¿Saben funcionar tus Guías de Patrulla?

2a4d542c578d395e291510586d203554Bueno, pues hoy vamos a terminar con el pequeño repaso que estamos haciendo al Sistema de Patrullas (… me parece estar oyendo de fondo gritos de júbilo, je, je).

Ya hemos visto que el principal responsable del funcionamiento de cada patrulla es el Guía, quien además de compartir alegrías y dificultades con sus compañeros aprende a velar por el bienestar de cada uno de los miembros de su patrulla y a planificar las actividades de la Tropa. Y vimos también que la Tropa debe ser guiada esencialmente por los propios chicos.

“Bien, pero… ¿cómo los implicamos en esta empresa?”

Desde luego os garantizo que NO lo conseguiréis con una perorata, que quizá es a lo que estamos acostumbrados. A nosotros  los scouts es la práctica lo que nos caracteriza, y en este aspecto no iba a ser distinto. El “aprender haciendo” en el mundo real, en un ambiente predominantemente natural, es lo que debemos buscar, a sabiendas de que la experiencia será siempre el mejor profesor, guiada por la mano y el consejo habilidoso y oportuno de un adulto responsable: el scouter.

Pero para que los chicos sepan cómo actuar se impone que les enseñemos a hacerlo mediante el ejemplo, mediante la formación adecuada de los Guías de patrulla.  Pero de todo eso ya os he venido hablando en anteriores artículos (en especial al repasar la función de la “Patrulla Flecha Dorada”).

Así que finalizaremos la serie viendo algunos aspectos básicos que pueden ayudar a los Guías a desarrollar su labor. Y para esto me limito hoy a traeros la traducción de un artículo publicado en la página de nuestro hermano scout Enoch Heise “El escultismo redescubierto” (de la que ya os he hablado otras veces) y que dice así:

patrol-method

“Existen seis principios básicos de esta formación. Teniendo en cuenta ante todo que el Guía debe poner siempre el interés del grupo por encima del suyo. Todo lo demás vendrá por añadidura. Si trata de hacer todo lo que está en su mano para ayudar a su equipo, para ser mejores, incluso a pesar de que le suponga mucho esfuerzo…esa persona es un verdadero líder.

1.Pedir es siempre mejor que ordenar.

El respeto es la base del liderazgo y la autoridad, así como de un buen espíritu de patrulla. El guía siempre pone el interés de la patrulla por delante y los chicos cooperan con el guía. Una de las maneras más sencillas de mostrar este respeto es hacer peticiones para que los scouts le sigan, en lugar de dar órdenes. Al hacerlo está mostrándoles su respeto, y esta actitud a su vez induce a los scouts a seguirlo.

La mayoría de las veces será suficiente si los scouts respetan a su guía y entienden los motivos y objetivos de la patrulla. Esto se puede visualizar mediante representaciones de una patrulla siguiendo las órdenes de un guía mandón y otro respetuoso a la hora de levantar el campamento, por ejemplo, y resulta muy divertido si se plantea como una competición para ver quien representa mejor su papel.

scout01
2.Obedecer las órdenes. 

Sin embargo hay ocasiones en las que los scouts no quieren hacer algo que les pide el Guía o simplemente no están de acuerdo con su opinión. Es este caso el Guía puede tener que dar una orden clara para que se realice determinada tarea. Si queremos que se mantenga su autoridad las órdenes deben ser obedecidas sin quejas ni murmuraciones. Es preciso ser firme en este aspecto. Es parte del cumplimiento de la Ley Scout. De lo contrario no existiría un verdadero sentido en el liderazgo del Guía.

responsabilidad-administradoresEs importante establecer algo con claridad: aquellos que no puedan manejar esa autoridad responsablemente no deberían ser Guías. Todas las órdenes deberían ser sólo por el bien de la patrulla, de lo contrario el Guía queda discapacitado.

Eso sí, no son los scouts de la patrulla quienes deciden esto arbitrariamente. Deben seguir la cadena de autoridad establecida. La única excepción a la obediencia la establece la petición de hacer algo que vaya contra la Promesa, o la Ley, o algo claramente peligroso. En dicho caso se debe informar al scouter lo antes posible.

3.No ignoréis la desobediencia

Sed estrictos en lo que respecta a ella, pero no demasiado. Obviamente existe un equilibrio en cuanto a la disciplina se refiere. Es algo que toda la Tropa practica constantemente, realizando actividades, aprendiendo y mejorando. Sin embargo en ocasiones se sacrifica este aspecto del liderazgo por temor a ser demasiado duro.
Para Ti Guia de PatrullaEncontrar el equilibrio adecuado es una tarea complicada y requiere de sabiduría. Pero hay algo claro en el escultismo, la cuestión de la obediencia a los responsables es algo que debe tomarse en serio. Existen un par de razones por las que esto es especialmente importante:

  • Primero, si la importancia de la obediencia se minimiza se está minimizando la importancia de la misma Ley Scout, la base en la que se apoya todo el escultismo.
  • Segundo, el escultismo es una formación en el mundo real, con consecuencias igualmente reales. Del mismo modo que la diversión en parte fundamental del escultismo, también lo es la seriedad de la Promesa scout y sus principios. Su importancia es real y es precisamente eso lo que el escultismo es tan gratificante.

Esto significa que si una orden clara es desobedecida, el Guía debe llevar la cuestión al Jefe de Tropa directamente (o a la Corte de Honor si se ha establecido para estos casos). Estos deben respaldar al Guía, salvo que esté claramente equivocado y proponer una solución para resolver el asunto.

