Relatos distópicos (14). Mas libros, más libres

La Biblioteca no contenía solamente libros en formato papel, se continuaba con textos en formato digital anterior a la instauración de lo que el Bibliotecario denominaba Inquisición, ya que la Corporocracia considerada “herética” toda bibliografía que no obedeciera a cómo se había decidido reescribir la historia de la humanidad condenando al destierro a aquellos que se atrevieran a cuestionarla. El trabajo de los huemules consistiría en clasificar una remesa de libros que había llegado desde una ciudad abandonada luego de la explosión en cadena de un Polo Petroquímico conformado con distintas empresas de la Corporación que barrieron con todo signo de vida en 40 kilómetros a la redonda.

relatos distopicos - libros

El Bibliotecario les cuenta que los libros fueron hallados en el sótano de un grupo scout que se encontraba cerca de las fábricas. Los scouts eran  muy conocido en su tiempo ya que su trabajo era apoyado económicamente por la Corporación: salones, camiones, financiación de proyectos que realizaban con el patrocinio de la empresa bajo “programas de responsabilidad empresarial”.

El Bibliotecario comentó que muchos grupos envidiaban la posibilidad de recursos siendo acríticos del costo que implicaba la proveniencia del dinero ya que no solo generaban una imagen de agradecimiento hacia la empresa que luego explotara llevándose la vida de la población, sino que permitían la utilización de los scouts para mejorar la imagen en la comunidad, todo era parte de la estrategia de mercado por parte de la Corporación.

Al comenzar el trabajo se plantea el primer problema

–         Maximiliam. ¿cómo los clasificamos?

–         Kemal. ¡Ni idea!

–         Ruben. Podríamos hacerlo por temas que tratan

–         Sacha. ¡Yo quiero los de técnicas de los scouts antiguos!

–         Piero. ¡Quiero  clasificar los de historia!

            Luego de conversar durante un tiempo los Huemules aprueban la propuesta de Ruben y deciden catalogar el material de acuerdo a los siguientes parámetros: Historia del escultismo, Manuales y cartillas para scouts, Actividades scouts, material para dirigentes. La cantidad de textos era muy importante lo que llevaría horas el poder realizar un primer ordenamiento. Al poco tiempo de comenzado el trabajo les llamó la atención  la enorme cantidad de material que era para los dirigentes.

–         Maximiliam. ¡increíble! ¿se dieron cuenta de los pocos libros que hay para los scouts y la enorme cantidad de libros y papeles que hay para los dirigentes?

–         Piero. Si… ¡debería llevar años conocerlo todo!… miren la cantidad de normas, normativas, reglamentos, manuales de seguridad, planeamiento estratégico, normas nacionales, normas regionales, normas internacionales, resultados de conferencias y sus conclusiones, cursos, módulos, planillas

–         Sacha. ¡tuve suerte no tengo tanto material!… los libros para las scouts después de 1990 prácticamente dejaron de existir… tengo varios manuales de primera clase, libros sobre la patrulla, libros sobre roverismo, libros sobre manada, libros de dirigentes… pero después de 1990 prácticamente no hay publicaciones de ese tipo, lo que existe aparece en formato digital y generalmente es copia de lo de papel. Las llamadas “Cartillas de la rama” pero no enseñan nada… no hay técnicas, ni aventuras… eso sí, la propaganda de esa época ya era buena, lo mejor que tienen son las fotos de los scouts corriendo supuestamente felices, como las propagandas de la corporación de los niños desenlazados que trabajan en el campo sonriendo… pero el contenido no parece interesante

–         Piero. Si… parece que allí empezó eso de alejarse de la naturaleza las artes scouts para hacer las cosas exclusivamente dentro de las ciudades, de los grupos. No hay relatos de aventuras que hayan vivido los scouts como en otras épocas. En este libro habla de cómo los Rovers de Francia reconstruyeron viviendas después de una guerra, en ese otro de como defendieron a su país en una guerra, aquí de scouts que fueron asesinados por hacer lo que denominaban “servicios” en barrios humildes con los más pobres… y después no hay mas nada.

