Migas y reflexiones scouts

12901482_10153786116026144_3707288041370224487_o

Las migas son un plato elaborado básicamente con pan, aceite, agua y ajo. Muy asociado a la trashumancia, cuando los pastores recorrían las cañadas reales de norte a sur y viceversa. Una comida barata, energética y que calentaba el cuerpo y el alma después de las duras jornadas de trabajo.

En la actualidad, todo negocio que da desayunos en Badajoz seguro que puede ofrecerte un excelente plato de migas con un café. Ten por seguro que aunque vayas a diez bares distintos, todos tendrán un toque diferenciador con este plato (pimientos, tocino, sardina, aceitunas, pimentón, torreznos,…), pero también verás que los elementos básicos comentados antes, agua, pan, aceite y ajo, están permanentes, de lo contrario, ya no serían migas.

¿Y qué tiene que ver las migas con el escultismo?

Hace escasos días tuve la suerte de tener un debate entorno a varios platos de migas y cafés, con pañoleta al cuello. En este debate nos encontrábamos un grupo muy heterogéneo de personas: edades comprendidas entre la veintena recién cumplida hasta los cincuenta y pocos, ambos sexos, con experiencia diversa en el escultismo en tiempo, secciones y asociaciones.

Pero todos coincidíamos en algo, y es que, al igual que las migas, creíamos en que el Movimiento Scout debía tener sus ingredientes básicos: Promesa, Ley y Sistema de Patrullas. Se podían añadir elementos diversos, simbología externa según necesidades o gustos, estructura administrativa más o menos compleja, etc.

Algunas personas que se encontraban presentes comentaban cómo habían observado en sus grupos y asociaciones que alguna de estas bases del trípode del escultismo habían sido desvirtuadas, o desaparecido. El motivo, básicamente, por comodidad de los responsables de las secciones.

El Movimiento Scout es muy sencillo de trabajar, si se hace bien y si se quiere trabajar. La formación de los responsables, el que supone la obtención de la Insignia de Madera, debe dar herramientas a los scouters para poder llevar su sección desde el mismo momento en que se termina la formación, o incluso, a lo largo de esta.

España tiene un problema burocrático en lo que se refiere a la formación de los educadores scouts. Para poder dirigir jóvenes hay que disponer de un título de monitor de ocio y tiempo libre, que se obtiene a través de una escuela de animación y tiempo libre registrada en la comunidad autónoma correspondiente (Veremos que ocurre con estos títulos cuando se comience a solicitar los certificados de profesionalidad y  muchos no posean los requisitos necesarios para obtenerlo) Para la coordinación de grupos de monitores, el título se denomina de Director de ocio y tiempo libre.

Dentro de estos cursos existen unas horas específicas, de libre disposición para cada escuela, en las que la misma puede impartir los contenidos que desee. Las escuelas de Insignia de Madera colocan aquí los contenidos scouts, alrededor de 120 horas para la titulación de Monitor (las asociaciones scouts entregan como símbolo externo un nudo cabeza de turco o Gilwell al finalizar el curso)

Muy bien, estupendo… ¿y qué? ¿Creéis que en 120 horas se forma correctamente a un scouter? ¿Y más cuando el 90% del contenido es teórico y poco práctico?

De esas 120 horas… ¿cuantas se dedican a trabajar los contenidos de Ley, Promesa y Sistema de Patrulla?

Si, está estupendo concienciar en reciclaje a los scouters… pero ¿no ha sido el escultismo pionero en las famosas “tres R”? Si, si, genial la concienciación en voluntariado y su impacto en la sociedad… pero… ¿no fue el movimiento scout pionero también en el concepto de voluntariado? ¿o es que aquello de “el scout realiza la BA sin esperar recompensa” es solo un lema antiguo?

Las habilidades manuales, geniales para trabajar con todas las ramas, sobre todo las pequeñas para mejorar su motricidad fina, capacidad de coordinación óculo – manual, bla, bla,bla… pero no solo de pulseritas y cometas de hilo vive el scout…

La “educación por la acción” se debe aplicar con nuestros scouts… pero también en la formación de nuestros responsables, porque deben portar lo aprendido a sus secciones.

