Scouts de México niega el abuso en el caso de la castora Sharon y denuncia acoso contra sus scouts

Dónde todos vimos a una pobre niña llorando humillada por su scouter, la Federación Mexicana de Escultismo no ve más que una cuestión de percepción.

Logo Scouts de Mexico

Así lo defendió el presidente de , Salvador Mendiola y Martínez, en una entrevista al diario LA FE, que reproducimos a continuación. Una postura que va más allá de la sostenida por el presidente de la ASMAC, Jorge Arturo León y Vélez, que ya negó el abuso en esta entrevista en televisión.

Salvador Mendiola denunció además que la víctima en este caso no es la chiquilla Shanon sino el movimiento scout y que numerosos asociados han sufrido acosos y amenazas por algo que califica de malentendido. También repitió el argumento que ya esgrimió en su día la ASMAC de que la pequeña no pertenece a la asociación y por tanto todo ocurrió fuera del ámbito scout.

La entrevista completa, tras el salto.

DIARIO LA FE: Fuimos cuestionados dura e injustamente por el caso “Sharon”: Movimiento Scout en México.

“El caso ‘Sharon’ o de la ‘castorcita mojada con refresco de cola’ pareciera, a primera vista, una cruel novatada y un abuso intencional hacia una niña indefensa, y como resultado de esta penosa acción, se satanizó a una persona, sin conocer el contexto real de lo que ocurrió”.

Así lo consideró el presidente de la Federación Mexicana de Escultismo, Salvador Mendiola y Martínez, quien en entrevista para Desde la fe explicó cómo ocurrieron los hechos, y cuál fue la razón por la que este “lamentable acontecimiento” escaló en los medios de comunicación y en las redes sociales.

“Los hechos fueron los siguientes –detalló el dirigente–: la pequeña recibió su pañoleta y, como festejo, la rociarían con refresco, como en algunos grupos se acostumbra. La madre, por su parte, grabó el suceso para tenerlo como recuerdo de ese día, y el padre simplemente lo subió a la red”.

Consideró que el “alboroto” se debió principalmente a una cuestión de percepción, pues “cada quien tomó partido al escuchar los noticieros, y juzgó en las redes sociales a los involucrados de acuerdo con su criterio personal y de lo que únicamente se apreció en el video, condenando a las personas y no al hecho. Por tal razón, se hizo una bola de nieve cuando se parcializó la noticia y nos salpicó a todos”.

Mendiola y Martínez lamenta que se haya satanizado al movimiento scout en México a causa de una incorrecta acción de la dirigente, a quien se le apodó “Lady Bulliyng”, y esto se debe a que la mayoría de las personas desconocen el contexto real de lo que ocurrió; no obstante, reconoció que la situación se salió de control: “cuando la niña empezó a llorar, con justificada razón, el festejo debió pararse de inmediato, pero fue la falta de capacitación, experiencia, sentido común y autocontrol de emociones, lo que provocó que los resultados afectaran a un gran número de personas”.

Y es que –añadió– actualmente la dirigente fue sancionada y no puede salir de casa por acoso y amenazas, la madre y el padre han tenido que pasar la pena de asistir a citatorios para hacer declaraciones relacionadas con conflictos de pareja, y la niña tendrá que recibir terapia.

“Sería bueno que en lugar de pensar en linchamientos, aprendiéramos a buscar soluciones para otorgar justamente el beneficio de la duda. Pensemos por un instante que la dirigente sólo quiso realizar con buena intensión el festejo, que la madre deseaba tener un recuerdo para la posteridad y que el padre sólo anhelaba que su hija se sintiera contenta o protegida al estar con él. A pesar de todo, es importante que aprendamos que cada acción realizada trae consigo consecuencias y que es un rasgo de madurez el pedir perdón, aceptando responsablemente el error cometido.

De manera personal –dijo– respeto a la persona, pero repruebo la acción mal encauzada de la dirigente en cuestión, que efectivamente portaba un uniforme con insignias, pero que no pertenece a la Federación y que ya ha sido sancionada por este penoso suceso en su organización, pero tampoco puede ser correcto buscar chivos expiatorios para justificar acciones de sobreprotección o custodia de los hijos”.

Para el presidente de la FMEAC, otra secuela del lamentable acontecimiento es que el Escultismo en México ha sido duramente cuestionado por la población, pues decenas de jóvenes y niños que trabajan por crear un México mejor, han sufrido daño moral con comentarios agresivos, hostigamiento y burlas en la calle o en internet, tan sólo por ser scouts”.

Agregó: “Por experiencia sabemos que las instituciones no son las que fallan, sino las personas que, por desconocimiento, cometen errores a veces involuntarios”.