4.Guía las tareas en lugar de simplemente ordenarlas.

41e12e16127adfbe5474287db98bc637Siempre que sea posible el Guía debería ser el primero en comenzar cualquier tarea o trabajo que deba hacerse. Es literalmente el principio de “guiar con el ejemplo”. En el escultismo hay poco lugar para los mandones. Sin embargo son necesarios verdaderos líderes, que se ganen el corazón y las mentes de sus scouts y no sólo sus manos.

Sin embargo también es cierto que no deben tratar de hacer todas las labores ellos mismos. La manera más adecuada es comenzar la tarea y pedir a otros scouts que le ayuden, para luego dejarlos a ellos enteramente al cargo de la misma mientras él se ocupa de otra cosa que necesite hacerse. De este modo GUÍA CON EL EJEMPLO pero no lo hace todo. (Las palabras mágicas son “ayúdame a…”, en lugar de “haz”).

5.Nunca pidas a un scout algo que no harías tú mismo, o no estarías dispuesto a hacer tú.

Los scouts necesitan saber que su Guía NO les deja el trabajo que él no querría hacer. Eso destruiría completamente la moral de la Patrulla.
La patrulla debe saber que él siempre piensa primero en el grupo, que sacrificaría sus deseos y comodidades por sus compañeros. Sólo estando seguros de esto los chicos tendrán un verdadero respeto por su líder.

WP_20140810_008NUEVEOEs fácil perderse en descripciones idealistas del liderazgo, pero que conducen a poco en la práctica. Las dos simples preguntas que un guía debe tener en cuenta son:

  • ¿Es algo realmente necesario y beneficioso para mi patrulla?” y
  • ¿Es una tarea adecuada para el scout o scouts a los que se la pido?”.

Gran parte del secreto está en saber distribuir bien las tareas. Algunas pueden ser absolutamente necesarias (como limpiar las letrinas), pedirle a solo scout que lo haga sin ayuda no sería justo. Como tampoco lo sería pedir a dos scouts nuevos que hagan algo más apropiado para dos veteranos o viceversa.

6.El Guía de patrulla siempre debe ponerse el listón alto.

boy-scout-silhouetteYa hemos hablado de cómo el guía puede dar ejemplo siendo el primero en comenzar las tareas.
Sin embargo otro modo de hacerlo es simplemente mediante su demostración de carácter. Cada vez que un Guía espera un nivel de comportamiento por parte de sus scouts, debería detenerse y examinar su propio nivel. Debería siempre exigirse a sí mismo el doble de lo que esperaría de sus scouts. Esto es una mera consecuencia de los últimos dos puntos.

Es interesante contemplar el liderazgo desde dos perspectivas diferentes:
-El liderazgo formal, el que emana del título de Guía y la autoridad que viene con el mismo.
-El liderazgo de carácter o informal, que es por lo que deberían esforzarse todos los scouts, en especial los Guías. Es el liderazgo del ejemplo, de guiar realmente a los demás. Este liderazgo de servicio es el que realmente importa.”

¿Qué os ha parecido?

Cpatrl1Creo que es un repaso magistral de cómo deben funcionar los Guías… e incluso los Scouters.

Tu labor como Scouter implicará ayudar especialmente a los Guías, para que ellos mismos sean capaces de conducir a sus patrullas de manera adecuada. Por eso la relación con ellos es siempre un tanto especial. A veces contarán con pequeños privilegios muy estudiados. ¿Por qué? Porque precisamente eso ayuda a reforzar su posición ante los chicos, les confiere AUTORIDAD, y les hará su labor más fácil.

Y no olvidéis nunca tampoco que el hecho de consultar sus puntos de vista, de mantenerlos siempre bien informados sobre los acontecimientos futuros (eventos, posibles campamentos, celebración de reuniones, etc.), de dar las instrucciones a los chavales por medio de ellos, de derivar la consulta de un chico al Guía de su Patrulla (“¿qué es lo que piensa tu Guía?”) para que se discuta en la Corte de Honor, la exclusividad de esa propia Corte…TODO ESO CONTRIBUYE A SU PRESTIGIO, A SU IMPORTANCIA.

No os canso más. Espero que todos estos consejos referentes al funcionamiento básico de las patrullas os puedan ser de utilidad.

La semana que viene hablaremos del último de los elementos esenciales del escultismo: La Ley  y la Promesa. Nada más ni nada menos.

Comparte con otros... Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter5Print this pageEmail this to someone

2 Respuestas a “¿Saben funcionar tus Guías de Patrulla?”


  • Juan, no compartirías el link al articulo original de Enoch Heise?

    Gracias!

  • Juan J Pérez-Gato legendario

    Claro que sí, Nacho. Hacía tiempo que no se te veía por el blog.
    El artículo es un resumen del enlace que adjunto al final. Me encanta el original porque el hermano Enoch sugiere también una serie de actividades para trabajar cada uno de los aspectos a los principios básicos descritos. Y no sólo eso, ofrece la posibilidad de adquirir un cuaderno de trabajo para ayudar a los Scouters.
    Me resultó sorprendente descubrir que un escultismo que suele considerarse “tradicional”, como el norteamericano, había dejado de lado muchos de los principios elementales de funcionamiento del método, al igual que en muchas otras partes. Por eso los artículos de “Scouting Rediscovered”, que me parecen un trabajo extraordinario, me sirvieron de base y de inspiración para la serie que os vengo presentando este verano.
    El original aquí http://scoutingrediscovered.com/patrol-leadership-training-program-with-pdf-workbooks/

Añade un Comentario