¿Por qué se van nuestros scouts? 1. El problema

scoutsaus-stats-3-w640Os comentaba el otro día que el problema de la retención de los chicos dentro de nuestro programa no es algo nuevo. También en los primeros años, cuando sólo existía la Tropa, los chicos permanecían un cierto tiempo… y luego se marchaban.

¿Por qué?

Pues porque conforme crecemos…cambiamos, y del mismo modo cambian nuestros intereses y prioridades. En aquellos tiempos la competencia de otros entretenimientos y aficiones era menor (pero existía, y por supuesto que algunos chicos abandonaban por ello), pero lo que sí era muy similar era la evolución en la manera de pensar de los chicos.

¿A qué te refieres?

Pues a que los chavales más mayores no sentían demasiado agrado a la hora de compartir su tiempo con otros más pequeños, y a que las actividades que antes les parecieron irresistibles se empezaron a tornar rutinarias y sin emoción.

Por supuesto que seguirían disfrutando de la camaradería, del gozo de la vida al aire libre o de la sensación de satisfacción que experimenta uno cuando realiza un acto de entrega o servicio a los demás. Sin embargo aparecen también necesidades distintas, de escarceos con el otro sexo, mayores responsabilidades académicas (o laborales en su caso, recordemos que los chicos antes trabajaban a edades muy tempranas y sin embargo permanecían en la tropa hasta los 17 o incluso más), etc.

La aparición de Lobatos y Rovers dio un mayor dinamismo al movimiento y se crearon programas específicos a cada rango de edad, más ajustados a sus intereses, pero no resolvió el problema de la Tropa.

5qo7f-raiders_scouts_1955Resultaba evidente que el rango de edad era excesivamente amplio (tened en cuenta que antes los chavales estaban en la rama scout aproximadamente desde los 11 a los 17 años) y por ello, en tiempos más cercanos, se crearon ramas intermedias como los Raiders (o Escultas, Pioneros, Caminantes o Venture según la asociación), para chicos mayores de 14.

Y al hacerlo se constató algo que ya se suponía: que la mayoría de los scouts pertenecían al rango de edad más bajo, el de 12 a 14 años. La diferencia existente entre los chicos mayores y los que acaban de llegar a tropa, unida a los cambios que experimentaban, parecían ser una de las causas principales en la pérdida de miembros.

Con la creación más reciente del programa Castores muchos pensaron que dicha Unidad supondría una compensación, una fuente de nuevos miembros que seguirían su progresión por el resto de ramas, pero la realidad no fue esa. Por supuesto que hubo un incremento global de las cifras iniciales pero no se reflejó un incremento significativo en lobatos ni scout, lo cual indica que los chicos llegaban más jóvenes al movimiento… pero eso no hace que ingresen nuevos jóvenes.

Cub-Scout-webcasts

Pero no sólo cambian los chicos conforme se hacen mayores. La sociedad en la que se desenvuelven también lo hace. Se producen cambios políticos, económicos, sociales, tecnológicos, legales e incluso medioambientales, y todos ellos van a tener algún tipo de influencia en los chavales y en su forma de percibir las cosas, o les va a condicionar el tipo de actividades que pueden o no realizar, o la facilidad para hacerlo.

Y ¿podemos hacer algo para evitarlo?

Pues sí. Podemos tratar de proporcionarles un programa que satisfaga sus necesidades, pero precisamente de eso iremos hablando en estos artículos.

Entonces, si hay tantas pérdidas…¿hay menos scouts ahora?

No.

Ya os conté en el artículo de introducción que las cifras globales son mayores que nunca, pero que engañan. Llegan muchos chicos a nuestro movimiento pero permanecen escaso tiempo y eso puede hacer que obtengan poco de él.
Por ejemplo, el estudio mencionado de Liam Morland sobre la Tropa Scout pone de manifiesto que, en Canadá, de cada dos scouts que ingresan sólo uno llega al tercer año.