En este sentido, recordó que el Movimiento Scout ha forjado, a lo largo de los años, a millones de seres humanos íntegros, “pero en este caso en particular, fue juzgado duramente por el acto de una sola persona, que utilizó una tradición de manera errónea y que en nuestros días podría ser cuestionable por muchos”.

Explicó que el espíritu del movimiento dista mucho de la imagen que provocan algunas prácticas ‘tradicionales’ de grupos que todavía trabajan con ‘novatadas’ o ‘castigos’; no obstante, consideró que para otros muchos adolescentes, dichas prácticas pueden representar una forma de identidad con su grupo o simplemente un divertido “baño de cabuz”.

Por ello, hizo un llamado a la sociedad mexicana a obrar con prudencia, justicia y reconocer todos los beneficios que el Escultismo ha brindado en las labores de auxilio hacia la comunidad en casos de desastre o contingencia, las buenas acciones diarias que realizan de manera callada los “chicos con pañoleta”, como los servicios a parroquias, hospitales y centros de salud, orfanatorios e instituciones deportivas, o el impulso que le han dado al país líderes empresariales, honestos y visionarios, que comenzaron su labor social como pequeños exploradores: “un hecho aislado como éste, no debe ser utilizado como parte del descrédito de niños y jóvenes inocentes que trabajan de manera altruista y profesional para beneficio de una mejor sociedad”.

Concluyó: “Estoy convencido de que esta penosa acción nos servirá para obrar con cautela y aprender a brindar un mejor servicio a la sociedad. Ayudemos a salvar la dignidad del caído, como lo hizo Jesús con la pecadora. Aprendamos a comportarnos como verdaderos cristianos, ya que como juzguemos, así seremos juzgados”.

Comparte con otros... Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter6Print this pageEmail this to someone

7 Respuestas a “Scouts de México niega el abuso en el caso de la castora Sharon y denuncia acoso contra sus scouts”


  • Salvador Mendiola MEXICO

    Muy estimados hermanos. Ante todo agradezco que nos hayan leído en el semanario Desde La fe y puedo asegurarles que los comentarios expuestos, nada tienen que ver con ataque entre organizaciones. Considero que en estos momentos es importante ver por los muchachos y no por protagonismos personales. Todos salimos afectados y me consta en carne propia. No buscamos culpables, por lo contrario, que la sociedad no se quede con la falsa idea de que somos agresivos. Es lamentable lo que pasó con la niña y confirmamos y respetamos que la rama de Castores no forma parte de algunas organizaciones. Les pido de la manera más atenta prudencia en los comentarios ya que hemos tratado de tener acercamientos con todas las organizaciones para beneficio de nuestros muchachos. Hagamos un esfuerzo de fraternidad, creo que será de más utilidad. Les agradezco su interés y su buena voluntad de informar.

  • Salvador Mendiola MEXICO

    Por cierto, estamos trabajando para que este tipo de acciones lamentables que lacern la autoestinma, no se repitan en ningún grupo, este o no registrado. Les agradecemos mucho su trabajo en contra del bullying y a favor del respeto de los derechos de cada niño. Reciban un fuerte abrazo.

  • Salvador Mendiola MEXICO

    En otro comunicado en la red, hice notar que era muy delicado realizar este tipo de festejos, novatadas y castigos que de hecho es importante eliminar porque pueden afectar la dignidad de las personas especialmente de los niños. Es muy lamentable que los niños tengan que pasar por esto y en el caso de esta pequeña la mayor parte de las organizaciones con justificada razón reprobó el hecho. El artículo no lo minimiza, simplemente da respuesta al problema que se desencadenó a partir de este hecho. Otras partes del mundo no fueron afectadas ya que el problema fue local. Es necesario vivir en México para saber y sentir lo que ha ocurrido. No deseamos que la entrevista sirva para minimizar los hechos pues estamos hablando de dos situaciones distintas. Una reprobable que es la agresión hacia la niña y que merece todo nuestro respeto y otra muy distinta que es la reacción social en contra de inocentes también menores de edad. Por otro lado, los comentarios vertidos comparando organizaciones, podrían generar conflictos no deseados ente hermanos, sobre todo ahora que es necesario dialogar y tener acuerdos. Nuevamente pido prudencia en la emisión de juicios para que de esta manera podamos sanar las heridas que se han producido. Crecemos y aprendemos más con comentarios reflexivos, que con crítica destructiva. Nuevamente reciban un abrazo sincero y un apretón de mano izquierda.

  • Muy estimados hermanos de misión:

    Me alegra mucho que La Roca y la FMEAC coincidan en este espacio, que es un privilegiado Local Scout mundial (aunque virtual).