Mientras las migas iban acabándose y el café comenzaba a a asomar sus posos al final de la taza, los temas seguían cayendo. Era curioso observar cómo a pesar de la diversidad de experiencias scouts todos nos encontrábamos en una misma onda: el movimiento scout en España está necesario de una revolución y de una renovación, que no tiene porque ser un paso hacia adelante, ni realizar un escultismo de 1912. Muchos coincidíamos como hay una necesidad de volver a los orígenes, aprovechando las ventajas que nos da el presente.

Grupos scouts de asociaciones mayoritarias se están planteando cosas. Scouts adultos están volviendo a estar activos en grupos scouts: tiempo disponible por jubilaciones, papas scouts que tienen a sus hijos en un grupo y quieren colaborar, etc. Y al retomar su pañoleta ven que ya no son las cosas “como antes”, y no solo por el cambio de color del uniforme, o por que las insignias hayan cambiado, sino por la pérdida en muchos casos, del sentimiento de aventura y de valores y mística tradicional del movimiento.

Ley, Promesa y Sistema de Patrulla, lo sencillo se escribe en pocas palabras.

Dûrin

Comparte con otros... Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter3Print this pageEmail this to someone

9 Respuestas a “Migas y reflexiones scouts”


  • Juan J Pérez-Gato legendario

    Estoy muy de acuerdo con tus reflexiones Durin.
    El método scout es muy simple y a veces nos empeñamos en querer convertirlo en un sistema educativo formal (aunque curiosamente lo disfracemos de lo contrario). De ese modo se acaba perdiendo la perspectiva real.
    Sin embargo discrepo en que todo se reduzca a Ley,Promesa y Sistema de Patrullas. Sin bien es cierto que las dos primeras son la “fuerza que guía” y que el Sistema de Patrullas es la clave…no podemos hacer un buen escultismo sin tomar el resto de elementos esenciales: aprender haciendo, marco simbólico de aventura, un sistema de progresión motivador y en el que cada chico marca su ritmo según sus capacidades, el desarrollo de actividades en el medio natural como clave para poder sacar lo mejor de los chavales, y educadores que cumplen un papel de hermano mayor, dando ejemplo y sirviendo de guía, no como directores del juego.
    Si no se utilizan todas en un ejercicio equilibrado…no estamos jugando bien.
    Y estoy muy de acuerdo en que los cursos deberían hacer mucho hincapié en que se experimente el método en primera persona. Es el único modo de aprenderlo (IGUAL QUE NOSOSTROS HACEMOS CON NUESTROS CHICOS: LEARNING BY DOING).
    En cuanto al Sistema de Patrullas…por desgracia la mayoría de grupos los utilizan como simples equipos que engloban a los chavales, y no le sacan ni la mitad del partido que podrían. En fin, esto da para muuuchas migas y muuuuchos cafés, je, je.

  • Gato,
    Estoy poniendo la cafetera de litro y la perola de migas está calentita (por cierto, tu quieres pimiento y torrezno en las tuyas?)
    En efecto, muchas migas y cafés para compartir y debatir.

