El secreto del escultismo

1351117En cierta ocasión le preguntaron al viejo Jefe cuál era el secreto del éxito del escultismo entre los chicos británicos (os recuerdo que en sólo 2 años ya habían más de 100.000 participando en él).

Su respuesta fue muy reveladora: pensaba que el principal atractivo no estaba en la superficie sino en el espíritu del movimiento, y que la llave de dicho espíritu se encontraba en el misterio y la aventura del “arte de vivir en los bosques” (woodcraft) y el conocimiento de la naturaleza.

Y es que, como él decía, en todo muchacho (incluso en cualquier hombre) se encuentra esa atracción por la llamada de lo salvaje, de la libertad, incluso en estos tiempos tan materialistas.

“Quizá sea un instinto primitivo…pero ahí está. Con esa llave se puede abrir esa gran puerta y llevar aire fresco y nueva luz a las vidas de muchos.

Tengo el temor de que a nuestro Movimiento scout se logre filtrar una clase de ‘escultismo sintético’ en lugar del escultismo natural que está descrito en nuestro “Escultismo para Muchachos”.

descargaEs por ello que deseo recomendar encarecidamente a los comisionados de distrito que estén muy atentos a observar esto en el curso de sus inspecciones, corrigiéndolo en donde lo vean aparecer.

Por ‘escultismo sintético’ me refiero a un escultismo obscurecido que disfraza su forma natural y espontánea con reglas y literatura instructiva excesivas, tendiendo a hacer de él una ciencia para el Scouter y un plan académico para los muchachos, alejándolo de lo que originalmente era y DEBE SEGUIR SIENDO.”

Algunos argumentan que los jóvenes de ahora son diferentes, que los tiempos han cambiado. Pero ese mismo argumento NO es nada nuevo. Se ha esgrimido constantemente desde los inicios del escultismo. Por eso, de 1st-class04cuando en cuando, el fundador y los equipos de formadores (también tras la muerte de BP) se vieron obligados a escribir sobre ello para volver a aclarar los conceptos (tal y como podéis adivinar por los mismos textos que os vengo adjuntando).

Porque ese deseo de aventura es atemporal. Se encuentra en los chicos de todo tiempo y lugar:

“El espíritu de aventura es inherente a casi todo muchacho, pero se le hace muy difícil encontrarla en una ciudad atestada de gente” (‘The Scouter’, 1932)

“El escultismo no es una ciencia para ser estudiada solemnemente, tampoco una colección de doctrinas y textos. Es un alegre juego al aire libre, donde hombres-niños y muchachos pueden correr aventuras juntos, como hermanos mayores y menores, adquiriendo salud y felicidad, habilidad manual y espíritu de servicio. (“The scouter”, 1931).

bpoutlook10

Hay quienes argumentan que a los chicos ya no les gustan tanto las actividades al aire libre.
Lógico. Prefieren las consolas, sus ordenadores y sus móviles, que es lo que dominan.

Pero en su fuero interno siguen anhelando esa aventura. Lo llevan en el ADN, pero hoy en día le dan salida mediante esos juegos de acción digitales y que tienen tanto éxito.

otra fogata scoutEl ambiente que rodea a nuestros jóvenes hace que no estén acostumbrados a desenvolverse al aire libre con comodidad, pero es nuestra obligación darles a conocer todas las posibilidades que ofrece, y lograr que lleguen a apreciar las maravillas naturales.

Para ello es fundamental que sepamos jugar bien el juego y plantearlo de una manera que les resulte interesante e irresistible. Nada de rollos académicos ni aroma de santidad. Nada de ambientes asépticos y protocolos predecibles. De juegos y más juegos que no tienen que ver con el marco simbólico. Al contrario, el secreto está en la aventura, la emoción, el misterio, las sorpresas…dentro de nuestro marco genuino. Y especialmente en el Sistema de patrullas, en el que los adultos somos sólo el hermano mayor que supervisa, inspira y motiva.

El secreto está en ese espíritu de conjunto. Ese espíritu de grupo, ese orgullo de formar parte de esa tropa, de esa patrulla. Esas actividades de servicio en las que los chavales se sienten útiles y especiales, y que les aportan esa auto-estima y esa felicidad que perdura mucho más allá de la satisfacción efímera de una actividad puramente lúdica.

alrededor de la hoguera

Esa misma observación de que a algunos chavales no les gustan las actividades al aire libre ya se la hicieron a BP en su día. Y sus reflexiones os las comenté en otro artículo, pero las considero tan importantes que os las repetiré de nuevo:

El aire fresco es el secreto del éxito

“No hace mucho le pregunté a un Jefe de tropa de una gran ciudad cómo llevaba a cabo sus excursiones las tardes del sábado, si en el parque o en el campo. Me respondió que no hacían.

Yo le dije ¿Por qué no?

Y me respondió que porque a sus chicos les gustaba más reunirse en el local por las tardes.

¡Por supuesto que lo preferían!

Pobres pequeños, están acostumbrados a estar en lugares cerrados.
Eso es lo que queremos prevenir en los scouts, nuestro objetivo es apartarlos de esos lugares y lograr que la vida al aire libre les resulte atractiva.