Eagle-Scout-percentage-2014

Y si nos fijamos en los estudios estadísticos de los BSA, en los tres primeros meses tras el ingreso en los Tiger (la Unidad menor de los norteamericanos) se marchan el 50% de los chicos.
newscoutEsos mismos datos norteamericanos indican que los Lobatos (o Cubs) también pierden el 50% si encuentran sus problemas específicos. Y lo mismo ocurre con un tercio de los chicos que llegan a Tropa: se marcharán antes de cumplir su primer año.

Con esos hechos no es de extrañar que sólo el 3% de los que entran en el movimiento en tierras estadounidenses consiga llegar a la progresión más alta, que allí es la de Eagle Scout.

Desde luego que los problemas de cada Unidad son diferentes. Por ejemplo, en los chicos más pequeños los motivos esgrimidos por los papás o los chicos eran fundamentalmente dos:

  • Uno referente a la primera impresión, en la que percibían una cierta desorganización o mala dirección.
  • Un Programa aburrido o irrelevante.

Boy-ScoutsEn Manada los estudios de retención encuentran conceptos como la estabilidad en los dirigentes, siendo muy negativos los cambios frecuentes (anuales en ocasiones) de responsables (3 años parece ser la cifra adecuada, lo que obliga a elegir bien y alguien realmente implicado).

La planificación temprana y la colaboración paterna también son fundamentales en las unidades menores. Y por supuesto que un programa divertido y sorprendente (las actividades manuales enganchan y añaden entusiasmo), adaptado a chicos de su edad, y evitando la excesiva rigidez o seriedad (hay que saber reírse de uno mismo) parecen ser los aspectos clave.

130616539__423738c¿Y las chicas? ¿También tienen los mismos problemas las Guías?

Pues los datos de los estudios de la Asociación Mundial de Muchachas Guías y Guías Scout (WAGGGS) a nivel mundial indican que la permanencia media de los miembros ronda los 2-4 años.

En todo caso, para esta serie de artículos me referiré a la retención en la Unidad de Tropa Scout, que es la más analizada debido al declive relativo que ha experimentado y a que siempre ha sido el “alma mater” del Movimiento.

No os mareo más por hoy. Os emplazo a la próxima semana si os interesa seguir escudriñando lo que hay detrás de la marcha de nuestros scouts.

Comparte con otros... Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Print this pageEmail this to someone

2 Respuestas a “¿Por qué se van nuestros scouts? 1. El problema”


  • ¿Por que se van?

    Pues porque se aburren

    ¿Por que se aburren?

    Actividades monótonas, poco interesantes o estimulantes

    El problema es ¿como hago actividades interesantes y llamativas, y claro esta con un presupuesto ridiculo?

    Pues esa es la película…

    Ya hable en varias ocasión de los manuales que habían sacado en el Reino Unido, del Pionera Activity pack, del Woodcraft space craft de los Belgas, de la totin chip de BSA, etc…

    Pero si miramos los manuales que han sacado las grandes federaciones españolas y vemos cosas tan llamativas como:

    Comentar un poema
    Hacer un trabajo en casa sobre un tema y ponerle en común en la reunión
    Análisis del consumo en fechas navideñas

    Que no digo yo que este mal, pero se parece mucho a estar en clase o a esa ” Sociedad para la propagación de los atributos morales” que decía BP

  • Juan J Pérez-Gato legendario SPAIN

    Bueno sí, el aburrimiento es uno de los motivos, aunque yo más bien lo englobaría en algo mayor: NO SATISFACEMOS LAS NECESIDADES DE LOS CHICOS, y no sólo las de emoción y aventura.
    En todo caso vamos a analizarlo un poco más en profundidad y trataremos de establecer directrices sencillas que nos ayuden a mejorar este aspecto…a lo largo de 11 capítulos. Espero que no se os haga demasiado pesado.
    Un apretón de zurda.

Añade un Comentario