    Estoy totalmente contigo en que Ley, Promesa y Sistema de Patrulla no lo es todo… es la base sobre la que construir.
    La educación por la acción es el sistema con el que el escultismo se desmarcó sobre las metodologías existentes en su nacimiento, bebiendo de las fuentes de la Escuela Nueva y el método Montessori. BP, como buen ecléctico, tomo de aquí y de alli, de sus lecturas, carteos, viajes y experiencias personales.
    Se podría decir, que, salvando las distancias, el escultismo fue el Jeet Kune Do de la educacion no formal…
    Una de las cosas que diferencian al escultismo es que el reconocimiento de la consecución de etapas no es realizado por el educador, sino por el propio educando, o el grupo de iguales.
    En términos scouts, esa insignia de progresión no la otorga el scouter, sino que es reconocida por los compañeros de rama, durante la corte de honor (uy, caca, eso no se dice, que es malo y viejuno) o roca del consejo, o reunión de clan…
    Y si, claro, sin discudsion, la entrega, imposición o como lo queramos denominar, del elemento simbólico que indica el paso de progresión, debe tener su mística y su ceremonia. Es el momento, especial, único que marca el avance del scout, y como tal, debe quedar en el recuerdo como algo especial, porque es lo que es: un nuevo paso en el camino de la vida.
    El escultismo es un juego sencillo de jugar si tenemos las reglas claras. Pero hay gente que se ha empeñado en cambiar las reglas a su gusto, necesidad o pereza… Es como si yo apunto a mi hijo a fútbol, pero el entrenador dice que el fuera de juego no se usa, que el balon se puede usar con la mano en el área pequeña y que además, el portero debe ir a la pata coja… Ok, seguiremos jugando con esas reglas, pero ya no podemos llamarlo fútbol.

    El tan denostado Sistema de Patrullas, al menos en algunos grupos y asociaciones, es el sistema base del escultismo… sino, como decía Enrique Genoves, se estará haciendo “otra cosa, pero no escultismo”.

  • Estoy de acuerdo contigo, pero tengo un par de cosillas que matizar:
    -En CyL, el título de Monitor de Tiempo Libre (MTL) son 300 horas, en la ETLIM esas 300 horas son de puro escultismo, y te garantizo que en el Sistema de Formación de ASDE hay más horas de “Ley y promesa” que de “manualidades”. Y yo me pregunto… ¿Lo que tu has dicho con las manualidades no es aplicable a las construcciones? Si, son geniales, perfectas y necesarias, ¿pero no se le da a veces demasiada importancia? Tanta como para juzgar si un grupo scout lo hace bien o mal (sin importar como trabaje la Ley y la Promesa). El título de Coordinador de Tiempo Libre son 400 horas (y de nuevo, todas scout). me hacía mucha gracia el comentario de un antiguo scout de que decía algo así como “es que no se por que le damos tanta importancia a la legislación”… Bien, bonito, intenta hacer un campamento de verano sin papeles, que al inspector le va a dar de lado tu ley y promesa. ¿no es importante para un Scouter (o un coordinador) saber como hacer esos papeles? Por que si de cometas de hilo no viven los scout, sin campamentos, menos.
    -En cuanto a los scouters que vuelven con el tiempo… Me he encontrado casos muy positivos en mi asociación, de Scouters que entienden que el escultismo de ahora no es el mismo que hace 30 años (por lo mismo que los niños no lo son), al igual que me he encontrado casos de “no, es que esto no se hacía así”. Casualmente, del segundo caso las quejas eran más por tonterías que por ley y promesa… “que es que no se hace fuego (no se puede en algunas épocas del año), que es que ya no se hacen novatadas (no, no voy a atar a un niño a un árbol, gracias), que es que que es eso de que los lobatos no tengan casquete…” En fin, bobadas, nunca nada positivo.

    En cuanto a la formación de Scouters… Quien no se forma, es por que no quiere, facilidades hay todas las del mundo, y como mucho a 3 horas de tu casa (en el caso de CyL) Cada año se imponen muchos Gilwells e Insignias de Madera, ¿eso es que nos estamos formando, no?

    En cuanto a lo de “volver a los orígenes”… Sinceramente, esa historia ya me la se, y normalmente cuando se “vuelve a los orígenes” es para bobadas como las que he dicho antes, y no por lo importante (por que la Ley y Promesa se trabaja), volvemos para las insignias y para los casquetes, que son, en mi opinión, chorradas supeditadas a la educación Scout de nuestros chicos.

    Como conclusión, el Sistema de Patrullas, la Ley, y la Promesa se trabaja divinamente sin necesidad de llevar camisa (ni pañoleta, se es Scout toda la vida y no siempre la llevas). Justificar que se “vuelve a los orígenes” para educar mejor esos tres pilares (que para mi no son 3, son 5 los pilares del Método Scout) me parece esconder lo que queremos con lo que necesitamos.

