¿Por qué se van nuestros scouts? 6. La competencia y los cambios de los propios chicos.

Activities-leisures-spare-time-what-to-do-free-86240719095_xlargeYa estoy aquí de nuevo con ganas de daros un poco la paliza, como cada semana, je,je.

Seguiremos analizando hoy un par de factores que hacen que nuestros chicos dejen los scouts.

La competencia de otras formas de tiempo libre

Este es uno de los argumentos más socorridos de todo tiempo y lugar.

Resulta obvio que la competencia de otro tipo de actividades ha ido incrementándose con el paso de los años. Ya en los años 30 se quejaban de ello con la aparición de la radio comercial o de la extensión del cine y los espectáculos deportivos (ya os conté algo en este artículo de “La Roca”).

Por supuesto que existen otras aficiones, esencialmente relacionadas con las nuevas tecnologías (entre las que destacan los videojuegos “on line”) y con los deportes, que pueden demandar un tiempo que lo hacen incompatible con nuestro programa.

Addicted-to-Video-Games-517x268-2013-01-15

Incluso nuestras actividades “estrella” más clásicas, como el tradicional Campamento de Verano, cuentan en la actualidad con multitud de competidoras. Las empresas de Tiempo Libre y de Aventura ofrecen campamentos más cómodos y lujosos, que no demandan esfuerzo alguno y en los que todo es diversión. Las actividades deportivas y de aventura (tenis, vela, surf, quads, tiro con arco, tirolinas, caballos, bicicletas de montaña…) son su plato fuerte.

AVENTURA Y TIEMPO LIBREEn estas actividades, a diferencia de las nuestras, no es necesario cooperar con los demás de modo entusiasta sin obtener un beneficio inmediato. Simplemente se busca diversión al 100% y sin el trabajo e inconveniencias que supone nuestro modo de operar (y por supuesto de ese modo no son capaces de sacar lo mejor de ellos).

Y para complicar la cosa… muchas de estas actividades cuentan con ayudas de carácter público, es decir que están organizadas por empresas financiadas o subvencionadas por la administración, por lo que su costo puede llegar a ser inferior al nuestro.

Está claro que a muchos chicos les resultará más atractivo en principio más diversión con menos esfuerzo. A este respecto nuestro reto consiste en saber ofrecer algo verdaderamente exclusivo y diferenciado. Algo que, como siempre repito, se halla en nuestro marco simbólico único y nuestra “cultura scout”: actividades de exploración y supervivencia en el medio natural, un fuerte sistema de patrullas, una progresión motivadora, unos scouters con papel de “hermano mayor”, potenciación del orgullo y el espíritu scout dentro de las tropas, etc.

Bien, pero…

…¿y sus padres? ¿qué piensan los padres que merece más la pena?

Los datos de los estudios parecen claros: la imagen que tienen sobre nosotros, una vez que cuentan con hijos dentro de la asociación (siempre que ésta posea una buena organización y un buen equipo de scouters), es que somos una opción muy positiva.

Sin embargo sigue existiendo desconocimiento sobre todo lo que puede aportar el programa en cuanto al desarrollo de la autonomía, responsabilidad, confianza, recursos, carácter altruista... lo que denota que quizá no dedicamos el tiempo o esfuerzo necesarios para comunicarlo.

74812_990x742-cb1387828202De hecho muchos piensan que otras actividades pueden resultar más importantes para sus retoños y prefieren que utilicen el tiempo en ellas. La oferta es enorme, desde clubs juveniles a centenares de actividades deportivas, pasando por actividades musicales o artísticas, y aunque los chicos no van a ir a los scouts porque se lo digan sus padres lo cierto es que si ellos no lo ven claro… los chicos se verán inducidos a elegir la opción que deseen éstos.

En todo caso debemos aceptar que los chicos de hoy tienen más opciones y ello multiplica sus intereses. Y quizá nuestra actitud para con otros hobbies deba empezar por dejar de verlos como una competencia. Quizá lo más inteligente sea procurar ser flexibles, intentando que los chicos puedan compaginar sus aficiones (la mayoría de las veces deportivas) con los scouts, y centrarnos en ofrecer un programa más atractivo teniendo en cuenta las consideraciones que estamos contemplando en estos artículos.

grosvenor-7Eso sí, hacerlo más atractivo no implica copiar las actividades al más puro estilo multiaventura. Porque, aunque sí se puedan incorporar como complemento en momentos concretos, no son actividades correspondientes a nuestro marco simbólico, ni desarrollan los recursos como lo hacen las más clásicas .

Como siempre me gusta destacar: no se trata de hacer las cosas fáciles o usar artefactos tecnológicos actuales, y no porque seamos unos “amish” o unos retrógrados, sino porque eso no lleva a los chicos al punto en el que necesitan colaborar entre ellos, esforzarse y dar lo mejor de sí, porque esa es realmente nuestra labor: sacar lo mejor de los chicos y formar su carácter para que puedan descubrir la felicidad en el trabajo bien hecho y el servicio a los demás.

Procesos de cambios naturales en los chicos 

Ya os comenté que todos cambiamos a lo largo de nuestras vidas, pero además es que durante los años de desarrollo estos cambios son muy marcados.

money-as-you-growAsí, al llegar a cierta edad (13-15) son muy evidentes: físico, mental, nuevos ciclos escolares, amigos e intereses. Los chicos sienten necesidad de explorar nuevas cosas en sus vidas y eso es lógico. Sobre todo porque perciben la presión de su entorno de amistades y compañeros.

Muchos comienzan a sentir la necesidad de un cambio tras haber pasado algunos años en el movimiento. 

Sí, es normal. No debería extrañarnos que con el tiempo muchos jóvenes puedan considerar que el escultismo es algo para los más pequeños (sería interesante valorar si el hecho de que los chicos accedan cada vez más jóvenes puede perjudicarnos, ya que pueden saturarse y no llegar a etapas en las que nuestra influencia pudiese ser más importante).

Y es que conforme crecen la vida les demanda cada vez más tiempo para sus estudios, para las actividades extraescolares…y sobre todo para socializar con su entorno. En su vida aparecen nuevos amigos, mientras que algunos de los que tenían en nuestros grupos se han marchado, y descubren nuevas diversiones y actividades de ocio que ahora considerarán más importantes: fiestas, música, deportes, etc.

Nuestra actitud ante ello no puede ser otra que la de comprensión y la de ofrecerles programas adaptados a esa necesidad de cambios. A veces incluso sin posiciones preconcebidas en cuanto a edades, pues cada chico es único y su grado de madurez también. No lo pueden establecer las estadísticas.

En todo caso el próximo día os comentaré algo más a este respecto.

Hasta entonces.

Comparte con otros... Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Print this pageEmail this to someone

0 Respuesta a “¿Por qué se van nuestros scouts? 6. La competencia y los cambios de los propios chicos.”


  • Ningún Comentario

Añade un Comentario