Aprendiendo del pasado

l_b2126e40-d04a-11e1-9a96-317599000008Os contaba la semana anterior que en ocasiones es necesario dar un paso atrás para recuperar la esencia original de las cosas, pues con tantas innovaciones puede llegar a perderse, oculta entre mil y un protocolos, ideas peregrinas o tradiciones sin origen claro. Un paso atrás para coger impulso.

No. No se trata de reproducir lo que se hacía en los 70, 80 o 90. Ni mucho menos lo que hacía mi padre en los 50 o los 60. Se trata de echar la vista atrás y analizar con detalle qué cosas son las que han tenido éxito y por qué, sin dejar por ello de utilizar todas aquellas cosas actuales que nos ayuden a aplicar el método mejor y con más seguridad.

Esa necesidad la vio el mismo fundador, tal como os enseñé en dicho artículo, pero desde luego no era el único. Recordaréis que el viejo Jefe hacía referencia a Tage Cartensen y su informe, así que antes de avanzar a “redescubrir el escultismo” creo que sería interesante echar un vistazo por encima a lo que dijo este buen señor (que era el Delegado de Dinamarca durante la Conferencia Internacional que se celebró en Holanda en 1937), que empieza con una frase rotunda: “Niego categóricamente que el escultismo esté pasado de moda”

Tage Carstensen

Tage Carstensen

“Niego categóricamente que el escultismo esté pasado de moda.

Muchos han intentado, y aún lo siguen haciendo, añadirle nuevas ideas. Esto se ha hecho con frecuencia especialmente por aquellos que quieren utilizar a los scouts para propagar alguna idea particular o una moda pasajera. La mayoría de nuestros problemas actuales, cambios y demás son problemas de los adultos y no deberíamos involucrar a los chicos en ellos.

También se escucha por todas partes el argumento de la era mecánica, pero no creo que todos los chicos se interesen en la favoritecampgadgets2mecánica. Todos nosotros hemos jugado con juguetes mecánicos en nuestro momento, incluso los hemos construido, sin embargo no deberíamos dejarlos que interfieran en cómo desarrollamos nuestro escultismo, no debemos buscar el cambio de la naturaleza por la tecnología.

Se han hecho muchos intentos de este tipo por modernizar el escultismo y todos los que he visto u oído han fracasado. Dinamarca pasó por esa misma fase hasta que decidieron volver a usar los viejos métodos, las formas básicas del escultismo. La respuesta en cifras y en la práctica de esta decisión ha sido de lo más alentadora.

scouts-pic-2El modo de tener éxito en una Tropa es a través de la Promesa y Ley scouts, el conocimiento de los bosques, campismo primitivo y actividades al aire libre, y no a través del lujo o la excesiva organización.

Los cuatro medios básicos para aplicar el escultismo en la Tropa son:

  1. La atención a los individuos, de modo que se estudien las ideas de los chavales y se les anime a que se eduquen ellos mismos. Es necesario sugerirles ideas y darles la oportunidad de que las propuestas nazcan de su propia cosecha. Las insignias son de gran valor tanto como sugerencia como para estimular la consecución de metas.
  2. El trabajo en la Patrulla, evitando el peligro de usar el aspecto competitivo en exceso. Su valor subyace en el propio manejo del equipo, compartiendo experiencias y realizando actividades de modo que los más nuevos adquieran de modo inconsciente el conocimiento y sientan que progresan.patrol-method
  3. Los Juegos, aunque existe la tendencia a sobre-utilizarlos hasta el punto de que tantos árboles no dejan ver el bosque. Algunos scouters parecen creer que siempre que se reúne la tropa es necesaria una batería de juegos para educar. Este es un modo equivocado de verlo. Los juegos son útiles para ilustrar o practicar actividades scouts concretas, o para estimular el desarrollo mental o físico, pero la mayor parte del programa scout debe ser tan divertido como un juego.
  4. Las historias, que pueden usarse para añadir el ambiente adecuado de magia y misterio, para despertar la imaginación en cualquier tarea concreta. La misma
    historia del escultismo nos habla del poder de esa imaginación y de la atmósfera adecuada.

cub-scout-camping

Existen dos peligros principales: utilizar uno de los métodos de modo predominante frente al resto con el resultado inevitable del hartazgo y aburrimiento de los chicos. Para retener el interés debemos permanecer atentos, cambiar con frecuencia las actividades y permanecer receptivos a las propuestas.