  • Alex,

    Un placer contar con tu opinión, tanto a nivel personal como por la entidad a la que representas.

    Las generalizaciones son, como todos sabemos, malas por naturaleza. Como podras observar, en ningún momento se habla sobre entidades, asociaciones o grupos concretos, sino que es más bien una línea similar de pensamiento entre los asistentes al “migas & scouting” 🙂

    No dudo que ASDE CyL prime en la formación de sus scouters el espiritu scout, y me alegro de que así sea. No puedo opinar sobre el contenido de la formacion IM de la Escuela de tu asociación, ya que no la conozco, pero seguro que está muy completa, sabiendo quienes han pasado como formadores y directores de la misma.

    Respecto al manido “construcciones molan mas que maripositas de medias de colores”. Cada actividad manual es correcta, dependiendo de los objetivos a conseguir, edades a las que va dirigida, y necesidades de la sección y de la persona.

    Las construcciones en concreto no son solo “como mola mi amarre”, sino que es el medio para trabajar otras cosas más etéreas: trabajo en equipo, toma de decisiones, liderazgo, organización de tiempos y espacios,… que tanto a nivel de patrulla, como de sección, pueden ser elementos de cohesión de los mismos, de detección de problemas en el grupo, de solución de problemas,…

    Si, es cierto que el pionerismo es algo que llama la atención, e incita a la aventura (quien no ha puesto los ojos como platos cuando un scouter ha comentado en una reunión “esta acampada vamos a hacer comida trampera y se hace asi…”)

    Claro, Alex, estoy de acuerdo en que (nuevamente las generalizaciónes) no todos los “viejas glorias” que vuelven al escultismo lo hacen primero con afan de aprender (cuanto BP resucitado….), ni con humildad para reciclarse. Si, si, “antes se hacia asi” claaaaro…. pero “ahora no”: la ley no lo permite, la lógica y coherencia tampoco, y el seguro además se niega a pagar nada si te tiras por el monte a través con una seisena… Pero eso es cuestión de esas personas en concreto. Más mal hace las buenas intenciones que otra cosa…

    Sobre el acceso a la formación de scouters… ya hemos hablado de ese tema alguna vez tu y yo ¿verdad? No en todos los grupos ni asociaciones cuecen las habas igual… Grupos scouts que daban prioridad a formar rovers de segundo año porque eran “la savia nueva”, estando scouters dando servicio desde hacia dos años y que no se les permitía el acceso a la formación porque “se iban a ir pronto”.
    Luego está también el interes de la persona por formarse “baaahh! si hay tiempo”, “es que es un rollo, total para ir al campo…” Y habría que analizar que problema hay para que la gente no se forme… No ya solo por el tema legal (¡señores, que es obligatorio para poder llevar niños y jóvenes!) sino porque no les interesan los contenidos. ¿Falta de motivación desde el Kraal y asociación?

    Volver a los orígenes no es subirse al sillin y ponerse a repartir correo como si estuvieramos de nuevo en Mafeking. Gato bien ha desgranado en este mismo blog como este tipo de pensamiento ya era algo común al poco tiempo de instaurarse el escultismo en muchos paises del mundo. ¿Momentos cíclicos? ¿Necesidad de asentar lo que es el escultismo?
    Coincido contigo en que la educación scout es lo más importante, y el resto son tonterías. Y si, el propio BP decia que le importaba un pepino que un scout no llevara uniforme, siempre y cuando cumpliera sus deberes, fuera fiel a su ley y promesa… pero también decia que todo scout que se siente orgulloso de serlo llevará su uniforme siempre que le sea posible. El hábito no hace al monje… pero se siente feliz de poder llevarlo… ¿no?

