Scouts: aprendiendo a ver la naturaleza

scouts-stalking350x231En el pasado artículo os traje unas palabras del viejo Jefe en las que comentaba que para que a los chicos comience a interesarles el mundo natural…hay que sacarlos y educarlos en su observación.

Eso no es algo que se logre de la noche al día, ni tampoco lo ven igual todos los chavales. Algunos parecen llevarlo en la sangre y están deseosos desde el primer momento, pero otros (en especial los más mayores y que no se han formado en nuestras bases) lo ven como algo extraño e incómodo y por lo tanto nuestro reto para acercarlos a ese mundo será mucho mayor.

Pero los beneficios que obtendremos de ese esfuerzo no tendrán parangón.
Por ejemplo los obtenidos desde un punto de vista más profundo, en el que el gran objetivo de ese estudio de la naturaleza sería desarrollar una comprensión del Creador, e infundir en los jóvenes el sentido de la belleza de la naturaleza. Como decía Stanley White:5369987

“Una forma segura de obtener la sincera comprensión de Dios es a través del estudio de la naturaleza y a través de la práctica de las buenas acciones. A menudo el instruirlo en los detalles de la religión (que podrían atraer al adulto) tiene el efecto de aburrirlo o convertirlo en un mojigato. Porque la religión no se enseña: se inspira”.

Pero para enseñarles a ver la naturaleza hace falta motivarlos, transportarlos a un mundo de exploración, de aventura y sabiduría de pueblos ocultos. Es necesario que los scouters sean capaces de utilizar historias atractivas, revestir de misterio las actividades al aire libre e inducir el deseo de realizarlas.

Porque en el mundo actual muchos caminan sin observar, sin detenerse, como si hubiesen perdido la curiosidad innata.

Recuerdo que os comenté cómo un scouter norteamericano veía con amargura que durante las excursiones algunos no apartaban la vista de sus tablets y teléfonos salvo para hacer alguna foto. Pasaban por la vida de puntillas, sin fijarse.

Otro relataba cómo su niño, al que llevó de excursión a lo alto de una montaña, exclamó al llegar arriba: “¡Cuánto esfuerzo para ver una imagen de salvapantallas!”.

God-s-nature-god-the-creator-18227155-670-447

Y es que los scouters debemos trabajar mucho la capacidad de los muchachos de volver a ver, de observar.

descarga (1)La gente pasea sin ver nada, sin oír nada. Van por la montaña pendientes sólo de llegar a sus destinos predeterminados, con sus largos bastones de aluminio o sus bicis de montaña y aprecian la mitad de las cosas.

No ven el rastro de las ardillas en las piñas, los excrementos del conejo, la seta picoteada por los pajarillos, el canto del mito, el golpeteo del pito real, el aroma de la ajedrea, la telaraña brillando con el rocío…son incapaces de fijarse en nada más allá del camino que tienen delante o diferenciar los pinos.

Para ellos todo son árboles y todo son arbustos. Diferencian entre gorriones, águilas y poco más. Se pierden gran parte del camino.serpientemuda

Y además lo hacen con prisas. Su orgullo lo basan en hacer los recorridos en el mínimo tiempo posible…tiempo, tiempo, prisa, prisa, grabarlo todo en la cámara de la cabeza para colgar la “hazaña” en la red con espíritu vanidoso y como fuente de placer efímero.

Y sin embargo los scouts siempre han preferido la discreción y disfrutar de todo lo que la madre Naturaleza ha puesto a nuestro alcance. Mi frase favorita cuando veo tanta velocidad es:

Vi tantas liebres correr sin sentido…que decidí ser tortuga y apreciar el recorrido”

s4b2La observación es un hábito y el rastreo una herramienta estupenda para desarrollarlo. Pero requiere tiempo para saber, y conocimiento para deducir la información de lo observado, de los rastros, al más puro estilo CSI (cuyo interés no es cosa de ahora, siempre llamó la atención de los chicos, como el Sherlockholmismo).

Como decía BP : observar, razonar y deducir. Si se hacen un hábito es un paso muy grande en el desarrollo del carácter. En su capacidad de enfrentarse a las cosas con confianza y espíritu resolutivo.

Porque creo firmemente que:

god-in-nature“El hombre que es ciego ante las bellezas de la naturaleza ha perdido la mitad del placer de la vida” (‘Roverismo hacia el éxito’).

“No existe placer que se asemeje al de preparar tu propio alimento en tu pequeña fogata, en el bosque, al final del día, y ninguna fragancia como el aroma de ese fuego. No existe un panorama como el que observas desde tu refugio en la ladera del monte y no hay mejor descanso que el dormir al aire libre con una cálida manta o una buena capa de papel debajo”. (‘Roverismo hacia el éxito’).

En definitiva, tened claro que:

“La vida al aire libre es el verdadero objetivo del escultismo y la clave para su éxito. (‘Guía para el Jefe de Tropa’)

Comparte con otros... Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Print this pageEmail this to someone

0 Respuesta a “Scouts: aprendiendo a ver la naturaleza”


  • Ningún Comentario

Añade un Comentario