver si os lo aclaro:

michel-menu-242x300Hacia 1969, Michel Menu invitó a unos cuantos estudiantes a realizar una caminata durante el verano. La experiencia fue tan interesante que aquellos mismos estudiantes y algunos amigos más le piden repetirlo.

Aquella excursión de pocos días, llevada a cabo por un grupo pequeño de personas, atravesando lugares solitarios, llevando sólo lo imprescindible (sin artefactos tecnológicos) y portando vestidos austeros (una chilaba), causó una gran impresión a los que la realizaron. Les ayudó a encontrarse con ellos mismos.

El viaje consiste por tanto en una búsqueda de lo esencial, de saber a dónde se va…y a un encuentro con Dios en el silencio y en medio de la bella inmensidad del desierto. Se trata de un viaje que sabe a libertad, y a espacios abiertos. Un viaje que ofrece a los jóvenes la posibilidad de vivir una experiencia espiritual y humana profunda, intentando huir del asedio de una sociedad puramente materialista.

ob_75e53e_michel-menu-grande-figure-du-scoutisme

En este sentido se trata de una experiencia similar a la que pretenden obtener muchos de los peregrinos que realizan el Camino de Santiago

“¿Y en qué consisten exactamente esos “raids goums” ? ¿Quiénes pueden asistir?”

image014Pues consisten en caminatas de unos 25-30 kilómetros diarios durante una semana (más o menos). Un tiempo en el que se marcha siguiendo un itinerario establecido a través de preciosos y tranquilos parajes. A través de lugares desiertos que invitan a ese encuentro con uno mismo, a esa profundización espiritual.

Estas caminatas están dirigidas especialmente a jóvenes adultos, y durante las mismas los participantes van vestidos con una simple chilaba, sin dinero, ni móvil, ni reloj. Tan sólo con lo esencial para comer y beber.
Durante las mismas no se sueltan rollos ni se habla demasiado. Simplemente se vive.

La jornada comienza tras desayunar, con un tiempo de meditación. Después empieza el camino, solo o en grupo. Tras la marcha se llega a la zona de vivac, donde se prepara una cena sencilla a la que sigue una larga velada. Y después el descanso, con las estrellas como manto.

peregrinaEse caminar en grupo durante siete días por desiertos silenciosos, durmiendo juntos como peregrinos, comiendo lo mínimo necesario, maravillándose ante la belleza de la creación, viviendo sólo el presente, en total libertad…es una manera única para conseguir el objetivo: descubrirse a uno mismo, lo que conlleva una estupenda sensación de paz y serenidad.

Esa serenidad, esa unidad física/mental/relacional/espiritual… acentúa la capacidad de vivir cualquier experiencia en su plenitud, con la máxima conciencia, sacando el máximo partido de ella.

Quizá el único riesgo está precisamente en aquellos que confunden el objetivo con el medio y transforman a este último en su meta, perdiendo de ese modo la posibilidad de obtener todo el beneficio.

Os he contado que el “Gouming” lo creó Michel Menú a finales de los 60 del siglo pasado, pero sin embargo me gustaría que echaseis un vistazo a lo que escribió el viejo Jefe allá por 1921:

EL ARTE DEL “GOOMING”

Temprano en la mañana
He estado “gooming”. ¿No saben lo que significa “gooming”?

Bueno, es otra de esas palabras, como “Jamboree”, que no pueden ser explicadas, pero esto es lo que hago para gooming.

a1Me deslizo a una hora temprana antes de que nadie se levante, aun antes de que el sol salga o haya pensado en salir. Suelto a los perros y me voy. Trotamos colina abajo, a través del paraje, despertando inevitablemente a las ovejas negras que sobrepasamos.

Lejos en el valle hacia el este la neblina se pone en el pantano, mientras por encima de ella el cielo rosado muestra dónde va a salir el día. Y mientras uno se para a observar, se siente la frescura del aire virginal, que está palpitante con las canciones de los pájaros a cada lado, cerca y lejos.