    Conozco las actividades y esfuerzos de los grupos afiliados a la ASMAC así como de algunas instituciones afiliadas a la FMEAC, al igual de de otras organizaciones que no se consideran escultas aunque de hecho lo son (eclesiales y militarizadas). De ello y del triste sucedido que ahora ventilamos, obtengo, entre otras, la confirmación de cuán importante es, para quienes trabajamos por la formación integral de las nuevas generaciones, trabajar unidos a instituciones fuertes (pero no tiránicas) que resguarden con celo pero también con inteligencia el marco simbólico, la misión y método formativos, trasmitiéndolos a los dirigentes con sólidas bases pedagógicas y éticas.

    Las carencias formativas siempre son llenadas por la improvisación, y ya entrados en ese territorio nebuloso, las buenas intenciones pueden pervertirse con facilidad, porque los límites no están claros. Así, un acto poco pensado nos ha traído una cascada de problemas, igual para la pequeña Sharon que para la imagen del Movimiento en México (opacando una tradición centenaria de altruismo y virtud), sin olvidar a los miles de muchachos que se ven injustamente señalados, ni a los tres adultos sobre quienes pende el juicio social debido a sus respectivas imprudencias: la dirigente, el padre y la madre.

    No siento yo, como dice Salvador, que se compare en momento alguno a los escultas de diferentes asociaciones. Pero tampoco veo que se ponga el acento sobre el problema que considero mayor: la existencia de grupos espontáneos (como al que pertenecía Sharon, que ya fue desconocido públicamente por las asociaciones más grandes del país y, entiendo, terminó clausurado a consecuencia de estos hechos), carentes del apoyo formativo y la representatividad legal de una institución sólida, donde los dirigentes conozcan de primera mano las bases pedagógicas que requiere la trasmisión del Método, y donde todos sean (seamos) corresponsables de las consecuencias (buenas y malas) de cómo se aplica éste en los locales.

    Los libros de B-P son valiosísimos, yo mismo he reprochado a ciertos grupos que prescindan de ellos o, peor, escamoteen su lectura a los muchachos. Pero son insuficientes. Existen espacios grises en el Método que sólo pueden ser iluminados por la teoría y técnica didáctica, el conocimiento sólido de la ética y y una práctica bien fundada de las habilidades que se pretende cultivar en los chicos: todo esto se obtiene solamente en el seno de una institución que posea el acervo y los espacios apropiados.

    Si bien el Escultismo es, en esencia, un método y no la carta fundacional de una (sola) institución, la triste anécdota de la castorcita debe ser una llamada de atención sobre los riesgos que conlleva promover nuevas secesiones, subasociaciones «independientes de los independientes» y «grupos libres» a puro golpe de individualismo o de berrinche, disgregando esfuerzos y apartándonos cada vez más de una mínima y necesaria institucionalidad. Por eso agradezco en nombre propio de muchos mexicanos que llevamos la Promesa y la Ley en corazón, el esfuerzo de Salvador y la Federación Mexicana de Escultismo, AC por su apertura a todos los grupos y asociaciones que -cada cual sus razones- optan por aplicar el Método al margen de las directrices que marcan la OMMS y ASMAC, pero son conscientes de su gran responsabilidad y de cuán necesario es partir de una base formativa sólida.

    Va un apretón de mano izquierda desde este lado del Atlántico.

  • Jose Ernesto Ontiveros MEXICO

    No entiendo tu mensaje parece que no estas enterado que lo de la Castorcita paso en un Grupo Oficial de ASMAC, es un sinsentido que esta ultima organizacion cerrara un grupo que no perteneciera a ella.

  • Gracias por la observación, José Ernesto. Ante el acúmulo de notas que leí sobre el tema, no me quedó claro si el grupo era o no miembro reconocido de alguna asociación. El texto más coherente que leí, hace ya dos semanas, decía que se trataba de un grupo «independiente», y asimismo retomaba las declaraciones, desconociéndolo, de ASMAC y una de las varias organizaciones también autoproclamadas «independientes»; razón por la cual lo tomé de base para formar mi opinión.
    Si, lamentablemente, el grupo era miembro de ASMAC, reconocido y “en regla”, ¿por qué se le permitía hacer novatadas, mantener grupo en una rama no reconocida y otros varios etcétera? ¿O actuaba “por la libre”, a espaldas de la organización?
    Fuera cual fuera su situación institucional-legal, el hecho es que se cayó precisamente en la falta de institucionalidad y profesionalidad que argumento más arriba. Que San Jorge y B-P sigan intercediendo, allá en el Campamento Eterno, por la pureza de nuestra obra e intención.

  • Y que importa a que asociación pertenece el grupo?

    Lo importante de Nuestro Movimiento, SON LOS MUCHACHOS. Y si hacemos llorar a uno con una “novatada” en nombre de la “tradición” y “costumbres”, mejor será que colguemos el pañuelo y nos dediquemos al ping pong.

    Estaría bueno saber que otras “novatadas” se hacen… no quiero pensar en lo que pasaría en caso de una Promesa.

Añade un Comentario