Scouts-using-cellphones-at-jamboree

Queremos espacio libre, campos para nosotros, preferentemente campamentos permanentes fácilmente accesibles para los scouts.
Aunado a su gran propósito, dichos campos deben contar con un doble valor. Deben ser centros de capacitación para monitores, donde puedan residir y recibir formación sobre campamentos, conocimiento de la naturaleza y todo aquello que logre mostrar ese espíritu de la vida al aire libre: la hermandad de los bosques.acampe 1 (12)

Ese es el objetivo real del Escultismo y la clave de su éxito

Nosotros no somos un grupo de tiempo libre ni una escuela dominical, sino una escuela para la vida en el campo. Debemos salir en busca del aire puro por la salud, por el bien del cuerpo y alma de nuestros chicos y adultos.”

Y entonces ¿por qué existe esa tendencia en muchos scouters a desarrollar tan pocas actividades en el campo y tantas en el local?

Algunos argumentan que por los costes, pero no me parece un argumento sólido. Sobre todo porque nuestras sociedades modernas son muchísimo más pudientes que las del siglo pasado, y si ellos eran capaces…

Me inclino más bien a pensar que muchos de nuestros scouters están estupendamente formados en programas lúdicos y de tiempo libre pero no tanto a la hora de desarrollar un programa scout completo. Quizá no se encuentran cómodos en ese medio y por eso lo evitan.

A todos ellos me gustaría hacerles llegar el siguiente texto:

“La esencia y el espíritu del Escultismo se centran en torno al fuego de campamento.

Hasta que los chicos no perciban la llamada de lo salvaje y la belleza de la tarea de Dios en la Naturaleza, mountain-reflected-cloudshasta que no hayan sentido el placer del humo de la hoguera en sus narices y la destreza que conllevan los trabajos manuales de los acampadores en las puntas de sus dedos…una Tropa de presuntos scouts son poco más que una pandilla uniformada.

Para los responsables que nunca lo han probado, el campamento supone un problema desconocido que puede estar lleno de peligros y dificultades, así que piensan que lo más inteligente es dejarlo estar.

No se da cuenta que las experiencias de otros ya le images (1)proporcionan tres cuartas partes del camino hacia el éxito.

Que las dificultades no son tan grandes si las comparamos con el entusiasmo y satisfacción que conlleva.

Que la vida al aire libre, cara a cara con la Naturaleza, puede proporcionar el mayor impulso al espíritu del joven.

Que hasta que el scouter no se meta de lleno en la tarea y vaya de excursión y acampada con sus chicos, se estará perdiendo la palanca mediante la que puede en pocos días cambiar la mentalidad, incrementar la salud, y desarrollar el carácter de cada uno de ellos de una manera que no podría conseguirse en meses de trabajo en el local. (Prólogo de Baden-Powell a ‘El libro de campamento para scouts’, 1930)

el fuego de campamento

Creo que sobran más palabras.

La clave para jugar el juego es bien sencilla. Y no se trata de coger sólo lo antiguo (ya habéis visto que antes cometían los mismos errores y por eso existe tanta literatura al respecto), sino de combinar todo lo que nos sirve en un perfecto EQUILIBRIO.

Comparte con otros... Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter4Print this pageEmail this to someone

4 Respuestas a “El secreto del escultismo”


  • Hace algunos años me hice cargo de una Unidad Esculta. Chicas y chicos estaban acostumbrados a actividades más sedentarias, más urbanitas pero cuando les abrí la posibilidad de realizar sus propias construcciones de campamento, de ser autónomos en la preparación y realización de sus actividades los chicos no sólo aceptaron sino que me adelantaron Francamente en sus proyectos e iniciativas. De hacer una acampada al trimestre pasamos a una por mes del año (incluyendo julio, agosto y septiembre). Los vivacs, las plataformas elevadas, las grandes construcciones se volvieron habituales. La autonomía de los muchachos fue tal que dejamos completamente de lado los “coches de apoyo” que cargan el material y pasamos a organizarnos de forma a llevar todo lo necesario sobre nuestros propios hombros.
    Y todo ello sin dejar de ser adolescentes con sus manías, sus móviles, sus “pavo”, sus preocupaciones sobre sexo, padres, novios/as, política, estudios…

  • Juan J Pérez-Gato legendario

    Y la pregunta del millón es…¿mejoraron la asistencia, iniciativa, el entusiasmo en las actividades y el número de chicos en la unidad? ¿Y cuál fue tu impresión sobre ese cambio? ¿si lo comparas con lo que hacían antes…dirías que los chicos habían aprendido algo, que habían crecido?

  • Los chicos apreciaron tanto el cambio que el día que no fuimos capaces de continuar con ese ritmo la asistencia cayó y con ella el entusiasmo de los chavales.

  • Los cambios en el escultismo no han sido casuales, sino políticos, muchas veces definidos desde la comodidad de las grandes urbes a partir de realizar actividades en patios de baldozas y cerámicas.
    el otro día los Raiders (14 a 17 hrs) de agua de Oro (en mi vista a la provincia de Cordoba) contabann a los asambleistes su participacion en una competencia (no scout) de tres días donde caminaron 90 kilometros en 3 tramos, en las sierras hasta llegar a un lugar escondidisimo… todo con mapas, brujula y lo comun que se lleva a un campamento.
    Ellos pensaban que habian salido ultimos y ganaron la competencia, el segundo llego 2,5 horas por detras y no eran gente que desconocía, sino senderistas y montañistas que hacen eso continuamente… la felicidad de esos pibes, el como trabajaron el sistema de patrullas donde cada uno tenia una responsabilidad distinta, la autonomía que se nota tienen, habla a las claras de cual es el escultismo que sigue sirviendo…

Añade un Comentario