El otro peligro es la tendencia a hacer del escultismo un asunto demasiado serio…si el escultismo no es diversión no tendrá vida. (“More Gilcraft Gleanings “, 1938)

Como os contaba, a lo largo de los años han sido muchas las voces que han advertido006047 de la necesidad de tener claros los conceptos del juego. En esa misma recopilación de artículos publicados por Gilcraft podemos leer la opinión de otros scouters de la época (1938) y que me resulta igualmente ilustrativa:

“Creo que los próximos 10 años van a ser los más difíciles para el Escultismo en todos los países donde éste existe (y tanto, dificilmente imaginarían que estaban al borde de la 2ª Guerra Mundial).

Nos encontramos en un momento de crisis dentro de la historia del mundo y también en la del escultismo. Una nueva generación se va a hacer cargo de la dirección de nuestro movimiento. Esta nueva generación no sólo se va a ver puesta a prueba como tal sino que tendrá también que lidiar con nuevas dificultades no existentes en los primeros tiempos. Dificultades debidas en parte al éxito del mismo escultismo, con el resultado de que muchos de sus métodos y actividades han sido adoptados y adaptados por otras organizaciones, así como por el conjunto del sistema educativo. Debemos afrontar dos importantes cuestiones:

¿Es preciso cambiar el escultismo, sus actividades y métodos, con el fin de ponerlo en concordancia con las nuevas líneas de pensamiento y desarrollo?
O por el contrario ¿es mejor ceñirse a la concepción original y a sus objetivos, métodos y propósitos fundamentales?

descargaPersonalmente creo que la mayor contribución que el escultismo puede hacer al mundo de hoy es mantenerse firme en sus ideas y convicciones y de ese modo asegurar el desarrollo continuo de los jóvenes mediante la ejercitación de sus propias capacidades y de su propio liderazgo (tal y como viene siendo desarrollado por el Sistema de Patrullas), y permitirles de este modo conseguir que adquieran el valor y la felicidad de la participación el Gran Juego al Aire Libre.”

Resulta muy curioso contemplar cómo aquellos scouters de hace casi 80 años se enfrentaban a las mismas cuestiones que hoy día. El hecho de que se publicaran en la colección Gilcraft nos demuestra que no era algo sin importancia, sino que preocupaba a los grandes ideólogos del movimiento, incluyendo a Baden-Powell.

Pero no creáis que esas impresiones se limitan a personajes antiquísimos. La semana que viene os traeré el ejemplo de un Eagle Scout norteamericano de veintipocos años que creó un blog que aborda precisamente estos mismos problemas. Él y su blog son la prueba de que es necesaria esa vista atrás parar recuperar ideas que muchos han creído superadas y nos pueden llevar a tener un escultismo más completo.

Si os apetece le echaremos un vistazo y os cuento más detalles…

Comparte con otros... Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter3Print this pageEmail this to someone

2 Respuestas a “Aprendiendo del pasado”


  • Se viene interesante la linea. Comparto la opinión de Cartensen. Creo que han existido dos tipos de cambios en el escultismo.
    1) Reactualizaiones: Aquellas que son necesarias, la más importante es el fenómeno sociológico de la posguerra que en las sociedades occidentales a la etapa puberal le añade un periodo que hoy conocemos como adolescencia, que es un fenómeno sociológico que generó un necesario desglose de la rama scout en dos grupos de edades… cuestion que cada pais hizo como pudo.
    2) Renovaciones. Esto implica la introduccion de cambios paradigmáticos dentro del movimiento, sujeto a las modas educativas de las distintas épocas. por ejemplo el giro de los 60/70 a partir de un paradigma constructivista (Laszlo Nagy), el giro de los 90 a partir de un paradigma cognitivo-comportamental.

    No son lo mismo (1) que (2) ya que (2) toca a lo que funda el escultismo.
    ¡Saludos!

  • ricardo palomino vallve PERU

    Excelente comentario

Añade un Comentario