    Oye, que se me han acabado las migas… nos vemos en el Laso en un rato 😉

  • Solo decir una cosa, antes que nada, saludos para todos y respeto a sus comentarios.
    Les cuento, en un momento quise ser submarinista de estos de las plataformas petroleras del Norte. Pedí información, en esos tiempos ya dirigía o me dirigían, una tropa de más de 60 scouts con apenas dieciocho años; pero scouts en todo lo erróneamente ahora llamado “tradicional”.
    Bueno a lo del submarinismo. Recuerdo que te ofrecían formación y contrato por 30 x 30 días de labor y jubilación a los 45 años, al menos en ese trabajo y yo contento con querer hacerlo, no por la edad de la jubilación, sino porque quería meter mi cuerpo en más de los 40 metros standar del bueceo máximo tradicional recreativo con botella (recomendable y permitido). Como ya verán no lo realice, pero si aprendí por los folletos y más que me mandaban vía email ordinario, en esos tiempos poco de lo digital, que si quería ser un buzo de profundidades debía de cumplir con una serie de mil normas y leyes, así como entrenamiento al fin de poder conseguir el objetivo.
    Seguí siendo scouter y me di cuenta que si hubiera podido ser buzo de las petroleras del norte, los que reparan todo tipo de cosas a gran profundidad, hubiera tenido en primer lugar que usar el equipo que utilizan, sus normas, su entrenamiento, sus máximas y todo lo demás.
    Seguí siendo scouter y entendí, que si alguien quiere ser lo que se es en una actividad, muy especial, no puede ir por ahí cambiando cosas básicas que la hacen justamente especial, necesarias y elementales. Ya me veía yo, sino, con mi bañador de los veranos y las botellas de gas especial (son diferentes a los del buceo turístico o de recreación) a 100 metros o más y diciendo que el proceso de descompresión era solo para los gilis del equipo y yo a lo mio, saliendo a superficie lleno de nitrogeno y por consecuencia no escribiendo estas palabras.
    Entendí que ser scout y Scouter, es ser “scout”……con su brujulita, sus nuditos, su ley, promesa, sistema de patrullas y demás. Y si no, y quería compartir con niños y jóvenes actividades de formación, existían mil opciones.
    Por ello me siento orgulloso de mantener el escultimo como va, camisa, insignias, plan de adelanto, nudos, brújula, cocina sin utensilios o más……Es que soy scout. Para otras cosas también hubiera podido pedir información de varias universidades, para saber que tenia que hacer para ser….profesor.
    Durin, un abrazo, Buena Caza y largas Lunas…..A la Luz del fuego.

  • Martín, gracias por el comentario 🙂
    Otro abrazo para ti!

  • Si y no.
    Si, creo que tienes razón en que parte del misticismo se pierde pero los cursos de formación tienen un objetivo muy concreto, cada uno el suyo, y se entiende que quien llega ya lleva incorporado, de serie la espiritualidad scout. También es cierto que hay formas y formas de hacer los cursos scouts.
    Si, creo que tienes razón en algo que no dices pero se intuye: Las grandes asociaciones scouts españolas carecen de una buena política de retención de recursos adultos. Y no tiene nada que ver con que sean OMMS. Quien se queda normalmente suele ser porque tiene tiempo (no porque esté capacitado), el que asume responsabilidades es porque lo conocemos todos desde hace tiempo (y no porque esté capacitado), incluso a veces el que da cursos es porque no tiene nada mejor que hacer (y no está capacitado ni de coña!).

    Y no. Desgraciadamente no hay nada más español que arreglar el mundo alrededor de un café o de una cerveza. Si me dieran un tronco por cada debate en pro de la mejoría del Escultismo que he escuchado en mi vida podría levantar la mayor construcción scout que jamás se ha visto…
    No quiero poner el foco en nadie pero podría enlazar aquí y ahora diversas conferencias en la que gente que jamás movió un dedo por el movimiento (simplemente se conformaron con estar en más reuniones que nadie y así “ascendieron”) nos da a todos lecciones sobre un Escultismo mejor. Decir “yo lo hubiera hecho mejor” es algo muy nuestro, arremangarse la camisa y ponerse es otra cuestión muy distinta.

    Así que para termina mi “rollo patatero” sólo me queda desearte, hermano Durin, que la gente que comió migas contigo no sean de esos scouts de palabrita pero lumbago cuando hay que trabajar, y que podáis sacar adelante este hermoso proyecto que os habéis planteado.