En el bosque, mientras entramos, un tordillo, sentado en la rama más alta del árbol más grande que pudo encontrar, derramaba un continuo torrente de acción de gracias. Con la cabeza en alto y enfrentando el este no nos ponía atención mientras cantaba, “Consigue un frijol, consigue un frijol, rápido, rápido, rápido! ¡Mantente firme!, ¡Mantente firme!” (se trata del sonido que emite al cantar, que en inglés es parecido a esas frases).

f404_foto_01Cerca, un petirrojo ordenaba deliciosamente su desayuno en la forma de, “Un pan con mantequilla y sin queso, por favor!”. Y con las conversaciones y los chismes de gorriones, mirlos, urracas, mezclando sus notas con los tonos melosos de un cuervo, uno se tiene que preguntar si acaso un ruiseñor se unía al coro desde la parte más baja del bosque.

“Chibuk, chibuk, chibuk: chook, chook, chook!”

Mientras pasábamos el árbol sagrado, salió de él un murmullo tal como el de un viejo búho que se estaba acomodando para su siesta después de su noche en vela.

Cazar al acecho en la vereda
Entonces llegamos al pasto que hacía vereda entre los arbustos, que nos ocultaban mientras pasábamos entre la tierra en la grande y bonita colina situada a nuestra izquierda, así que, si trotábamos ligeramente, podíamos acechar con éxito a las aves. Pero los acechadores se olvidan de que, no importa cuán silenciosos o escondidos puedan estar, una pesada pelota de fútbol, o un perro, le da aviso a un ave, aunque esté muy lejos de ella.

030_tcm7-274782“¡Hookoo, hookoo! ¡Wuk, wuk, koo!”. Parado en la vereda uno escucha, arriba del coro del bosque, la llamada del cuco, respondido como un eco por su amigo a través del valle.
Y entonces el agudo reto del viejo Roger, el faisán, corta ásperamente a través del aire, “Tarar, chock!”.

Pasamos bajo un árbol, y hay una tremenda explosión mientras las palomas de repente despiertan para encontrarnos ahí; huyen presas del pánico a través de las ramas y se alejan en un ruidoso vuelo.

Vereda abajo, en frente de nosotros, aparece el rabito blanco de un conejo brincando hacia casa. Observando a través de nuestros anteojos en una línea recta a partir del tercer poste en la barda opuesta a través del terreno, observamos si la viuda chorlito está en su nido.
No está lo suficientemente claro para ver bien, pero reconocemos una pequeña mancha, esto es su cabeza, entre los montones de tierra.

Ahí está ella, y ahí se mantiene, corazón valiente, cuando pasamos a no muchas yardas de distancia. “Viuda”, la llamo porque no tiene esposo, como las otras tres que hacen nidos en el pasto a la izquierda, para prevenirla cuando haya peligro cerca.

Fuera en el pantano
Fuera sobre el pantano, en el pasto profundo y lustroso entre los arbustos, el ambiente en una rima congelada; y en la niebla los árboles presentan su silueta en gris perla, como islas mágicas en un mar de leche.
Se escuchan arroyos a través de un cielo de rayos de tinte dorado, que me recuerdan la frase de uno de los poetas griegos de “amanecer de tintes rosados”. Entonces, en el haz de color lila sobre los árboles, el sol comienza a mostrar su mitad superior como una cereza luminosa.

us9kplgdowg

Mientras atravesamos el plano, las flores nacen y parece que se estremecieran con alarma, reprochándonos, mientras nos acercamos, “Pirata, pirata, pirata!”.
Pero no les haremos daño y pronto lo observan y se quedan tranquilas.

Conforme uno voltea a ver por dónde ha llegado, se da cuenta de que los caminos que justo entonces eran cafés, al momento cambian a un glorioso rojo, y así también, son las vacas que están siguiendo los perros.

