¿Por qué se van nuestros scouts? 10. La falta de cultura scout

normal_Dsc02111Y aquí estoy oooootra vez!!!

No sé si recordaréis que en el 5º capítulo de esta serie de artículos, al hablaros de si estábamos o no de moda, hice referencia a un aspecto fundamental desde el punto de vista del atractivo de cualquier producto: la exclusividad. Es decir, ofrecer algo que nadie más tenga.

En dicho artículo os dije que ampliaríamos este concepto y creo que una vez analizados todos los demás factores, ha llegado el momento de hacerlo. Y lo voy a hacer reproduciendo otra reflexión de Liam Morland referente a lo que él denomina “cultura scout”, y que viene a decir lo siguiente:

La cultura scout

“Si reunimos todos los datos parece claro que aquellas tropas con mejor tasa de retención de miembros son aquellas:

  • Relativamente grandes
  • Que son más activas (con muchas actividades al aire libre, especialmente acampadas y campamentos de verano)
  • En las que sus chicos se implican activamente en progresar y obtener insignias
  • En las que disfrutan de cierta autonomía (como a la hora de participar en la planificación o a la de preparar la comida)
  • Y que llevan con orgullo sus uniformes como confirmación de su identidad como scouts.

article-0-19963A35000005DC-491_468x462En definitiva, una tropa que hace la mayoría de cosas que diferencian al escultismo de las demás actividades. Una tropa que ha abrazado completamente la cultura scout, esto es, las actitudes, valores, normas y comportamientos que caracterizan al escultismo. Una cultura total y radicalmente centrada en los chavales a la hora de establecer su propuesta educativa (a diferencia de la educación convencional), y consistente en formar el carácter de los mismos.

Y es que los scouters, como pieza clave en el esquema, deben aprender la cultura scout. De hecho, los cursos de formación deberían ser momentos para la transmisión cultural, en lugar de enfocarse en técnicas específicas.

Los actuales cursos de Insignia de Madera prestan una gran cantidad de tiempo a la planificación del programa y enseñar la diferencia entre planes a corto, medio y largo plazo.

metodologia-scout-5-728Todo eso al más puro estilo de la cultura dominante, la de los negocios, donde todo debe ser cuantificado, pesado, medido y supervisado, en una forma que BP llamaba “escultismo sintético”…justo lo contrario de la cultura scout, que aboga por la autonomía como clave a la hora de educar en responsabilidad.

Si nos fijamos en la “Guía para el Jefe de Tropa”, que fue la base de la de formación durante muchos años, nos damos cuenta de que en ella no se dice nada acerca de la planificación de programas ni de técnicas, sino que incide en que los scouters aprendan los conceptos básicos de la cultura scout en su aproximación a los chicos.”

En fin. ¿Qué decir al respecto?

Pues que no puedo estar más de acuerdo con nuestro hermano canadiense. Ya os he argumentado esto mismo en muchas ocasiones. Creo que no debemos dejarnos cegar por las posibilidades de la tecnología y la comodidad puesto que éstas NO CONTRIBUYEN A SACAR LO MEJOR DE LOS CHICOS. Como creo que no debemos centrarnos excesivamente en divisiones y subdivisiones académicas del programa, ni en complicados esquemas psico-pedagógicos que sólo consiguen hastiar a los responsables.

FS_0711_SCOUTS_BELGIUM_12Debemos estar atentos, por lo tanto, en no abandonar nuestras señas de identidad, con las que nadie más compite. Siendo conscientes de que en un PC, o en una videoconsola, no se pueden experimentar las emociones que proporcionan las verdaderas salidas a la naturaleza y por lo tanto no supone una competencia real.

Procuremos implicar a los chavales en la aventura, dejémoslos mancharse, vivir la magia de una historia bajo la luz de las estrellas y evitemos las actividades entre cuatro paredes al estilo escolar.

Como decía el fundador, es imprescindible volver la mirada atrás y tratar de acordarse cómo se veían las cosas desde la perspectiva de la infancia y la juventud.

Y partir de ahí agudizar el ingenio para enseñarles todo un mundo de aventuras y emoción desde el que construir mejores ciudadanos y con más recursos. Pero siempre teniendo eso último en un segundo plano, de modo solapado, porque en sí mismo no es algo que llame la atención de los chavales. Es algo que captarán conforme lo vayan experimentando.

Y el próximo día… las conclusiones, con las que os prometo que termino, je,je.

Comparte con otros... Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Print this pageEmail this to someone

0 Respuesta a “¿Por qué se van nuestros scouts? 10. La falta de cultura scout”


  • Ningún Comentario

Añade un Comentario