  • Hermanito Darzee,

    El espiritu scout,  como antes el valor en el servicio militar,  se le supone a quien se embarca en la formación IM.  La gran mayoría de los asistentes a los cursos de formación lo hacen por mutuo propio,  pero hay un porcentaje que lo hacen porque se ven presionados por el kraal o por la necesidad de titulación.  Ahora bien,  quien se encuentre en esa última situación,  que se plantee porque esta en el escultismo y no en ocio y tiempo libre.  No se tu,  pero yo he visto casos así.

    Homogeneidad.  Seria el concepto básico para la formación IM,  dentro de la flexibilidad que supone el escultismo.  Como bien dices,  no todo el mundo es un buen formador.  Puedes ser muy bueno tocando el clarinete,  pero no por eso debes ser un buen profesor de clarinete. 

    Motivación.  Si,  eres muy bueno enseñando a tocar el clarinete….  Pero no estas motivado para hacerlo… Es mejor que no enseñes,  porque tus alumnos tocarán de forma triste y sin brío.

    Recursos humanos adultos.  Aun,  a estas alturas,  se sigue pensando que el kraal se nutre de rovers…. Llegando incluso a cortar la progresion de los mismos "por necesidad del grupo"…  Y la necesidad del rover?  Si se le pone un" guiaburros" solo verá que su servicio es bueno dentro del escultismo…  Cuando este es el medio que debe permitirle ver el mundo exterior…  Un kraal,  una asociacion,  debe gestionar la captación de recursos humanos adultos sin perjuicio de la formacion de sus scouts.  Hacer servicio en el escultismo es una opción, no una obligación.

    Recordemos siempre que ser scout es una opción.  A nadie se le obliga serlo.  Las puertas están siempre abiertas para entrar y para salir.  Y más cuando es un adulto con funciones de scouter,  que sacrifica su tiempo y mucho más (lo de las dos horas a la semana es un mito,  todos lo sabemos)  Pero si hay un compromiso,  se debe exigir responsabilidad en el mismo.

    Darzee,  no te confundas,  el proyecto en el que me encuentro vinculado comenzó a cocer en 2012.  Y si,  puedo decirte que a fuego lento esta cociendo. 

    Nota anexa: en ese "migas & scouting"  había personas con vinculaciones en ASDE,  MSC,  AISG,  SBPE,  SCE,  FSE,  ASIM,…  Algunos han pasado por cargos ejecutivos en algunas asociaciones,  otros no pero con largo recorrido en el escultismo.  Ninguno con efecto YOIGO "verdad verdadera",  pero todos con una línea de pensamiento similar,  dentro de la diferencia.

  • Respecto al enlace que compartes, que no había tenido el gusto de ver y el comentario de la formación activa de responsables scouts. Si, estoy de acuerdo contigo en el hecho de que, por desgracia, lo que nació como una formación activa (esos cursos Gilwell de las primeras hornadas), con el fin de transportar los conocimientos prácticos a los scouts, se ha convertido en un “bla bla bla bla” eterno…

    Recientemente he estado en formación WB de WFIS Europa. Soy IM OMMS, mi formación comenzó en 1996 y terminó en 2006 (naaa, sin prisaaaa… en serio, estuve fuera del escultismo durante varios años). En ese espacio de tiempo vi cómo la formación práctica iba decreciendo, hasta ser mayor el porcentaje de teoría que de práctica. En este curso IM WFIS, un campamento de 6 días (con contenidos para 7, con lo cual no había tiempo que perder) puedo decir que el 85% de los contenidos han sido prácticos, y con bastante profundidad en los mismos.

    No digo, con esto, que una formación sea mejor que otra… Todo depende de los objetivos marcados por las Escuelas IM, pero si que es incoherente que se defienda “la educación por la acción” y al final se haga “escultismo de salón”, o en el peor de los casos “escultismo de internet” (postureo scout mode ON)

Añade un Comentario