Relatos distópicos. Fuera de la Ciudad – Pantalla (6)

Joao se despide de los Huemules, no sin antes dejarle un GPS antiguo con batería solar, y la pulsera que les permite regresar a Ciudad Centro.

-Sacha. ¿Los desenlazados son muy peligrosos?

-Joao. Para nada… simplemente son quienes en un momento decidieron vivir fuera de Ciudad Centro porque no estaban de acuerdo con muchas de las cosas que allí sucedían. Al principio  eran perseguidos como marginales, pero con el tiempo algunas de las cosas que ellos producen o fabrican son muy valoradas por los mandos medios y superiores del Gobierno Corporativo, por lo que existe una relación pacífica… tengan cuidado de que no los confundan con espías de la Corporación, ahí si se les puede complicar…

El GPS indicaba la existencia de un arroyo que se alejaba de Ciudad Centro. Decidieron dirigirse allí porque era una buena manera de circular por lugares donde fácilmente no podrían ser vistos, como la ruta de acceso al muro por donde circulaban distintos vehículos.

El arroyo era recto y estaba contenido por murallas plásticas, se observaba que cada 500 metros había bocas de agua que conducirían a cañerías subterráneas que llevarían el agua hacia algún lugar. El paisaje era monótono: árboles a los costados del arroyo, y en el horizonte distintas máquinas – robots que trabajaban algunas sobre la tierra sembrando o recogiendo vegetales, otras sobre el aire pulverizando supuestamente aceleradores de crecimiento.

–         Kemal. ¡Miren! ¡Una casa en medio del campo! ¿si nos dirigimos hacia allí?

–         Maximiliam ¿y qué decimos? “Buenas tardes, nos escapamos de Ciudad Centro por los túneles” jajaja

–         Ruben. Bueno… vamos… algo se nos va a ocurrir.

Al salirse del costado del arroyo se observa que un aparato que se encontraba en el aire se dirige hacia ellos.

–         Sacha. ¡Ayyyy! ¡me dio electricidad!

Cada uno de los huemules recibía golpes eléctricos que provenían del aparato… como si  marcara un límite de paso; finalmente al llegar al camino que conducía hacia la casa se detuvo. Avanzaron por allí mientras el dron los acompañaba sin permitir que quitaran sus pies de la calle… si lo hacían la descarga eléctrica era ineludible… el descubrimiento fue realizado por Piero quien se divertía empujando a Kemal hacia el campo para escuchar un “¡Ayyyy!  con el comprobaba su teoría (lo que era divertido para casi toda la patrulla…)

Al llegar a la casa nadie los atiende. Se dirigen a un enorme galpón donde escuchaban ruidos de maquinaria, en la parte superior del portón un cartel anunciaba “Propiedad de TOMONSAN, desarrollos tecnológicos. No Ingrese sin expresa autorización de la corporación”.

–         Maximilian. ¿y ahora qué hacemos?

–         Ruben. Fácil… espiamos por la ventana.

No podía verse hacia dentro del galpón y Piero (callado pero efectivo) encuentra una pequeña ventana que podría ser de los sanitarios…

–         Piero ¿y si nos metemos por ahí?

–         Sacha. ¡Estan locos! ¡nos va a detener la Policía Corporativa y van a castigar a nuestros padres!

–         Kemal. No se discute… vamos y si vemos algo raro nos escapamos enseguida.

Ingresan a por los sanitarios y al asomarse al salón ven una serie de compartimientos donde había personas trabajando… se escuchaba a la manera de un compás musical “Botón rojo, apriete ingresar; botón verde, apriete agregar producto; botón azul, apriete ajustar fluidos”, frase que se repetía una y otra vez. Quienes hacían el trabajo parecían estar muy concentrados, les llamo la atención que su cabeza fuera más chica que lo normal y que en ningún momento miraran para el costado o hablaran entre ellos… esto los animó  a acercarse un poco mas y con unos pequeños binoculares observaron que en cada uno de los box en el que se encontraban 10 personas trabajando había distintos órganos del cuerpo… era un cultivo ¡pero de órganos humanos!

Suben unas escaleras y se deslizan sigilosamente hacia la oficina de la gerencia que se encontraba vacía, desde allí se veía toda el galpón . Al ingresar automáticamente se enciende una de las paredes – pantalla donde comienza una presentación institucional relatando y acompañando con imágenes 3 D la historia de la empresa, Se refiere al personal como altamente efectivo y abocado a su trabajo sin distracciones, y que el mismo fue producido a partir de un experimento genético realizado con mosquitos en América Latina, en la época en que los paises buscaban mejores condiciones vida para todos los habitantes perjudicando los intereses corporativos. “…Los trabajadores de Tomonsan son desarrollados genéticamente en los vientres de personas desenlazadas capturadas por la Policia Corporativa; la intervención genética permite eliminar las expectativas personales para que no interfieran con los intereses de la empresa obteniendo verdaderas computadoras biológicas adaptadas a  las necesidades productivas ”.

Sin darse cuenta los Huemules  habían activado la alarma y un vigilante también de cabeza chica pero muy corpulento llega al lugar para decir “no está permitido estar en la oficina”, Logran eludirlo porque eran varios y el uniformado no se decidía a quien tomar; al salir de la oficina observan que otros vigilantes se acercaban… comienzan a correr, y gracias a la torpeza y el tamaño de los perseguidores logran escapar por el mismo lugar que entraron quedando un perseguidor atrapado en la ventana gracias a su tamaño… Mientras corrían escuchaban en un altavoz“La corporación ya los ha identificado, quédense en el lugar en espera de la Policía Corporativa sino serán perseguidos”

 

Luego de unos minutos de correr a campo traviesa evadiendo drones que enviaban descargas eléctricas, llegan a los árboles del arroyo… A lo lejos se veía a los vigilantes corriendo torpemente por el camino sin entrar en los campos… tres horas fuera de Ciudad Centro y se habían convertido en una “patrulla fugitiva”..

Comparte con otros... Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Print this pageEmail this to someone

0 Respuesta a “Relatos distópicos. Fuera de la Ciudad – Pantalla (6)”


  • Ningún Comentario

Añade un Comentario