A través del pantano el castillo muestra matices rosados, mientras que su base se pierde en sombras azul grisáceas y en la niebla. El sol se levanta a través de un rosado y diáfano resplandor y pone color en todos lados. Surcando el cielo de ligero color limón, un pato salvaje bate las alas, ¡astuto sujeto!. Es el único pájaro entre ellos que tiene el suficiente carácter para saber lo que quiere.

veredaEn el terreno alrededor se oye un repentino rumor, y una comadreja, muy vieja, salta y hace su camino, ¡blippity,blip, blip!, con sus orejas manchadas de negro levantadas en la punta.
Por un momento los perros piensan, “¡He ahí mi oportunidad!”, pero una voz de advertencia llega, y todos estamos quietos y observamos a la comadreja poniendo rápidamente distancia entre nosotros.

El sol se ve tan grande y rojo en la mañana, que las ovejas cercanas lo confunden con un perro Irlandés, y huyen, con sus sacos de lana rebotando arriba y abajo.
Unos pasos más adelante nos topamos con Doña Comadreja que estaba acurrucada en un hato de pasto, y otra vez se va la vieja, exactamente en la línea de su amo y señor.

Me pregunto si le dijo qué camino tomaría. ¿Cómo se encontrarán de nuevo?
¡Brrrrrrl; un par de pavipollos saltan tan repentinamente que otros los siguen a través del terreno, se deslizan colina arriba fuera de la vista de todos.”¡Tok!”; un arma dispara en la distancia, y al mismo tiempo un click y un cascabeleo se empiezan a escuchar, entonces suena extrañamente cerca mientras un autobús surca el camino a una milla de distancia.

El hombre se despierta, el sol está alto y el gooming ha llegado a su fin.

bp_hiker

El fin del Goom
Regresamos a casa. Los bosques estaban, ahora, en silencio con la excepción del tordo y el cuco, y aun estos daban su llamada más lánguidamente. Llegan nuevos sonidos, pero éstos son todos ellos domésticos, los gallos cacarean y recacarean, por todos lados, se alejan, las gallinitas imitan a sus hermanos mayores con agudos cacareos.

sin-tituloLas ovejas están balando a los corderos, las vacas mugen por sus lecheros, los perros están ladrando, los niños silban y se oyen las pisadas de los caballos por el camino.
Pero, las aves están silenciosas, el ambiente pronto estará seco, los colores rosados del amanecer se están desvaneciendo hacia la claridad del día, los hombres se levantan, regresemos y tomemos una taza de té.

El goom se ha acabado. (Lo que pueden hacer los scouts , 1921 BP)

¿No os resulta curioso? En realidad el fundador se está refiriendo básicamente al mismo concepto. Un despertar (en este caso acompañando al amanecer del nuevo día) y un momento introspectivo en solitario y en medio de la naturaleza.

En este caso él lo denomina “Gooming”, pero se pronuncia exactamente igual. Quizá su origen sea el mismo porque a BP le gustó mucho su experiencia en Argelia, donde fue de viaje de novios con su mujer en 1912, e incluso anduvo acampando por el desierto del  Sahara.

 Y por cierto ¿sabéis lo que significa ese término en inglés actual? Pues aquí lo tenéis

the state of mind one is in after they have consumed a dosage of mushrooms, the feeling of a psychedelic experience

…en definitiva “alucinando”, je, je.

Comparte con otros... Share on Facebook11Share on Google+2Tweet about this on Twitter3Print this pageEmail this to someone

3 Respuestas a ““Gouming””


  • Excelente, bello y profundo
    ¿se puede pedir algo mas de un texto?
    Muchas gracias amigo!

  • Gustavo Alvarez ARGENTINA

    Excelente e inspirador articulo!!! Una verdadera invitación a la introspección y a la comunión con “Natura” Gracias.

  • Juan J Pérez-Gato legendario

    Muchas gracias a vosotros dos por vuestras palabras.
    En este mundo de prisas y necesidades creadas artificialmente, resulta imprescindible tomarse un tiempo de reflexión y encuentro con uno mismo y con el maravilloso mundo natural que nos rodea
    .Ayuda a darse cuenta de qué cosas realmente importan en esta vida.

Añade un Comentario