¿Por qué se van nuestros scouts? 8. El tamaño de la Tropa y los cambios en las familias

Una semana más aquí me tenéis dispuesto a contaros algunas de las causas por las que los chavales dejan los scouts.

En el artículo de hoy comenzaremos por a analizar la importancia del tamaño de la Unidad en la retención.

El tamaño de la tropa

Somos animales gregarios, es un hecho. La prueba es que cuando un local comercial o de ocio están llenos de gente…acuden más personas irremediablemente.

PAY-Scouts
Los grupos numerosos parecen ofrecer algún tipo de atractivo más allá de la lógica del “algo tendrá”.

En una Unidad grande siempre existirá más posibilidad de relación entre los chicos. La amistad y la socialización son fundamentales en la experiencia de los muchachos, y está claro que puede ser un factor motivador, siempre y cuando exista una buena cohesión en el grupo.

Una de las virtudes de las tropas es precisamente la de proporcionar a los chicos un sentido de vida comunitaria y parece lógico pensar que una tropa grande llevará ventaja.

¿Confirman las cifras de retención este postulado?

Pues aunque nos parezca obvio que llevar a cabo un programa scout en una Tropa pequeña es más complicado, lo cierto es que no parece haber mucha correlación entre la retención y el tamaño, por lo menos estadísticamente hablando. Las cifras no muestran diferencias significativas en relación a este aspecto.

Entonces ¿da igual si la tropa es más o menos grande?

No. O por lo menos el sentido común nos dice que, aunque se puede trabajar bien y obtener buenos resultados (quizá con un mayor control de los chavales), nuestra aspiración debe ser la de hacer crecer a nuestras tropas.

Cub-Scouts-Playing-Games11

¿Por qué?

Por varias razones, a parte del esgrimido incremento de socialización. Por ejemplo, está claro que una tropa con pocos miembros tiene más difícil realizar cierto tipo de juegos y estimular la sana competencia entre patrullas.

Es por eso que BP consideraba que una tropa había de tener un mínimo de dos patrullas con 6 miembros cada una de ellas. La OMMS sugiere tropas de entre 24 y 48 miembros (4 a 8 patrullas).

Además, una Tropa pequeña también supone un costo mayor, puesto que todos los gastos fijos (por ejemplo en desplazamientos o el material común) se dividen entre un número menor de participantes.

¿Y qué les gusta a los chavales?

Pues a ellos les gusta pertenecer a algo grande. Es como si les proporcionase algún tipo de orgullo el formar parte de algo que muchos otros también desean.

Por todo ello resulta lógico pensar que, aunque no sea demasiado significativo su efecto, las Tropas mayores necesariamente cuentan con ventajas, siempre y cuando no acaben siendo tan grandes que supongan una dificultad añadida a la hora de su manejo.

En todo caso merece la pena analizar de modo particular el por qué una tropa tiene pocos miembros, de modo que si se trata de algún tipo de deficiencia a la hora de desarrollar el programa pueda corregirse y de ese modo no perpetuar el problema.

La familia

Family-cut-up-495x341Además de los propios cambios que experimentan los chicos (y de los que también os hablé en el artículo anterior), existen otro tipo de cambios: los referentes a su situación familiar.

Las separaciones de los padres, la llegada de nuevos hermanos, los cambios en la situación laboral paterna, los traslados familiares…todos son factores que sobrevienen en la vida de los chavales y los puede hacer abandonar. Ante ellos sólo nos queda la Moving-Graphic-Summercomprensión, la flexibilidad o la recomendación de algún otro grupo en caso de mudanza o traslado familiar.

El de los padres es un factor a valorar de difícil cuantificación.
Todos hemos conocido padres muy implicados que nos lo hacen todo más fácil. Y también a aquellos que nos consideran poco más que una especie de “guardería” donde dejar a los pequeños durante algunas horas para poder disfrutar de algo de libertad y cuya participación es más bien nula.

O padres sobreprotectores a los que les gusta controlar todo lo que hacen sus hijos. Por supuesto que la última palabra siempre la tienen ellos y si no les convence, o les da miedo separarse de sus retoños, no nos lo van a poner fácil a la hora de su ingreso o su continuidad.

SOBREPROTECCIÓN-Y-AGRESIVIDAD-INFANTIL-TERRASSA-BARCELONA

En los más pequeños la implicación paterna puede ser muy importante pero, como ya reflejé en otro artículo de la serie, el exceso de interés puede llevar a algunos de sus hijos mayores a experimentar un cierto rechazo.

SCMayJune13_HomesickTambién ese exceso de atención puede resultar un inconveniente a la hora de la convivencia durante los campamentos, no siendo extraño el encontrarnos a chicos que desean marcharse por “nostalgia familiar”. Esa situación es difícil de manejar y les conduce a querer irse en campamentos (morriña). Y si los chicos se marchan…muchas veces ya no vuelven, bien por vergüenza o bien por miedo (o sus padres no les dejan tras la experiencia).

Convendría llevar a cabo una labor preventiva al respecto, mediante una charla sincera homesick-scoutscon los padres, tratando de que éstos no envíen mensajes contraproducentes a sus retoños. Por ejemplo, evitar decirles que si no lo pasan bien pueden volver a casa  (predispone a los chicos), o transmitiéndoles ansiedad por su bienestar o su seguridad (ansiedad que seguro captarán sus hijos), o saturarlos de mensajes bienintencionados de “lo que te voy a echar de menos”. 

Estos mensajes también pueden llegar negativamente a los chicos mediante el correo o el teléfono (aparte de que estamos intentando trabajar la auto-confianza y capacidad de independencia de los chicos, entre otras cosas, y la actitud de estar permanentemente en contacto con los retoños no me parece precisamente algo que favorezca nuestra labor).

En todo caso es un asunto que requiere un abordaje cuidadoso, comprensivo, y la colaboración de padres, compañeros y responsables.

La próxima semana seguiremos con otros factores que influyen en la retención.

Hasta entonces.

Comparte con otros... Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Print this pageEmail this to someone

0 Respuesta a “¿Por qué se van nuestros scouts? 8. El tamaño de la Tropa y los cambios en las familias”


  • Ningún Comentario

Añade un Comentario