–         Ruben. Es muy extraño… como que dejaron de hacer lo que hacían y se pusieron solo a jugar, como nosotros en Ciudad Centro pero sin tecnología.

–         Piero. ¿entonces qué sería el escultismo? ¿un juego como el de Ciudad Centro? ¿o una preparación para otra cosa?

–         Sacha. Cuando venga el Bibliotecario lo llenaremos de preguntas.

Con el correr de las horas los huemules acomodan los libros para ser transportados hacia donde el Bibliotecario determine, el trabajo no fue tan arduo pero si les llevó mucho tiempo porque se dedicaron a ir leyendo mientras lo hacían.

–         Bibliotecario. ¿cómo les fue?

–         Sacha. ¡Bien! ¿podemos hacerle algunas preguntas?

–         Bibliotecario. Por supuesto… si las puedo responder.

–         Sacha. ¿Por qué a partir de los años 90 ya no hay libros con técnicas de escultismo?

–         Bibliotecario. ¡Qué buena pregunta!. La Organización Scout tiene políticas y ellas determinaron qué se hacía y qué se dejaba de hacer. Cuando se producen cambios en el movimiento scout la Organización Scout dejó de hacer libros para los scouts… “Para ti guía de Patrulla”, “Juegos de stalking”, “Manual de Primera Clase” y toda una serie de libros dejaron de existir.  Fue tan importante la decisión política que incluso se dejó de publicar “Escultismo para Muchachos” de Baden Powell. Si antes un dirigente publicaba un libro sobre técnicas scouts, las asociaciones lo acompañaban económicamente o recomendándolo, lo que garantizaba cierta venta… al dejar de hacerlo desaparecieron los libros y fueron reemplazados por cartillas.

–         Maximiliam. ¿y nadie hizo nada?

–         Bibliotecario. ¡No! Hubo dirigentes que se dedicaron a digitalizar los viejos libros scouts y a construir bibliotecas virtuales, de la misma manera que existieron dirigentes que hacían páginas webs o lo que se llamaban Blogs donde introducían cosas que no estaban dentro de lo que la Organización Scout quería… desde técnicas a lo más peligroso… opiniones distintas a las de las Organizaciones Scouts que sin ser su objetivo, denunciaban estas cosas.

–         Piero. ¿y por qué tantos manuales y normas para dirigentes?

–         Bibliotecario. Una cosa lleva a la otra… si se pierden las artes scouts todo empieza a ser peligroso, por lo que aumenta muchísimo el riesgo de accidentes, de allí las normas para accidentes. El dominio de las artes scouts hace que las actividades sean seguras, pero al dejar de preocuparse por las artes scouts las actividades comenzaron a ser peligrosas y aumentaron los accidentes. La mayoría del material que surgió para dirigentes se origina en el alejamiento que se produjo del escultismo de sus raíces, y la desviación que se produce en la formación de los dirigentes scouts, que ya dejan de ser expertos en las técnicas básicas del escultismo por lo que se convierten en potenciales factores de riesgo para los scouts. Aquellos que digitalizaron obras, hicieron paginas webs o Blogs no fueron vistos con agrado por la Organización Scout ya que influenciada por la politica de mercado pretendía hacer un gran negocio con el material, las insignias y todo aquello que hacía a los scouts como franquicia corporativa… el escultismo se convirtió en una corporación y con posterioridad en uno de los instrumentos de la Corporocracia.

–         Ruben. ¡dejó de ser escultismo!

–         Bibliotecario. De alguna manera sí… pero bueno… hoy tómense el día releyendo, ya tenemos una actividad para Uds antes de que vuelvan a Ciudad Centro… vienen los Raiders de Colonia Marfil a pasar el día con Uds y a jugar algún partidito de scout – ball…

Comparte con otros... Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter4Print this pageEmail this to someone

0 Respuesta a “Relatos distópicos (14). Mas libros, más libres”


  • Ningún Comentario

Añade un Comentario